El Papa concede indulgencia a quien visite esta capillita en la CDMX

La indulgencia ha sido concedida con motivo de los 100 años de la fundación del Instituto de Hermanas Catequistas de María Santísima.
Mons. Enrique Samaniego en la Capilla de la Virgen fiel, en la Ciudad de México
Mons. Enrique Samaniego en la Capilla de la Virgen fiel, en la Ciudad de México

En la colonia San Felipe de Jesús, alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México, se encuentra una de las casas de las Hermanas Catequistas de María Santísima de la Orden de San Benito, una vivienda antigua en cuyo segundo piso hay una pequeña capilla consagrada a la Virgen Fiel.

Por la fachada de la casa, nadie imaginaría que dentro de ésta se encuentra dicha capilla, y mucho menos que el Papa Francisco ha otorgado la indulgencia plenaria a quien la visite y haga un acto de piedad.

Y es que, con motivo del Año Jubilar como preparación para el centenario del Instituto de Hermanas Catequistas de María Santísima, fundado por la sierva de Dios, Madre Eugenia de la Santísima Trinidad González Lafón, el obispo de Querétaro, Fidencio López Plaza, solicitó al Santo Padre conceder esta gracia en 10 iglesias de México, Perú e Italia, entre ellas esta pequeña capilla.


Condiciones para la ganar la indulgencia plenaria

De acuerdo con el decreto, el año jubilar inició el día 27 de diciembre de 2021 y concluirá el mismo día de este 2022.

 

Para ganar la indulgencia plenaria es necesaria la confesión sacramental, visitar devotamente la Capilla de la Virgen Fiel, orar ante el Santísimo Sacramento por lo menos media hora o rezar y meditar los misterios del Santo Rosario, individualmente o en familia. También es necesaria la comunión eucarística y orar por las intenciones del Santo Padre.

El pasado 8 de marzo, el obispo auxiliar de México, Mons. Enrique Samaniego López visitó a las Hermanas Catequistas de María Santísima, en el marco de la visita pastoral en la III zona de la Arquidiócesis de México. Esta capilla se encuentra dentro del territorio de la Parroquia San Felipe de Jesús.

Te puede interesar: ¿La indulgencia plenaria borra mi infidelidad?