Iglesia en el mundo

Las duras frases de Valentina Alazraki a los obispos del mundo

La periodista mexicana habló en el Encuentro sobre la protección de los menores.
La intervención de la periodista durante el tercer día de actividades del Encuentro sobre la Protección de los menores. Foto: Vatican Media.
La intervención de la periodista durante el tercer día de actividades del Encuentro sobre la Protección de los menores. Foto: Vatican Media.

La periodista mexicana Valentina Alazraki habló este sábado ante los obispos que asisten al Encuentro sobre la protección de los menores en la Iglesia, una reunión histórica contra los abusos sexuales convocada por el Papa Francisco.

A los asistentes dijo que una comunicación transparente es indispensable para combatir los abusos sexuales y pidió a la Iglesia a nivel global ser transparente.

Te compartimos algunas de las frases más destacadas de su discurso:

– ¿Cuál es la misión de la Iglesia? Predicar el Evangelio, pero para eso necesita liderazgo moral, la coherencia entre lo que predica y lo que vive representan la base para resultar una institución creíble, digna de confianza y respeto.

Podemos ser aliados, no enemigos. Les ayudaremos a encontrar las manzanas podridas y a vencer las resistencias para apartarlas de las sanas. Pero si ustedes no se deciden de manera radical a estar del lado de los niños, de las mamás, de las familias, de la sociedad civil, tienen razón a tenernos miedo, porque los periodistas, que queremos el bien común, seremos sus peores enemigos.

-¡Cuántas veces me ha tocado escuchar que el escándalo de los abusos es “culpa de la prensa, que es un complot de ciertos medios para desacreditar a la Iglesia, que detrás hay poderes ocultos, para acabar con esta institución”! (…) en ningún caso se puede culpabilizar a los medios por destapar o informar sobre abusos. Los abusos contra menores no son ni chismorreos ni habladurías, son crímenes.

Lee: El Vaticano pide no encubrir abusos por miedo al escándalo 

-Los fieles no perdonan la falta de transparencia, porque es una nueva violencia a las víctimas.

-Creo que deberían tomar conciencia que cuanto más encubran, cuanto más sean como avestruces, cuanto menos informen a los medios y, por lo tanto, a los fieles y a la opinión pública, más grande será el escándalo.

-No deberían ustedes esperar a que una investigación periodística lo descubra, para responder a preguntas legítimas de la prensa (es decir, de la gente, de su gente).

-Cuenten las cosas cuando las sepan. No será agradable, ciertamente, pero es el único camino, si quieren que les creamos cuando dicen que “en adelante, los ocultamientos no serán tolerados”. El primer beneficiado de la transparencia es la institución, porque pone el foco en el culpable.

-Si no cuentan con toda la información necesaria, si hay dudas, si hay ya una investigación, es mejor explicarlo de la mejor manera posible para que no se tenga la sensación de que no quieren responder porque están queriendo esconder algo.

La vaticanista también llamó a los obispos a poner los ojos sobre los casos de religiosas que han sido abusadas y que han surgido en los últimos meses. Valentina Alazraki inició su carrera en la década de los 70 durante el pontificado de Pablo VI, es conferencista y ha escrito siete libros sobre la vida de San Juan Pablo II.

Puedes ver la intervención completa aquí: