Iglesia en el mundo

Asia Bibi llegó a Canadá y está a salvo con sus hijas

La católica pakistaní fue absuelta de la pena de muerte y estaba amenazada por extremistas.
Asia Bibi a salvo en un país lejano.
Asia Bibi a salvo en un país lejano.

Después de nueve años en prisión y casi seis meses resguardada en casas de seguridad, Asia Bibi, quien en 2018 fue absuelta de la pena de muerte por el Tribunal Supremo de Pakistán, ya se encuentra en Canadá junto a sus hijas, viaje que ocurrió luego de las amenazas de muerte que mantenían sobre ella grupos políticos y religiosos radicales de ese país.

Su llegada a Canadá la confirmó su abogado, Saif Ul Malook, en entrevista con la cadena CNN, y fue dada a conocer también en medios canadienses.

Grupos radicales iniciaron airadas protestas el 31 de octubre de 2018, día en que la corte dio a conocer su veredicto final a favor la mujer católica, sobre quien pesaba una acusación por blasfemia, falta que es penada con la muerte por el sistema judicial de esta nación.

La acusación contra Bibi

En  2009, mientras desarrollaba su labor como campesina en la localidad de Sheikhupura, Asia Bibi introdujo un recipiente en un pozo común con la intención de mitigar la sed, lo que ocasionó el reclamó de sus compañeras musulmanas, quienes le dijeron que había contaminado el agua con sus “impuras manos de cristiana”.

“Yo creo en mi religión y en Jesucristo, que murió en la cruz por los pecados de la humanidad. ¿Qué hizo su profeta Mahoma para salvar a la humanidad?”, fue la respuesta de Bibi, de acuerdo con lo publicado en su autobiografía.

Cinco días después, las mujeres acudieron con el imán –la persona que dirige la oración colectiva del islam–, quien la acusó ante la autoridad por el delito de blasfemia contra Mahoma, bajo el argumento de que había dicho otras cosas contra el profeta. Asia fue encarcelada, y meses más tarde se le condenó a la horca.

Lee: Asia Bibi, nueve años firme en su fe

El hecho se hizo noticia y dio pie a numerosas protestas internacionales que ejercieron presión para que no se ejecutara tal condena y su caso fuera revisado. En 2011, Salman Taseer, entonces gobernador de Punyab, fue ejecutado por su propio guardaespaldas tras haber hecho pública su inclinación por Asia Bibi, y ese mismo año, el Ministro de Minorías, Shahbaz Bhatti, fue asesinado a las puertas de su domicilio por haber asumido su defensa legal.

Después de una larga disputa legal, el 31 de octubre de 2018, Bibi fue declarada inocente por el Tribunal, sacada de la prisión y puesta a salvo en casas de seguridad.

Triunfo de Bibi, Bhatti y la justicia

Hoy que la católica pakistaní se encuentra a salvo en Canadá, Paul Bhatti, hermano del finado Shahbaz Bhatti, concedió una entrevista a Vatican News, en la que señaló que el traslado de Asia Bibi a este país de Norteamérica es para ella el epílogo de una historia que comenzó en 2009 con su arresto.

Señaló que su hermano fue asesinado por defender a una mujer inocente; “él no sólo declaró la inocencia de Asia Bibi, sino que también fue a la cárcel para encontrarse con ella, y llegó incluso a desafiar a los extremistas. Hoy podemos ver el fruto de este compromiso: la justicia gana, en Pakistán hay justicia”.

Paul Bhatti refirió que cuando Asia Bibi fue exonerada, las autoridades canadienses se pusieron en contacto con la defensa para manifestarle su apoyo. “Así que ellos también están satisfechos: también en Canadá hay muchos musulmanes, cristianos e inmigrantes que acogieron la noticia con gran entusiasmo y satisfacción”, señaló.

Lee: Las acciones del Papa Francisco contra la pena de muerte