Monjas presentan sus compromisos por la paz en México y las elecciones

Leer más

Sacerdote hará 2km de natación + 90km de bici + 21km de correr. ¡Por su comunidad!

Hace apenas 5 años, el sacerdote Julio César no sabía nada de deporte; ahora participará en el Ironman: 2k natación + 90k bici + 21k correr.

11 abril, 2024
Sacerdote hará 2km de natación + 90km de bici + 21km de correr. ¡Por su comunidad!
El padre Julio César Leal participará en el Ironman / Foto: Cortesía.
Creatividad de Publicidad

El padre Julio César Leal afina ya los últimos detalles de su estrategia para alcanzar su máximo desempeño en la competencia que este 14 de abril se llevará a cabo en la ciudad de Monterrey, misma que ya se encentra en modo Ironman 70.3. Quienes conocen de justas deportivas, saben del desgaste físico-atlético que implica participar en este evento internacional.

Te recomendamos: La historia de la caricatura del Papa Francisco como súper héroe

Mientras rueda su bicicleta por las principales avenidas de la ciudad, el padre Julio César piensa en la manera de mejorar su récord del año pasado, en que se convirtió por primera vez en un Ironman 70.3. No quedó entre los primeros lugares, pero a sus 55 años hizo un papel estupendo: en un tiempo de 6 horas nadó los dos mil requeridos, pedaleó 90 kilómetros y completó el medio maratón… Y pensar que hace sólo 5 años no sabía ni nadar, ni andar en bici, ni nada relacionado con el deporte.

¿Qué hace un sacerdote en el Ironman 70.3?

La misma duda tenía uno de los competidores del año pasado, quien, mientras pedaleaba, se fijó en el nombre que él llevaba en la espalda y le pareció raro que dijera “Padre Julio”. Durante un rato estuvo haciendo el intento de alcanzarlo, hasta que logró emparejársele.

-Oiga –le dijo-. ¿Usted es cura?

-Sí -le respondió el padre Julio César-, de los que damos Misa.

El joven era médico, según le dijo en su breve conversación.

-¿Y qué hace usted aquí? -soltó el joven.

-Lo mismo que tú -respondió el padre.

-Usted debería estar dando Misa.

-Y tú dando consulta.



Y así, después del breve intercambio de palabras, el joven médico le pidió al padre que le diera su bendición.

-Que Dios te bendiga, que llegues con bien y nos vemos en la meta -le dijo el padre Julio César finalmente.

Lo que seguramente al joven médico le habría gustado saber era el detalle de su historia, pero en un encuentro tan breve y agitado, el padre Julio César no alcanzó a platicarle ni siquiera que había ingresado al mundo del deporte hacía sólo cinco años, por amor a su parroquia, a su comunidad y a Dios.

Hace sólo un lustro, si bien el padre Julio César no era enemigo del deporte, tampoco se podía decir que fuera amigo, y ni siquiera un conocido. Tenía ya 51 años, cuando fue invitado por una persona a hacer ciclismo de montaña; él aceptó la invitación por motivos de salud, pues quería estar en un buen estado para servir mejor a su comunidad.

No esperó a que se dieran las condiciones para comenzar; ni siquiera contaba con una bicicleta de montaña, sino con una de fierro bastante pesada, además de su firme determinación de empezar. Lo de la natación se dio después por añadidura, como se dan las cosas de Dios.

El momento de mayor gloria

En el tema de lo deportivo, el padre Julio César vivió el año pasado su momento de mayor gloria, una experiencia indescriptible, un clímax, un instante sublime: el minuto siguiente a nadar los dos kilómetros en el lago artificial de Santa Lucía (ubicado a espaldas de la Macroplaza); de pedalear 90 kilómetros cuesta arriba y de bajada por avenidas primarias de la ciudad, y de correr el medio maratón.

Algo de lo que más recuerda del Ironman 70.3 del año pasado es que él no iba sufriendo el camino, sino disfrutándolo, pensando más en lo que llevaba logrado que en lo que le faltaba por recorrer. Recuerda que iba feliz mirando el paisaje, los edificios, el Cerro de La Silla, la gente formada en valla, las porras de su comunidad, la presencia de su mamá, quien salió de casa para animarlo. Y de repente: la meta.

Ahí -dice el padre Julio César-, se te olvida todo lo anterior, los momentos difíciles, los obstáculos. “Y en medio de todo eso, está la presencia de Dios”.

Una de las cosas que el padre Julio César Leal pretende lograr, es ser ejemplo para los jóvenes y para los niños, para la gente de las parroquias, y especialmente para su comunidad, que lleva en el corazón.

¿Qué es Ironman 70.3?

El Ironman 70.3, también conocido como Medio Ironman (en inglésː Half Ironman), es una series de carreras de triatlón de larga distancia, organizado por la World Triathlon Corporation (WTC). El Ironman 70.3 culmina cada año con el Campeonato Mundial, y en esta justa deportiva participan los deportistas que hayan obtenido la clasificación en las pruebas clasificatorias.





Autor

Editor de la revista Desde la fe/ Es periodista católico/ Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal