Monjas presentan sus compromisos por la paz en México y las elecciones

Leer más

Fray Tormenta vende sus máscaras para poder curarse de una dolorosa enfermedad

La vida de Fray Tormenta -como es conocido el sacerdote Sergio Gutiérrez Benítez de la Diócesis de Texcoco-, ha inspirado la realización de películas extranjeras como “El hombre de la máscara de oro”, protagonizada por Jean Reno, o “Nacho Libre”, en la que Jack Black da vida al personaje principal. Actualmente, este sacerdote atraviesa por […]

18 abril, 2024
Fray Tormenta vende sus máscaras para poder curarse de una dolorosa enfermedad
Fray Tormenta atraviesa por una difícil situación de salud, por lo que pide apoyo. Foto: FB Fray Tormenta Original.
Creatividad de Publicidad

La vida de Fray Tormenta -como es conocido el sacerdote Sergio Gutiérrez Benítez de la Diócesis de Texcoco-, ha inspirado la realización de películas extranjeras como “El hombre de la máscara de oro”, protagonizada por Jean Reno, o “Nacho Libre”, en la que Jack Black da vida al personaje principal.

Actualmente, este sacerdote atraviesa por un estado complicado de salud, motivo por el cual pide apoyo a la comunidad para superar la enfermedad. Para apoyarlo, puedes adquirir alguna de sus máscaras u otros de sus artículos oficiales como playeras, gorras, monos de luchador Fray Tormenta, póster o llaveros

El sacerdote de la Diócesis de Texcoco, cuya salud ya se venía viendo mermada por el paso de los años, ahora sufre de un herpes en la cabeza que le produce dolores internos, “como si se produjeran dentro de la piel”, y le ha ocasionado problemas de visión: por el momento no puede ver nada.

Te recomendamos: La historia de la caricatura del Papa Francisco como súper héroe

¿Quién es Fray Tormenta?

Nacido en 1945 en un ranchería del municipio de San Agustín Metzquititlán, Hidalgo, fue bautizado con el nombre de Sergio Gutiérrez Benítez, y fue el penúltimo de 17 hermanos. Debido a la violencia que imperaba en dicha localidad, tuvo que emigrar junto con su familia primero a Xalostoc, Estado de México, y posteriormente a la Ciudad de México.

Durante su primera infancia, vivió en la colonia Tres Estrellas, donde comenzó a configurarse un ambiente hostil que marcaría su aguerrida personalidad. Mientras estudiaba la primaria, se introdujo en el mundo de las drogas, y gracias a su habilidad en las peleas callejeras, se convirtió pronto en uno de los líderes de la pandilla.

Sin embargo, el asesinato de uno de sus compañeros –en el cual se le quería involucrar- lo llevó a dar un giro radical en su vida: se alejó de aquellos jóvenes, comenzó a incursionar el en teatro, trabajó con títeres, y posteriormente un sacerdote lo llevó al Seminario de los Escolapios.

Sergio Gutiérrez Benítez recibió el orden sacerdotal en 1973 y comenzó a ejercer el ministerio en el Estado de México, primero como vicario y después como párroco en varios templos de la Diócesis de Texcoco. Ya como sacerdote, creó una Casa Hogar para jóvenes necesitados, misma que se le dificultaba sostener.



Luchador por necesidad

Cuenta que una noche encendió el televisor, se encontró con la película ‘El Señor Tormenta’ y pensó inmediatamente que la lucha libre podría ser una solución a los problemas económicos de la Casa Hogar que había fundado. Esa misma noche adoptó el nombre de Fray Tormenta: ‘Fray’ por ser religioso, y ‘Tormenta’ en honor al protagonista de la película”.

El padre Sergio Gutiérrez Benítez se volvió Fray Tormenta por necesidad. Foto: FB Fray Tormenta

“Al principio -platica- nadie me quería enseñar a luchar; fui con los mejores luchadores, pero no me pelaban, hasta que llegué con José Ramírez, quien trabajaba en las arenas chiquitas. Me paraba a entrenar a las cuatro de mañana, pues a las seis y media tenía que estar en la parroquia. Eran muy rudo el asunto”.

Él mismo diseñó su máscara con sólo dos colores: “El amarillo, en referencia a la viveza que debe tener Fray Tormenta arriba del ring, y el rojo, que significa la sangre que debo derramar por los muchachos, si es necesario”.

La mano de Dios… y la del ser humano

Su historia fue conocida por el Papa Juan Pablo II quien, durante su segunda visita a México, le dio su bendición: “En aquella ocasión -comenta-, llegué hasta la sacristía de la Basílica. Cuando me tocó saludarlo, le dije en italiano: ‘soy el padre Fray Tormenta’, y él respondió: ‘el luchador’. Entonces me puso la mano sobre la cabeza y me dijo: ‘Ojalá hubiera muchos fray tormentas’, a lo que yo respondí: ‘se acabaría la Iglesia’… Y Su Santidad, se rio”.

Asegura que la mano de Dios ha obrado claramente para llevar a buen puerto a sus pupilos de la Casa Hogar, y tiene muy presente aquella ocasión en que, tras un coma diabético, tuvo que ser internado dos semanas en un hospital. “Yo estaba muy preocupado porque no sabía nada de mis cachorros ni cómo la estaban pasando, pero cuando me dieron de alta, uno de ellos me contó que a diario llegaba comida a la Casa Hogar: carne, huevos, papas, pero nunca se supo quiénes eran los benefactores”.

Los años han mermado su salud, hoy Fray Tormenta pide tu ayuda. Foto: FB Fray Tormenta.

El padre Sergio Gutiérrez Benítez señala que mucha gente cree que por ser Fray Tormenta tiene la vida resuelta; pero la verdad es que siempre ha pasado por apuros económicos, y más en situaciones como la actual, en que se ve en la necesidad de solicitar el apoyo de la comunidad para superar la enfermedad que ahora le aqueja.

Si deseas ayudar a Fray Tormenta, ingresa a su página oficial de FB dando clic en este link:  FB Fray Tormenta Original





Autor

Editor de la revista Desde la fe/ Es periodista católico/ Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal