Cultura

Dos mil años de historia de la Iglesia en el Museo de San Ildefonso

Fue inaugurada la magna exposición en el Museo de San Ildefonso “Vaticano: de San Pedro a Francisco. Dos mil años de arte e historia”, que contiene 180 piezas que fueron traídas a México desde los Museos Vaticanos, la Fábrica de San Pedro, el Museo del Tesoro de la Basílica de San Juan de Letrán, la Biblioteca Apostólica Vaticana, la Sacristía Pontificia y algunas otras instituciones.

Entre las obras que se presentan hay pinturas de artistas tan prestigiados como Tiziano, Miguel Ángel, Lorenzo Bernini, Carlo Pellegrini, Paolo Caliari “El Veronés”, Rafael Sanzio, Guido Reni y Marcelo Venusti, entre otros, así como lápidas funerarias de los primeros siglos, esculturas, planos y mapas; algunas de estas obras se exhiben por primera vez fuera de Italia.

Esta exposición conmemora los 25 años de las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede; fue planeada durante 4 años de intensos trabajos y gestiones.

Al inaugurar la muestra, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que en lo cultural no se puede dejar a un lado el histórico papel de la Iglesia en Occidente, y en particular en México. Por su parte, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, destacó que a través de estos 25 años, el Vaticano ha enviado a nuestro país varias exposiciones culturales.

Por su parte, el delegado especial de la Santa Sede para esta exposición, Mons. Jean Louis Brugues, habló del papel que históricamente ha tenido el arte como un medio evangelizador y catequético en todo el mundo.
La Directora de los Museo Vaticanos, Bárbara Vallarta, en un discurso pronunciado ante la prensa, explicó que los tres ejes centrales de esta muestra son la fe, el arte y la historia, y para ello, se destinaron seis salas con una museografía bien pensada y de manera temática y pedagógica.

En la exposición hay algunos relicarios de gran importancia, como el que contiene manchas de sangre de Santa Cecilia o la mano de Santa Elena, la madre del Emperador Constantino, y uno más con reliquias del sayo de San Francisco de Asís. Hay otras piezas de incalculable valor histórico, como son las primeras representaciones artísticas de los apóstoles, especialmente de San Pedro y San Pablo.

La exposición es un viaje a través del tiempo que permite al espectador conocer de cerca el papel que han tenido algunos de los Papas, no sólo como vicarios de Cristo, sino en sus acciones al frente de la Iglesia y como líderes mundiales. Se habla de manera especial de Gregorio VII, Bonifacio VIII, Julio II, Gregorio XVI, y por supuesto, los Papas del siglo XX y el importante momento del surgimiento del Estado Vaticano tras la firma de los Acuerdos de Letrán.
En los próximos días, se imprimirá un catálogo de toda la exposición que incluirá artículos de especialistas italianos y mexicanos en arte e historia de la Iglesia.

Gracias a un patrocinio bancario, las personas interesadas pueden solicitar sus boletos de manera gratuita a través de la página www.desanpedroafrancisco.com Los horarios de atención al público son desde las 8:00 horas hasta las 20:00 horas. La muestra permanecerá en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, en el Centro Histórico, hasta el 28 de octubre.

 

La exposición cuenta con algunos relicarios como el que contiene manchas de sangre de Santa Cecilia o la mano de Santa Elena, así como el sayo de San Francisco de Asís.