Cultura

Receta de rompope. Aprende a prepararlo en casa

La creación de esta bebida se atribuye a las monjas clarisas de Puebla y ha pasado entre congregaciones. 
Conoce la receta para preparar rompope casero.
Conoce la receta para preparar rompope casero.

El origen del rompope se atribuye a la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara en Puebla y que ha pasado entre congregaciones.

Debido a la popularidad de la bebida ya existen múltiples recetas para hacer pequeños volúmenes de rompope casero. Ésta es una:

Rompope

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 5 yemas de huevo
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 3/4 de taza de brandy
  • 1 raja de canela
  • 3 clavos de olor
  • La punta de una cucharadita de nuez moscada
  • 1 bolsita de té de azahar
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

Procedimiento

En la cacerola vierte la leche y ponla a fuego alto.

Agrega el azúcar, bicarbonato de sodio, canela, nuez moscada, clavo y la bolsita de té.

Cuando lleve cinco minutos hirviendo retira esta última y deja hervir la leche hasta que se consuma una cuarta parte (aproximadamente 35 minutos), cuidando que no se derrame.

Retira del fuego y deja enfriar

Cuando se ha entibiado, cuélala para quitarle las especias. Agrega las yemas (previamente revueltas) y regresa la mezcla al fuego para que tome consistencia.

Una vez que espese –aproximadamente 5 minutos- retira nuevamente y deja enfriar.

Cuando se enfríe, agrega el brandy y vierte el rompope en una botella limpia, previamente enjuagada con el brandy.

Observaciones

El rompope debe conservarse en refrigeración

Puedes agregar unas gotas de colorante vegetal amarillo para acentuar aún más el color.

Si deseas conservarlo a temperatura ambiente, debes adicionar 1 1/4 taza de brandy, con lo que logrará contenido alcohólico aproximado del 12%. Sin embargo esto le dará una consistencia más fluida.

Puedes hacer también un rompope rápido utilizando como base una mezcla de 1 taza de leche condensada y 3 de leche pasteurizada, evitando así el paso 1

Fuente: Esta receta fue publicada originalmente en la Revista del Consumidor de diciembre de 2014.