Asia

Tribunal pakistaní pospone la sentencia en el juicio de Asia Bibi

pakistán

Carlos Villa Roiz

El Tribunal Supremo de Pakistán, integrado por tres jueces encabezados por el Presidente del organismo Mian Saqib Nisar, pospuso la sentencia en el juicio de la cristiana Asia Bibi, en lo que es el último recurso legal para evitar su muerte, informó su abogado Sail ul Malook.

Asia Bibi, madre de cinco hijos, fue condenada a muerte el 8 de noviembre de 2010 por una corte del distrito de Nankana, pero recurrió a tribunales superiores. Su primera apelación tuvo lugar en el 2014.
En Pakistán, más del 96 por ciento de sus habitantes son musulmanes, y el Islam es la religión de Estado, donde existe la severa Ley de la Blasfemia que ha llevado a la ahorca a cientos de personas, principalmente a los no musulmanes.

“Es una ley del Código Penal que existe en varios países islámicos, aplicada especialmente en Pakistán, que prohíbe ofender al Islam, al Profeta Mahoma y al Corán, y que ha afectado a muchísimas personas, especialmente a los cristianos. Esta ley está inspirada en la Sharia o Ley Islámica, y con facilidad se puede convertir en un instrumento de venganza entre los vecinos o en las cuestiones laborales, porque cualquiera puede denunciar a una persona, aun sin pruebas, de que estaba rompiendo una hoja del Corán, por ejemplo, y por esta ley se puede conducir a cualquiera a la pena de muerte”, señaló en entrevista el misionero polaco Dominik Kustra, integrante de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada – México.

Asia Bibi lleva 9 años en la cárcel, condenada por la Ley de Blasfemia. “es el caso más conocido porque fue puesto a la luz por el Papa Benedicto XVI quien hace unos años, en la Plaza de San Pedro, pidió la liberación de Asia Bibi. También lo ha hecho el Papa Francisco, y el año pasado se reunió en el Vaticano con el esposo de esta mujer Ashiq Masih y con sus hijas. A esta mujer, que era una trabajadora del campo en la localidad de Sheikupura, le pidieron que trajera agua del pozo, pero ella bebió del mismo recipiente y sus compañeras de trabajo se ofendieron y dijeron que era cristiana y que no podía beber del mismo recipiente porque era impura y que estaba contaminando el agua de las musulmanas. Ella respondió a este y otros insultos con una pregunta. Dijo que Jesucristo murió en la cruz por los pecados de la humanidad y pregunto que había hecho Mahoma para salvar a la humanidad. Esto lo tomaron como una ofensa, y ella fue encarcelada y posteriormente un juez la condenó a la muerte”, señaló el entrevistado.

Leer: Mons. Edgar Peña Parra, nuevo Sustituto para asuntos generales

Su juicio despertó la presión internacional ya que varios políticos y gobiernos pidieron su liberación, entre ellos, el Ministro de Asuntos Religiosos de Pakistán, Shahbaz Bhatti, que era el único cristiano del gabinete, y por esta razón él fue asesinado en una emboscada el 2 de marzo de 2011.

“Cuando se pensó en la liberación de Asia Bibi, más de un millón de hombres salieron furiosos a las calles de Islamabad, la capital de Pakistán para pedir su inmediata ejecución. Entonces no la liberaron porque el gobierno se vio entre la espada y la pared. Ella sigue en la cárcel, y personas que la defendieron, como el gobernador de Punjab Salman Taseer, fueron asesinados, en este caso por uno de sus guardaespaldas. Algunos imanes musulmanes han ofrecido recompensas por su cabeza; por la tanto, en caso de ser liberada debe abandonar el país”, afirmó Dominik Kustra.

Como Asia Bibi hay unas mil personas en Pakistán acusadas bajo la Ley de la Blasfemia.