La gran estafa de la secta satánica que cobra por desbautizar

¿Existe la desbautización? Actualmente se promueve por internet esta práctica, a la que acuden algunos fieles sin saber de qué se trata.
Ritual de desbautización en Texas, Estados Unidos / Foto: Especial
Ritual de desbautización en Texas, Estados Unidos / Foto: Especial

Esta semana, un grupo satánico desató polémica al realizar una campaña de “desbautización” de católicos. Esto ocurrió en Texas, Estados Unidos, y el hecho se hizo viral gracias a un video subido a redes sociales. Pero, ¿es posible ‘desbautizar’ a un católico? En realidad se trata de una estafa.

Los organizadores de esta iniciativa son miembros de la llamada “Iglesia de Satán“, y cobraron la cantidad de 10 dólares –aproximadamente 200 pesos– por realizar el ritual, a quienes deseaban unirse a dicha secta.

En el video se observa a algunas personas acercarse a un módulo, donde dos miembros de la Iglesia de Satán les dibujan en la frente una cruz invertida, y los supuestamente ‘desbautizados’, dicen: “Viva Satán”. ¡Eso es todo!

¿Me puedo desbautizar? 

Desde hace tiempo circula por internet un formato de carta para los fieles que no están de acuerdo en que se les haya administrado el Bautismo cuando eran niños; y ahora, como adultos, no quieren tener nada que ver con la Iglesia católica.

Por ello, no faltan las personas que llegan a las parroquias con este formado con la intención de hacer su petición de “desbautizamiento“. En realidad, esto no tiene ningún valor sacramental.

Te puede interesar: ¿Por qué bautizar a los niños y no esperar a que sean adultos?

Y es que, un bautizado jamás dejará de pertenecer a la Iglesia, pues el don de Bautismo imprime en los bautizados un sello espiritual e indeleble (el carácter sacramental), el cual hace que el bautizado pertenezca a la Iglesia para siempre, y no hay nada ni nadie que pueda romper este vínculo, pues así lo quiso Jesús cuando en la última cena dejó en claro que la Alianza que selló con su Sangre sería “nueva y eterna”; quienes han sido hechos partícipes de esta Nueva Alianza, lo han hecho para siempre.

Lo que sí existe en la Iglesia es la apostasía, (apostatar), que es el acto por el cual una persona abandona su religión o reniega de su fe.

¿Cómo se realiza la apostasía?

Para que la apostasía pueda realizarse, se requiere que el apóstata manifieste exteriormente la decisión interior de salir de la Iglesia, por ejemplo, a través de una carta dirigida a una autoridad de la Iglesia, y que ésta la reciba para que se asiente en el libro de Bautismos donde la persona recibió el sacramento, y así conste esta decisión. Además se les informa cuáles son las consecuencias de apostatar.

Pero debemos decir que la apostasía es un grave pecado porque renegar de la fe cristiana es una contestación directa a Dios mismo.

El pecado de la apostasía cierra todas las puertas a la gracia. Es como si alguien cerrara las puertas y ventanas de su casa por dentro y con muchos candados, sólo puede abrirse por dentro, y por fuera sólo a la fuerza, como lo hacen los ladrones, pero Dios no es así, no violentará a nadie para entrar en su casa, tampoco es un ladrón: eso sí, insistirá una y otra vez, tocará a la puerta cuantas veces sea necesario, esperando sin cansarse a que se le abra.

Te puede interesar: Apostasía: ¿qué es y cuáles son las consecuencias espirituales?

 

Compartir