Firmas

Cielo y Tierra: 3 oraciones para el regreso a clases

Alejandra María Sosa Elízaga

Oración por estudiantes y maestros

Señor Dios nuestro:

En este regreso a clases

encomendamos a estudiantes y maestros

a Tu Divina Providencia.

Que Tu Espíritu Santo los ilumine.

Que quienes enseñan lo hagan

con sabiduría, misericordia y paciencia.

Que quienes estudian, valoren y aprovechen

el privilegio de poder ir a la escuela

y el gran esfuerzo de sus padres y maestros.

Que pongan todo su empeño en aprender

y crezcan en conocimiento y en virtudes

sean buenos y solidarios con sus compañeros,

descubran sus propios dones y talentos

y sepan ponerlos en Tus manos,

al servicio de Tu Reino, para gloria Tuya,

su santificación y el bien de sus hermanos.

Amén.

 

Oración de los estudiantes:

Jesús, nuestro Señor y Maestro:

Te damos gracias porque podemos estudiar,

te pedimos

por quienes no tienen esa oportunidad,

anímanos a compartirles útiles y conocimientos.

Tú que eres el Camino, la Verdad y la Vida,

líbranos de aprender mentiras.

Abre nuestro entendimiento,

danos Tu gracia para desarrollar,

con disciplina y voluntad, nuestros talentos.

Enséñanos a ser

respetuosos y agradecidos con nuestros maestros,

compasivos y fraternos con nuestros compañeros

y a dar testimonio, siempre, dentro y fuera del aula,

de que somos Tus alumnos, Tus misioneros.

Amén.

Oración de los maestros

Señor, Maestro Bueno:

Gracias por mi vocación a la enseñanza.

Concédeme ejercerla con amor,

prudencia, sabiduría y paciencia.

Ayúdame a ver a mis alumnos

con Tu mirada de misericordia

para sólo captar el bien en cada uno,

conocer sus cualidades,

alentar sus sueños y proyectos,

y enseñarlos con dulzura y firmeza

a corregir sus faltas y tropiezos.

Que sepa compartir sus alegrías,

comprender sus inquietudes

y consolar sus tristezas.

Haz que logre enseñarles a ser

constructores de justicia y de paz,

honestidad, fraternidad y perdón,

defensores de la vida y la verdad.

Que sepa compartirles la fe,

comunicarles esperanza,

animar su perseverancia y valentía,

alentar su caridad y alegría

y sembrar en su corazón la voluntad

de caminar Contigo y hacia Ti

dedicando sus dones y talentos

al servicio y al bien de los demás.

Amén