Escuela para padres
rmb

10 técnicas para ayudar a la salud emocional de los adultos mayores

Las emociones negativas pueden agravar o dañar la salud emocional de este sector de la población.
Terapia ocupacional ayuda a los adultos mayores. Foto GAES
Terapia ocupacional ayuda a los adultos mayores. Foto GAES

Las emociones negativas pueden aumentar y afectar a los adultos mayores en este periodo de aislamiento social por la pandemia de COVID-19, que cambió de forma muy rápida las rutinas de las personas.

A decir de la doctora María de Jesús Jiménez, especialista en Ciencias de la Enfermería y quien se ha especializado en adultos mayores, este periodo es particularmente difícil para los mayores de 65 años pues el confinamiento, la falta de actividad, la soledad, entre otros factores, pueden alterar su comportamiento y salud emocional.

Lee: Reglas de oro para acompañar a los adultos mayores en cuarentena


“Es importante que la familia esté al pendiente de ellos y que les ayuden a liberar emociones, ya sean negativas o positivas, pues la represión de las mismas puede generar un detrimento de su salud física y espiritual”, expresa la especialista.

La risa es la mejor de las medicinas para curar ansiedad, tristeza o depresión. Foto; laprensagrafica.com

La risa es la mejor de las medicinas para curar ansiedad, tristeza o depresión. Foto: laprensagrafica.com

¿Cómo liberar emociones negativas?

La doctora Jiménez comparte 10 técnicas para ayudar a la salud emocional de los adultos mayores.

Reír

Este es uno de los mejores métodos para liberarse del estrés, e incluso, olvidarse de la tristeza. “Pero debe ser una risa hasta que salgan las lágrimas, duela la panza o los cachetes; es ahí cuando se liberan las endorfinas o las hormonas de la felicidad”, dice Jiménez.

Identificar lo que les haga sentir bien

Acompañarlos a escuchar su música preferida, o cocinar algo que les recuerde buenos momentos, juegos de mesa, comer su postre favorito, o bien, conocer nuevos lugares por internet. “Estos viajes virtuales les pueden ayudar a hacer planes a futuro y darles esperanza de que la pandemia va a acabar y van a poder visitar ese lugar”, explica.

Aprender a vivir en soledad

Si los adultos viven solos, estar en constante comunicación con ellos, también hay que ayudarles a “encontrar la manera de enfrentar los pesares, para convertirlos en calma y en momentos para encontrarse con ellos mismos”, asegura.

Orar y participar de la Misa por internet

Las redes sociales han sido de gran ayuda para continuar con la evangelización, pero también para que la gente mantenga viva su fe. “Para los adultos mayores, las transmisiones de la Santa Misa han sido un apoyo espiritual. Como especialista he visto que van a internet para participar de la Misa”.

El Papa Francisco abraza a un anciano durante la Audiencia General. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco abraza a un anciano durante la Audiencia General. Foto: Vatican Media

Terapia ocupacional

Dependiendo de su condición física, hay que promover que los adultos hagan rutinas de ejercicios especiales para su edad o tomen clases de alguna disciplina. “También hay grupos de la tercera edad, y sus reuniones las llevan a cabo por plataformas digitales. Asimismo, les ayudará el tener un animal de compañía o cuidar de vez en cuando a los nietos”.

Aprender a solucionar los conflictos

Si el adulto mayor vive con sus familiares, es necesario aprender a resolver los conflictos que surgen con la convivencia. La especialista asegura que es necesario mantener una actitud positiva y tener presente que los problemas son pasajeros; si el conflicto es mayor, entonces recomienda poner ‘sana distancia’ con la familia, aunque sea por algunos días.

Son válidas todas las emociones

La especialista asegura que hay que propiciar un ambiente en que puedan expresar sus emociones y favorezca su salud emocional.

“Es común tener miedo a diferentes situaciones, pero es necesario enfrentarlas para no quedarse sumido en ese sentimiento. También, algunos ancianos están experimentando tristeza o ganas de llorar, en esos casos recomiendo que lo hagan, no repriman ninguna emoción, pero después es necesario dejarla pasar y entretenerse en otra cosa. Eso mismo aplica con el enojo, la frustración, etc. Ninguna emoción es mala, pues estas situaciones pueden abrir un diálogo con Dios”.

Estar activo socialmente

Por la edad o la salud los abuelos son personas vulnerables al contagio de COVID-19, por ello no es recomendable que salgan o socialicen; sin embargo, a través de llamadas telefónicas a los amigos o reuniones familiares por alguna plataforma digital ayudarán a que su estado de ánimo no decaiga. “En este sentido, la familia debe estar atento y pendiente de las necesidades de sus ancianos”.

Hablar

Aunque viene ligado con el punto anterior, es necesario que ellos expresen lo que están sintiendo, o quieran platicar de su juventud o de alguna experiencia que impactó su vida. “Una plática ‘sabrosa’, para cualquier persona es muy liberadora; no importa que ellos la repitan varias veces, eso les ayuda a desahogarse”.

Plan de acción

La especialista recomienda llevar a cabo algunas prácticas para cuando el estado de ánimo no está en óptimas condiciones. “Por ejemplo, si el abuelo se frustra porque ya no tiene la agilidad de antes, entonces, ponerlo a hacer actividades que vayan acorde con sus habilidades. Muchos de ellos son muy buenos para contar historias, ese puede ser una actividad catártica para evitar una emoción negativa”, finaliza la especialista.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

 

Comentarios