Evangelio del día y reflexión breve – 10 de junio de 2022

¿Qué hay en el fondo del corazón de quien defiende a ultranza el libertinaje sexual? ¿Por qué Jesús habla con severidad del divorcio?
Evangelio del día (Mateo 5, 27-32).

Evangelio del día

El Evangelio del día (Mateo 5, 27-32). En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: “No cometerás adulterio”; pero yo les digo que quien mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Por eso, si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecado, arráncatelo y tíralo lejos, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo. Y si tu mano derecha es para ti ocasión de pecado, córtatela y arrójala lejos de ti, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo.

También se dijo antes: El que se divorcie, que le dé a su mujer un certificado de divorcio; pero yo les digo que el que se divorcia, salvo el caso de que vivan en unión ilegítima, expone a su mujer al adulterio, y el que se casa con una divorciada comete adulterio’’.

Puedes leer: El Evangelio de San Mateo, ¿qué es y qué nos enseña?

Respuesta para hoy:

Sobre el Evangelio del día. En un mundo en el que se alienta la práctica sexual desenfrenada en todas sus manifestaciones, se ve como imposición absurda el mandamiento de no cometer adulterio. Sin embargo, si se profundiza en el corazón humano, aun en aquel que aparentemente defiende el libertinaje sexual, se descubre un ansia de amar y ser amado en exclusiva, con fidelidad, para siempre. Las rupturas entre las parejas las dejan lastimadas.

Así pues, este mandato lejos de ser una orden absurda es una invitación para que la pareja se comprometa en una relación de verdadera entrega y confianza, que es la única que realmente da seguridad y alegría.

Comentario basado en la reflexión de Alejandra Sosa de su curso sobre San Mateo, en Ediciones 72

Compartir