Page 8 - Impreso
P. 8

 CULTURA/EN ALIA
EN CAMINO Por JAIME SEPTIÉN*
Cuando rompe
Pel albara nadie, menos para la Igle- sia, es un secreto que estamos sumergidos en la noche de la indiferencia religiosa. Quizá
sea más perniciosa que la noche brutal del odio a la Iglesia. Los jóvenes y los viejos preferimos los llamados “valores tangibles”; aquellos valores que “se pueden ver”; que “se pueden tocar”. Pero hay otra noche: la noche de la esperanza que tan bien nos dibujó en sus últimos días de vida Santa Teresita de Lisieux.
¿Qué quiere decirnos esa otra noche? Algo sobrecogedor: que sabemos que existe la oscuridad, el temor del alma a quedar sola, la pregunta por el silencio de Dios, pero, como un trallazo de luz, también sabemos pronunciar con temblor y temor la pregunta esencial:
—¿Centinela, cuánto queda aún de tinieblas?
En realidad a nosotros no nos corres- ponde saberlo. Es el misterio. Pero el mis- terio que salva. Jesucristo también lo hizo. “Aparta de mí este cáliz...”.
Los santos han cruzado este umbral. No diré que siempre con una sonrisa en los labios, pero sí con la esperanza de que el sufrimiento y la sequedad pueden ser transformados en compasión, y en com- partir dos de los temas fundamentales para hacer de nuestra fe algo creíble para el corazón (y para quienes nos rodean).
“¡Ten compasión de nosotros... que vol- vamos justificados!”, fue una de las últimas oraciones de Teresita en su lecho de muerte. Sí, que volvamos justificados a la Casa del Padre. Al final. Cuando es más oscura la noche. Justo cuando va a romper el alba.
Periodista y director del periódico católico El Observador de la actualidad.
          NZA CON
PUEBLOS ORIGINARIOS LOS QUE MEJOR CUIDAN LOS BOSQUES
Indígenas: “guardianes” de la naturaleza
 Por El Observador / Redacción @observacatholic
E l 15 de marzo de 2016, en San Cristóbal de las Casas, el Papa Francis- co pronunció una ho- milía en la que subrayó lo que un reciente informe pone de relieve: que los pueblos originarios de Amé- rica Latina y el Caribe “tienen mu- cho que enseñar a la humanidad”.
GOBERNANZA EFECTIVA
Esta intuición fue reconocida en el informe “Los pueblos indígenas y tribales y la gobernanza de los bosques”, elaborado por la FAO este año. Con datos duros se de- muestra que las tasas de defores- tación que sufren los países de América Latina son más bajas en los territorios que gestionan los indígenas que en aquellos en que explotan entidades públicas y pri- vadas. Su enseñanza es “una opor- tunidad climática” para toda la región.
DEFENSA DE SU HOGAR
El documento de Aparecida apuntó que los pueblos indígenas se rela- cionan con la naturaleza, que res- petan como “fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano”. Los números del informe lo respaldan: cerca de la mitad de los bosques que restan sin daño en la cuenca del Amazonas se encuen- tran dentro de zonas indígenas. De 2000 a 2016, los bosques en las áreas indígenas disminuyeron 4.9%, mientras que en el resto de las áreas, la disminución fue de 11.2 %.
ASEDIADOS Y ASESINADOS
Sin embargo, la huella de la “civili- zación” se acerca a estas áreas y gran cantidad de defensores del territorio –como el líder indígena amazónico del pueblo Inga, Robin- son López (1985-2020), a quien está dedicado el informe, son asesinados, intimidados, golpeados, desprecia- dos. Por ello exclamó el Papa en San Cristóbal: “¡Perdón!, ¡perdón, hermanos! El mundo de hoy, des- pojado por la cultura del descarte, los necesita”.
       8 13 de junio de 2021 desdelafemx desdelafe.oficial desdelafe DesdelaFeOficial www.desdelafe.mx
   Foto: en Pixabay
  










































































   6   7   8   9   10