Page 4 - DLF 1194
P. 4

/
/
/
SV
 V
E
O
OCZ
Z
C
D
DI
E
EÓ
L
LNP
P
A
A
P
P
A
A
El Papa celebró el 1 de enero la 53 Jornada Mundial de la Paz
          La paz, bien anhelado; la guerra, un fraticidio
Claro mensaje a los doctores
Por Redacción DLF @desdelafemx
EN EL MENSAJE que el Sumo Pontífice pro- nunciará el próximo 11 de febrero, con motivo de la XXVIII Jornada Mundial del Enfermo, llamará a los médicos y al per- sonal sanitario decir “no” a la eutanasia y al suicidio asistido, aun en caso de que la enfermedad sea irreversible.
“Recordemos que la vida es sagrada y pertenece a Dios -señala el texto del Papa dado a conocer previo a la jornada-; por lo tanto, es inviolable y no se puede dis- poner de ella. La vida debe ser acogida, tutelada, respetada y servida desde que surge hasta que termina: lo requieren si- multáneamente tanto la razón como la fe en Dios, Autor de la vida”.
El mensaje se intitula “Vengan a Mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré”, y en él, el Papa también aborda el tema de la objeción de conciencia como una elección necesaria para ser coherentes con el “sí” a la vida y a la persona, frente a la salida fácil de la eutanasia.
“En cualquier caso, su profesionalidad, animada por la caridad cristiana, será el mejor servicio al verdadero derecho hu- mano: la vida. Aunque a veces no puedan curar al enfermo, sí que pueden siempre cuidar de él con gestos y procedimientos que le den alivio y consuelo”.
El Papa contra la eutanasia y a favor de la objeción de conciencia.
El Pontífice aseguró que los conflictos bélicos empiezan por la intolerancia a lo que es diferente a uno.
Por Redacción DLF @desdelafemx
C on el lema “La paz como camino de esperanza: diá- logo, reconciliación y con- versión ecológica”, el 1 de enero la Iglesia celebró la 53 Jornada Mundial de la Paz, en virtud de la cual el Papa Francisco envió a la comunidad in- ternacional un mensaje de reconciliación
y de unión.
En dicho mensaje, el Santo Padre se-
ñaló que la paz es un bien precioso, al que aspira toda la humanidad; y por el contrario, la guerra es un fratricidio, que comienza por la intolerancia a la diversi- dad del otro, la cual fomenta el deseo de posesión y la voluntad de dominio. “Nace en el corazón del hombre por el egoísmo y la soberbia, por el odio que instiga a destruir, a encerrar al otro en una imagen
negativa, a excluirlo o eliminarlo”.
En este sentido, señaló que la Biblia, a través de la palabra de los profetas, llama a las conciencias y a los pueblos a la alianza de Dios con la humanidad; “se trata de abandonar el deseo de do- minar a los demás y aprender a verse como personas, como hijos de Dios, co-
mo hermanos”.
Explicó que el camino de la reconci-
liación requiere de paciencia, pero sobre todo de confianza y esperanza, pues la paz no se logra si no se le espera; de manera que lo primero que hay que ha- cer es creer en la posibilidad de la paz, pensando que el otro tiene nuestra mis- ma necesidad de paz. “En esto, podemos inspirarnos en el amor de Dios por cada uno de nosotros, un amor liberador, ili- mitado, gratuito e incansable”.
Asimismo, dijo que para alcanzar la paz es necesario ejercer una economía justa y tener una conversión ecológica. Además, “para los discípulos de Cristo, el camino de la paz también está soste- nido por el sacramento de la Reconci- liación, que el Señor nos dejó para la remisión de los pecados de los bautizados”.
        4 12 de enero de 2020 desdelafemx desdelafe.oficial desdelafe
DesdelaFeOficial www.desdelafe.mx
 




















































   2   3   4   5   6