Page 19 - DLF 1194
P. 19

  Perdonar de corazón las faltas
En ocasiones es necesario pedir a Dios un corazón misericordioso como el de Él, a fin de poder mantener a flote la unión.
   EL DATO
3 claves para perdonar:
Hacer ejercicios diarios de perdón con las pequeñas ofensas dentro del Matrimonio.
Pedir ayuda a Dios para que nos dé la gracia de perdonar como Él hace con nosotros.
Esforzarse todos los días por hacer actos de misericordia a favor
de la otra persona.
Por Vladimir Alcántara @desdelafemx
S i algo difícil hay en el Matrimonio, es perdonar de corazón los errores del o la cónyuge, sobre todo cuando se trata de faltas como la infide- lidad. Sin embargo, es una condición necesaria
para que la unión pueda mantenerse a flote, señala Dulce Fernández, consejera de Cenyeliztli A.C. “Esto es posible si profundizamos en la parte del Padre Nuestro que señala ‘Perdónanos como nosotros perdonamos’, y en este sen- tido, perdonar es seguir el camino de Dios.
“Esto no quiere decir que la persona ofendida deba permitir que la misma ofensa una y otra vez; pero hay que tomar en cuenta que una petición sincera de perdón requiere de la parte ofensora una buena cuota de humil- dad. Lo que es un hecho es que cuando se da una ofensa de este tipo existen síntomas de que algo está fallando en la relación, y conviene tomar terapia o acudir a retiros
Toda pareja
debe fortalecer su capacidad de perdonar.
conyugales”.
A decir de Fernández, perdonar no es una cosa sencilla,
y menos para quien no ejercita el perdón. “Para tener la capacidad de perdonar una falta grave, que probablemente se presentará la ocasión, hay que ejercitar el perdón de la misma forma en que un atleta se prepara para un maratón, y comenzar por perdonar en el día a día las pequeñas ofensas que se suscitan con o sin intención”.
“Para esto acerquémonos a Dios con un corazón mi- sericordioso como el de Él. Si lo hacemos, tendremos su ayuda para poder hacer actos de misericordia a favor de la pareja, pequeñas acciones de amor que darán muestra del otorgamiento del perdón y a la vez sanarán el corazón de la persona ofendida. Y más aún, Dios nos ayudará a apartar la mirada de cualquier oportunidad de venganza que se presente”.
Para la especialista, todo Matrimonio debe fortalecerse en el perdón, pues en el futuro habrá muchas cosas que perdonarse. “Y considerar siempre que, si yo no fui el que fallé, seguramente puse de alguna manera mi granito de arena en el problema de que se trate”.
            www.desdelafe.mx desdelafemx desdelafe.oficial
desdelafe DesdelaFeOficial 12 de enero de 2020 19














































































   17   18   19   20   21