Iglesia en México
rmb

Ordenaciones en la Arquidiócesis de México, bajo medidas sanitarias

Las ordenaciones de este martes 4 y jueves 6 serán a puerta cerrada.
Ordenaciones en la Basílica de Guadalupe. Foto: María Langarica/DLF
Ordenaciones en la Basílica de Guadalupe. Foto: María Langarica/DLF

El Sacramento del Orden Sacerdotal da servidores al Pueblo de Dios para que lo santifiquen, guíen y enseñen, por lo que cada año, en la Arquidiócesis Primada de México, se celebran ordenaciones de diáconos y sacerdotes en los meses de mayo y junio.

Este año iban a ser ordenados por esas fechas varios diáconos y sacerdotes; sin embargo, debido a la contingencia sanitaria, las celebraciones tuvieron que posponerse para la primera semana del mes agosto.

De esta manera, cinco nuevos diáconos transitorios serán ordenados el próximo martes 4, y diez nuevos sacerdotes el jueves 6 de agosto, la celebración será a puerta cerrada. 

Ambas celebraciones tendrán lugar en la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe, a las 17:00 horas, y serán transmitidas por las redes sociales del santuario mariano, de la Arquidiócesis de México y de la revista Desde la fe.

Te puede interesar: Sobre las ordenaciones sacerdotales y diaconales

Medidas sanitarias en las ordenaciones

Ambas celebraciones se llevarán a cabo a puerta cerrada, sólo con un número reducido de invitados ya programados, explicó el padre José Abel Tapia Suárez, responsable de la Comisión para el Diaconado Transitorio de la Arquidiócesis de México.

Por ello, se prevé la asistencia de unas 500 personas –como lo dictó Protección Civil de la Ciudad de México, de acuerdo con el cupo permitido en el santuario mariano­– entre obispos auxiliares, vicarios generales, sacerdotes, seminaristas.

“Y todos, sin excepción, a la entrada deberán pasar por un tapete para desinfectar las suelas de sus zapatos y  por el arco de detección de temperatura; también deberán sanitizarse las manos con gel antibacterial. Durante la celebración, todos deberán usar cubrebocas y guardar la distancia de 1.5 metros. Y en la comunión, tanto los ministros como los fieles  se desinfectarán las manos con gel antibacterial”, dijo.

Así como se ha venido haciendo y promoviendo en los templos de la Arquidiócesis de México, también se sustituirá el saludo de paz por una reverencia, para evitar al máximo cualquier contacto.

Y en cuanto al rito de ordenación, el padre Tapia Suárez explicó que se utilizará gel antibacterial antes de ungir a cada neo presbítero con el Santo Crisma, y la imposición de las manos se hará sin contacto.

Además, se omitirán algunos cantos o se harán a modo de rezo; por ejemplo, la Letanía de los Santos, con la finalidad de abreviar la celebración y evitar que la gente cante.

Del mismo modo –agregó– “se suprimirá algo muy clásico después de la ordenación, que es el besamanos. Como sabemos, es la manera en que los fieles, con fe y devoción, besan las manos del recién consagrado -que es donde se deposita el Crisma- para bendecirlas”.

Te puede interesar: ¿Qué significa amar a Dios por sobre la familia?, este sacerdote lo explica

La cantamisa y el festejo

El sacerdote también explicó que la cantamisa; es decir, la primera Misa celebrada por los sacerdotes recién ordenados, se realizará sólo con la familia y las personas más cercanas, a lo mucho 40 invitados. “No podrán ser aquellas cantamisas de mil o dos mil personas en los atrios de las iglesias a las que estamos acostumbrados en la Arquidiócesis de México después de las ordenaciones”, apuntó.

Y en cuanto a la fiesta –dijo– los neopresbíteros sólo tendrán un festejo breve, sólo con su familia. “Se les ha hablado de la responsabilidad de que cuiden a sus abuelos, a sus papás, a sus invitados. No los pueden exponer a una fiesta de dos o tres horas. Será algo muy sencillo, breve y con mucha prudencia”, precisó.

Incluso, aseguró que algunosneo presbíteros únicamente cenarán con sus papás y hermanos, en su casa. “Ya tendrán oportunidad de hacer una fiesta más grande en su primer año de sacerdotes o más adelante”, consideró.

Te puede interesar: 10 frases de aliento del Papa Francisco a los sacerdotes por la pandemia

Alegría en medio del dolor

El padre José Abel Tapia Suárez señaló que, pese a todo el dolor por lo que se está viviendo en estos momentos de emergencia sanitaria por el COVID-19, estas ordenaciones en la Arquidiócesis de México deben ser signo de alegría, pues “la alegría no es la fiesta o el ruido, sino en el gozo, la esperanza y la fe que hay en el corazón de estos nuevos sacerdotes que van a dar mucho a la Iglesia”.

Asimismo –explicó– “es un signo de confianza en Dios. Se pudo haber dicho: ‘Vamos a suspender las celebraciones hasta que todo esté normal’, pero no la vida tiene que seguir”.

De manera particular, el padre Tapia Suárez compartió que está viviendo este momento con mucha alegría: “porque diez sacerdotes para nuestra ciudad sigue siendo un regalo maravilloso de Dios. Dios sigue bendiciéndonos. Dios nos sigue dando vocaciones. Dios es bueno con nosotros”.

Los diáconos transitorios que recibirán la ordenación sacerdotal son:

1. José Guillermo Ortiz Hernández

2. Giovanni Gangi

3. Dario Micieli

4. Joel Iván Solórzano Arroyo

5. Eduardo Javier Torres Colín

6. Gabriel Juárez Hernández

7. Irving Salas Hernández

8. Jesús Eleazar Muñoz Cruz

9. José Vázquez Domínguez

10. Sergio González Guerrero

Los seminaristas que recibirán la ordenación diaconal son:

1. Daniel Morquecho Pérez

2. Tomás Patrito Pablo

3. Guadalupe Reyes Aguilar

4. Jorge Valdez González

5. Bernardo Valle Rodríguez

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

 

Comentarios