Desde la Fe - Canal RSS - Arte para Jóvenes - Músicahttp://www.desdelafe.mx/apps/article/?z=53La enfermedad nunca tendrá la última palabra
Carolina y Fernando son un joven matrimonio chileno. Llevan 7 años casados y tienen un pequeño hijo de 2 años y medio. Desde el comienzo de su relación, cuando eran novios, pusieron su fe al servicio de los demás, desarrollado un apostolado misionero para jóvenes. Ellos esperaban con ansias la llegada de su primer hijo, pero los diagnósticos médicos indicaban otra cosa. Tras cinco años de dar la pelea, Carolina quedó embarazada de forma milagrosa e inexplicable, pero su embarazo sufrió un vuelco al ser diagnosticada (con siete meses de embarazo) con un cáncer de mama en etapa cuatro, lo que hizo que el parto fuera adelantado varias semanas.

No sólo enfrentaron la enfermedad desde la fe, sino que han sido testigos, en primera fila, de la intervención de Dios de forma sobrenatural contra todo pronóstico, y junto con ello han acompañado a muchas otras personas que han sido diagnosticadas de gravísimas enfermedades, muchas de ellas casi desahuciadas. Su acompañamiento no ha sido sólo desde el consuelo, sino que en varias ocasiones, habiendo orado con fe, han ocurrido inexplicables sanaciones en algunas personas. Cuando Carolina y Fernando hablan de fe y enfermedad, saben en carne propia de lo que están hablando.

Ellos, que han vivido esta experiencia de la mano del Señor, nos quieren compartir desde su testimonio –a manera de pregunta y respuesta–, algunas claves que nos pueden servir para quienes sufren enfermedades y para quienes acompañan a estas personas. 


1. ¿Por qué Dios permite enfermedades así?

Ante un diagnóstico médico que implique dolor físico o cercanía con la muerte, es inevitable  no  preguntarle a Dios: “¿Por qué a mí?” Nosotros, las primeras dos semanas de recibir la noticia del cáncer, se lo preguntamos diariamente entre lágrimas. Hoy, al experimentar cada día con fuerza su amor y misericordia, muchas veces entre dolores físicos intensos, lágrimas y frustración, podemos decir que la enfermedad es una tremenda oportunidad que tenemos de volvernos a Dios, de entablar una relación sincera y profunda con Él, y descubrir que dependemos del Él.  

Respecto a si Dios permite una enfermedad, podemos mencionar dos cosas: no olvidar que Dios es Padre. Pensar que Dios quiere que nos enfermemos es, definitivamente, no conocer a Dios. Una vez le preguntaba a Dios si Él quería sanar a mi esposa, y Él me respondió con la Palabra: –“Fernando, ¿tú desearías una enfermedad para tu hijo? Evidentemente le dije: –“Dios, jamás desearía una enfermedad para mi hijo–. Entonces nuestro Señor  me habló a través de su Palabra : “Si ustedes que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, cuánto más el Padre del cielo…” (Mateo 7, 11).

La enfermedad no tiene la última palabra en nuestras vidas: Quien la tiene es nuestro Señor Jesús; la sanación puede ser instantánea (como nos ha tocado presenciar) o mediante un proceso paulatino de mejora (física y espiritual). El producto final de esta obra de Dios en nosotros es siempre un testimonio para su gloria y parte de su divina voluntad.

2. ¿Qué actitud espiritual es la que Dios espera? 

La disposición que creemos que Dios espera de nosotros es: Fe: es creer en lo que aún no vemos (voy a estar sano). Esperanza: es confiar en Dios y en sus tiempos (si no estoy mejor hoy, lo estaré mañana) Amor: es saber que Dios nos ama, nadie que ama desea el mal para el ser amado. Dios te ama y quiere lo mejor para ti. Dios quiere sanar tu espíritu, tu alma y tu cuerpo. Tener fe en Dios y no en la enfermedad: Jesús es más fuerte que el cáncer, que el Sida, que cualquier enfermedad.

3. Para quienes no tienen fe, la medicina es el único camino; pero para los que tenemos fe, ¿cuál es su rol?

La medicina y los médicos ciertamente también son creados por Dios. Hemos entendido que debemos ser obedientes con los tratamientos y las indicaciones médicas, pero con la claridad de que el alcance de los médicos y de la medicina es limitado, mientras que Dios es ilimitado. Una vez un doctor nos dijo que Carolina tenía pronóstico de tres meses de vida, y le respondí: “Mire doctor, yo no espero de usted un milagro, sé que la medicina tiene limitaciones y usted también, pero confío en su trabajo y espero lo haga lo mejor posible, Dios hará el milagro”. Debemos ser obedientes y discernir. En estos dos años y medio, Dios ha manifestado su amor a través de una infinidad de personas de diferentes equipos de salud, que sin duda han sido la prolongación de su amor en nosotros.

5. ¿Sirve de algo ser católico o da lo mismo?

Ser católico es un regalo de Dios, y claro que sirve. Cuando hay una circunstancia de enfermedad la fe nos dona: Sacerdotes, que acuden a centros de salud, hospitales para administrar los sacramentos (nuestro hijo fue bautizado en la UCI Pediátrica el mismo día de nacido). Visita de Sacerdotes y/o Ministros de la Eucaristía en nuestros hogares, y todos los días el sacerdote puede ofrecer la Eucaristía por la recuperación de la persona enferma.

En nuestro caso, ser católicos nos ha dado la bendición también de tener amigos en la fe que nos han sostenido con su oración. Nuestra parroquia extendió sus brazos como una madre que va en auxilio de su hijo enfermo, los mismos brazos de Jesús acariciándonos, amándonos y entregándonos su paz.

6. ¿Dios quiere sanar? Si es así, ¿cuándo y a quienes?

Dios quiere sanar siempre y quiere sanarnos a todos. De eso no hay duda. Dios no discrimina en amor, Él ama. Ahora, es evidente que algún día tendremos que partir a la casa del Padre, pero Dios quiere que partamos a la casa del Padre, con el alma y el espíritu sanos, pues dice la Palabra que el Señor no quiere que ninguno se pierda. La enfermedad puede ser esa oportunidad de volvernos a Dios, de dejarnos amar por Él. Cuando Jesús le lavaba los pies a sus discípulos, llegando a Pedro, éste le dijo: “no dejaré que me laves los pies”, pero Jesús le respondió, “si no me dejas que te lave los pies entonces no te conoceré en presencia de mi Padre”. Esto significa que es un requisito dejarnos lavar por Dios, dejarnos sanar por Él, su amor sana, y esta sanación no es siempre a nuestro manera. No llegaremos al cielo si no es así. Es obligación ser sanados por Dios, ayer, hoy y mañana.

7. Para los que no sabemos cómo acompañar a alguien enfermo, además de nuestra actitud orante y cercana, ¿qué podemos hacer?

Ante el dolor todos reaccionamos de maneras diferentes. Con un diagnóstico médico desolador, algunos necesitan inmediatamente cercanía de su entorno familiar. Y en otros casos se requiere de unos días o semanas para estar con los más cercanos, llorar, tratar de comprender y buscar respuestas que ante el sufrimiento son difíciles de encontrar.

En nuestra propia experiencia, viviendo esta circunstancia de enfermedad y también visitando y acompañando enfermos, podemos mencionar algunas cosas:

Intenta ponerte en contacto con algún familiar: preguntarle cómo está anímicamente la persona, qué necesita, si es conveniente visitarla, y pedir encarecidamente que le comunique tu preocupación por ella.

Si la persona no desea por el momento recibir visita, busca alguna forma de llegar a ella: a nosotros nos enviaban cartas de puño y letra, cartulinas de colores con textos bíblicos, correos, mensajes y audios de Whatsapp. Estas cosas se agradecen profundamente.

Si accede a la visita, por más grave que esté la persona, no vayas con cara de funeral. Tampoco vayamos con lástima. Dios no nos tiene lástima, nos tiene fe.

En tu primera visita no indagues en el diagnóstico médico: ni tampoco preguntes: ¿Cómo no te hiciste chequeos antes?, ¿algo te hacía pensar que era esta enfermedad? Si la persona lo desea, te confiará lo que siente.

Acompaña con amor: incluso sin hablar mucho, acaricia, abraza, y pregunta: ¿quieres que hagamos una pequeña oración juntos? De todas las visitas que hemos realizado ningún enfermo se ha negado. Incluye a la familia del enfermo, pues ellos también necesitan que se les escuche y entregue cariño.

Nunca dejes de acompañar: muchos, al momento de recibir la noticia de una fuerte enfermedad en un ser querido, tendemos a acompañar mucho al principio, pero después por diversos motivos desaparecemos. No lo hagas, sigue de alguna forma manifestando tu amor, en la recuperación, y sobre todo en el proceso de perseverar en la fe donde se  necesita mucha compañía. 

Nunca perder oportunidad para transmitir fe: ve siempre con una disposición de amor, esperanza y fe. Somos portadores de luz de Cristo, canales de su gracia. El trabajo del demonio es hacernos creer que todo está perdido. 

Actualmente Carolina y Fernando viven en Chile, han sido fundadores de la Fraternidad Tiempo de Milagros, y dedican su tiempo para compartir sobre el poder de Dios en medio de la enfermedad, orando por otros enfermos, formando a quienes los acompañan y animándonos en la fe.

Carolina comenzó este proceso de enfermedad postrada en cama, hoy en día (después de dos años y 6 meses) y contra todo diagnóstico médico, está de pie, caminando sin uso de bastón. Han desaparecido los tumores en el cerebro, los pulmones, las partes óseas (entre ellos el fémur). A pesar de que han sido muchas las sesiones de quimioterapias, jamás ha manifestado efectos adversos que la inhabiliten. Hoy, junto a su marido, Fernando, la enfermedad pasó a segundo plano, y dan gracias a Dios por la vida de su hijo, por poder criarlo juntos, y porque a través de esta enfermedad tan dura pudieron conocer a un Dios vivo, actuante y para quien nada es imposible.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=7514Domingo, 7 de enero de 2018, 14:00 Horas
Reconstruyamos con firmeza… la comunicación
Me parece que uno de los puntos que se han de reconstruir con firmeza son los medios y los modos que hemos utilizado en la comunicación. Y más que esperar que los directivos y gobernantes hagan su tarea, bien podremos empezar por lo que está al alcance de nuestra mano –¡que ya es mucho!– y nos reportará un beneficio directo. Te propongo algunos puntos:

1.- La radio, la televisión, periódicos, internet, redes sociales, etc., son medios que ofrecen un mensaje, pero no tienen la garantía absoluta de la verdad plena; eres tú quién debe discernir y seleccionar qué clase medios y mensajes te ayudan a ver con objetividad, a valorar con principios, a decidir con libertad. Si te “amarras” a un medio, tal vez pierdas de vista el horizonte real. Ve la televisión, pero no dejes de mirar la vida; oye el radio, pero no dejes de escuchar a la persona con quien convives; lee el periódico, pero aprende a leer tu entorno; métete a internet y a las redes sociales, pero involúcrate y comprométete con las tareas cercanas y cotidianas: ahí tendrás la garantía de ser efectivo en el momento de la emergencia.

2.- Propagar una información, difundir una noticia, dar alas al comentario, buscar que todos se enteren… no es suficiente ni es lo mejor. Reconstruir el modo de comunicarnos es tarea de todos los días: cuando des una información procura que sea clara, útil, constructiva; al dar una noticia busca que sea imparcial, veraz, positiva; si ofreces un comentario no te quedes en la mera criticonería, ni lo hagas con afán morboso, ¡sé propositivo!; si hay algo que merezca que des a conocer a todos, te aseguro que no se llama chisme, ni es la vulgaridad o la calumnia. 

3.- Tenemos herramientas para la comunicación que antes ni siquiera imaginábamos. Pero la mejor herramienta puede constituirse en un arma peligrosísima en manos ingenuas, ignorantes o desesperadas. Con ingenuidad damos “like” sólo por gusto superficial, con ignorancia no iremos más allá de ser unos crédulos veleidosos, con desesperación cualquiera te espantará con cuentos tremendistas o te apantallará con soluciones fáciles. Herramientas como el celular, el internet, la televisión, un panfleto o volante, necesitan tu mente y tu corazón: úsalos con inteligencia y con la mejor intención. ¡Serán entonces las mejores herramientas para comunicarte!

4.- La mejor comunicación es la que en realidad te conecta con quien más quieres: con Dios (en la oración, en la profundización de tu doctrina, en la celebración de tu fe), con tu familia (en el diálogo abierto, confiado, amoroso), con tus vecinos (en el trato cortés, respetuoso, sencillo), con tu barrio (en la colaboración, en la organización, en el cumplimiento de deberes y en la exigencia de derechos). Reconstruye con firmeza tu comunicación con quien más quieres, así ningún terremoto te destrozará. 

5.- Pon en el “bote de la basura” lo que sabes bien que no sirve: falsas noticias (fake news), datos inútiles (mensajes virales), información de celofán (mensajes empalagosos), escándalos y chismes, calumnias y mentiras. Todo eso destruye y socaba los cimientos de toda buena construcción, ¡perdón!: de toda buena comunicación.

RECUADRO 1
  1. Reconstruyamos con firmeza la comunicación, y ya estaremos evitando que la catástrofe se convierta en tragedia.
  2. Reconstruyamos con firmeza la comunicación en el hogar, y ningún terremoto nos devastará.
  3. Reconstruyamos con firmeza la comunicación en los medios (tv, radio, redes sociales, etc.) y ellos mismos se esmerarán en darnos mejores contenidos.

RECUADRO 2

Comunicado: “El Card. Rivera no es dueño de ningún colegio”

En relación con un anónimo y cobarde texto que circula a través de WhatsApp, en el que se difama al Card. Norberto Rivera Carrera, la Arquidiócesis Primada de México niega de forma categórica que el Sr. Arzobispo sea propietario del Colegio Enrique Rébsamen, ni de ningún otro colegio particular en la Ciudad de México.

El pasado miércoles 20 de septiembre, el Card. Norberto Rivera asistió a dicho colegio al sur de la ciudad, para brindar apoyo espiritual a las familias que habían perdido a sus hijos en tan lamentable acontecimiento. De igual forma, ese mismo día recorrió las zonas afectadas de Xochimilco y Milpalta.

Consciente de que cualquier persona que afirme lo contrario tiene el deber de probarlo, la Arquidiócesis de México anuncia que emprenderá acciones legales en contra del autor de esta infamia.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=7403Domingo, 01 de octubre de 2017, 14:00 horas
Asilo de ancianos pide auxilio
Hace 23 años, al toque de puerta de una anciana en la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, en la colonia Ejército de Oriente, el P. José Guadalupe Jiménez inició una obra de caridad que muy pronto se convertiría en un asilo para ancianos, quienes hasta la fecha siguen necesitando del apoyo de una sociedad que muy poco se ocupa de ellos, que parece cerrar los ojos y el corazón a las necesidades de quienes ya no tienen fuerza para valerse por sí solos. Sobre este asilo, que aún instalado en otra sede sigue llevando el nombre de aquella parroquia, habla para Desde la fe el sacerdote fundador.

    Cuenta el P. José Guadalupe que aquella anciana fue echada de casa por su sobrina, así que, al no contar con nadie más, decidió recibirla y hacerle un espacio en la parroquia. “Pronto se fue corriendo la voz, y comenzaron a llegar otras ancianas, una tras otra; luego también hombres; de repente ya eran 20, luego 30, y llegué a tener hasta 38 ancianos. Era muy difícil tomar la responsabilidad de atenderlos, pero no podía dejarlos en el abandono. Les fui acomodando un lugar para que cupieran. Es cierto que la Iglesia debe ver por los más necesitados, esa es su esencia, pero si no contamos con recursos económicos es muy difícil adquirir pañales, medicamentos, canasta básica, o pagar servicios médicos, gastos funerales, entierros”.

    Relata que unos años después de que comenzó esta obra, fue cambiado a la Parroquia Asunción de María, en la colonia Aculco, y además de los gastos que implicaba el sostenimiento de los ancianos tuvo que hacerse cargo de la edificación de todo el espacio, pues prácticamente no había nada. “Ahora son 27 los ancianos que están en el asilo; la mitad son personas abandonadas, y a la otra mitad la familia las trae cuando realmente les es imposible hacerse cargo de ellas. A éstas les cobramos una cuota; actualmente, para el mantenimiento de un anciano se requiere mínimo unos 4 mil pesos mensuales, ya que incluso se deben contratar personas que los cuiden; pero a veces sólo pueden dar 2 mil quinientos pesos o menos”.

    El sacerdote asegura que muchas veces el DIF le envía ancianitos, argumentando que sus asilos están saturados. “Si hay lugar, pues lo recibo, pero eso implica tener que estar buscando más recursos para su sostenimiento. Hay gente que nos apoya con despensa, y lo agradecemos mucho; pero no es suficiente. Lo que más traen es ropa usada, sólo que eso no nos sirve; al contrario, a veces viene con chinches o pulgas, y ha sido un problema para fumigar el espacio. Yo les pido que den lo que nazca de su corazón, pero que sea algo que los ancianitos puedan utilizar, y sobre todo que sea algo nuevo”.

    Lo que más necesito ahora –indica– es una casa para ellos, independiente de la parroquia, ya que si yo fuera movido a otra iglesia me los tendría que llevar y adecuarles nuevamente un espacio. “¡Esto es un llamado de auxilio, porque ya necesitan un lugar fijo! Además, el Card. Norberto Rivera me ha pedido que ya haga los trámites legales para formalizar el asilo. Y esto es bueno, para que a mi muerte no haya problemas. Aquí, como se va pudiendo, ya todo funciona, pero no hay documentos que le den soporte legal como asilo”.

    Yo lo primero que pido a las personas –finaliza el P. José Guadalupe– es que tengan mejores sentimientos para sus ancianos, que les den lo mejor, que no se cansen de atenderlos en casa, para que después no anden queriendo organizarles el velorio más elegante; el cariño se les debe demostrar en vida. “Y pido a todos los ciudadanos que, si está en sus manos, realicen un donativo o se hagan un espacio para convivir con alguno de nuestros ancianos; el Señor se los devolverá con creces. Él nos habla todos los días a través de personas necesitadas; pero comúnmente estamos tan distraídos que no nos damos cuenta de que pasa frente a nosotros y lo despreciamos. Si alguien desea realizar un donativo, puede depositar en la cuenta Bancomer 00113555909, o traerlo directamente a la Parroquia Asunción de María, Veracruz 14, pueblo de Aculco, Del. Iztapalapa”.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=7099Domingo, 5 de febrero de 2017, 14:00 horas
Iglesia concientiza a laicos sobre dramas de la migraciónMuchos de ellos han decidido colaborar en la atención caritativa a los hermanos que sufren la pena de abandonar su tierra y a su familia.

Con el propósito de sensibilizar a los laicos para que se involucren en el trabajo a favor de las hermanas y hermanos migrantes, la Pastoral de Migrantes y Movilidad Humana de la Arquidiócesis de México, junto con los centros de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas (CEFALAES), han comenzado a realizar una serie de talleres de capacitación informativa y vivencial.

La hermana María Arlina Barral Arellano, responsable de esta pastoral, explicó que los talleres pretenden informar a los agentes laicos sobre el fenómeno de la migración en el país, especialmente en la Arquidiócesis de México.
Hasta ahora –dijo– la formación se ha impartido en la I, III y VI vicarías, con la participación de decenas de agentes, pero la meta es llevarla a cabo en el resto de las vicarías episcopales.

La hermana Arlina Barral informó que, con el objetivo de procurar un mayor conocimiento de la realidad que viven los migrantes, los laicos visitaron la Estación Migratoria en Iztapalapa y la Casa San Juan Diego en Lechería, Estado de México, que, sobra decir, fue cerrado a mediados del mes pasado.

“Queríamos que vieran el rostro de Nuestro Seños en el de sus hermanos y hermanas migrantes, y después del encuentro, sus corazones fueron desgarrados por las trágicas historias que tiene cada uno de ellos. Fueron sensibilizados por esta realidad y la mayoría manifestó su deseo de ayudarlos en la medida de lo posible”, relató.

En esta parte, los agentes de pastoral pudieron hablar y convivir con los hermanos –en su mayoría procedentes de Centroamérica–, escucharlos para conocer las razones por las cuales decidieron abandonar su país, descubrir la fuerza que les ayuda a seguir adelante, y animarlos para que no pierdan la esperanza y se mantengan firmes en su fe.
“Este es un primer paso para tener la actitud de hospitalidad y de solidaridad con los migrantes”, refirió.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=3410Domingo 05 de Agosto de 2012 12:30 hrs
Hace 10 años Juan Pablo II dijo adiós a MéxicoFue en esa ocasión cuando pronunció la frase que resultó profética: “Me voy, pero me quedo”. 

Esta semana se cumplieron diez años de importantes eventos religiosos protagonizados por el hoy beato Juan Pablo II, quien justo hace una década, realizó su quinto y último viaje pastoral a nuestro país.

En aquel entonces, el Santo Padre, que venía de Roma, hizo escala en Toronto, Canadá, donde permaneció del 23 al 28 de julio del 2002, con motivo de la XVII Jornada Mundial de la Juventud. Su viaje prosiguió por Guatemala, donde canonizó al terciario franciscano Pedro de San José de Betancur, (1626-1667) un español de las Islas Canarias que pasó por México hasta llegar a la ciudad de Antigua (Guatemala), donde realizó una importante obra social en favor de los pobres.

Durante la ceremonia, en la cual comulgaron 140 mil personas, Juan Pablo II dijo: “El Hermano Pedro es una herencia que no se ha de perder y que se ha de transmitir para un perenne deber de gratitud y un renovado propósito de imitación... Esta herencia ha de suscitar en los cristianos y en todos los ciudadanos el deseo de transformar la comunidad humana en una gran familia”.

De Guatemala, el Papa viajó a México para canonizar en la Basílica de Guadalupe a Juan Diego Cuauhtlatoatzin. Aquel 31 de julio sus palabras fueron: “En honor de la Santísima Trinidad, para exaltación de la fe católica y crecimiento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y oído el parecer de nuestros hermanos en el Episcopado, declaramos y definimos Santo al beato Juan Diego Cuauhtlatoatzin, y lo inscribimos en el Catálogo de los Santos, y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrado entre los Santos. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.

Al día siguiente, 1 de agosto, Juan Pablo II beatificó a los dos mártires fiscales indígenas de Cajonos, Oaxaca: Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles, quienes fueron linchados por odio a la fe.

Durante la ceremonia, las intenciones se pronunciaron en zapoteco, mixteco, mixe, náhuatl, maya y purépecha. Ahí, el Papa hizo referencia a la Carta del Apóstol San Pedro (4,12-19): “No se extrañen de verse sometidos al fuego de la prueba, como si fuera algo nunca visto. Al contrario, alégrense de compartir ahora los padecimientos de Cristo”. El Evangelio al que se dio lectura fue el de San Mateo (5.1-12). Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”. La música de la Misa Mixteca imprimió alegría y solemnidad. Al final, un grupo de danzantes ejecutó la Danza de la Pluma. 

Después de la Santa Misa, Juan Pablo II regresó a Roma y este fue su último viaje a nuestro país, cuando pronunció una frase que resultó profética: “Me voy, pero me quedo”. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=3403Domingo 05 de Agosto de 2012 12:30 hrs
Cabalgará por tierras mexicanas " El Jinete Peregrino"Viajó en caballo de Chile a Roma y ahora piensa visitar los santuarios más importantes de nuestro país.

Se encuentra en la Ciudad de México Samuel Candia, mejor conocido como “El Jinete Peregrino”, un chileno que alcanzó la fama luego de cabalgar por varios países de América del Sur para continuar su viaje hasta ciudad del Vaticano, donde fue recibido, con todo y caballo, por el Papa Benedicto XVI.

El largo viaje del Jinete Peregrino inició el 18 de diciembre de 1997 –tras la bendición de Mons. Miguel Caviedes Medina–, con el propósito de llegar hasta Roma para agradecer al Papa Benedicto XVI la mediación que realizó la Santa Sede, durante el pontificado de Juan Pablo II, para evitar un conflicto armado entre Chile y Argentina.

Candia recorrió a caballo diez países de América del Sur hasta llegar a Venezuela, donde habría de embarcarse rumbo a Europa; sin embargo, al no conseguir su propósito por razones administrativas, cruzó la Amazonia hasta Uruguay, donde finalmente se embarcó hacia el puerto de Génova. Una vez en Italia, retomó su camino a caballo para entrar cabalgando a la 
Plaza de San Pedro el 8 de septiembre de 2010.

Ahora, el Jinete Peregrino se encuentra en la Ciudad de México para agradecer a la Virgen de Guadalupe que pudo alcanzar su meta y llevar a cabo este largo viaje sin mayores contratiempos. Samuel Candia es devoto de la Virgen de Guadalupe y a Ella encomendó su travesía.

El pasado miércoles 25 de junio, fue recibido en la Basílica de Guadalupe por el Rector del Templo Expiatorio a Cristo Rey, Mons. Pedro Agustín Rivera, con quien platicó sobre su intención de cabalgar por tierras mexicanas, desde el Santuario Mariano más importante de América, la Basílica de Guadalupe, hasta el Santuario a Cristo Rey, en Silao, Guanajuato, para luego dirigirse al Santuario de los Mártires, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=3371Domingo 29 de Julio de 2012 12:30 hrs
Himno a la familia“Tu familia te da las gracias” es el título del himno oficial del VII Encuentro Mundial de las Familias 2012 (EMF-2012) que reunirá a unas 800 mil personas en Milán, Italia, del 30 de mayo al 3 de junio. 

El himno fue escrito por el director del Coro de la Catedral de Milán, Claudio Burgio, y la letra está inspirada en la expresión de familia que hay en la Santísima Trinidad.

El himno ha sido interpretado por el Coro Cara Beltà y la Orquesta de la Academia de Música Sacra, y ambientará todas las actividades del EMF-2012, cuyo origen se remonta a 1981 cuando el Papa Juan Pablo II promulgó la exhortación apostólica Familiaris Consortio y constituyó el Pontificio Consejo para la Familia. El primer EMF tuvo lugar en Roma en 1994. 

La partitura y la grabación del himno pueden descargarse en www.family2012.com. 
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=3069Domingo 20 de mayo del 2012 12:30 hrs.
Arte y música Te presentamos a Rafa Salomón, compositor y músico mexicano de trayectoria internacional. La propuesta de este joven cantaautor es muy interesante ya que se ha dedicado a crear temas espirituales que llegan al corazón de quienes le escuchan, su música es definida, por una gran cantidad de personas,como un bálsamo para el alma.
Rafa Salomón tiene una destacada trayectoria de más de 15 años componiendo cantos y ofreciendo conciertos en diferentes lugares del mundo, llevando su profunda propuesta musical que trasciende, reflexiona y comparte con nosotros su mensaje de fe y amor en Dios.

La música de Rafa Salomón, con la fuerza de la fe, ha llegado a más de medio millón de personas que han compartido sus conciertos, y quienes comentan que es una experiencia reveladora y de gran valor espiritual. Su disco Adoración fue seleccionado por la academia para su participación en los Latin Grammy Awards 2011 como mejor disco y mejor nuevo artista dentro de su categoría.

Conoce su propuesta en www.rafasalomon.net
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=2911Domingo 08 de abril del 2012 12:30 hrs.
Música: Música, voz del amor de DiosLa voz de la música, que trasciende el lenguaje, puede consolarnos y reconfortarnos; nos lleva de la oscuridad a la luz; nos recuerda que somos uno con Dios y con los demás. Sobrepasa el bullicio de nuestros pensamientos y habita en un sitio muy profundo en nosotros. Existen hoy en día una gran cantidad de músicos católicos -grupos y solistas- que no cesan de producir material con mensaje en diferentes géneros, entre ellos el grupo Méssia, que surgió por accidente en un intento por descubrir nuevas formas de hacer música. Este grupo se autodefine como una comunidad de discípulos en misión al servicio de Cristo, con el objetivo de dar testimonio del amor de Dios y promover la vivencia de la fe a través de la música.

Conoce su propuesta en www.mauriliosuarez.com

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=53&a=2662Domingo, 19 de febrero de 2012 12:30 hrs.