Desde la Fe - Canal RSS - Nuestro Pastorhttp://www.desdelafe.mx/apps/article/?z=30Respeto, es lo que los católicos esperan de Trump en su visita al PapaAnte el reciente despido del Director del FBI, las amenazas de Corea del Norte y en un contexto de bajos niveles de aprobación popular, el Papa Francisco recibirá en la Santa Sede, el próximo 24 de mayo, al presidente estadunidense Donald Trump. Este encuentro es adicional a las reuniones de la OTAN, el 25 de mayo, y a la del Grupo de los Siete, el 26 de mayo, ambas en Italia.

En entrevista para Desde la fe, la catedrática de la Universidad Anáhuac, Almendra Ortiz de Zárate, aseguró que en este contexto, la decisión de Trump de hacer una visita al Santo Padre habla de la importancia que tiene la Iglesia católica para el mandatario estadounidense.

La Mtra. Almendra Ortiz, quien trabaja en el Centro Anáhuac de Investigación en Relaciones Internacionales y es columnista del Foro Internacional Anáhuac del periódico Excélsior, dijo que es bien sabido que el Papa Francisco y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tienen opiniones distintas en materia de política internacional, y no coinciden en la forma de conducirse como líderes en el entorno global.

Sin embargo –agregó– todos esperamos que ese encuentro se lleve a cabo en un ambiente de cordialidad ante la envergadura que ostenta el Santo Padre, por lo que será muy importante que el mandatario norteamericano se apoye en la diplomacia y se conduzca de manera adecuada frente al representante de una comunidad de más de mil doscientos millones de católicos.

En cuanto a la postura de ambos en materia de medioambiente, tema al que el Papa Francisco ha dedicado una encíclica, la investigadora comentó que el presidente Trump, desde su llegada a la Casa Blanca, ha sido claro en su posición sobre este rubro, pues inmediatamente retiró la aprobación de políticas que impactan en el deterioro medioambiental y los fondos encaminados a la investigación en la materia.

Y con relación al tema de migrantes, recordó que el mandatario ha sido enfático al expresar su rechazo, y no duda en que seguirá firme en su intención de construir el muro en la zona fronteriza entre los Estados Unidos y México, una campaña que le ha dado la titularidad, y que por lo tanto, difícilmente podría esperarse un cambio en su postura.

Almendra Ortiz consideró que el Papa Francisco ha tenido mucho cuidado de no prestarse al juego de las efervescentes declaraciones hechas por el presidente Trump, pero a la vez, ha sabido mantener un discurso dirigido a la comunidad internacional opuesto al del mandatario; ha sido destinatario de un mensaje de paz y de respeto por la dignidad del ser humano, totalmente orientado a la construcción de puentes en lugar de muros.

“De presentarse la oportunidad –añadió– el Papa reforzará lo que ha expresado con anterioridad, dejando en claro la necesidad de proteger a las personas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, ya que las políticas segregacionistas no forman parte del proyecto encaminado a la construcción de un mundo mejor. Aunque el tema migratorio es relevante a nivel mundial, el asunto del muro en la frontera mexicana es propio de México, por lo que no necesariamente podría ser incorporado a la agenda de conversaciones entre ambos”.

Finalmente, dijo que muy probablemente su Santidad el Papa Francisco comience por escuchar el discurso de Donald Trump, en el que probablemente tocará el tema migratorio pero de manera breve, aunque desde sus propios puntos de vista; sin embargo –concluyó– existen otros tópicos de importancia que podrían considerarse, sobre todo los que tienen relación con la seguridad internacional y la búsqueda de la paz.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=7230Domingo, 21 de mayo de 2017, 14:00 horas
Toda una vida de entrega a Dios
Con motivo de sus 50 años de ordenación sacerdotal, el Card. Norberto Rivera Carrera fue entrevistado por el semanario Desde la fe sobre su largo caminar al servicio de la Iglesia de Jesucristo. El Arzobispo de México ofreció detalles acerca de la forma en que ha sido guiado por Dios desde el momento de su llamado, del importante apoyo de sus padres para ver cristalizada su vocación y de lo que le representa ahora el haber entregado su vida al servicio del Señor y de su Pueblo.

Feliz infancia

La historia comenzó en un sencillo pueblo de Durango, La Purísima, en la zona de Tepehuanes, donde el ahora Arzobispo de México asegura haber tenido una infancia muy feliz, rodeado de sus amigos y guiado por unos padres que se esmeraban en la educación de sus hijos. “Yo sentí el amor y el cariño; a veces bromeo diciendo que mis papás tenían que quererme porque ya se habían muerto cuatro de mis hermanos, recién nacidos; así, que vengo yo, y pues no hay quinto malo”. 

El llamado de Dios

El Card. Rivera Carrera asegura que desde su infancia sintió el llamado de Dios, gracias a que cada mes acudía a su pueblo, a celebrar la Eucaristía, un sacerdote, quien llegaba a caballo a casa de su abuela. “Era un sacerdote a quien curiosamente la gente grande no quería porque decían que era muy regañón; en cambio, con nosotros los niños, era un cura muy cariñoso, así que, no solamente yo, sino muchos niños nos alegrábamos cuando él llegaba”. 

Asegura que sentía una gran admiración por ese sacerdote, quien realmente ayudaba al pueblo. “Después llegó otro sacerdote, el señor cura José Soledad Torres, quien después fue el primer Obispo de Ciudad Obregón; él no solamente se dedicaba a la cuestión del culto, de la enseñanza de la doctrina de Cristo, sino que estaba muy comprometido en ayudar a la gente, construyendo caminos, llevando agua potable, haciendo que la gente tuviera un mejor nivel de vida. Entonces vi que el sacerdote no era lo un hombre de culto, sino que promovía a la comunidad”.

Fue el ejemplo de este párroco, don José Soledad Torres, lo que despertó en el niño Norberto el interés por el sacerdocio y sus deseos de ingresar al Seminario de Durango, donde estudiaría Humanidades, Filosofía y Teología. 

Entusiasmado por el Seminario

Tras cumplir los doce años de edad, ingresó entusiasmado al Seminario de Durango, situado a más de 250 kilómetros de La Purísima, cuando aún no había caminos y para llegar hasta ese lugar sólo podía ser en tren. 
“Ir a la capital del estado era para mí totalmente nuevo; me entusiasmaba poder estudiar en el Seminario, en el que había un curso previo y después cuatro años de Humanidades. También me gustó conocer amigos y compañeros de varias partes del estado, quienes tenían el mismo ideal. Allá en mi pueblo yo creía que éramos solamente dos o tres los que nos habíamos entusiasmado por la vida sacerdotal, y ver que éramos 30 o 40 niños me dio mucha alegría”, comenta el Card. Rivera.

El sacrificio de sus padres

Explica que fue apoyado en todo por sus padres, don Ramón Rivera Cháidez y doña Soledad Carrera de Rivera. “Por supuesto que mis papás me dieron el apoyo incondicional, aunque se quedaran llorando por haber tomado una decisión así; sin embargo, ellos no sólo me apoyaron, sino que me animaron para que pudiera realizar aquello que yo quería”.

El Arzobispo de México cuenta que en aquellos tiempos, en la zona de Tepehuanes, los pueblos vivían aislados y con muy pocos recursos, así que su papá, en compañía de otros hombres del pueblo, tomó la decisión de emigrar a Estados Unidos, cuando a los migrantes les llamaban “contratados”. “Eso ocurrió cuando yo ingresé al Seminario, y posteriormente mi mamá también se fue con él, lo mismo que mis hermanos. Yo, como estaba ya en el Seminario, nunca sentí la tentación de alcanzarlos. A ellos, como inmigrantes, también se les abrió camino. Al igual que a mis hermanos, que son menores que yo, quienes tuvieron la posibilidad de continuar sus estudios”.

Estudiar y conocer otro mundo

Tras haber estudiado Humanidades, y a poco de concluir Filosofía, un sacerdote dijo al entonces diácono Norberto Rivera que el Sr. Arzobispo había muerto, pero que en el Seminario estaban pensando enviarlo a estudiar a la Universidad de Canadá, lo cual él no aceptó hasta saber la opinión del nuevo Arzobispo. “Cuando llegó el Sr. Arzobispo, don Antonio López Aviña, yo ya había terminado Filosofía; estaba en primer año de Teología y era director de la revista del Seminario; entré en contacto con él y me informó que había tomado la decisión de enviarme a Roma”. 

El Card. Rivera comenta que avisó a sus papás sobre la decisión del Arzobispo, y ellos le dijeron que no tenían los medios para que él se fuera a estudiar allá, pero si esa era su decisión, venderían la casa, de ser necesario. “Entonces le di mi respuesta afirmativa al Arzobispo, y él me dijo que no se necesitaban recursos, pues era la Diócesis la que me estaba mandando mediante una beca. Me fui entonces a Roma junto con el señor Arzobispo, otros sacerdotes y un compañero estudiante, y allá estudié durante cuatro años. Para mí fue toda una bendición de Dios el que yo pudiera salir a estudiar; no se trataba sólo de estudios, sino de lo que es ver otro mundo, y no solamente el mundo europeo, pues en la Universidad Gregoriana tuve compañeros de todo el mundo.

Ordenado sacerdote 

El 3 de julio de 1966, hace exactamente 50 años, el joven Norberto Rivera Carrera fue ordenado sacerdote sin imaginar los caminos que Dios le tenía preparados en su servicio, pues como bien dice el Evangelio de san Juan: “Ustedes no me escogieron a mí, sino que yo les he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca”. 

“Siendo estudiante allá en Roma, el Sr. Arzobispo me dijo que me quería ordenar sacerdote, y en ese inter llegó una invitación del Papa Pablo VI para el envío de 72 sacerdotes a América Latina; entre los invitados estaba yo. Acepté con mucho gusto, con el permiso de mi Obispo, y recibí la ordenación sacerdotal del Papa Pablo VI. 
El Papa Pablo VI, hoy beato, le impuso las manos en la Basílica de San Pedro, convirtiéndolo así en un joven sacerdote, quien regresó a su patria con la encomienda de ayudar en parroquias, tanto en Durango como en Zacatecas.

Párroco rural, una experiencia bellísima

La experiencia de ayudar en la parroquia rural resultó para el nuevo sacerdote, P. Norberto Rivera Carrera, una experiencia bellísima. “Todavía tengo relación con las personas que en ese tiempo conocí, hace casi ya 50 años, pues ahí lo que se sembraba, de inmediato tenía crecimiento; a mí me ayudó mucho ser enviado a una parroquia rural.

De párroco rural a profesor 

El Card. Rivera Carrera cuanta que en aquella parroquia rural recibió un telegrama del Obispo, quien le pidió trasladarse de inmediato al Seminario, pues estaban por comenzar las clases, y ahí duró 19 años como profesor de Teología. “Pero también tuve en ese entonces una gran variedad de ministerios, porque mi Obispo me envió a trabajar especialmente con los jóvenes, lo cual siempre me ha gustado. Varios años trabajé con jóvenes, tanto de la Universidad y del Tecnológico, como de la Normal. Ese apostolado me llenó mucho como sacerdote; después, como es natural, el obispo me destinó a la Pastoral Familiar, pues se iban casando todos los jóvenes que yo había conocido”.

Cuenta que cuando fue avisado de que tendría que empezar a impartir clases, lo que más le asustaba era trasladarse a la gran Ciudad de México, adonde tuvo que llegar a impartir clases de Teología y Eclesiología. “Prácticamente mi vida se conformaba en el ambiente de Tlalpan, en el Seminario Mayor, en el Instituto para la Vida Consagrada. Fue un ambiente muy reconfortante para mí el de la Ciudad de México”.

De Obispo de Tehuacán a Arzobispo de México

El 5 de noviembre de 1985 fue elegido como Obispo de Tehuacán, Puebla, y poco después como Visitador Apostólico de los Seminarios de México. 

“Yo estaba convencido —comenta el Card. Rivera Carrera— de que el Señor me había llamado para la enseñanza, para la investigación en la Universidad Pontificia de México. Nunca creí que fuera mi vocación ser Obispo; sin embargo, cuando recibí el llamado del Señor, lo medité seriamente y lo acepté. Entonces me trasladé con mucho gusto a Tehuacán (Puebla), a un ambiente de religiosidad popular muy floreciente. Después del Obispo que había diseñado la infraestructura de la Diócesis, a mí me nombraron segundo Obispo, y es cuando el Papa me nombró Visitador de Seminario.

Señala que tuvo entonces la fortuna de venir nuevamente a la Ciudad de México para visitar el Seminario Conciliar, así como varias de las congregaciones de formación sacerdotal. “También me fui a Acapulco, Oaxaca, Chiapas y a varias entidades más. Para mí se abrió un gran horizonte al visitar todo el sureste mexicano, pues conocí la situación de los seminarios; mandé a Roma la relación sobre aquella situación tan especial que estaba brotando en la región, y al poco tiempo el Papa se dignó a nombrarme para que viniera aquí a México”.

Arzobispo de México

“Primero —retoma el Card. Rivera Carrera—, el Señor me llamó a la vida sacerdotal, en un Seminario en el que fui feliz; después me piden que contribuya como profesor en un Seminario en el que estuve 19 años. Evidentemente yo sentía un gran compromiso de agradecer al Señor, de corresponderle ayudando a que otros también se formaran; llegué también a la Universidad Pontificia, consciente de que el Señor me llamaba para formar a otros sacerdotes, y cuando se dio el tiempo de ser Arzobispo de México, una de mis prioridades fue formar sacerdotes para otras diócesis y otras partes del mundo”. 

Explica que, como sus padres fueron migrantes, conoció muy de cerca la vida de quienes emigran, motivo por el cual abrió un Seminario para formar sacerdotes que acompañen a los migrantes en sus travesías a Estados Unidos y Canadá. “El Señor ha hecho fructificar eso, y ya han salido muchos sacerdotes que están acompañando a nuestros migrantes. Fue una aventura, por supuesto, porque lo más importante para mí era fortalecer el Seminario Conciliar de México; además me di cuenta de que tenía que fortalecer las vocaciones a la Vida Consagrada; esta Arquidiócesis en concreto, nació y creció gracias a la Vida Consagrada, y actualmente la Vida Consagrada tiene una grande contribución en la evangelización de esta Ciudad”.

Su gran amor a la Virgen de Guadalupe

Cuando inició su episcopado en la Ciudad de México, pronunció una inolvidable oración a la Virgen de Guadalupe: “Madre mía santísima, Señora y Niña mía, Reina, Patroncita mía, la más pequeña de mis hijas; una vez más vengo a postrarme a tu presencia, y a preguntarte con incrédulo pasmo: ¿Acaso soy digno, acaso soy merecedor de esto que veo, de esto que oigo, de esto que hoy estoy viviendo?”

El Card. Rivera Carrera señala que después de haber tomado posesión en la Catedral de México como Arzobispo, realizó su primera Celebración Eucarística en la Basílica de Guadalupe, donde elevó aquella plegaria a la Virgen. “Después de implorar la sabiduría de Dios, porque yo con mis conocimientos sería incapaz de dirigir esta Diócesis, tenía que acudir con la Mamá, y creo que ella no me ha fallado en ningún momento, ha estado siempre muy cerca de mi vida; ella ha sabido orientarme para que yo adopte compromisos con esta gran Ciudad. Si ella ha estado tan cerca de nuestro pueblo, también me ha enseñado a entregar mi vida a este ministerio episcopal”.

Tres Visitas Pastorales en la Ciudad de México

Como Arzobispo de México, el Card. Rivera Carrera ha hecho tres Visitas Pastorales, en las que ha recorrido las ocho Vicarías Episcopales para orientar el trabajo, tanto de sacerdotes como de la comunidad religiosa. “Pero además de estas Visitas Pastorales, he hecho visitas a varias comunidades, donde se viven distintas realidades; para mí ha sido un regalo de Dios el hecho de poder llegar a una parroquia y encontrarme con los sacerdotes que tienen entregada su vida ahí, muchas veces en silencio, sin que se conozca el trabajo que ellos están haciendo”.

Su cercanía con Papas extraordinarios

“Ha sido maravilloso para nuestra Iglesia –señala el Card. Rivera Carrera–, el haber tenido en el país a tres Pontífices realmente extraordinarios. Yo tuve la fortuna de conocer al Papa Juan XXIII, o el “Papa bueno”, como le llaman, al día siguiente de que llegué a Roma. Después también tuve la fortuna de conocer al extraordinario, al mártir diría yo, Pablo VI, quien tuvo el valor de sacar adelante a la Iglesia con el Concilio Vaticano II; toda una reforma, para mí es un gran Papa”.

Comenta que después llegó el Papa Juan Pablo I, a quien no tuvo la dicha de conocer; pero sí a Juan Pablo II. “A Juan Pablo II lo conocí siendo ya sacerdote, y lo pude tratar; él es quien me nombró Obispo, y no sólo eso, sino que en algunas ocasiones me llamó a colaborar con él en cuestiones para mí muy queridas, como es el tema de la familia. Posteriormente tuve la dicha de conocer al Card. Ratzinger, quien se convirtió en el Papa Benedicto XVI, un teólogo profundo, conocedor de nuestra cultura, de nuestra realidad; esperemos que un día el Señor le reconozca ante el pueblo de Dios su santidad, pues yo estoy convencido de que es un santo”. 

El Cardenal dijo tener la dicha de colaborar últimamente  con el Papa Francisco, con quien trató siendo Obispos y más tarde Cardenales. “Afortunadamente ahora me toca trabajar con él y bajo la guía de él en esta Arquidiócesis, pero también en todos los encargos que tengo allá en Roma, ya que él así lo ha querido: en la Congregación de la Familia, en la Congregación del Clero, en la Congregación de Vida Consagrada, en la Congregación del Culto Divino y en asuntos de la Economía del Vaticano. Yo colaboro con gusto a pesar de que aquí la Arquidiócesis es muy absorbente, colaboro todo lo que puedo en estas encomiendas que él me ha dado”. 

Medio siglo de trabajo sacerdotal

El Card. Rivera Carrera señala que para él lo más importante es que el Señor lo haya llamado de un pueblo de donde jamás había escogido a nadie; “y me escogió a mí. ¿Por qué? No lo sé. Pero Él quiso que yo tuviera esta formación tan especial en un lugar extraordinario como es el Seminario de Durango, y después en el Colegio Pío Latino, en la Universidad Gregoriana, etcétera. Para que después pudiera servir en distintos ministerios, sobre todo con la juventud y las familias”.

Señala que estos sus 50 años de vida sacerdotal han estado llenos de bendiciones, pues el Señor siempre le ha demostrado su cercanía. “Siempre me ha dado encomiendas que van más allá de mis fuerzas, en las que he hecho todo lo que está de mi parte, pues Dios ha hecho el resto; tengo la satisfacción de haber entregado mi vida al ministerio que el Dios me confió como sacerdote, con la juventud, las familias y en la formación de sacerdotes. Para mí ha sido toda una bendición poder estar cerca de sacerdotes realmente heroicos que trabajan en favor de esta gran Arquidiócesis.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6830Domingo, 03 de julio de 2016, 14:00 horas
¿... son pocos los que se salvan?
Seguro de vida… ¡eterna!

Los martes asisto al Círculo de Biblia del a Parroquia y en esta última reunión alguien hablaba de la suerte que tenemos los católicos de poder asistir a Misa los domingos y de contar con los sacramentos para nuestra vida eterna, después comentó cómo sus vecinos ni siquiera se preocupaban por Dios ni por su vida eterna. Me sonó a algo así como “nosotros los buenos y ustedes los malos”, a algo así como “yo ya compré mi seguro de vida eterna”. Inmediatamente una señora salió a la defensa de los que no van a Misa diciéndonos que entre ellos hay personas buenas que hacen el bien y que entre nosotros, los “buenos” somos muchos los que no hacemos nada. No hacemos el mal, pero tampoco hacemos el bien.

No basta con ir a Misa

Domingo en la tarde, llueve torrencialmente y, de pilón, hay un buen partido de fútbol. Antes de salir a celebrar la Misa, supongo que el templo estará vacío y mi actitud es de comprensión por las circunstancias. Cuando salgo al presbiterio me alegro porque son muchos los que han venido a Misa. Bromeo con ellos acerca de que no les gusta el fútbol y los felicito por asistir a Misa llueva o truene. 

Muchas veces felicito a mis feligreses por ir a Misa, pero cuando promovemos la asistencia a un retiro, o a pertenecer a un grupo, o a una peregrinación y no encontramos respuesta, mi regaño es “no basta con ir a Misa”

Vamos a Misa los que recibimos como herencia el amor a la santa Misa, o los que creemos todavía que faltar a Misa es pecado grave (que sí lo es, por cierto). Pero, para muchos de nosotros los católicos, allí termina nuestra profesión de fe y nuestra práctica cristiana. Asistimos a Misa, pero no pertenecemos a la comunidad parroquial, no tenemos ningún apostolado, no nos preocupamos por conocer más nuestra religión.
Los que no van a Misa

Dios nos libre de decir que los buenos católicos no hacemos caridad. Como muestra tenemos el infinito número de buenos laicos comprometidos en obras de servicio y de amor al prójimo, generosamente, sin obtener ninguna ganancia. Su caridad está alimentada por su fe.

Pero tenemos que reconocer y admirar a los que, aparentemente sin que les preocupe su fe, hacen el bien de una forma ejemplar. Dios se lo pagará sin duda alguna y el pago será en vida eterna, aunque ni siquiera crean en Él.
El amor es el único examen que tenemos que aprobar para entrar al cielo.

La puerta estrecha (Lc 13, 22-30)

Jesús nos dice que al cielo hay que entrar por la puerta estrecha, no hay otra. En cambio, para el infierno la puerta es muy ancha y cómoda.

La puerta angosta significa el esfuerzo, la disciplina, la constante renuncia a nosotros mismos y a nuestros gustos por los valores del Reino. Seguir a Jesús es difícil porque Él exige una libertad plena que tan sólo se logra cuando somos capaces de dejar atrás lo que nos esclaviza. Para viajar con Él hay que hacerlo muy ligeros de equipaje, de preferencia sin nada.

¡Cuesta trabajo conseguir el Reino!

Un programa de vida

No hay seguros de vida eterna. No podemos cumplir con algunas prácticas religiosas y después sentarnos a esperar que iremos al cielo sin mayor esfuerzo.

Usar el escapulario del Carmen o la medalla de san Benito no nos garantizan la salvación. Vivir de acuerdo con lo que significan, sí.

Comulgar 9 viernes primeros en honor del Sagrado Corazón de Jesús no nos garantiza que nos salvaremos. Un solo acto, una sola comunión, hecha con verdadero amor, sin intereses egoístas, tendrá su recompensa en el cielo.

Ir a Misa todos los domingos no basta para salvarnos. Celebrar en esa Misa dominical nuestra fe expresada en obras de amor, sí.

Me acuerdo de una canción de protesta de los años 70 que decía: “No, no basta rezar, hacen falta muchas cosas para conseguir la paz”, y es muy cierta. La oración sólo tiene sentido cuando expresa toda una vida de amor.

La salvación depende de un programa de vida en el que nuestra fe en Dios y nuestro amor a Él se manifiestan no sólo en una vida recta en la que evitamos hacer el mal, sino también en un continuo hacer el bien, comenzando con las personas que amamos y siguiendo con aquellas a las que deberíamos amar porque son, también, nuestros hermanos.

Si no hemos sido educados desde nuestra infancia para saber ser generosos y para pensar siempre en el bien de los demás, es el momento de iniciar nuestra educación, y toda educación exige estudio y práctica constante de lo aprendido. 

El Maestro es Jesús que nos enseña que se conocerá que somos sus discípulos en que nos amemos unos a otros como Él nos amó.
]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6815Domingo, 19 de junio de 2016, 14:00 horas
Visitó el Card. Rivera al Papa Emérito Benedicto XVIEl Card. Norberto Rivera Carrera aprovechó su estancia en el Vaticano para encontrarse, platicar y rezar con un gran amigo: el Papa Emérito Benedicto XVI. 

El Arzobispo de México pasó unas semanas en Roma con motivo del Sínodo de la Familia, y en este lapso pidió ver al Papa Emérito. Benedicto XVI aceptó gustoso –lo cual es una deferencia, pues no acostumbra recibir visitas–, y el encuentro se llevó a cabo la tarde del jueves 22 de octubre en los jardines vaticanos.

El Papa Benedicto XVI recibió con mucho afecto al Arzobispo de México, quien estuvo acompañado por el P. Guillermo Gutiérrez, miembro del Consejo Pontificio para la Familia, y del P. Hugo Valdemar Romero, director de Comunicación Social del Arzobispado de México.

Durante el encuentro, el Pontífice Emérito corroboró su especial cariño por la Virgen de Guadalupe y preguntó al Sr. Cardenal algunas cuestiones referentes a México. Luego, ambos se dispusieron a rezar el Santo Rosario mientras caminaban por los jardines vaticanos hasta llegar a la llamada gruta de Lourdes, recorrido que diariamente realiza el Santo Padre a las 16:15 horas.

Al término del Rosario, el Arzobispo de México le pidió su bendición para el pueblo mexicano, a lo que el Santo Padre accedió con notable afecto. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6490Domingo, 1 de noviembre de 2015 14:00 horas
Veo una Iglesia viva: Card. Rivera, al concluir su III Visita Pastoral Asegura que las parroquias se organizan cada vez mejor para atender las necesidades de los más necesitados.


El cardenal Norberto Rivera Carrera terminó su III Visita Pastoral, es decir, el recorrido por los 52 decanatos de la Arquidiócesis de México. En esta tarea empleó más de un año, pues se trata, sin duda, de uno de las arquidiócesis más extensas y pobladas del mundo.
Durante las tres visitas pastorales que ha realizado el Arzobispo de México, ha tenido la oportunidad de dialogar con la mayor parte de los sacerdotes y religiosos que desempeñan su ministerio en la capital del país, pero además, con incontables fieles, algunos de los cuales colaboran en las actividades de la Iglesia en distintos programas: Ministros Extraordinarios de la Comunión, atención a matrimonios, preparación para recibir los Sacramentos, Cáritas y otros programas sociales, atención a jóvenes y adultos mayores, entre otros.
Este tercer recorrido por la Arquidiócesis capitalina contempló el recorrido previo de sus ocho Obispos Auxiliares en su respectiva Vicaría Episcopal, lo que facilitó la exposición de problemas y logros de cada decanato, de manera más sintética y veraz, al presentárselos al Arzobispo de México.
Entrevistado sobre la conclusión de este tercer recorrido pastoral, el cardenal Rivera Carrera señaló que encuentra “una Iglesia viva, una Iglesia con dificultades, ciertamente, pero que sigue avanzando en muchos aspectos, sobre todo en la conciencia de ser evangelizadora y de atender a las nuevas generaciones”.
También destacó que “la Iglesia local sigue avanzando en la tarea de salir al encuentro de los más pobres, porque en muchas parroquias ya veo nuevas obras sociales. Las comunidades se van organizando mejor para hacer y promover la caridad, dando alimento o medicinas a los necesitados, así como otro tipo de ayudas muy concretas a familias excluidas”. 
Durante este tercer recorrido, el cardenal Rivera Carrera tuvo dos preocupaciones fundamentales: los jóvenes y las vocaciones religiosas, por lo que en todas las reuniones decanales se abordaron estos dos temas.
En cada encuentro, la comunidad de fieles tuvo la oportunidad de charlar abiertamente con el Sr. Cardenal, y en efecto, en cada sesión abundaron las preguntas hacia él, a las que respondió de manera clara como un primer paso para el diálogo fraterno.
En los próximos días, el cardenal Rivera Carrera visitará las ocho Vicarías Episcopales, en donde se reunirá con sus Obispos Auxiliares para sacar las últimas conclusiones de la III Visita Pastoral, que servirán, sin duda, para diseñar mejores estrategias, corregir errores, y dar una mejor dirección pastoral y administrativa a la Arquidiócesis de México.      

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6325Lunes 6 de Julio del 2015
Veo una Iglesia viva: Card. Rivera, al concluir su III Visita Pastoral Luego de un año y tres meses de diálogo con el presbiterio y fieles de la Ciudad de México, finalizó su recorrido por los 52 decanatos, y sólo le resta el cierre de la Visita Pastoral en cada una de las ocho Vicarías Episcopales.


El pasado viernes 26 de junio, el cardenal Norberto Rivera Carrera concluyó su III Visita Pastoral por los 52 decanatos distribuidos en las ocho Vicarías Episcopales de la Arquidiócesis de México. El recorrido por parroquias y rectorías, cuyo objetivo fue dialogar con sacerdotes, grupos pastorales y comunidad juvenil sobre la labor y el estado actual de la Iglesia en la capital del país, inició el 4 de marzo de 2014.  
Así, luego de un año y tres meses de diálogo con el presbiterio y fieles laicos de la Ciudad de México, visitó finalmente el Decanato 9 de la Vicaría VII “San Pablo Apóstol”, integrado por ocho parroquias y seis rectorías, en las que se encuentran 19 sacerdotes. Esta visita tuvo como sede la Rectoría de Nuestra Señora de Guadalupe, y a diferencia de las visitas anteriores, ahora la comunidad entera aguardó afuera del recinto la llegada del Card. Rivera Carrera, quien entró en procesión acompañado por el Obispo Auxiliar de dicha zona, Mons. Jesús Antonio Lerma Nolasco; tras ellos ingresaron los fieles con sus porras, golpes de tambor y cantos.
El Arzobispo de México agradeció a los miembros de la comunidad el recibimiento y todo el trabajo que han llevado a cabo en coordinación con los sacerdotes del decanato, y posteriormente les habló sobre los temas prioritarios de la Iglesia: la familia, tan golpeada por las distintas problemáticas sociales que se viven hoy en día; los jóvenes, muchos de los cuales no se sienten atraídos a participar en las comunidades parroquiales, y los alejados, algunos que han optado por formar parte de otras comunidades religiosas, y otros más que simplemente se van por no sentirse atendidos. “Además hay personas que asisten a la Iglesia, pero sin sentirse miembros, sino clientes; contratan sus servicios, ya sea para un funeral, para un Bautismo o para una boda, como si fueran a una florería a comprar lo que ahí venden”, dijo.
Posteriormente, exhortó a los representantes de los distintos grupos pastorales de los 14 templos que conforman este decanato a hablar sobre la labor que actualmente llevan a cabo en materia de Liturgia, Kerigma o Primer Anuncio y Pastoral Caritativa; tres temas muy importantes, “ya que si bien la Iglesia tiene que amar el Evangelio y llevar a cabo sus celebraciones eucarísticas como es debido, también debe ayudar a descubrir la riqueza de Palabra de Dios a quienes no la conocen, así como organizarse para hacer labores de caridad en favor de los pobres, de los que sufren, a fin de mostrarles el amor de Dios. 
En cuanto al tema de la Liturgia, representantes de esta pastoral hablaron sobre la manera en que se conformaron sus grupos, la forma en que reciben su preparación y la manera en que llevan a cabo su labor actualmente, en un trabajo conjunto que incluye coros, salmistas, monaguillos, lectores y coordinadores. Sobre el tema del “Primer Anuncio”, miembros de este decanato destacaron la labor catequética que desarrollan, tanto para niños como para adultos, y las visitas que realizan por distintas colonias de la zona. 
Por su parte, integrantes de la Pastoral Caritativa refirieron que en sus parroquias llevan a cabo visiteos para darse cuenta de las necesidades que hay en los hogares, y posteriormente, en coordinación con sus párrocos, trabajan en la colecta de alimentos y medicinas que después distribuyen entre quienes les hacen falta. “En la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe –comentó una integrante de la Pastoral Caritativa–, se ofrece de comer a los pobres, a las personas rechazadas, a las que no tienen alimento, y se les dan ricos platillos, pero antes tienen que oír Misa, puesto que primero es el alimento espiritual”. 
Al llegar el turno de la comunidad juvenil, un grupo de cantantes ejecutó un número que preparó para el Card. Rivera Carrera, y posteriormente, en conjunto, los incontables jóvenes hablaron sobre lo que les agrada y lo que les desagrada de la Iglesia. 
En este sentido, se habló más de los aspectos buenos que de los malos, que fueron muy escasos. Entre lo que les agrada a los jóvenes de la Iglesia, coincidieron en que el conocer a Cristo a través de sus grupos juveniles ha dado mucho sentido a sus vidas, y que el organizarse para ayudar con entusiasmo a personas que lo necesitan los mantiene alegres. “Antes de entrar a la Iglesia, yo creía que participar en un grupo era nomás estar ahí como los adultos, rece y rece, y molestándose de todo; pero ahora me doy cuenta que no es así, que la Iglesia es alegría, y que la misión que tenemos como jóvenes es inyectar a la Iglesia esa chispa de felicidad”, dijo una joven de la Parroquia del Niño Jesús Milagrosos.
Para finalizar esta visita pastoral, el Arzobispo de México presidió una Misa, concelebrada por Mons. Lerma Nolasco y los sacerdotes del decanato, en la que pidió a la comunidad ir al encuentro de quienes sufren, “pero no con nuestras ciencias ni con nuestros conocimientos, sino en el nombre del Señor, el único puede resolver problemas que para que nuestras capacidades resultan imposibles”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6324Lunes 6 de Julio del 2015
¡Felicidades, Sr. Cardenal!La Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia que Sufre, felicita cordialmente al Emmo. Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, por sus 20 años como Arzobispo Primado de México.
El Card. Rivera Carrera, sensible a la problemática de la Iglesia necesitada y perseguida en el mundo, ha abierto las puertas de la Arquidiócesis de México a esta Fundación Pontificia, para apoyar el urgente auxilio que requieren nuestros hermanos en la fe que sufren a causa de la intolerancia religiosa, como ocurre en países como Siria e Irak.
Elevamos nuestras oraciones a Santa María de Guadalupe, Patrona de México, y en especial de esta querida Arquidiócesis, para que siga iluminando su peregrinar en la construcción del Reino de Dios. 

Exposición itineraria 
La exposición fotográfica sobre la Iglesia perseguida en el mundo, que promueve la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre, AIS, sigue recorriendo algunos templos de la Ciudad de México. 
El pasado domingo concluyó la Semana de la Iglesia Perseguida en la Parroquia de la Sagrada Familia, colonia Roma, donde yacen los restos del beato Miguel Agustín Pro, quien fue uno de los sacerdotes mártires de la persecución religiosa en México, y ejemplo de caridad y amor a la Iglesia de Cristo.
Durante esta semana de oración y cultura, Ana Paula Morales, de Ayuda a la Iglesia que Sufre–México, ofreció una conferencia sobre la difícil situación de los cristianos en Irak; se rezó el Viacrucis y se pidió por los cristianos de todos los continentes; de igual modo, se celebró la Eucaristía. La exposición fue inaugurada por Mons. Jorge Estrada, Obispo Auxiliar de la V Vicaría Episcopal de la Arquidiócesis de México.

50 aniversario
La Oficina en AIS-México felicita de igual modo a la hermana Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, con sede en España, por los 50 años de permanencia y dedicación de esta institución al servicio de la Iglesia. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6305Tue, 23 Jun 2015 00:00:00 GMT
Recomienda el Card. Rivera la película Little BoyEl cardenal Norberto Rivera Carrera, así como algunos sacerdotes, religiosas y religiosos de la Arquidiócesis de México asistieron a una función especial de la película Little Boy (El gran pequeño), invitados por el productor del film, el actor y cantante Eduardo Verástegui.

Al término de la función, el Sr. Cardenal Rivera Carrera fue invitado a dirigir unas palabras a la audiencia, y reconoció los valores morales que se plantean en esta historia, como son el amor, el perdón, la fe y la esperanza, que están en concordancia con el Evangelio, por lo que no dudó en recomendarla.

Por su parte, Eduardo Verástegui explicó que la película es como un homenaje anticipado por el próximo Día del Padre, y que en la cinta se muestra que ciertamente “hay oscuridad, pero también hay luz; que hay crisis, pero también oportunidades”, y que con valores como los que se plantean en la historia, a partir del amor, la esperanza y la fe, se puede ser mejor en la vida, y que México puede ser un mejor país.”

“Hay que dejar que el amor gobierne nuestras vidas”, es un mensaje universal que está presente en la historia –dijo el actor–, quien explicó que en pocos días, tres millones de mexicanos han acudido a los cines para presenciar la cinta.

También consideró que la gran asistencia demuestra que hay público para este tipo de películas, y que los medios de comunicación pueden ayudar a mejorar el nivel de vida de las personas para siempre.

 

  

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6295Miercoles 17 de junio de 2015
Inicia cuenta regresiva para el II Congreso Eucarístico ArquidiocesanoCon la celebración de Corpus Christi, dio inicio el conteo regresivo para la apertura del II Congreso Eucarístico de la Arquidiócesis de México, que se celebrará del martes 7 al sábado 11 de junio de 2016. Por lo pronto, ya se dieron a conocer el logotipo del Congreso y la oración que se rezará ante el Santísimo, durante todo un año, en las parroquias donde se realice el Jubileo de las 40 horas, para pedir a Dios por los frutos del Congreso.

Oración de Preparación del Congreso Eucarístico Arquidiocesano
Padre misericordioso
que nos enviaste como Salvador a tu Hijo Único
para darnos la prueba más grande de tu amor,
te pedimos para nuestra Iglesia peregrina en la Ciudad de México
una nueva efusión de tu Espíritu Santo,
en la preparación al Congreso Eucarístico Arquidiocesano 2016,
para que, comulgando y adorando a Jesucristo
realmente presente en el Santísimo Sacramento:
nos transformes en discípulos y misioneros
que llevemos a todos la fe, la esperanza y la caridad;
hagamos llegar tu misericordia a los pobres y a los alejados;
nuestras familias y nuestros jóvenes vivan la paz, 
la reconciliación y la alegría de tu salvación.
Santa María de Guadalupe,
acompáñanos con tu maternal protección 
y condúcenos hacia la contemplación de Jesús
para que con alegría transformemos la sociedad. Amén.


]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6294Tue, 16 Jun 2015 00:00:00 GMT
Festiva multitud celebra a Jesús-Eucaristía El pasado 4 de junio, llegada la hora para recibir al Rey de reyes, el gris del cielo cambió al azul, y la mañana se llenó de sol; un coro juvenil, bajo la tutela del diácono Javier Francisco Barrera, daba una fervorosa bienvenida a Jesús-Eucaristía con el canto Aclama al Señor, tierra entera, e iniciaba así la Misa presidida por el Card. Norberto Rivera Carrera con motivo de la Solemnidad de Corpus Christi, que se lleva a cabo año con año para exaltar la Presencia Real de Jesús en el Sacramento de la Eucaristía.
Sacerdotes, seminaristas, religiosas y religiosos, músicos y chinelos, adoradores nocturnos, laicos y niños con atuendos de indígenas, participaron con fe y devoción de esta celebración eucarística oficiada al aire libre en la explanada de la Capilla de la Inmaculada Concepción (Plaza Tlaxcoque) –ubicada en el Centro Histórico– previo a la multitudinaria procesión que se realizaría para acompañar a Jesús Sacramentado hasta el Altar Mayor de la Catedral Metropolitana, a la cual el Card. Rivera Carrera llamaría a todos a participar “con alegría, pero también dejando resonar en nuestros corazones las palabras del Señor Jesús: ‘Este es mi Cuerpo y esta es mi Sangre’, poniendo en Él nuestra mirada y pidiéndole acudir en nuestra ayuda para detener los males que nos aquejan como sociedad. 
De esta manera, y bajo ese sol en pleno, la banda de músicos y los chinelos, contratados como todos los años por la Parroquia de Bernardino de Siena (en Xochimilco) se dispusieron para ir al frente de la gran procesión, contagiando de alegría a los paseantes del Centro Histórico; los primeros con sus instrumentos de viento y percusiones, los segundos con sus sobreros de plumas, sus máscaras barbadas y sus bailes característicos, llenos de giros y saltos, con los que celebraban “la permanencia de Cristo entre los hombres”, como ellos mismos señalaron. 
Tras ellos, avanzarían las religiosas, los religiosos y los seminaristas de la Arquidiócesis de México, quienes también participaban con entusiasmo de esta emotiva fiesta, y después los abanderados de la Adoración Nocturna, sobre quienes despuntaba radiante el Santísimo Sacramento, custodiado por miembros de la Escuela de Pastoral y numerosos fieles que llevaban a sus niños vestidos de indígenas, como representación de los antiguos campesinos y comerciantes de nuestro país que traían sus mercancías a lomo de mula como ofrenda a Jesús-Eucaristía, una tradición que se remonta hacia el año 1526. 
Durante el recorrido, los participantes de esta procesión harían paradas en los llamados “lugares de las posas” –San Jerónimo, Mesones, República de Uruguay y Corregidora–, para dar gracias a Dios por haber dejado entre nosotros a su Hijo, “a Cristo que es Maestro y Salvador, Mesías y Enviado, Buena Noticia, Médico de los enfermos, Palabra de Verdad, Luz de los pueblos, Pan bajado del cielo y Presencia permanentemente entre nosotros”. Tras cada una de las paradas, vivas, vítores y cantos reanudaban el camino de la gente entregada en adoración a Jesús Sacramentado, quien, después de una hora de trayecto, llegaría a su destino y sería recibido esta vez por el clamor de las campanas de la Catedral, que repicaban alegres por su llegada. 
Antes de llevar a Jesús Eucaristía hacia el Altar Mayor de la Catedral, el presbiterio arquidiocesano y la comunidad de fieles pidieron a Dios por el Card. Rivera Carrera, quien está por cumplir 20 años de servicio pastoral en la Arquidiócesis de México; por los sacerdotes, religiosos, ministros y el pueblo fiel, quienes han participado en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, así como por el Año Santo de la Misericordia y el Congreso Eucarístico 2016.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6293Tue, 16 Jun 2015 00:00:00 GMT
III Visita Pastoral / Vicaría VII. Decanato 3 “Que la religiosidad popular no termine en fiestas paganas” En un ambiente de gran entusiasmo, la comunidad del Decanato 3 de la VII Vicaría Episcopal “San Pablo Apóstol”, recibió al cardenal Norberto Rivera Carrera en el marco de la III Visita Pastoral que realiza por todo el territorio de la Arquidiócesis de México.
La cita fue el pasado 26 de mayo en la Parroquia San Felipe de Jesús, donde a pesar de la fuerte lluvia, cientos de fieles se congregaron para escuchar el mensaje de su Pastor, y a su vez, compartirle los avances del proceso evangelizador en esa zona de la delegación Iztapalapa.
Acompañado por el obispo auxiliar, Mons. Jesús Antonio Lerma Nolasco y los 16 sacerdotes que atienden las 12 parroquias, capillas y rectorías del decanato, el Sr. Cardenal tuvo un encuentro cordial y cercano con los laicos que trabajan en los diferentes grupos de pastoral, especialmente con los jóvenes.
Ahí, el Card. Rivera Carrera conoció los esfuerzos que se realizan para llevar la Palabra de Dios a todos los sectores de la comunidad, prioritariamente a los más alejados; las acciones de caridad en beneficio de los que menos tienen, la formación de los agentes de pastoral y la catequesis, pero también sobre su participación en la celebración de la liturgia.
El Sr. Arzobispo les recordó las tareas principales para anunciar el Evangelio; la primera, celebrar a Cristo presente en la Iglesia a través de los Sacramentos, especialmente la Eucaristía, que aunque es presidida por el sacerdote, debe participar toda la comunidad. 
Otra tarea que nunca debe ser descuidada –dijo– es la catequesis, por lo que siempre se debe tener un buen equipo, bien formado, que además de preparar a los niños para recibir los Sacramentos, involucren a los padres de familia.
También habló de la importancia de transmitir lo que Cristo dijo y enseñó: “la Palabra de Dios que debe ser meditada y proclamada”, y sobre la importancia de poner en práctica la caridad hacia los que menos tienen, porque “el Evangelio se difunde sobre todo con actos de amor muy concretos”.
Se refirió además a la religiosidad popular que tiene un papel relevante para la evangelización en esa zona de la capital, por sus tradiciones y costumbres arraigadas en el pueblo, pero la cual debe perfeccionarse y purificarse constantemente para que las fiestas religiosas no se vuelvan fiestas paganas. “Deben estar atentos para que la religiosidad popular no se desvíe hacia otros intereses que no sean el religioso y la piedad popular”, advirtió.

Jóvenes, presente y futuro de la Iglesia
Un momento especial de la Visita Pastoral fue el encuentro del Card. Rivera Carrera con los grupos juveniles. “Necesitamos a los jóvenes en el presente para tener una Iglesia viva, atrayente, que contagie el Evangelio; ellos siempre nos animan, nos alegran y entusiasman, y porque sin ellos la Iglesia no tiene futuro”, dijo al animar a todos los grupos de pastoral a apoyar a los jóvenes y trabajar unidos para ir al encuentro de las nuevas generaciones.
Como lo ha venido haciendo durante su III Visita Pastoral, el Sr. Cardenal escuchó a los chavos, quienes le informaron sobre las diferentes actividades que realizan para celebrar y comunicar la Palabra de Dios de una manera novedosa, como son los talleres, misiones juveniles en comunidades en extrema pobreza, el rezo del Santo Rosario y actividades deportivas, entre ellas los equipos de futbol que atraen a muchos jóvenes en la Parroquia Santa Bárbara.
También se presentaron ante el Sr. Cardenal algunos de los jóvenes de este decanato que forman parte de un grupo de 30 aspirantes a ingresar al Seminario Conciliar de México y que reciben acompañamiento y preparación en la VII Vicaría.
Para concluir su Visita Pastoral al Decanato 3 de la VII Vicaría, el Card. Rivera Carrera celebró la Santa Misa. En su homilía, hizo un llamado a los fieles para que se aparten de los falsos ídolos, como son el dinero y el poder, que no conducen a la verdadera felicidad, y que sigan el ejemplo de Jesús, quien no vino a ser servido, sino a servir.
Por último, agradeció al obispo auxiliar, Mons. Lerma Nolasco, a los sacerdotes del decanato y a los fieles laicos por el trabajo que realizan para contar con una pastoral de conjunto, en la que todos sean misioneros, y para que las comunidades se comprometan en favor del Evangelio, que sean comunidades vivas.




]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6279Thu, 11 Jun 2015 00:00:00 GMT
Festeja Iglesia capitalina a su Arzobispo • Entre las múltiples muestras de cariño que recibió el Card. Rivera destacó el regalo de un cuadro de san Norberto, por parte de las Misioneras de la Eucaristía.

Zoila Bustillo
Obispos auxiliares, sacerdotes, religiosas, religiosos y fieles laicos de la Arquidiócesis de México se reunieron el pasado 1 de junio en torno a su pastor, el cardenal Norberto Rivera Carrera, para dar gracias a Dios por su onomástico y cumpleaños número 73, que celebró este 6 de junio.
En esta ocasión, hubo dos motivos adicionales para festejar, y es que el próximo 26 de julio el Card. Rivera Carrera cumplirá 20 años al frente de la Iglesia capitalina, y en diciembre estará celebrando el 30 aniversario de su ordenación episcopal.
El encuentro –que tuvo lugar en el Seminario Menor “Casa Huipulco”–, inició con una celebración de la Palabra para dar gracias a Dios por la vida y por el ministerio sacerdotal y episcopal del Arzobispo, y se pidió al Señor que le conceda abundantes años de vida, llenos de bendiciones.
A nombre del presbiterio de la Arquidiócesis, el P. Javier Paredes Cruz, Provicario de la V Vicaría, dijo: “Su presencia ha sido para nosotros una llamada constante a renovarnos, a no instalarnos en la rutina, en la mediocridad, y a no creer que ya hemos hecho bastante, que ya controlamos todo, que estamos en la meta; el reunirnos hoy con usted es una gracia de conversión, todos somos conscientes de que este camino de conversión sigue abierto y que necesitamos ayudarnos los unos con los otros”.
Por su parte, el Arzobispo de México agradeció la oración y felicitaciones del Pueblo de Dios. “En estos días hay aniversarios que nos llenan de agradecimiento al Señor, porque se ha dignado a darme esos dones, a vivir esas gracias, esos acontecimientos, disfrutar de esos ministerios”. Pero al mismo tiempo, recordó que Cristo es el verdadero conocimiento, es la Verdad y quien enriquece nuestra vida, “para que nuestros días no sean simplemente un envejecer, un estar viviendo solamente para llegar a la muerte”.
Al finalizar, los presentes, reunidos en la Capilla del Seminario Menor, le cantaron Las mañanitas a su pastor, y posteriormente compartieron los alimentos, que, como todos los años, fueron ofrecidos por las ocho vicarías episcopales. 


]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6269Sabado 06 de junio de 2015
¿Qué se necesita para ser un buen sacerdote?; lo explica el Arzobispo de México El Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, celebró el pasado viernes 22 de mayo la Misa de clausura del curso 2014-2015 en el Seminario Hispano Santa María de Guadalupe, junto al equipo formador encabezado por el Padre Pablo Monjarás.
Durante la homilía, el Card. Rivera Carrera habló a los seminaristas sobre los pilares que se necesitan para ser un buen sacerdote: celebrar los Sagrados Misterios –especialmente la Eucaristía–, conocer y proclamar la Palabra de Dios y saber poner los signos del amor de Dios en la comunidad.
“Por eso –dijo¬– el proceso de formación no puede ser corto; el que siente el llamado de Jesús tiene que descubrir el misterio de Cristo, tener un conocimiento de lo que Jesús dijo e hizo, necesita saber cómo se ha ido desarrollando la fe de la Iglesia a través de los siglos, tiene que dejarse transformar por la Palabra Divina para iluminar de manera sencilla las realidades del mundo actual”.
Destacó que la Iglesia es una comunidad de fe y de amor a Cristo, pero también entre los hermanos, de ahí la importancia de que el sacerdote sepa edificar una comunidad que sea signo del amor de Dios para los más pobres y los alejados .
Previo a la celebración, el rector del Seminario Hispano presentó el informe de actividades al Sr. Cardenal, ratificando el firme propósito de esa institución de seguir colaborando en la formación de sacerdotes que puedan atender a las comunidades latinas en Estados Unidos y Canadá.
El P. Pablo Monjarás informó que para el curso 2014-2015 se recibieron 26 alumnos, 24 de origen mexicano y dos guatemaltecos, enviados por 14 diócesis de Estados Unidos.
El Seminario Hispano nació por iniciativa del Card. Rivera Carrera, el 31 de agosto de 1999, con el objetivo de que la Arquidiócesis de México pueda contribuir con la formación para el sacerdocio de jóvenes mexicanos que reciben el llamado de Dios lejos de casa, siendo migrantes.


]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6258Wed, 03 Jun 2015 00:00:00 GMT
Ordena el Card. Rivera diez nuevos sacerdotes. Ordena el Card. Rivera diez nuevos sacerdotes

Les pide desarrollar su ministerio en las situaciones más diversas de esta Iglesia particular.


La Basílica de Guadalupe fue el escenario de la ordenación de diez nuevos sacerdotes para la Arquidiócesis de México, ceremonia que presidió el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien dijo a los nuevos presbíteros: “Es el Señor quien los elige, quien los llama. Y los llama para que estén con Él, para que permanezcan en Él, para que sean de Él. Porque los quiere también enviar al mundo, los quiere enviar a anunciar su Palabra, a realizar los signos de santificación, a gobernar su pueblo santo.”
“Ustedes, por esta imposición de las manos, participarán del mismo ministerio, del mismo sacerdocio que el Padre le confió a su Hijo Jesucristo”, les dijo durante la Santa Misa, que tuvo lugar en la Víspera de Pentecostés.
“Van a ser constituidos mediadores entre Dios y los hombres, y por lo tanto, anclados profundamente en el misterio de Dios. Esto exige una respuesta: escuchar continuamente ese proyecto de Dios, esa Palabra de Dios. Porque son constituidos ministros de Dios, mediadores entre Dios y los hombres. No podrían ser tales si ustedes no se esfuerzan en responder a esa gracia que reciben, a esa elección que esta tarde están aceptando: mediador entre Dios y los hombres. Por lo tanto, deberán cultivar también las virtudes humanas.”
El cardenal Rivera puntualizó: “Van a ser cabeza en todos los ministerios: santificar, enseñar y gobernar. Otros presbíteros son ordenados con un carisma especial para tareas muy específicas dentro de la Iglesia. A ustedes se les presenta un ministerio en donde tienen que hacer cabeza de todos los carismas, de todos los dones que el Espíritu Santo quiere confiar a su Iglesia. Ese ministerio lo tienen que desarrollar en una variedad de culturas de nuestra gran ciudad, en situaciones muy diversas, en esta Iglesia particular.”
Luego dijo que el sacerdote diocesano “tiene esa disponibilidad de hacer cabeza en todos los ministerios en las más diversas culturas y circunstancias que se le presentan en su Iglesia particular. ¡Y vaya que en esta gran ciudad hay diversidad de culturas y diversidad de situaciones! Ahí es donde tienen que hacer ustedes su trabajo de comunión entre los hombres y Dios. Su trabajo de comunión con el obispo, su trabajo de comunión con los demás presbíteros, su trabajo de comunión para que la comunidad que les va a ser confiada esté en comunión con las demás comunidades que forman esta gran Arquidiócesis”. 
Los nuevos sacerdotes son: Hugo Martínez Gómez, Silvestre Herrara Carrillo, Luis Gerardo Cortez, Oscar Arnulfo Palma, Carlos Andrés Rodríguez, Adrián Israel Vázquez, Víctor Julián Carmona, Sajid Jesús Lozano, Carlos Rivas y Javier Diego Albino.


]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6257Wed, 03 Jun 2015 00:00:00 GMT
Todo listo para la solemnidad de Corpus Christi en el corazón de la Ciudad • Bajo el lema “Jesús, Luz de las naciones”, sacerdotes y laicos, encabezado por el Card. Rivera Carrera, participarán en la tradicional celebración de Corpus Christi.

El arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, invita al pueblo de Dios a participar en la celebración de la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo (Corpus Christi), expresando y testimoniando el gran misterio presente en la Eucaristía, de donde irradia la vida abundante que Cristo nos brinda y que ha comunicado al mundo.
La fiesta de Corpus Christi se celebrará el próximo jueves 4 de junio en el corazón del Distrito Federal, con la participación del presbiterio de la Arquidiócesis, religiosas y religiosos, así como miles de fieles laicos, sin faltar los niños vestidos de “inditos” y los danzantes que dan a esta celebración un toque de color y de religiosidad popular.
En esta ocasión, el presbiterio y fieles laicos de la Arquidiócesis de México también podrán mostrar su cercanía al Card. Rivera Carrera, quien julio próximo cumplirá 20 años al frente de esta Iglesia capitalina.
La celebración dará inició en la Plaza Tlaxcoaque (Metro Pino Suárez) a las 9:00 horas con la oración cantada; a las 10:00 horas el Sr. Cardenal presidirá la Santa Misa, y al finalizar los participantes marcharán en procesión con el Santísimo Sacramento rumbo al Zócalo capitalino. 
Durante el trayecto, el Arzobispo de México impartirá la bendición con el Santísimo. Este recorrido se realizará en un ambiente de alegría en medio de cantos, danzas y oraciones para pedir por el cese de la violencia en el país, por la familia y por los jóvenes.
También se elevarán plegarias por la participación del Sr. Cardenal en la XVI Asamblea General del Sínodo de los Obispos a la que ha convocado el Sumo Pontífice con el tema “La vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, que se realizará en el Vaticano del 4 al 25 de octubre. 
Monseñor Pedro Agustín Rivera, responsable de la Comisión de Eventos Evangelizadores Masivos de la Arquidiócesis de México, informó que además, durante la fiesta de Corpus Christi, se dará a conocer la oración oficial del II Congreso Eucarístico Arquidiocesano convocado por el Card. Rivera Carrera para el 2016.
Como ya es tradición, se dará la bendición a los niños y niñas que asistan ataviados con sus trajes típicos, por lo que se exhorta a los papás a mantener esta costumbre heredada de los indígenas que en la época de la Colonia llegaban al centro de la ciudad con sus mejores vestimentas y sus productos del campo para dar gracias a Dios.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6254Wed, 03 Jun 2015 00:00:00 GMT
Consagra el Card. Rivera capilla de Ntra. Sra. de la Candelaria en Culhuacán Pide a los fieles no encerrar entre muros la Palabra de Dios, sino difundirla.

El pasado 21 de mayo, el Arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera consagró solemnemente la Capilla de Nuestra Señora de la Candelaria, ubicada en Hacienda de Santo Tomás, sin número, Col. Culhuacán, de la delegación Coyoacán, templo adscrito a la Parroquia de San Judas Tadeo.
Durante la Celebración Eucarística, el Card. Rivera Carrera vertió sobre el altar el Santo Crisma y lo incensó pronunciando las siguientes palabras: “Suba, Señor, nuestra oración, como incienso en tu presencia, y, así como esta casa se llena de suave olor, que en tu Iglesia se aspire el aroma de Cristo”. 
En su homilía, señaló que el verdadero templo de Dios Nuestro Señor no son los muros, sino la comunidad, pues somos nosotros quienes estamos siendo edificados sobre el cimiento de los apóstoles, teniendo como piedra angular a Cristo. 
Recordó que en la Iglesia no pueden faltar el anuncio de la Palabra y el cuidado de los pobres y desamparados, para que todo mundo descubra el amor de Dios. “Que esta capilla sea siempre un símbolo de que Cristo está entre nosotros, y que sea también un templo misionero, que no encierre la Palabra de Dios entre muros, sino que la lleve fuera”.
Por su parte, el P. Marcelo de Jesús Ramírez, titular de la Parroquia San Juan Tadeo, comentó que la construcción de la Capilla de Nuestra Señora de la Candelaria inició hace diez años como un sueño, un sueño que hoy es una realidad gracias al esmero de ministros y laicos encabezados por el P. Enrique Michell Sandoval. “Hoy tenemos la satisfacción de celebrar con él la consagración de esta capilla; agradecemos mucho sus esfuerzos. Y agradecemos también, con todo amor y cariño, al Card. Norberto Rivera su gran apoyo, y le decimos que esta capilla siempre lo acompañará, que jamás se sienta solo, porque nuestra oración y nuestro trabajo siempre estarán con él”, señaló.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6260Tue, 02 Jun 2015 00:00:00 GMT
"Jóvenes, la diferencia para cambiar el rumbo de nuestro mundo"III Visita Pastoral / Vicaría VII. Decanato 2.

“Jóvenes, ustedes son la diferencia para 
cambiar el rumbo de nuestro mundo”

En el marco de su III Visita Pastoral, el Arzobispo de México pidió a los fieles trabajar en conjunto y prepararse constantemente.

El pasado martes 26 de mayo el Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, acudió a la Parroquia San Isidro Labrador y San Ángel Custodio, en el Decanato 2 de la VII Vicaría “San Pablo Apóstol”, donde fue recibido por el obispo auxiliar, Mons. Jesús Antonio Lerma, así como por sacerdotes y fieles laicos, quienes le presentaron un panorama general sobre su entorno social y hablaron de los trabajos que realizan al interior de las parroquias y rectorías que conforman este decanato. Asimismo, asistieron a esta Visita Pastoral hermanas de la congregación religiosas de la Divina Providencia, quienes ofrecieron al Sr. Cardenal el detalle de su labor, y numerosos jóvenes le expusieron los aspectos que les agradan y les desagradan de la Iglesia. 
Así, representantes de las nueve parroquias y las dos rectorías hablaron frente al Card. Norberto Rivera sobre las estructuras que mantienen al interior de cada recinto en materia de grupos pastorales: Catequesis, Liturgia, Coros, Adoración Nocturna, Ministros de la Eucaristía, Pastoral Juvenil, Pastoral Familiar y Pastoral Social, grupos que en lo general se han concentrado en el trabajo al interior de sus templos, por lo que ahora existe el reto de fortalecer los enlaces en conjunto como decanato. 
Entre las acciones positivas expuestas al Sr. Cardenal destacan la formación de jóvenes líderes para el fortalecimiento de la fe, que se realiza en la Rectoría de San José Obrero; la labor enfocada en los temas de Familia, Niños, Jóvenes y Alejados de la Iglesia, que se lleva a cabo en la Parroquia de la Santísima Trinidad; las misiones en materia de Pastoral Penitenciaria, impulsadas por la Rectoría de la Divina Providencia; los talleres de oración, “Pedagogía Guadalupana” y “Queremos ver a Jesús”, que se imparten sistemáticamente en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, y la atención que brindan las hermanas de la Divina Providencia e Hijas de María Inmaculada a un centenar de niños de la casa hogar que administran. En cuanto a los principales problemas que se registran en la zona de este decanato, los representantes de los distintos templos señalaron que existe una gran desintegración familiar, violencia, altos índices delincuenciales, drogadicción, distribución de pornografía, prácticas comunes de adulterio y un incremento de uniones entre personas del mismo sexo.
Al hacer uso de la palabra, el Card. Rivera Carrera reconoció que en el Decanato 2 de la VII Vicaría hay muchos grupos pastorales trabajando para la Iglesia; “sin embargo –dijo–, es necesario usar la misma camiseta y realizar en conjunto un plan pastoral, con objetivos claros, con espacios de formación. De la misma forma en que un ingeniero y un médico tuvieron que estudiar durante años una carrera profesional, en la Iglesia debe haber personas que se preparen constantemente”. 
Por su parte, los numerosos jóvenes que asistieron a esta Visita Pastoral del Arzobispo de México coincidieron en señalar que entre los aspectos que les agradan de la Iglesia están todas las actividades que en ella se realizan, y el hecho de que la convivencia convierta a los grupos parroquiales en verdaderas familias. “Nos gusta todo lo que nos hace estar activos, porque somos jóvenes; nos encanta ayudar, salir al encuentro de personas marginadas, cosas que nos permiten ser solidarios con los demás”, señaló una de las participantes. Entre los aspectos que les desagradan –comentaron–, está el que los adultos “por tener 50 años dentro de la Iglesia piensan que son los únicos que pueden tomar decisiones”, y el hecho de que muchos párrocos tienen actitudes que alejan a la juventud”.   
El Card. Rivera invitó a los jóvenes a seguir creciendo en todos los aspectos positivos, en tanto que pueden ser la diferencia para cambiar el rumbo de nuestro mundo. “Ustedes son apóstoles, no están aquí porque quisieron; convénzanse de esto: el Señor fue quien los trajo a través de distintos caminos”, dijo.
La Visita Pastoral al Decanato 2 de la Vicaría VII finalizó con una Celebración Eucarística en la que el Card. Rivera Carrera agradeció la labor heroica de Mons. Jesús Antonio Lerma, de los sacerdotes que colaboran con él y de las hermanas de la Divina Providencia e Hijas de María Inmaculada, “pues todos han dejado tierras, familias, por ponerse al servicio de Dios, quien se agradece ahora y agradecerá en la vida eterna todos sus esfuerzos. Asimismo, agradeció a todos los laicos ahí presentes, que con sus acciones dan testimonio del Evangelio. “¡Que Dios recompense su trabajo!”, finalizó. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6253Tue, 02 Jun 2015 00:00:00 GMT
Divisiones en la Iglesia necesitan la irrupción del Espíritu Santo “Las divisiones en la Iglesia necesitan una irrupción del Espíritu Santo. Sólo si hablamos todos los cristianos el mismo lenguaje del amor, nos entenderemos a pesar de las diferencias accidentales que siempre deben existir”, dejó en claro el Card. Norberto Rivera al celebrar en la Catedral de México la solemnidad de Pentecostés el pasado domingo. 
Abundó: “Sólo si nos dejamos consumir por el fuego del amor divino, lograremos extender la llama del cristianismo a nuestro alrededor. Sólo si nos dejamos mover por el viento del amor cristiano, pasaremos por la Tierra haciendo el bien como Jesús. Sólo si nos dejamos consumir por el amor, podremos entender a nuestros hermanos de otras religiones y de otras ideologías”. 
El Arzobispo de México explicó que: lengua, fuego y viento son tres imágenes que nos ayudan a conocer la personalidad del Espíritu Santo, pero las tres significan amor, “porque el Espíritu Santo es el amor de Dios personificado”. 
Al respecto, agregó que “los frutos de amor que vemos van brotando en las familias, en las organizaciones y hasta en los lugares más inesperados, son frutos del Espíritu Santo, que sopla donde quiere”… también, impulsados por el amor, “sacerdotes, consagrados y laicos están cumpliendo en nuestra Iglesia la misión de anunciar el Evangelio”; mientras que otros se “unen a la multitud de misioneros que van a tierras lejanas a implantar el Reino de Dios”.
Finalmente, recordó que la solemnidad de Pentecostés es una fiesta esencial en el calendario católico, porque nos recuerda la acción del Espíritu Santo en los corazones, en la Iglesia y en la sociedad”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6246Mon, 01 Jun 2015 00:00:00 GMT
Exponen reliquia de santa Teresa de Ávila en la Catedral En el marco de los 500 años del nacimiento de santa Teresa de Ávila, fue llevada a la Catedral de México una reliquia de segundo grado de esta gran reformadora de la Congregación de los Carmelitas Descalzos en el Siglo XVI, quien además se convirtió en la primera Doctora de la Iglesia por voluntad del Papa Paulo VI.
La reliquia fue llevada por los frailes German Melgarejo y Fernando Ruiz, quienes concelebraron la Misa de las 12:00 horas, que en esta ocasión fue presidida por el cardenal chileno Jorge Medina Estévez, Prefecto Emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, y por el cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo de México. También estuvieron presentes integrantes del Venerable Cabildo Metropolitano.
La reliquia consistió en un documento manuscrito de santa Teresa de Ávila, en el que hace alusión a los votos de la Congregación.
Esta reliquia llamó la atención del cardenal Jorge Medina, quien leyó el documento en la Sacristía e hizo algunos comentarios con los frailes carmelitas y con los integrantes del Cabildo.
La reliquia despertó especial interés entre los fieles, quienes al final de la celebración eucarística pudieron venerarla.
 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6236Sat, 30 May 2015 00:00:00 GMT
Presentan el libro La Catedral de México Servirá como texto de referencia durante los próximo 50 años por su contenido actualizado hasta el siglo XX: Conaculta.

La noche del pasado 13 de mayo fue presentado el libro La Catedral de México, editado y publicado por Fundación BBVA-Bancomer. La obra reúne los textos de 25 destacados especialistas que abordan la historia política, social, cultural y artística de este recinto sagrado, desde el siglo XVI hasta nuestros días.
El evento se llevó a cabo en la Catedral Metropolitana y fue encabezado por el Card. Norberto Rivera, Arzobispo de México, quien estuvo acompañado por Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer, y por Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).
El Card. Rivera agradeció a Fundación BBVA Bancomer por hacer posible esta obra, pues en ella enmarca “el amor del Crucificado hacia su Iglesia, y es lugar desde donde el maestro en la fe, con su cátedra, debe guiar a los discípulos de Jesús. Sin el altar no se puede concebir un templo de esta naturaleza”.
El libro contiene 508 páginas y se realizó bajo la coordinación editorial de Jaime Salcedo; cuenta con prefacio del cardenal Norberto Rivera, prólogo de Vicente Quirarte y un epílogo de René Avilés, además de textos inéditos del historiador Guillermo Tovar y de Teresa.
Por su parte, Luis Robles Miaja se refirió al templo como uno de los recintos más importantes para América Latina y de la arquitectura virreinal, cuya relevancia motivó a la Fundación BBVA Bancomer a publicar esta obra que destaca los grandes tesoros visibles e invisibles del lugar.
“Sin duda es uno de los más completos documentos de crónica y de testimonios de los últimos 60 años por parte de expertos que han velado por su conservación”, dijo.
Rafael Tovar y de Teresa expresó que “uno de los grandes esfuerzos del gobierno federal es la protección del patrimonio cultural, y dentro de sus prioridades destaca especialmente la Catedral Metropolitana”.
También mencionó que el libro La Catedral de México “propiciará un conocimiento más profundo sobre el recinto que se encuentra situado en el corazón de nuestra patria y en el corazón de ese México vivo que es una referencia cultural para el mundo”.
Tovar y de Teresa subrayó: “tenemos un nuevo libro que servirá como texto de referencia durante los próximos 50 años, por su contenido actualizado hasta el siglo XX”.
Durante la presentación, el P. Felipe Galicia, director de Coros de la Catedral, habló de los órganos gemelos de la nave principal y de su larga historia que se remonta a 1695. En tanto, el P. Armando Ruiz Castellano recordó la historia del recinto, sus muchas intervenciones, así como la restauración de los órganos gemelos que son únicos en Iberoamérica. 
Por su parte, el arquitecto Javier Cortés Rocha realizó un recuento de los equipos técnicos que, a través de instancias como la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Conaculta, han velado por la protección del edificio, y destacó la importancia de este libro como un documento que da cuenta de los cambios que se han suscitado a lo largo de su construcción monumental, que tardó mas de 240 años.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6235Fri, 29 May 2015 00:00:00 GMT
Siéntanse orgullosos de su camiseta,pero trabajen en unidad Sentirse elegidos de Dios y abrirse a su amor para amar a los demás, es el mensaje del Arzobispo de México a los movimientos laicales de la Arquidiócesis.


El pasado sábado 16 de mayo, el Card. Norberto Rivera Carrera acudió al Seminario Menor de la Arquidiócesis, donde se reunió con integrantes de la Comisión de Movimientos y Organizaciones Laicales (Comolai) en el marco de su III Visita Pastoral. Esta comisión está dirigida por Enrique Rubí y Silvia González de Rubí, quienes, tras darle la bienvenida al Sr. Arzobispo, abrieron la sesión de participaciones a cargo de los representantes de las distintas áreas, integradas por numerosas agrupaciones o movimientos.
Los representantes de las áreas de Espiritualidad, Apostolado, Familia y Organizaciones Seglares explicaron al Arzobispo de México las tareas que han venido desarrollando, y le expusieron sus inquietudes, propósitos y expectativas.
Los representantes del Área de Espiritualidad ofrecieron al Card. Rivera un panorama general de sus quehaceres, y señalaron que entre sus objetivos están el aprovechar los distintos medios de comunicación digital para dar a conocer los movimientos laicales, mantener el diálogo con los movimientos que conforman el área, idear formas de difusión para el aumento de vocaciones, perseverar en la oración y el rezo del Santo Rosario, despertar y fomentar en los jóvenes el sentido del servicio misionero y formar facilitadores en Liturgia, Biblia y Catequesis. Asimismo, pidieron a la Arquidiócesis de México agilizar los reconocimientos de sus movimientos, toda vez que eso daría certeza a los sacerdotes de que estos grupos trabajan dentro de la estructura de la Iglesia; además solicitaron ayuda para contar con espacios destinados a eventos masivos, y para crear una red de apoyo sacerdotal para enfermos y otras personas que requieran atención espiritual.
Los miembros del Área de Apostolado señalaron que entre sus inquietudes están el ayudar a personas de escasos recursos a ser autosuficientes y apoyar la labor de organizaciones dedicadas a trabajar con alcohólicos, drogadictos y mujeres dedicadas a la prostitución. Señalaron que es necesario que los sacerdotes de la Arquidiócesis faciliten la apertura de casas de oración, puesto que el hecho de retardar o impedir la creación de este tipo de lugares ha dado pie al crecimiento de las sectas.
En cuanto al Área de la Familia, integrantes de este sector señalaron que tienen como objetivos lograr que los hogares se conviertan en verdaderas iglesias domésticas y que en todas las parroquias haya grupos que trabajen por edades, pues eso acercaría a la Iglesia a los distintos miembros de una familia, les facilitaría el conocimiento de su vocación y representaría un gran recurso para integrar a la vida activa de la Iglesia a todas las personas a las que se desee llegar. Además, manifestaron sus propósitos de vincular sacerdotes a sus distintos movimientos, ofrecer talleres de paternidad responsable y promover el acompañamiento de los novios para que hagan un retiro de fin de semana con el objetivo de que se preparen para el sacramento del Matrimonio.
Finalmente, integrantes del Área de Ordenaciones Seglares explicaron que sus ordenaciones son comunidades eclesiales, orantes y misioneras, unidas por principios y proyectos de vida, misma que tienen el propósito de llevar a Jesús a mucha gente que lo necesita.
Por su parte, el Card. Rivera Carrera dijo a los miembros del Área Espiritual que es bueno vestir la camiseta con orgullo, pero apreciando todos los carismas y trabajando en unidad, a la manera de la Santísima Trinidad, ya que el Padre no es el Hijo, ni el Hijo el Espíritu Santo, pero están integrados en una unión perfecta.  A los integrantes del Área de Apostolado les recordó que todo apostolado debe tener como centro de su actividad a Cristo, para que su Palabra llegue a los que no lo conocen; “Si no anunciamos a Cristo, así realicemos cualquier actividad, no estaremos llegando adonde debemos llegar. Den a conocer a Jesús a las nuevas generaciones, háganlo llegar a esa sangre nueva; de lo contrario, cuando nos hagamos viejos no habrá a quien pasar la estafeta.
Asimismo, a los integrantes del Área de Familia, el Arzobispo de México les habló sobre la actitud que deben tener al desempeñar su labor; “en la ciudad se están construyendo edificios, con anuncios que los ponen en preventa e indican que el 90 por ciento de los departamentos ya están apartados para motivar a los compradores a apresurarse a apartar el suyo. Así debemos anunciar a la familia, con aspectos positivos, además de integrar verdaderamente a los divorciados vueltos a casar y a otros en situaciones irregulares, no sólo diciéndoles que no pueden comulgar, sino hablándoles de los distintos caminos que tienen para llegar a Jesucristo”. Por su parte, a los del Área de Ordenaciones Seglares les advirtió sobre dos peligros que corren constantemente: el limitarse a lo espiritual y dejar de lado lo fundamental de la vida cristiana, y el riesgo de ser comunidades autorreferenciales, olvidándose de que pertenecen a la Iglesia Católica.
Al final de la Visita Pastoral, se llevó a cabo una Misa en cuya  homilía el Card. Rivera Carrera señaló que la Iglesia tiene que ir formando líderes, para que ese liderazgo sirva a Cristo, y que todo movimiento debe tener como centro al Padre; “todo integrante debe sentirse elegido de Dios. Hay que estar abiertos al amor de Dios, pues sólo con ese amor podemos dar amor a los demás”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6234Fri, 29 May 2015 00:00:00 GMT
Que la Primera Comunión no sera la última: Card Rivera III Visita Pastoral / Vicaría II, Decanato 2

Pide el Arzobispo de México a catequistas continuar el acompañamiento espiritual de niños.


Al recomendar a los grupos de catequesis dar acompañamiento espiritual a los niños que reciben los sacramentos de iniciación cristiana, muchos de los cuales no vuelven a tener más preparación religiosa a lo largo de su vida, el Card. Norberto Rivera Carrera pidió a los catequistas que la Primera Comunión no sea la última”.
La reunión tuvo lugar en la Parroquia San José de las Palmas que atienden los padres agustinos, durante la Visita Pastoral del Card. Rivera al Decanato 2 de la II Vicaría Episcopal de la Arquidiócesis de México. Este encuentro con sacerdotes, religiosos y laicos dio fin con la celebración de la Eucaristía, concelebrada por el obispo auxiliar Carlos Briseño Arch y otros sacerdotes.
Durante la homilía, el Arzobispo de México agradeció a los presbíteros su labor en la comunidad y dijo a los fieles que la Iglesia se fortalece con sus trabajos en las distintas comisiones pastorales: “Ustedes son indispensables en la Iglesia”, dijo, y explicó que así como san Matías fue elegido por el Señor para ocupar el cargo que tenía Judas, Cristo también selecciona a quien quiere para que trabajen a favor del Evangelio.
El cardenal Rivera Carrera habló largamente con los jóvenes de la demarcación, de quienes escuchó sus inquietudes y los programas de trabajo que realizan a favor de la Iglesia. Entre las propuestas de los jóvenes están el profundizar en la fe y crear ambientes agradables para atraer a más personas a la Iglesia; y más allá de oír Misa los domingos, está el poner en práctica la Palabra de Dios.
Los representantes de la Pastoral Familiar hablaron de la importancia de las pláticas prematrimoniales, del seguimiento y acompañamiento de las nuevas parejas, y explicaron que han formado un equipo compuesto por seis matrimonios que realizan acciones promocionales como el rezo del Rosario en familia, la consagración de los hogares al Sagrado Corazón de Jesús y la impartición de clases de teología.
El cardenal Rivera recomendó a estos asesores matrimoniales que hagan saber a los matrimonios separados que ellos siguen formando parte de la Iglesia, aunque no puedan recibir la sagrada Comunión.
Integrantes de la Escuela de Pastoral le informaron que en el decanato operan 115 grupos de trabajo, que aglutinan a 564 personas, de los cuales, 138 ofrecen algún tipo de servicio voluntario en la Iglesia. El 20 por ciento son jóvenes.
También le informaron que en el decanato hay 80 ministros de la Eucaristía que llevan la sagrada Comunión a los enfermos y que ayudan a los sacerdotes en los templos.
Otros de los temas que se abordaron fueron la Pastoral Castrense, los trabajos de Cáritas, la Pastoral de la Salud y de la Liturgia.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6233Tue, 26 May 2015 00:00:00 GMT
Obispos de Etipía se reunieron con el Card. Rivera
Le hicieron saber al Arzobispo de México la necesidad de comunidades que quieran misionar en ese país africano.
El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, recibió a dos obispos de Etiopía que llegaron a México en busca de misioneros para su país, religiosos y laicos. Ellos son Mons. Markos Gebremedhin, Obispo del Vicariato Apostólico de Jimma Bonga, Etiopía, y Mons. Lesanechristos Matheos, Obispo de la Eparquia de Bahar Dar, quienes estuvieron acompañados de un sacerdote y otros misioneros laicos.
Etiopía es el segundo país más poblado de África con 90 millones de personas, de las cuales, el 62 por ciento son cristianos y el 1 por ciento católicos, quienes se encuentran dispersos en 60 comunidades religiosas. Uno de los obispos platicó que su diócesis tiene 200 mil kilómetros cuadrados, y en ella sólo hay tres sacerdotes diocesanos.
Aunque en Etiopía el idioma oficial es el inglés, mucha gente lo conoce de manera básica, en cambio, se hablan 80 lenguas.
Los obispos requieren, sobre todo, religiosos misioneros especializados en el sector salud y en el de la educación. Se necesitan profesionistas, que es uno de los requisitos migratorios que impone el estado Etíope.
Entrevistados, los obispos señalaron que en Etiopía hay un 32 por ciento de musulmanes, y que ellos, entre la gente más pobre del país, han logrado algunas conversiones al Islam a base de apoyos económicos.
El perfil de los misioneros que se busca debe encajar en la capacidad para dar a la gente “una primera evangelización”.
La Iglesia en Etiopía se sostiene, en su mayoría, con la ayuda del exterior. Entre las instituciones que brindan este apoyo está la Fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia que Sufre.
Los misioneros que aceptaran ir a Etiopía deben contar con proyectos para trabajar en ellos, y de los cuales, pudieran obtener recursos para vivir.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6207Jueves 21 de Mayo de 2014
"Lleven el Evangelio a todos los niños abandonados" En su encuentro anual, los pequeños servidores del altar entregaron al Arzobispo de México un ramillete espiritual.


En el marco de la festividad de san Marcos Evangelista, el pasado sábado 25 de abril, el cardenal Norberto Rivera Carrera se reunió en las instalaciones del Seminario Menor, Casa Huipulco, con cientos de niñas y niños para celebrar el III Encuentro de Monaguillos de la Arquidiócesis de México.
En punto de las 10:00 horas, el Sr. Arzobispo de México presidió la Sagrada Eucaristía, que fue concelebrada por el P. José Guadalupe Godínez, Rector del Seminario Conciliar de México, y por el P. Eduardo Gallegos Rodríguez, de la Pastoral Vocacional.
En un ambiente de júbilo y alegría, los monaguillos y acólitos de la Arquidiócesis de México escucharon el mensaje de su Pastor, quien les pidió continuar con el llamado que Jesús hiciera a sus discípulos, de predicar el Evangelio a todas las naciones, “pero sobre todo a aquellos niños y jóvenes que se encuentran solos y abandonados”.
Además, dijo que no es casualidad que tengan a Dios en sus vidas, pues Él ha elegido estar con ellos: “no importa que seas el más listo o inteligente, lo que Dios quiere es un corazón contento que pueda contagiar a los demás su amor y vida, un corazón noble sin malicia, como el de un niño”.
Exhortó a los pequeños a pedir sabiduría a Dios para realizarse como buenos seres humanos y profesionistas, o como religiosos o sacerdotes si deciden optar por el camino de la vida consagrada o la vocación sacerdotal.
“Aprendan a decirle sí a Dios y a responder con generosidad a su llamado, como lo hiciera la Virgen María, quien aceptó con amor y fe. Muchos deciden darle la vuelta a Dios y se han perdido de sus maravillas; ustedes no tengan miedo, será Jesucristo quien los enseñe a ser buenos pastores para su rebaño”, puntualizó.
Al finalizar la Misa los monaguillo entregaron al Sr. Cardenal un “ramillete espiritual” de mil eucaristías, 70 horas santas, 2,502 servicios del altar, 5,784 Padrenuestros, 5,784 Avemarías y 75 tareas.
El P. Eduardo Gallegos destacó que durante el encuentro se reunieron mil 465 monaguillos y acólitos, por lo que se superó el número de 1,200 del año pasado.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6149Thu, 07 May 2015 00:00:00 GMT
Inauguran Centro de Caridad Padre Pro El cardenal Rivera Carrera ofició la Misa de inauguración y pide al equipo hacerse cercano a los pobres.


El pasado 23 de abril, el Arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera, llevó a cabo una Celebración Eucarística en la Parroquia del Verbo Encarnado y de la Sagrada Familia para inaugurar oficialmente el Centro de Caridad Padre Pro, que brindará servicios psicológicos, terapia de audición, lenguaje y aprendizaje, consejería y acompañamiento espiritual a gente de escasos recursos.
Sobre este centro de caridad, la coordinadora general, Lourdes Villagómez Díaz, comentó a Desde la fe que los salones donde se brindará servicio a las personas se encuentran al interior de esta parroquia –ubicada en la calle de Puebla número 144, colonia Roma–, en un espacio en el que anteriormente se hallaba la casa de los padres jesuitas. Dijo que el espíritu de este centro se fundamenta en la vida e ideales del Padre Miguel Agustín Pro y en la obra que históricamente han realizado los sacerdotes jesuitas. 
Señaló asimismo que este centro surgió como una idea del P. José Luis Gonzalo Rosas, en virtud de las necesidades de la población que se han registrado en torno a la parroquia, por lo cual se consiguieron los espacios y se invitó a profesionales en distintos campos a brindar sus servicios a personas en situación de vulnerabilidad; éstos acudieron inmediatamente al llamado y estuvieron de acuerdo en cobrar cuotas solidarias, es decir, pagos diferenciados dependiendo de los recursos económicos con que cuente el paciente. Añadió que una pequeña parte de esas aportaciones será para mantener el centro en funcionamiento, y el resto para los especialistas.
“En caso de que la demanda de servicios llegara a ser muy alta, y acudieran mayoritariamente personas que no pueden acceder a éstos debido a los costos, por más bajos que sean, se considerará la posibilidad de presentar proyectos de financiamiento a instancias que puedan apoyarnos”, explicó. 
Si bien los servicios que se ofrecerán están pensados primordialmente para personas en situación de vulnerabilidad –externó Lourdes Villagómez–, se atendrá a cualquiera que acuda en busca de asistencia. 
“Inicialmente los servicios que se darán son atención psicológica; terapia de lenguaje; taller de Lengua de Señas Mexicana para sordos (LSM); talleres de desarrollo humano para mujeres, jóvenes y adolescentes; acompañamiento espiritual y consejería. 
El Centro de Caridad Padre Pro cuenta por ahora con siete profesionistas, entre los que se encuentra un psicólogo de la Gestalt; una especialista en terapia de audición, lenguaje y aprendizaje; uno en Teología y ciencias religiosas, uno en desarrollo humano y  una trabajadora social”, dijo.
Por otra parte, comentó que en la inauguración del centro estuvieron presentes familiares directos del Padre Pro, quienes mensualmente dan despensas a personas de la tercera edad en situación de pobreza. 
Agregó que el Card. Rivera Carrera pidió a los integrantes de este centro seguir las huellas del Padre Pro, en el sentido de hacerse cercanos a las personas empobrecidas, de seguir el Evangelio reconociendo el caminar del pueblo pobre.
Finalmente, Lourdes Villagómez pidió al pueblo de México “abrir los ojos de la fe para seguir a Jesús en el amparo a los pobres y dejarse interpelar por su presencia en ellos”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6139Lunes 4 de Mayo de 2014
Card. Rivera participará en la consagración de un santuario a San Juan Diego en Argentina Se trata de un templo construido a petición del ahora Papa Francisco, con capacidad para 250 personas sentadas, y unas 700 de pie. 


DLF Redacción 
El cardenal Norberto Rivera Carrera viajará en estos días a Buenos Aires, Argentina, para participar en la consagración de una parroquia dedicada a san Juan Diego en ese país, misma que mandó construir el Papa Francisco cuando era arzobispo de Buenos Aires. Cabe recordar que este templo es el primero en el mundo, fuera de México, dedicado al mensajero de la Virgen de Guadalupe.
El Arzobispo de México viaja invitado por el actual cardenal de Buenos Aires, Mons. Mario Aurelio Poli, quien hace poco más de un mes envió a México al P. Federico Trapaglia, párroco del templo de san Juan Diego en Argentina, para extender la invitación no sólo al Card. Rivera y al Rector de la Basílica de Guadalupe, Mons. Enrique Glennie, sino a toda la nación mexicana.
Durante su estancia en el país, el P. Trapaglia aseguró que con el templo de San Juan Diego ambas arquidiócesis quedarían hermanadas por la protección y devoción a la Santísima Virgen de Guadalupe y al santo indígena, quien por cierto es patrono de los floristas en Buenos Aires, a petición del actual Papa Francisco.
De acuerdo con la explicación del P. Trapaglia, el santuario comenzó a construirse en 1995. Está ubicado al sur de Buenos Aires, en la Vicaría Flores, de la que fue vicario el actual Papa. El territorio parroquial abarca unas cinco mil viviendas que pertenecen a personas de clase baja.
En el año 2011, el P. Trapaglia fue nombrado párroco de esta iglesia por el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio. Explica el sacerdote: “Es uno de los templos más queridos por Su Santidad, en el que trabajó con gran ahínco para hacer realidad el sueño de tantos fieles. Tener como patrono al primer santo indígena es una misión que no se puede quedar sólo allá, sino que tiene que salir a todo el mundo”, expresó el sacerdote argentino.
Precisó que el templo surgió como una misión de barrio en 1995 y se levantó a manera de carpa sobre una estructura temporal, en un amplio llano muy cercano a los edificios habitacionales.
Para el 9 de diciembre de 2002 se pensó en la creación de un Centro Misionero San Juan Diego donde se pudieran impartir talleres de formación; dicho proyecto ya se ha hecho realidad.
Fue también el 9 de diciembre, pero de 2007, cuando el cardenal Bergoglio creó formalmente la Parroquia San Juan Diego, explicó el sacerdote, quien añadió que como Arzobispo de Buenos Aires el actual Papa Francisco creó otras cuatro parroquias.
El sacerdote reconoció que actualmente la comunidad de fieles está creciendo. “Hay muchas familias y adultos mayores. La mayor parte son obreros de clase media-baja y pobre; personas que se han ido a vivir a Buenos Aires en busca de un empleo, así como bolivianos y paraguayos”.
En entrevista para Desde la fe, el P. Trapaglia se reconoció guadalupano y dijo que ha estudiado a fondo los acontecimientos que tuvieron lugar en el Tepeyac en 1531, así como la historia y la amplia cultura derivada del guadalupanismo. También señaló que la Virgen de Guadalupe y san Juan Diego son como un binomio inseparable.
La Parroquia San Juan Diego tiene capacidad para 250 personas sentadas, y unas 700 de pie. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6121Wed, 29 Apr 2015 00:00:00 GMT
Celebran en México 2o Aniversario de pontificado del Papa FranciscoLa Nunciatura Apostólica en México conmemoró el pasado 13 de abril el segundo aniversario de pontificado del Papa Francisco con un evento en el que participó el Episcopado Mexicano, así como representantes de diversas iglesias, funcionarios de los diferentes niveles de gobierno, políticos y representantes diplomáticos acreditados en el país.
En la recepción, el Nuncio Apostólico, Mons. Christophe Pierre, ofreció un brindis por el Papa Francisco. El representante del Santo Padre en México estuvo acompañado por los cardenales Norberto Rivera Carrera, José Francisco Robles Ortega y Alberto Suárez Inda, así como por el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa Antioquena, Mons. Antonio Chedraui y el Director de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación, Lic. Arturo Manuel Díaz León.
Al dirigirse a los presentes, el representante del Vaticano en México se refirió a la importancia del año jubilar convocado por el Santo Padre para celebrar el Año de la Misericordia, que comenzará el 8 de diciembre de 2015 y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6134Tue, 28 Apr 2015 00:00:00 GMT
Llama Card. Rivera a pedir un milagro por intercesión del P. Pro Desde la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los fieles encomendar sus dificultades al beato Miguel Agustín Pro, en busca del milagro que hace falta para que este sacerdote mártir de la Guerra Cristera sea canonizado.
Lo anterior tuvo lugar durante la Misa dominical de mediodía en la que un grupo de laicos de la IV Vicaría “San Miguel Arcángel” llevaron una reliquia del Padre Pro, como parte de su recorrido por esta zona pastoral.
Luego, durante su homilía, el Arzobispo de México llamó a los católicos capitalinos a unirse a “tantos hermanos de esta nuestra gran ciudad y de nuestro México que en estos días estarán en oración y se manifestarán públicamente para que nos conduzcamos mediante leyes sensatas, que reconozcan, respeten, defiendan y promuevan toda vida humana desde su concepción hasta su término natural”. 
El cardenal Rivera hizo esta convocatoria ante la serie de actos programados durante la semana pasada para recordar a los más de 130 mil bebés asesinados mediante la práctica del aborto, al cumplirse ocho años de su legalización en el Distrito Federal.
Por último, el Sr. Cardenal recordó el décimo aniversario de la elección pontificia del ahora Papa Emérito Benedicto XVI, quien además en días pasados celebró su cumpleaños número 88 en el convento Mater Ecclesiae, donde vive dedicado a la oración desde mayo del 2013. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6120Sun, 26 Apr 2015 00:00:00 GMT
El amor es más fuerte que el pecado: Card. Rivera Sin embargo, el perdonar no anula las exigencias de la justicia, aclaró el Arzobispo. 


“La Iglesia y el mundo tienen necesidad de misericordia, la cual expresa que el amor es más fuerte que el pecado y todo el mal en que está envuelto el hombre y su existencia terrena”, dijo el cardenal Norberto Rivera Carrera en la Catedral de México, al celebrar el pasado domingo la Fiesta de la Divina Misericordia, instituida por el Papa Juan Pablo II.
“El amor se transforma en misericordia cuando hay que superar la norma precisa de la justicia. El perdón es la expresión original del amor cristiano, la expresión de esa misericordia sin la cual aun las exigencias más fuertes de la justicia humana corren riesgo de ser injustas e inhumanas, como con frecuencia la historia nos ha hecho constatar”, explicó.
Luego dejó en claro que el perdonar no anula las exigencias de la justicia: “en ningún caso del mensaje evangélico, el perdón, y ni siquiera la misericordia como su fuente, significan indulgencia para con el mal, para con el escándalo, la injuria, el ultraje cometido. En todo caso, la reparación del mal y del escándalo, el resarcimiento por la injuria, la satisfacción del ultraje son condición del perdón”.
“Es menester que la Iglesia adquiera conciencia más honda y concreta de la necesidad de dar testimonio de la Divina Misericordia en toda su misión, siguiendo la tradición del mismo Jesucristo y de sus Apóstoles”, dijo.
El Sr. Cardenal habló de la misericordia de Jesús al conceder a la Iglesia la facultad de perdonar los pecados: “Este prodigio de misericordia ha cambiado radicalmente el destino de la humanidad… Jesús les confía el don de ‘perdonar los pecados’, un don que brota de las heridas de sus manos, de sus pies y sobre todo de su costado traspasado. Desde allí una ola de misericordia inunda toda la humanidad”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6096Sun, 19 Apr 2015 00:00:00 GMT
“Los 10 mandamientos no limitan nuestra libertad, nos liberan”“Los diez mandamientos son para el hombre, no contra el hombre. No nos quitan o limitan nuestra libertad, más bien nos liberan. Lo que mandan, no es un capricho de algo que desagrade a Dios, sino que es un proyecto de vida que hace posible el desarrollo humano y una sana relación con los demás”. 
Con estas palabras, el cardenal Norberto Rivera Carrera explicó una de las lecturas de la Misa dominical, y afirmó que el decálogo debe ser una opción por la vida: “yo pongo delante de ti la vida y la muerte, el bien y el mal, y te mando que observes los mandamientos para que vivas. Los diez mandamientos que deben ser el punto de referencia, el punto de partida de la vida moral”, dijo.
Precisó que en Israel no se hablaba de la Ley como una carga o imposición, sino como un regalo que Dios nos ha dado, como una luz para nuestros pasos. “Hemos hecho una alianza con Dios y los mandamientos son el signo de nuestra pertenencia a Yahvé, son la proclamación de que somos pueblo elegido”.
Luego afirmó que no estamos solos frente a la Ley, con nuestra debilidad e impotencia para cumplirla. “Entre nosotros y el decálogo está Cristo Jesús, muerto y resucitado; Él es el poder de Dios, Él nos da su Espíritu, Él ha venido a darnos una nueva ley que no se limita a proclamar el bien, sino que lo realiza dentro de nosotros mismos”, dijo.
Sobre el Evangelio en el que Jesús echó del templo a mercaderes y cambistas, el Card. Rivera consideró que “es necesario un proyecto para renovar en nuestra arquidiócesis las celebraciones litúrgicas, sobre todo la celebración de la Eucaristía, en donde se vea con claridad que son celebraciones sagradas, celebraciones de un pueblo que participa, celebraciones en donde realmente los fieles se nutren espiritualmente y en donde brille la gloria de Dios y se exprese nuestra catolicidad. Pero estas celebraciones deben estar unidas a la vida y a las situaciones de todos los días.” 
“Si nuestras manos están manchadas de sangre o de violencia, o si no buscamos la justicia y socorremos al oprimido, Dios nos dirá: ‘no quiero tus sacrificios y tus celebraciones no me agradan’. Si no honramos a nuestro padre y a nuestra madre, sino que los abandonamos en su vejez y no los ayudamos en sus necesidades y en su soledad, Dios nos dirá cuando lleguemos a su templo: ‘no me presentes ofrendas inútiles, no me agrada tu culto, estoy harto de tus celebraciones’. Si nuestra vida se desarrolla entre mentiras y fraudes, Dios nos dirá: ‘deja de presentar sacrificios inútiles, no soporto delito y solemnidad’. Si nuestra vida sexual se deja llevar por desviaciones perversas y no nos detenemos ni siquiera ante el adulterio, Dios nos dirá: ‘no quiero tus solemnidades, detesto tus solemnidades, no sigas trayendo oblaciones vanas’, concluyó.


]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6041Wed, 18 Mar 2015 00:00:00 GMT
Faculta el Card. Rivera a sacerdotes para perdonar en Cuaresma el abortoCon el propósito de favorecer la experiencia de la conversión y la gracia de la reconciliación durante el tiempo de Cuaresma, el Card. Rivera Carrera ha facultado a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis de México para perdonar, en nombre de Cristo, algunos pecados reservados a los Obispos, como es el caso del aborto.
La Cuaresma –que este año dará inicio el 18 de febrero, Miércoles de Ceniza– es un tiempo de renovación para la Iglesia, para las comunidades y para cada creyente. Es por ello que el cardenal Norberto Rivera Carrera invita a todo el presbiterio y fieles laicos a disponerse para vivir fructuosamente este tiempo de gracia.

Perdón del aborto
La grave falta del aborto, contemplada en el Canon 138, establece que “quien procure el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae”. Sin embargo, de acuerdo a la disposición emitida por el Arzobispo de México, durante la Cuaresma todas aquellas personas que hayan participado directa o indirectamente en un aborto pueden acercarse a sus parroquias para confesarse y buscar el perdón sacramental.
En tiempo ordinario, esta facultad corresponde a los obispos y a algunos sacerdotes que cuentan con facultades especiales permanentes, quienes se encuentran en la Catedral Metropolitana, en la Basílica de Guadalupe y en cada una de las Vicarías Episcopales.

Recomendaciones
En la circular –que va dirigida a sacerdotes, religiosos y fieles laicos– el Card. Rivera también llama a poner en práctica las siguientes recomendaciones para vivir este tiempo:
• Organizar de manera eficaz las celebraciones y actividades cuaresmales.
• Que los sacerdotes ofrezcan pláticas cuaresmales para ayudar a los fieles a vivir fructuosamente este tiempo.
• Que la imposición de la ceniza, signo con el que comienza el caminar cuaresmal, se realice, de ser posible, dentro de la celebración Eucarística o bien en celebraciones de la Palabra, para que los fieles puedan captar el sentido auténtico de este signo. En este sentido, la circular aclara que no se deben usar corchos o instrumentos para la imposición de la misma, pues esto no es compatible con el significado y naturaleza de un sacramental.
• Tener presente que las privaciones voluntarias pueden ayudar a aliviar las necesidades de los desvalidos, pues de este modo se vive la actitud de la caridad cristiana al compartir algo de lo que se tiene.
• Observar juntamente el ayuno y la abstinencia el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, y los demás viernes de Cuaresma solo la abstinencia, la cual puede ser conmutada por una obra de caridad, de piedad u otro sacrificio voluntario significativo. Cabe recordar que el ayuno obliga a quienes hayan cumplido 18 años hasta los 59, y la abstinencia desde los 14 años en adelante, sin límite de edad.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=6000Thu, 19 Feb 2015 00:00:00 GMT
El Card. Rivera llevó el mensaje del Papa a víctimas del accidente en CuajimalpaNiños y adultos, víctimas del accidente ocurrido el pasado 29 de enero en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, escucharon de voz del Card. Norberto Rivera Carrera el mensaje que el Papa Francisco les hizo llegar a través del Arzobispo de México para manifestarles su cercanía espiritual tras el lamentable acontecimiento, que hasta el momento ha cobrado la vida de cuatro personas.
El Card. Norberto Rivera Carrera llegó aquella tarde-noche hasta el Hospital ABC ubicado en Santa Fe para reunirse con los heridos que son atendidos en dicho sanatorio, entre ellos algunas mamás con sus respectivos bebés.
Tras enterarse a detalle del estado de salud de los afectados, el Arzobispo de México se reunió con ellos para leerles el mensaje que el Santo Padre envió tras enterarse de la tragedia, les obsequió a cada uno un crucifijo y comprometió sus oraciones por su pronta recuperación.
El Card. Norberto Rivera también les impartió su bendición y les manifestó su solidaridad y cercanía en estos difíciles momentos, sobre todo a las personas que se encuentran en estado de salud delicado.
Horas antes, a través de un comunicado publicado en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, el Sr. Arzobispo pidió a los fieles sus oraciones por los afectados y llamó a la solidaridad ante las necesidades inminentes.
De igual modo, exhortó a las autoridades a “no escatimar esfuerzos en salvar vidas y dar atención integral con prontitud a todas las personas afectadas en este lamentable accidente”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5979Sun, 08 Feb 2015 00:00:00 GMT
“La muerte por asesinato ya no nos conmueve”, lamenta el Card. Rivera CarreraIII Visita Pastoral / Vicaría III. Decanato 5

“La muerte por asesinato ya no nos conmueve”,
 lamenta el Card. Rivera Carrera

Concluye el Arzobispo de México su Visita Pastoral por la III Vicaría exhortando a los fieles a pedir perdón a Dios por las ofensas. 

Vladimir Alcántara
El jueves 15 de enero, el Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, concluyó su Visita Pastoral por la III Vicaría “San Felipe de Jesús” al acudir a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en la colonia Aviación Civil, de la delegación Venustiano Carranza, en el quinto Decanato.
Luego de dar un breve paseo por las inmediaciones, saludando y bendiciendo a la gente de la colonia, el Card. Rivera Carrera se reunió en el recinto con la feligresía y con los sacerdotes de las parroquias, rectorías y capillas que integran el Decanato, para escuchar los logros, proyectos, expectativas e inquietudes de la comunidad de jóvenes y de los grupos que trabajan en la Iglesia. 
El decano, P. Enrique García Mejía, abrió la reunión ofreciendo al Arzobispo un panorama general de la comunidad eclesial, destacando las debilidades y fortalezas del Decanato. Al respecto, expresó que entre las fortalezas se cuenta con grupos de gran experiencia, como el Movimiento Familiar Cristiano y Escuela de Pastoral; se trabaja sobre un proyecto de Catequesis que ha ido despertando el sentido misionero en niños y padres de familia, y en la mayoría de las parroquias se tiene una pastoral socio-caritativa. 
Entre las debilidades del Decanato resaltó que las festividades religiosas frecuentemente tienden a desviarse de su intención, ocasionando problemas de tipo social, como son drogadicción, alcoholismo o vandalismo; y por otra parte, se requiere mayor apertura y confianza de algunos sacerdotes hacia los trabajos que los laicos pueden desempeñar.
Para explicar al Card. Rivera Carrera la situación que actualmente se vive en el Decanato, tomaron también la palabra una integrante del grupo de Misiones, quien habló sobre la formación que reciben por parte de los sacerdotes y que a su vez ellos ofrecen a otros miembros de la comunidad; así como dos miembros de la Pastoral Juvenil, quienes hicieron un recuento de las acciones que han llevado a cabo desde inicios del año pasado, durante el cual han visitado las distintas parroquias para invitar a jóvenes a participar en los trabajos que tanto la Arquidiócesis como la III Vicaría han planteado como prioridades. 
El Card. Rivera Carrera vio a los jóvenes con gran entusiasmo; sin embargo, los exhortó a lograr que todas las parroquias participen en los deberes pastorales, a organizar adecuadamente los trabajos litúrgicos y misioneros, y sobre todo a poner en el centro de todas sus acciones el encuentro con Cristo, como Camino y Pastor. En este sentido, compartió una experiencia que tuvo, cuando convocó a un grupo de jóvenes profesionistas ajenos a la Iglesia a integrar una Pastoral Social, quienes se rehusaban a tal iniciativa argumentando que no querían participar en cosas de la religión; así, él les dijo que no pretendía que fueran jóvenes de Iglesia, sino sólo que se organizaran para ir los barrios más pobres, ver sus necesidades y hacer un proyecto de trabajo con esa gente. Al final aceptaron, concretaron buenos proyectos y cuando cumplieron un año, se le acercó uno del grupo preguntándole si no habría Misa por su primer aniversario, pues quería dar gracias a Dios por haberlos llamado a trabajar.  
Al término de esta reunión, el Arzobispo de México celebró la Santa Eucaristía, en cuya homilía dijo que el Señor nos pide claramente no endurecer nuestro corazón. Sin embargo, externó que muchas veces, cerca de nosotros hay gente que se está muriendo de hambre, y eso es algo que ya no nos conmueve. No nos llama la atención la vida humana que es sacrificada por el crimen organizado o por alguna venganza, tampoco la vida humana que no es respetada en el seno de la madre, todo lo cual es producto de tener un corazón endurecido; de manera que es necesario reconocer nuestros pecados y pedir perdón a Dios por las ofensas, para que Él nos ayude a cambiar de vida. 
Cerca de nosotros, finalizó, hay mucha gente que ni siquiera ha tenido la oportunidad de encontrarse con Dios, de modo que la comunidad cristiana debe organizarse para llevar a Cristo a los demás y que descubran su vida ante Él. Entonces, Nuestro Señor, y no nosotros, los sanará.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5952Sun, 25 Jan 2015 00:00:00 GMT
Todas las comunidades deben pensar y preocuparse por sus futuros sacerdotes.“Jesús nos pide que florezcamos y que demos frutos, no basta con echarle ganas”, señaló el cardenal Norberto Rivera Carrera al referirse a los esfuerzos que realizan obispos, sacerdotes y laicos a favor de la difusión del Evangelio y de los programas pastorales de la Iglesia”.
Luego de una tarde de intensos trabajos con 15 sacerdotes en la Parroquia de San Jorge Mártir, en el Decanato 6 de la III Vicaría Episcopal “San Felipe de Jesús”, ubicada en la colonia San Juan de Aragón, el Arzobispo de México habló de la importancia de su tercera Visita Pastoral, pues entre otras cosas, “ayuda a que algunos sacerdotes se pongan al corriente en ciertos temas”. 
Explicó que la Visita Pastoral no se reduce a los encuentros que él sostiene con los sacerdotes y las distintas agrupaciones y comunidades de fieles –en los más de 50 decanatos que conforman el Arzobispado de México–, puesto que cada uno de estos encuentros inicia tiempo atrás, desde las reuniones que sostienen los sacerdotes entre sí, con los grupos misioneros y con los obispos auxiliares. 
El Arzobispo de México les dijo a los asistentes: “no queremos uniformidad en la Iglesia, cada parroquia tiene que ser distinta y debe tener carismas diversos e iniciativas múltiples, pero siempre deben estar presentes los signos de comunión eclesial”.
Como en otras sesiones de trabajo, el cardenal Rivera expresó su preocupación por las vocaciones sacerdotales y de vida consagrada, y dijo que en esta tarea debe involucrarse toda la comunidad; agradeció también a aquellos sacerdotes y misioneros que provienen del extranjero y que desde hace muchos años se han integrado a la vida pastoral de México.
“En la Arquidiócesis hacemos el esfuerzo por tener un Seminario y preparar sacerdotes, pero también nos preocupamos porque tenemos que pensar en el futuro y prever lo que sigue, porque Jesús mandó a sus discípulos a todas las gentes del mundo hasta el final de los tiempos. Entonces, toda la comunidad debe pensar y preocuparse para que dentro de 15 o 20 años haya sacerdotes en esta misma parroquia”, dijo.
El cardenal Rivera Carrera vio con satisfacción que a esta reunión de trabajo asistió un numeroso grupo de jóvenes, con quien bromeó por instantes y les invitó a tomar el micrófono para que expusieran sus inquietudes e hicieran comentarios con toda libertad.
La Visita Pastoral a este Decanato 6 terminó con una celebración Eucarística.

  




]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5951Sun, 25 Jan 2015 00:00:00 GMT
“No se puede ser cristiano por correspondencia”: Card. Rivera
Al celebrar la tradicional Misa dominical en la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera explicó que “la vocación cristiana tiene características muy especiales, pues no se trata de una atracción hacia algo (una causa, una ideología, un partido o una ocupación), sino de una atracción hacia Alguien, se trata del seguimiento de una persona, Jesús, como alguien fundamental para la propia vida”.
Ante cientos de fieles que se dieron cita en el recinto para participar de la Eucaristía, el Arzobispo de México dijo que por esta razón “no se puede tener vocación a larga distancia, no se puede ser cristiano por correspondencia, sino con el trato cercano, íntimo y personal en la oración.”
Tras poner como ejemplo a los Apóstoles, que no se encerraron en sí mismos, sino que corrieron a compartir con otros la alegría del encuentro con el Mesías, explicó que ser cristiano implica comunicar a otros el centro de esas esperanzas, que es Jesús: “El cristiano debe sentir el doble movimiento del corazón: centrípeto, por el que atrae hacia sí a Cristo, y centrífugo por el que lleva a Cristo a los demás”.
El Sr. Cardenal añadió: “ser discípulo de Jesús hoy, significa esencialmente dos cosas: imitar a Cristo, que en sentido evangélico quiere decir seguir a Cristo y aprender de Él a hacer la voluntad del Padre, y segunda, testimoniar a Cristo, que nos compromete a decir al mundo lo que Jesús es y significa para nosotros, que nos impulsa a invitar a los demás a ir tras los pasos de Jesús.” 
Finalmente, afirmó que “el lugar privilegiado de la vocación es la familia, donde se da el contagio de persona a persona para seguir a Cristo, pues “así lo hemos visto en el Evangelio, cómo los hermanos llaman a los hermanos”. 



]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5948Sun, 25 Jan 2015 00:00:00 GMT
Entrevista al Cango. Darío Bragado RodríguezEntrevista al Cango. Darío Bragado Rodríguez

“Los beneficios que me ha concedido 
Dios se notan nada más mirándome”

El pasado 6 de enero el canónigo de la Catedral Metropolitana celebró 60 años de ordenación sacerdotal. 

Zoila Bustillo
El martes 6 de enero, en la Catedral Metropolitana ―el mismo lugar donde hace 60 años recibió la ordenación sacerdotal y donde ahora ocupa el cargo de Arce Deán―, el P. Darío Bragado Rodríguez dio gracias a Dios por todos los beneficios que le ha concedido en este tiempo a su servicio, y que ¬–dice sonriente– “se notan nada más mirándome”.
  “No puedo más que dar gracias por tantas bendiciones, estoy encantado de ver la bondad de Dios, que a mis años me permite seguir trabajando, porque ser sacerdote es una bendición de Dios que si se cumple como se debe, el Señor va a tener mucha misericordia de nosotros”, expresó el P. Bragado Rodríguez, quien desde hace 15 años es canónigo de la Catedral Metropolitana.
A sus 85 años de edad, pero con mucha entereza física ―ya que le encanta caminar y procura moderar su alimentación―, el P. Darío compartió con el semanario de Desde la fe su alegría por sus 60 años de sacerdocio.
Recuerda que a los 12 años de edad ingresó al Seminario Menor, que estaba en Temascalcingo, Estado de México, porque en aquel entonces la Arquidiócesis de México se extendía hasta Toluca y sus alrededores. 
Fueron muchos años de estudio y de dudas, hasta que finalmente el 6 de enero de 1955, en el recién restaurado Altar de los Reyes de la Catedral Metropolitana, el entonces arzobispo de México, Mons. Francisco Orosco y Lomelí, lo ordenó sacerdote, junto a otros dos de sus compañeros. “Fuimos como un regalo de Reyes para la comunidad”, dice sonriendo. 
–¿Cómo descubrió el llamado al sacerdocio?
–No hubo nada extraordinario, mi familia era profundamente católica, sobre todo mi padre, y creo que ahí nació el deseo de seguir el camino del sacerdocio, que también siguió uno de mis siete hermanos y dos sobrinos; pero también fue motivado por el ejemplo de Mons. Arturo Vélez Martínez, primer obispo de Toluca, quien fue párroco en mi lugar de origen, Villa Cuauhtémoc. Él fue quien me invitó a entrar al Seminario y, sin pensarlo mucho, más como un chiquillo con deseos de superarse, le dije que sí.
–¿Cómo fueron los tiempos en el Seminario?
–Con la dirección espiritual y ejemplo de los formadores fui madurando y descubriendo la posibilidad de tomar la decisión de ser sacerdote. Con múltiples dudas fui avanzando hasta los estudios de Teología y me costó trabajo dar el sí definitivo, pero en los dos últimos años de formación me decidí por seguir ese deseo de servir a los demás en las diversas ramas del ejercicio sacerdotal, que entonces, gracias a Dios, ya conocía.
–¿Cómo han sido estos 60 años de sacerdocio?
–Dios me ha dado la oportunidad de ejercer mi ministerio en pocos lugares, pero muy significativos. Durante 23 años fui formador en el Seminario Conciliar de México, impartiendo clases de latín y griego, para lo que me preparé estudiando la licenciatura en Lenguas Clásicas en la Universidad Pontificia de Salamanca, España. Me siento muy contento de que en este momento haya muchos de mis discípulos ejerciendo su ministerio, como el obispo de Cuautitlán, Mons. Guillermo Ortiz Mondragón; el obispo de Ecatepec, Mons. Óscar Roberto Domínguez Cuttolenc; el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México, Mons. Armando Colín, y el rector de la Basílica de Guadalupe, Mons. Enrique  Glennie, por mencionar algunos.
–¿Cuáles han sido los momentos más relevantes de su ministerio?
–En todos lugares he aprendido muchas cosas, en el Seminario puede ver el desarrollo de la vocación sacerdotal; en la Parroquia San Jacinto de San Ángel, donde estuve 10 años, aprendí a atender a los grupos; en Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Votiva), donde pasé seis años, aprendí a amar el Sacramento de la Reconciliación y a adorar al Santísimo muy de cerca; en Nuestra Señora de la Resurrección, en la colonia Bosques de las Lomas, donde fui párroco 15 años, aprendí a dirigir a los Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, y hasta la fecha, gracias a Dios, he formado y sigo formando a más de 300.
–¿Qué ha significado para usted estar en la Catedral Metropolitana, donde recibió su ordenación?
–Es una bendición de Dios que, a pesar de estar ya jubilado, el cardenal Norberto Rivera Carrera y el Deán Francisco René Espinosa aceptaron que colaborara como Arce Deán, “el segundo de abordo”, además de todo el enriquecimiento desde el punto de vista de la religiosidad popular, cultural y artística. Pero lo más importante es que sigo haciendo lo que más me gusta: celebrar la Eucaristía e impartir el Sacramento de la Reconciliación.
–Finalmente, ¿qué considera que hace falta para promover las vocaciones al sacerdocio?
–Yo creo que después de la oración no hay mejor forma de llevar jóvenes al sacerdocio que el buen ejemplo, porque si no hay buen ejemplo de parte de nosotros los sacerdotes las vocaciones no se van a multiplicar.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5922Sun, 11 Jan 2015 00:00:00 GMT
Celebra el Sr. Arzobispo nombramiento de nuevo Cardenal mexicano Suárez IndaCelebra el Sr. Arzobispo nombramiento 
de nuevo Cardenal mexicano Suárez Inda

Durante la Misa se oró por las más de 2 mil personas que perdieron sus ahorros en el escándalo de la sociedad financiera popular Ficrea.

Carlos Villa Roiz
El cardenal Norberto Rivera Carrera celebró la designación de nuevos cardenales para la Iglesia Católica, entre ellos, a Mons. Alberto Suárez Inda, actual arzobispo de Morelia, y agradeció al Papa Francisco por haber designado un nuevo cardenal para nuestro país.
Momentos antes, en su homilía, el Arzobispo de México habló de la Epifanía y explicó que “la figura de los Magos simboliza a todo hombre y mujer que con verdadera sabiduría y con sincero corazón se dejan guiar por los signos que Dios les envía, cumpliéndose así lo que el mismo Jesús dirá: ‘Muchos de oriente y de occidente vendrán y se sentarán en la mesa del Reino’”.
“La salvación es para todas las razas, para todas las culturas, para todas las edades y para todos los tiempos. Nadie puede sentirse excluido de este llamado a la fe y a la salvación en Cristo-Epifanía. Pero la fe no se impone. La fe es una invitación, es un regalo que Dios da y supone la aceptación libre y generosa”, y puntualizó: “Evidentemente el que acepta a Jesús también acepta su doctrina y acepta el camino que Él señala para llegar a la vida eterna.”
El Card. Rivera Carrera dijo que para tener un encuentro personal con Cristo, es necesario dejarnos llevar por las pequeñas señales que el Espíritu de Dios nos envía… “Este es el misterioso poder de los signos, del cual nos habla hoy el Evangelio, los Magos supieron leer y seguir esos signos”.
Luego comentó que es necesario ir a la Eucaristía con verdadera fe para romper el velo y poder reconocer a Cristo Pan de Vida: “Cuando es la fe la que nos trae a la Eucaristía nuestra celebración se convierte en una gran luz en nuestro caminar, nos transmite una paz y una alegría que nadie nos puede quitar, porque realiza en nosotros un verdadero encuentro con Cristo que es nuestra salvación”, concluyó.
Durante la Misa se oró por “la indemnización económica de las personas que han sido engañadas y defraudadas por diversas instituciones financieras, especialmente por las más de 2 mil 500 personas que perdieron parte de sus ahorros en el escándalo de la sociedad financiera popular Ficrea.”

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5921Sun, 11 Jan 2015 00:00:00 GMT
Card. Rivera pide respetar los derechos de los niñosCard. Rivera pide respetar los derechos de los niños

Carlos Villa Roiz
“Una humanidad que dirige su mirada al hogar de Nazaret, se llena de razones para respetar los derechos de los niños, para evitar que sean abandonados o sea conculcada su dignidad con el horrendo crimen de la pornografía y la prostitución infantil, la iniciación a las drogas, la falta de alimento y de hogar, o con trabajos que impiden su educación y su desarrollo humano.”
Con estas palabras, el cardenal Norberto Rivera Carrera abordó el tema de la Sagrada Familia durante la Misa dominical en la Catedral de México, donde habló de la infancia, en la sociedad de nuestros días: 
“Ellos necesitan de la armonía, de la paz de los autores de sus días, para su desarrollo adecuado e integral. Las familias rotas desajustan la existencia de quienes experimentan un vacío que sólo un amor coherente, la vivencia y la transmisión de auténticos valores humanos y religiosos pueden llenar”.
Luego dijo que “los gobernantes, los legisladores, los que tienen especiales responsabilidades sociales, tienen el deber de ayudar, fortalecer y hacer crecer a la familia con verdaderas políticas que den cohesión y estabilidad. Proceder de otra manera es provocar heridas, incluso irreparables, en el tejido social, y poner en serio riesgo el futuro de México.”
Se refirió al Evangelio de san Lucas, donde “aparece claro que es la familia el factor decisivo para integrar al niño y al joven Jesús en el ambiente nacional y religioso, y para que lo comprendamos como el enviado en el cual se cumplen las promesas divinas”. 
Finalmente, el cardenal Rivera Carrera dijo que la Sagrada Familia, “es la historia de una familia muy cercana a nuestras familias… por la presencia de Cristo en ella parece una familia inalcanzable, pero por la humanidad del Dios-Niño ciertamente está muy cercana a toda familia.”

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5910Sun, 04 Jan 2015 00:00:00 GMT
Autoridades reconocen el trabajo de la Pastoral PenitenciariaAutoridades reconocen el trabajo de la Pastoral Penitenciaria

El obispo auxiliar Armando Colín consideró que “se está poniendo gran empeño en que estos centros cumplan con su función de ser espacios de rehabilitación social.”

Carlos Villa Roiz
“El trabajo de la Iglesia Católica en los reclusorios de la Ciudad de México forma parte de los ejes fundamentales para la atención de la población recluida y de sus familiares”, reconoció Hazael Ruiz, subsecretario del Sistema Penitenciario capitalino.
El funcionario explicó que la Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis de México tiene presencia diaria en todos los centros de reclusión, y resaltó la utilidad de sus actividades, que van desde la organización de talleres y la atención personal de los internos hasta las actividades religiosas y la impartición de los Sacramentos.
Con motivo de la Navidad, el cardenal Norberto Rivera Carrera, algunos de sus obispos auxiliares y sacerdotes, celebraron Misas en los diez centros de reclusión de la ciudad de México, donde existe una población de 39 mil 306 internos, de los cuales 37 mil 324 son hombres y mil 982 mujeres.
En cuanto a las edades, el mayor número se inscribe entre los 18 y 31 años, con 20 mil 158 personas; le sigue el grupo que va de los 31 a los 50 años, con 16 mil 595, y entre los 51 y los 60 años son 2 mil 174 internos.
Del total de personas, el 55 por ciento está recluido por robo, el 11 por ciento por homicidio, el 7 por ciento por secuestro y el 8 por ciento por delitos sexuales. 
“Creo que los internos se pueden rehabilitar e integrar a la sociedad. Hay casos más difíciles, pero sí es posible. Creo que todos merecen una segunda oportunidad”, dijo Hazael Ruiz.
Durante su visita al Reclusorio Norte, el pasado lunes 22 de diciembre, el cardenal Rivera Carrera dijo que para muchos la Navidad puede resultar algo triste al estar separados de sus familias y sin libertad, pero recordó que Jesús también estuvo preso y fue perseguido. 
“Jesús tuvo la tentación de sentirse abandonado en la cruz, pero este sentimiento lo superó con una plegaria: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, dijo.
Luego invitó a los internos a confiar en Jesús y encomendarle su camino de salvación. Los conminó a rezar: “Te encomiendo mi vida, condúceme por caminos de paz, justicia y salvación; Tú conoces mis limitaciones y pecados. Él cambiará nuestra historia”, dijo.
También comentó que en México hay una gran devoción hacia la Divina Providencia, cuya bondad rebaza nuestras capacidades, de la misma forma que hacia la Virgen de Guadalupe, nuestra madre amorosa.
La Santa Misa fue concelebrada por Mons. Armando Colín, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México; por el P. Francisco Javier Guzmán, titular de la Pastoral Penitenciaria, y por otros sacerdotes.
Por su parte, el obispo auxiliar Armando Colín, entrevistado por Desde la fe consideró que “se está poniendo gran empeño en que estos centros cumplan con su función de ser centros de rehabilitación social.”
 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5899Sun, 04 Jan 2015 00:00:00 GMT
“México necesita de todos para salir de la crisis”: Card. Rivera 0 0 1 890 4900 COSAM 40 11 5779 14.0

 

·      El Arzobispo de México reconoció que el país vive una fuerte crisis de seguridad, pero sobre todo de valores, por lo que pidió trabajar en lo fundamental: la familia.

 

El pasado domingo, el Card. Norberto Rivera Carrera sostuvo un desayuno con periodistas de distintos medios de comunicación, en el que reconoció que el país vive una verdadera crisis, no sólo de seguridad, sino sobre todo de valores, “una crisis que si bien muestra nuestras debilidades como nación, también deja ver muchas de nuestras fortalezas”.

Durante esta tradicional reunión con motivo de la Navidad, el Arzobispo de México consideró que las soluciones a esta gran crisis, no son solamente responsabilidad del gobierno ni de los empresarios ni de la sociedad civil ni de la Iglesia, sino de todos y cada uno de los mexicanos; y lo primero que se necesita es “fortalecer lo fundamental: la familia, que es donde se gestan los mayores problemas, y donde podemos encontrar las fortalezas para salir adelante”.

Dijo que ve a México con mucha esperanza de superar esta difícil situación, pero para lograrlo, “debemos unirnos, y dejar atrás odios, rencores, partidismos”; también señaló que es necesario que haya justicia, ya que “no puede haber paz ni reconciliación si no hay justicia”.

Sobre las protestas que se han generado en los últimos meses por parte de la sociedad civil, dijo que es entendible que ésta exija justicia, pues la impunidad es uno de los grandes problemas que ha incentivado la violencia; “no se puede pedir la reconciliación, si al mismo tiempo no se está trabajando a favor de la justicia”.

            A pregunta expresa sobre el papel de la Iglesia en esta crisis, aseguró que la tarea más importante es la de evangelizar, la de llenar a México de verdaderos valores, fortaleciendo a la familia y sobre todo, dando esperanza a toda la población, pues “quien pierde la esperanza queda paralizado”; en cambio, “el ser humano que la conserva, que cree en el porvenir, que tiene ilusiones, siempre tiene posibilidades de salir adelante”.

“Esa es la terea de la Iglesia: llenar a la población de esperanza; pero no una esperanza que se funda sólo en palabras, sino una esperanza con fundamentos, como el amor a la patria, como la fe que se profesa, como la familia que se constituye; el que cree en estos valores, puede salir adelante”.

El Arzobispo de México explicó que siempre que se presentan crisis, ya sea a nivel personal, familiar, institucional o nacional, necesariamente “hay algo que cambiar, pues de lo contrario, los resultados van a ser los mismos”.

“Se criticaba al Presidente anterior por actuar sin estrategias frente al crimen organizado, pero escaseaban las propuestas; por parte de la Iglesia sí hubo varias muy concretas, como la de contar con policías con mayor capacidad de investigación, como ir a la raíz del crimen organizado, y sobre todo, un cambio de estrategias tanto en las familias como en el sistema educativo y en los medios de comunicación, para dejar de exaltar la criminalidad y dejar de ver la delincuencia como algo atractivo, y para que los jóvenes dejen de pensar que ese es el camino a seguir”, dijo.

Sobre su reciente visita al Vaticano, reveló que el Papa ha tenido información constante sobre la situación por la que atraviesa México; no solamente sobre el problema de Ayotzinapa, sino sobre la situación en general de nuestro país.

Externó que si bien el Pontífice ha hablado de los 43 desaparecidos de la Normal Superior de Ayotzinapa, también tiene presente a los 20 mil desaparecidos que se han registrado en distintas entidades del país, como Tamaulipas, Michoacán, Sinaloa, Chihuahua y  Durango, entre otras. En este sentido, el Card. Rivera recordó que “la violencia no se puede combatir con más violencia, porque eso sólo provocaría una espiral sangrienta y México estaría en situaciones mucho más difíciles”.

Asimismo, aseguró que la Iglesia ha contribuido a la solución de los problemas que enfrenta México no solamente con la oración o con palabras, sino con hechos; ha estado cercana a las víctimas, tanto en Acapulco como en otras diócesis donde hay comisiones eclesiales para tener esa cercanía con las víctimas, con personas que han sufrido desapariciones. “También en Michoacán existe una cercanía muy concreta de los obispos con las personas que están sufriendo este tipo de violencia”, aseguró.

Por otra parte, respecto al papel que ha tenido el Papa Francisco en la reciente reconciliación de Estados Unidos con Cuba, el Card. Rivera Carrera señaló que la Secretaría de Estado del Vaticano ha intervenido en todo el proceso que ha llevado a ambas naciones a encontrar una solución a sus problemas.

“No es un trabajo que haya empezado ahora el Papa Francisco, es un proceso largo que se ha tenido; todos recordarán que el Papa Juan Pablo II había comenzado ya un trabajo serio en este sentido, y por eso pudo proclamar cuando llegó a Cuba: ‘¡Que Cuba se abra al Mundo y el mundo a Cuba!’ Todavía no se define la manera en que se quitará el cerco que se le había estado tendiendo a Cuba por años y años, pero tiene que terminar eso; los muros tienen que caer”, dijo.

Finalmente, en torno a la posible visita del Papa Francisco a México, dijo estar convencido de que el Santo Padre, lo único que está buscando es un espacio en su agenda. “Él desea hacer esta visita a nuestro país. Como lo acabamos de constatar, es un profundo devoto de Santa María de Guadalupe y siente muy cercana la persona de san Juan Diego… Si el Papa viene en el 2015 o no, eso sí ya no estoy tan seguro; hasta ahora no tiene nada definido; no ha puesto una fecha”.

            Al final del desayuno, los representantes de los medios de comunicación le manifestaron al Card. Rivera sus felicitaciones por el aniversario número XXIX de su Ordenación Episcopal.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5878Sun, 28 Dec 2014 00:00:00 GMT
Celebrará la Arquidiócesis al Card. Rivera
Celebrará la Arquidiócesis al Card. Rivera 
en su XXIX Aniversario de Ordenación Episcopal

Zoila Bustillo
El Pueblo de Dios que peregrina en la Arquidiócesis de México se unirá en oración y acción de gracias por el XXIX Aniversario de la Ordenación Episcopal de su Pastor, el cardenal Norberto Rivera Carrera. 
Con este motivo, se invita a los Obispos Auxiliares, Vicarios generales, decanos, presbíteros, diáconos, institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica, así como a los fieles laicos en general, a encontrarse como familia arquidiocesana en la Curia del Arzobispado.
La cita para dar gracias por el don extraordinario de servicio recibido por el Card. Rivera Carrera hace 29 años, y manifestarle nuestras felicitaciones, es el 19 de diciembre en el Auditorio de la Curia (Durango 90, colonia Roma), a las 10:30 horas.
Este momento servirá también para expresarle al Sr. Arzobispo los deseos de alegría y paz por el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, y compartir los anhelos de plena comunión para el próximo año 2015.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5868Thu, 18 Dec 2014 00:00:00 GMT
Miles de fieles se reconciliaron con Dios en la Catedral 0 0 1 432 2382 COSAM 19 5 2809 14.0

 

 

·      Casi cinco mil personas acudieron a la convocatoria hecha por el cardenal Rivera y el Cabildo Metropolitano.

 

La Catedral de México fue testigo de un verdadero Maratón de Confesiones el pasado sábado 29 de noviembre, luego de que el cardenal Norberto Rivera Carrera y el venerable Cabildo Metropolitano invitaran a los fieles capitalinos a acudir al Sacramento de la Reconciliación con motivo del Adviento, tiempo de preparación a la Navidad.

Estaba previsto que la jornada de confesiones –en la que participaron alrededor de 30 sacerdotes en diferentes momentos– se realizara de 8:00 a 20:00 horas, pero la cantidad de fieles que asistieron a la cita superó el estimado, por lo que los sacerdotes se vieron en la necesidad de prolongar sus servicios hasta las 21:00 horas.

De acuerdo con estimaciones del personal de la Catedral, casi cinco mil personas se confesaron, y algunas de ellas aprovecharon su visita al templo para participar en la charla que ofreció el canónigo Julián López Amozurrutia titulada “Entrando en la casa”, para disponer a los feligreses a vivir en un ambiente familiar este tiempo litúrgico.

El mismo personal asegura que aproximadamente el 50 por ciento de los asistentes fueron adultos y adultos mayores; el 30 por ciento jóvenes y un 20 por ciento niños.

Si bien la fila de personas fluyó rápidamente –gracias al apoyo de los miembros de Escuela de Pastoral– la cantidad de fieles que acudieron al Sacramento fue tal, que algunos tuvieron que esperar hasta cuatro horas y media para confesarse.

Cabe destacar que en esta ocasión el Card. Norberto Rivera Carrera facultó a todos los sacerdotes que participaron para absolver a las personas que confesaron haber abortado, pecado que habitualmente están reservado a los obispos, según el Derecho Canónico.

El Sr. Alejandro, quien tenía alrededor de 25 años sin confesarse, agradeció al Sr. Cardenal esta jornada sabatina de reconciliación, pues “el horario de trabajo no me permite acudir a mi parroquia para hacerlo. Después de tanto tiempo cargando una serie de faltas, escuchar la absolución del sacerdote hace que uno se sienta increíblemente bien”.

Este Maratón de Confesiones de Adviento es el primero que se organiza en la Catedral de México, aunque se han llevado a cabo otros en Cuaresma, como preparación a la Semana Santa.

Debido al éxito que tuvo la iniciativa, se prevé que el próximo año se repita, pero se buscará implementar una serie de actividades, además de la Guía para la Confesión que se les facilita a los penitentes, para que la gente que espera pueda prepararse mejor, por ejemplo –contemplan los organizadores– una guía sobre lo que significa el Adviento, pláticas de reconciliación y posiblemente la exposición del Santísimo Sacramento para que los fieles puedan platicar con el Señor una vez confesados.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5844Sun, 07 Dec 2014 00:00:00 GMT
9 de diciembre, ‘día en que Juan Diego vio el paraíso’ 0 0 1 341 1881 COSAM 15 4 2218 14.0

 

• La Arquidiócesis de México invita a los fieles capitalinos a celebrar la fiesta patronal del santo indígena en la explanada de la Capilla de Indios, en el Tepeyac.

 

Cuando hace 14 años el Papa Juan Pablo II canonizó al indio Juan Diego, eligió el 9 de diciembre para celebrar su fiesta litúrgica, porque fue el día en que aquel humilde hombre “vio el paraíso”, o sea, cuando la Santísima Virgen se le apareció por primera vez en el Tepeyac.

Desde entonces, todos los años, grupos indígenas, fieles laicos y sacerdotes de la Arquidiócesis de México, le rinden honor en esa fecha.

La celebración principal de la fiesta patronal se realiza en la Antigua Capilla de Indios –ubicada en la Villa de Guadalupe– que fue la primera “casita” de la Tilma Sagrada, donde Juan Diego vivió hasta su muerte.

Este año, en representación del Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera –quien ya se encuentra en Roma para participar en la celebración de la Virgen de Guadalupe– la Misa solemne, a las 12:00 horas, estará presidida por el Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre.

Es sabido que el representante del Papa en México es muy devoto del mensajero de la Virgen Morena, incluso, cada vez que visita la Basílica de Guadalupe, se detiene en la ermita para orar.

Cabe mencionar que el 9 de diciembre los fieles pueden ganar la Indulgencia Plenaria si visitan “con verdadera devoción” la Ermita del santo indígena. Para obtener esta gracia, que otorga el cardenal Norberto Rivera Carrera desde el 2011, deben cumplir las normas que pide la Iglesia: excluir todo afecto al pecado, haberse confesado, comulgar el Cuerpo de Cristo y orar por las intenciones del Santo Padre Francisco”.

Dentro de los festejos, un día muy especial será el lunes 8 de diciembre, cuando se realizará la procesión festiva de las flores dedicada a san Juan Diego, patrono de los floricultores y floristas.

Para concluir con los festejos, el 26 de diciembre se conmemorará el 483 aniversario del traslado de la Sagrada Tilma Guadalupana a la Ermita, donde permaneció hasta el 27 de abril de 1709, fecha en que fue llevada a su nueva casa, la Antigua Basílica de Guadalupe, conocida actualmente como Templo Expiatorio a Cristo Rey.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5842Mon, 08 Dec 2014 00:00:00 GMT
Ofrecen Rosario Viviente por cristianos perseguidos en Irak 0 0 1 398 2190 COSAM 18 5 2583 14.0

            

El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, rezó por los cristianos que son perseguidos en Irak y en otros países: “Nos unimos al Sumo Pontífice, pidiendo por la paz del mundo, y en continuidad con la exhortación que hice el pasado 7 de septiembre en la Basílica de Guadalupe, oramos por todos los cristianos que en más de 25 países sufren persecución, especialmente, por nuestros hermanos en Irak”.       

La plegaria tuvo lugar durante la jornada del XXIII Rosario Viviente, que cada año organiza la Arquidiócesis de México, y al cual este 2014 asistieron unas 15 mil personas.

“Manifestamos nuestra unidad con el Papa Francisco y a sus intenciones, pidiendo por la abundancia de frutos espirituales en el Sínodo de la Familia que se está realizando en el Vaticano… y también hacemos nuestra su solicitud de orar por los países de África que sufren la epidemia de ébola” dijo el Sr. Cardenal.

“Nuestra mirada también se enfoca en las necesidades de nuestra patria y de nuestra Ciudad, por lo que estamos unidos a la Conferencia Episcopal Mexicana que ha pedido que brindemos apoyo a nuestros hermanos damnificados de Baja California Sur por el paso del huracán Odile. Agradezco la generosidad de quienes han traído a este Rosario Viviente alimentos no perecederos para que Cáritas de la Arquidiócesis de México pueda cumplir con su misión social a favor de nuestros hermanos más necesitados”.

El cardenal Rivera Carrera agradeció “la respuesta de infinidad de comunidades parroquiales, donde sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos han asumido el compromiso alegre de evangelizar a las nuevas generaciones y sin excluir a nadie. Como dice el Papa Francisco, anunciamos a Cristo, a los más necesitados, haciendo presencia también en los nuevos ámbitos socioculturales”.

Finalmente, recordó que hace 90 años, en la Arquidiócesis de México se realizó el Primer Congreso Eucarístico Nacional, y anunció, para el 2016, “nuestro Congreso Eucarístico Arquidiocesano”.

Por su parte, el Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre leyó un mensaje del Papa Francisco en el que exhortó a “abrir el alma a la acción del Espíritu Santo para que fortalecidos, sepan transmitir la alegría del Evangelio y de la caridad”, y llamó a empeñarse en erradicar la violencia y la pobreza.

Al Estadio Azul, donde se llevó a cabo el rezo del Rosario, asistieron varios obispos auxiliares de la Arquidiócesis de México, sacerdotes y religiosos, así como integrantes de la Comisión de Eventos Evangelizadores Multitudinarios de la Arquidiócesis, que preside Mons. Pedro Agustín Rivera.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5797Sun, 19 Oct 2014 00:00:00 GMT
Se necesita un Jefe de Gobierno “valiente” para que no se cobre tanto predial a las monjitas 0 0 1 542 2981 COSAM 24 7 3516 14.0

 

·      Religiosas contemplativas de la Arquidiócesis de México plantearon al Card. Rivera Carrera su difícil situación económica por el elevado costo de ese impuesto.

 

El cardenal Norberto Rivera Carrera, expresó ante las religiosas contemplativas de las diferentes órdenes establecidas en la Arquidiócesis de México, que espera que llegue al Distrito Federal un Jefe de Gobierno que tenga la “valentía” de arreglar el problema del alto costo del predial que afecta a los monasterios y conventos en esta capital.

El Sr. Arzobispo respondió así a las inquietudes sobre la difícil situación económica que le plantearon las religiosas durante el encuentro que sostuvo el pasado martes con la Unión de Contemplativas de la Arquidiócesis de México (UCAM), integrada por unas 500 hermanas de 39 monasterios y conventos.

“El pago del predial es un tema que he tratado con todos los Jefes de Gobierno desde que llegué a la Arquidiócesis de México; todos dicen que han entendido muy bien el problema, especialmente el de las religiosas contemplativas, pero a la hora de los trámites no se hace efectivo”, manifestó.

“Ojalá que llegue alguien que no tenga miedo de ser criticado por hacer una excepción a los conventos y monasterios sobre este elevado pago de predial, para que ya no vivan angustiadas y trabajando únicamente para eso, y aún así, no les alcanza”.

Y es que, como le manifestaron algunas religiosas al Card. Rivera Carrera, dependiendo de la zona donde se ubiquen sus monasterios y conventos, pueden llegar a pagar más de 100 mil pesos, y algunas hasta el medio millón por concepto del impuesto predial, situación que las está llevando a vender  la totalidad o parte de sus casas, a cambiar de ubicación y, en casos extremos, se verían obligadas a salir del Distrito Federal.

La mayoría de las monjas de vida contemplativa obtienen sus pocos ingresos con la elaboración de hostias, ornamentos litúrgicos, vestiduras sacerdotales, galletas, rompope y otros alimentos que venden en sus conventos o en parroquias.

La UCAM también planteó al Sr. Arzobispo sus inquietudes sobre los programas del Seguro Popular y la Pensión para Adultos Mayores, a lo que él respondió: “como habitantes del Distrito Federal, tienen derecho a recibir esos beneficios. Si tienen obligaciones y pagan impuestos como cualquier ciudadano, también tienen derechos, y eso les puede servir de mucha ayuda en sus comunidades”.

Otra preocupación de las hermanas es el pago de los impuestos a la Secretaría de Hacienda a partir del próximo año. El cardenal Rivera Carrera les explicó: “no hay nuevos impuestos, ustedes no están registradas como ministros de culto, y sólo que estén registradas como Asociación Religiosa deberán hacer su declaración como hasta ahora, sólo que siguiendo las nuevas formas”.

Durante el fraterno diálogo que sostuvo con las religiosas contemplativas, el Arzobispo de México también les explicó los objetivos del Sínodo de Obispos sobre el tema de la familia, y las invitó a prepararse para el Año de la Vida Consagrada al que ha convocado el Papa Francisco para el 2015.

Para finalizar el encuentro, que se realizó en la capilla Nuestra Señora de la Soledad “San José el Altillo”, el Card. Rivera celebró la Eucaristía y entregó a las religiosas los diplomas por su participación en el curso de formación permanente sobre el Año de la Fe, exhortándolas a seguir aprovechando todas las oportunidades que tengan de estudio y crecimiento, especialmente ahora que pueden tener acceso a las nuevas tecnologías “bien utilizadas”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5796Sun, 19 Oct 2014 00:00:00 GMT
“México necesita perdonar tanta crueldad”: Card. Rivera en la Misa de las Rosas 0 0 1 583 3209 COSAM 26 7 3785 14.0

 

·      Asegura que es posible amar, aun cuando parezca que el corazón humano está invadido por cosas negativas.

Al encabezar la celebración de la Misa de las Rosas en la Basílica de Guadalupe, el arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera, afirmó que “México necesita de un corazón grande para saber perdonar, especialmente en estos tiempos que se vive una grande crueldad”.

A los pies de la Santísima Virgen de Guadalupe, expresó que la Misa de las Rosas es un punto significativo en una larga historia de fe, ilusión, trabajo y generosidad, una fecha en que “celebramos el 38 aniversario de la solemne Consagración de este Templo, construido con el amor del pueblo de México, por voluntad de Santa María de Guadalupe, para el culto que la Iglesia ofrece a su Señor y Dios”

Se considera una fecha especial en que se da gracias a Dios, porque estas tierras americanas recibieron el don de la fe en aquel 12 de octubre de 1492, además de que “se recuerda la coronación de Santa María de Guadalupe como reina de nuestra patria en 1895”. Así que se trata de una fecha que reúne varias celebraciones.

Previo a su homilía, el Card. Rivera agradeció la presencia del Nuncio Apostólico Christophe Pierre, porque “representa la presencia de nuestro Papa Francisco, que nos acompaña en nuestro caminar”. En su mensaje, citó varios temas de actualidad en México, al señalar que:

“Es Dios mismo, a través de su Madre, quien ha preparado un gran Banquete de Su amor y de Su misericordia. El Banquete de la vida eterna. Pero desgraciadamente, somos nosotros quienes continuamos sordos a su voz”.

“Y pareciera que los momentos difíciles son insuperables; que el odio y la tristeza vencerán. Pareciera que la injusticia y la corrupción impondrán su ley destructora; que la angustia y la soledad saldrán victoriosas; que la crueldad, la guerra, el terrorismo, la traición, la infidelidad, seguirán dominando el corazón humano”.

Sobre lo antes señalado, surgirían varias preguntas: ¿Es posible amar? ¿Es posible sanar las heridas del alma? ¿Es posible reconstruir nuestra vida?, a lo que Sr. Arzobispo responde: “¡Sí!, Sí es posible, no con nuestra fuerza, sino con la fuerza del Espíritu Santo que nos da el Padre por medio de su amado Hijo, quien entregó hasta la última gota de su sangre por amor a cada uno de nosotros”.

Por lo que agradeció a Santa María de Guadalupe: “Gracias Madre nuestra por ayudarnos a descubrir que todos somos hermanos, de una misma raza, que ha brotado de la misma sangre derramada en una Cruz. Gracias Morenita amada por darnos la alegría de encontrarnos reunidos como familia de Dios en este lugar sagrado, en donde todos juntos podemos ser parte de tu ‘casita sagrada’. Gracias Madre Santísima de Guadalupe, flor perfumada del amor de Dios, por darnos la oportunidad de palpitar con un nuevo corazón. Gracias, gracias, Madre nuestra, porque estas rosas que nos regalas son el amor de Dios”.

En esta celebración, un grupo de indígenas danzaron con vestuarios ricos en plumajes y adornos, y luego subieron al altar para entregar ofrendas de rosas, y cuyo significado simboliza la presencia materna de Santa María de Guadalupe, según el Nican Mopohua:

“Mi hijito menor, estas diversas flores son la prueba, la señal que llevarás al Obispo; de mi parte le dirás que vea en ellas mi deseo, y que por ello realice mi querer, mi voluntad. Y tú… tú eres mi mensajero… en ti absolutamente se deposita la confianza”.

El Cardenal Rivera hizo una oración y bendijo los ramos de rosas; posteriormente, el rector de la Basílica de Guadalupe Mons. Enrique Glennie, entregó un ramo de rosas al Sr. Arzobispo y sucesor de fray Juan de Zumárraga. En tanto, el Cardenal Rivera entregó a sus Vicarios Episcopales algunos ramos, para que los distribuyeran en el comulgatorio entre los fieles.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5789Sun, 19 Oct 2014 00:00:00 GMT
Pide el Card. Rivera una Iglesia llena de jóvenes y alegría 0 0 1 619 3407 COSAM 28 8 4018 14.0

III Visita Pastoral / IV Vicaría. Decanato 5

·      Llama a los grupos parroquiales a ser más misioneros. 

Es de vital importancia que las áreas de Pastoral Juvenil y Vocacional en todos los niveles, coordinen esfuerzos de evangelización y renovación, porque los jóvenes pueden hacer la diferencia en el futuro de la Iglesia, aseguró el Card. Norberto Rivera Carrera en su homilía pronunciada en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, de la colonia Moderna, durante la continuación de su III Visita Pastoral por la Arquidiócesis.

“La Pastoral Juvenil haría la diferencia en nuestra Iglesia. Porque puede ser una Iglesia que se va acabando, envejece, que se va convirtiendo en museo, o una Iglesia llena de alegría y de jóvenes. De ustedes depende si propician que realmente las nuevas generaciones entren a nuestra Iglesia y que ocupen el lugar que les corresponde”, indicó ante fieles del Decanato 5, perteneciente a la IV Vicaría Episcopal.

Porque si a los jóvenes se les da el lugar que les corresponde, anticipó que “nuestra Iglesia se transformará, se revitalizará. Depende de nosotros, no solamente de los jóvenes y de lo que ellos puedan avanzar, depende de toda la comunidad. Si creamos ese ambiente para que las nuevas generaciones realmente vengan a renovar a nuestra Iglesia”.

Luego de escuchar acerca del funcionamiento de los grupos parroquiales, el Card. Rivera hizo extensivo un agradecimiento por el esfuerzo, el dinamismo y el entusiasmo, con que realizan acciones evangelizadoras, pero dijo que aún hace falta algo importante: que participen más en la edificación de una Iglesia misionera.

Al respecto, señaló el Arzobispo de México: “veo una gran variedad de opciones en las distintas parroquias, con las cuales se va evangelizando. Quizás en algunas partes falta avanzar, porque hay grupos donde hay formación, crecimiento, y donde se vive una verdadera comunidad. Pero falta dar ese paso definitivo que necesitamos en la Iglesia: que sea misionera”.

Esto se puede realizar al “atraer a los que por algún motivo se retiraron del influjo del Evangelio, para que llegue a aquellos que tengan conocimiento, ese amor a Jesucristo. Quisiera agradecer a todos, especialmente a los grupos de Pastoral Juvenil y Vocacional, porque son dos elementos importantísimos para nuestra Iglesia”.

Pero advirtió que “si no convertimos a nuestras comunidades para que tengan realmente una conciencia pastoral, entonces perderemos el rumbo”, por lo que profetiza que “no solamente se llegará a una Iglesia que no tenga pastores, sino que los feligreses estarán sin rumbo porque no han encontrado el sentido de su vocación, el sentido del llamado que el Señor les hizo el día de su Bautismo”.

El cardenal Rivera escuchó a jóvenes, especialmente el testimonio de uno de ellos, que compartió su experiencia en un pasado reciente, cuando tuvo problemas personales con algún tipo de adicción, además de conflictos familiares, pero que con la ayuda de Jesucristo y de la Iglesia, ha experimentado una conversión que le reconoce su propia familia, y ahora tiene un trabajo, va a la escuela y siente deseos de aplicar este testimonio y seguir adelante con su participación en su parroquia.

En la reunión que sostuvo el Cardenal con el titular de la IV Vicaría Episcopal Mons. Antonio Ortega Franco y sacerdotes del Decanato, insistió en que la Pastoral Vocacional “no puede seguirse haciendo solamente con promoción, en ‘ir a pescar en peceras’, o en sólo buscar quién entre al Seminario. Es conveniente que la Pastoral Vocacional esté íntimamente ligada con la Pastoral Juvenil”.

Además de hacer hincapié en que también se haga trabajo para canalizar vocaciones hacia las congregaciones religiosas y no solamente hacia el Seminario arquidiocesano, porque estima necesario renovar a las comunidades religiosas que se han mantenido aquí por siglos. Les habló sobre la forma de catequizar que, si bien es deseable una mejor formación, que el rigor excesivo no se convierta en barrera que impida a los fieles acercarse más a la Iglesia.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5784Sun, 19 Oct 2014 00:00:00 GMT
“Jóvenes buscan la Iglesia cuando hallan a Cristo”: Card. Rivera 0 0 1 590 3249 COSAM 27 7 3832 14.0

III Visita Pastoral / II Vicaría. Decanato 1.

·       Sostiene que Cristo es lo más original que la Iglesia puede ofrecer a la juventud.

Para afrontar los retos que plantea la evangelización, el arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera, hizo un llamado a comunidades de esta Arquidiócesis a unir la oración con las obras que emprendan, durante la homilía que pronunció ante fieles y sacerdotes del Decanato 1, de la II Vicaría Episcopal.

Indicó que al hacer oración: “el Señor se hace presente, y el Espíritu del Señor sí puede cambiar todas las cosas”. Esto, como respuesta a algunos retos de la evangelización, especialmente en lo referente a vocaciones, juventud y familias, que le han hecho saber sacerdotes de distintos decanatos durante esta III Visita Pastoral por la Arquidiócesis de México.

Si bien, añadió el Card. Rivera, “hay cosas que están en favor (de la evangelización), hay otras en contra, y que nos parece que es imposible cambiarlas; pero no cambian las cosas porque nos falta más oración. (…) Hay que estar convencidos de que son importantes nuestras obras, lo mismo que los eventos y programas que hagamos para que Cristo sea conocido, pero esto tiene que ser precedido por una oración constante e insistente ante el Señor”.

Las actividades de esta jornada de la III Visita Pastoral del Arzobispo de México, se desarrollaron en la Parroquia San Antonio de las Huertas, del Decanato 1 perteneciente a la  II Vicaría Episcopal, de la que es titular Mons. Carlos Briseño Arch. El Sr. Cardenal y su Obispo Auxiliar, abordaron temas importantes en su reunión con sacerdotes.

 

“Fraternidad es un alimento indispensable”

El Card. Rivera Carrera insistió a los sacerdotes que vivan en fraternidad con sus compañeros, porque se ha enterado de casos en los que algunos dejan de acudir, sistemáticamente, a reuniones. “No es simplemente una convivencia, es compartir la vida sacerdotal; por eso es tan importante reunirse por distintos motivos sea para orar, por un programa de trabajo, vacaciones o celebrar algún acontecimiento, como un cumpleaños. Esto es saber vivir el don que recibieron, porque la fraternidad es un alimento indispensable”.

 

“Hagan ejercicio 20 minutos al día”

Para conservarse en buen estado físico, el Sr. Cardenal ha practicado ejercicio desde siempre, por lo que recomendó a los sacerdotes abrir un poco de espacio en sus agendas, para ejercitarse por 20 minutos al día, para que tengan un mayor equilibrio entre espíritu y cuerpo. Porque considera, que hay ocasiones en que dedican tiempo a orar, pero poco o nada a mantenerse en forma.

 

 “Regularicen documentación de parroquias y capillas”

Reiteró el llamado para que los sacerdotes pongan en orden la documentación legal de parroquias, capillas y rectorías, porque el próximo 1 de enero de 2015 se vence el plazo que fijó la autoridad para que regularicen su situación. Y que, de igual forma, pongan las cuentas bancarias a nombre de la asociación religiosa, porque –según explicó– “si continúan con el depósito de dinero de la Iglesia en cuentas personales, ya es considerado como delito grave”.

 

A jóvenes que no quieren ir a la Iglesia

La juventud del Decanato 1, manifestó al Card. Rivera Carrera ciertas inquietudes, como el hecho de que hay algunos de sus compañeros a quienes no les llama la atención ir a la Iglesia. El Arzobispo respondió que: “Si el joven en la Iglesia, no se enamora de Cristo y no tiene un verdadero encuentro con Él, entonces todo lo demás no le llamará la atención”.

Les explicó que el mundo les puede mostrar otras cosas que pueden encontrar en cualquier otro lado, pero “lo más original que la Iglesia ofrece al joven es la persona de Cristo. Habrá otras cosas que puedan encontrar en otras partes, pero lo propio de la Iglesia es mostrarles a Cristo vivo (…) Yo espero que ustedes sigan entusiasmados con Él”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5783Sun, 19 Oct 2014 00:00:00 GMT
Consejeros ayudan al Sr. Arzobispo a tomar mejores decisiones 0 0 1 632 3480 COSAM 29 8 4104 14.0

 

·       Se requiere que más sacerdotes participen en las encuestas, para que sus opiniones se tomen en cuenta en el Senado Presbiteral.

 

Para una mejor toma de decisiones de gobierno, el Arzobispo de México cuenta con un grupo de sacerdotes que le informan, además de que le plantean posibles soluciones para resolver algunos problemas sobre cómo realizar la evangelización en la Arquidiócesis de México. “Se trata de un grupo jerárquico al servicio del pueblo de Dios, denominado Senado Presbiteral”, según lo define el secretario general del mismo, el P. Eloy Díaz Mera.

El Card. Norberto Rivera Carrera ha expresado en reiteradas ocasiones su gratitud al Senado Presbiteral, al considerar que aporta valiosas soluciones, que son canalizadas en forma de instrucciones hacia las distintas instancias que componen la Curia, y que optimizan el funcionamiento de la Arquidiócesis.

Se trata de un órgano de carácter consultivo, cuya existencia se sustenta en el canon 495 del Código de Derecho Canónico, y está integrado por padres denominados senadores, que representan a los sacerdotes que hay en cada uno de los 52 decanatos. La mitad de los integrantes de este organismo son elegidos libremente por los propios sacerdotes.

El secretario general explica que los demás integrantes pertenecen al Senado Presbiteral en virtud del oficio que desempeñan en la Arquidiócesis, como son: Vicarios Episcopales territoriales, Vicarios Episcopales de Pastoral, de Vida Religiosa, y de Agentes, así como el rector del Seminario Conciliar de México, entre otros.

Explica que dentro del Senado Presbiteral, existe un Colegio de Consultores formado por un grupo de 12 sacerdotes designados directamente por el Arzobispo de México, que realiza labores específicas. Del trabajo del Senado Presbiteral, se han obtenido muchos frutos en beneficio de la Arquidiócesis, como el dar a conocer los directorios de Sacramentos de Iniciación Cristiana y del Matrimonio, entre otros.

Resalta el P. Eloy Díaz que actualmente se lleva a cabo una renovación en el Senado Presbiteral, ya que “se están realizando algunos ajustes para fomentar la participación de más sacerdotes, no sólo hacia al interior del Senado, sino hacia el Presbiterio en general”. Entre las funciones de los senadores, está el motivar a sus representados a participar en las consultas que promueve este organismo.

Para tal fin, se ha fomentado la utilización de técnicas de estadística y encuestas, “lo que nos ha permitido obtener información más fehaciente sobre lo que piensan los sacerdotes de la Arquidiócesis sobre temas específicos. Desde que asumió la Secretaría General hace un par de años, el P. Eloy Díaz ha coordinado la clarificación de algunas funciones del Senado Presbiteral, y ha promovido una mayor profesionalización de este servicio.

Señala que el Senado busca mecanismos para establecer una mejor comunicación entre presbíteros y el Sr. Arzobispo, para que él pueda tener noticias directas, lo más exactas y objetivas posibles sobre los desafíos que se enfrentan diariamente en el contacto con los fieles y otros asuntos de la Iglesia. Y una vez que este órgano de consejeros se expresa de manera objetiva y veraz, el Arzobispo puede contar con mejor información para tomar decisiones que tienen que ver con el gobierno pastoral de la Arquidiócesis.

“Están invitados los sacerdotes a participar en las decisiones del Senado Presbiteral, porque se requiere fortalecer aún más nuestra participación y corresponsabilidad con el Sr. Arzobispo de México. Necesitamos tomar mayor conciencia de que si bien el gobierno de la Arquidiócesis depende del Sr. Arzobispo, él podrá gobernar mejor con el apoyo, consejo y la corresponsabilidad de todos  los presbíteros”, señala el secretario general.

De tal manera que, “entre mayor corresponsabilidad y participación exista, nos sentiremos con más espíritu de comunión con el Sr. Arzobispo, y le ayudaremos a entender, comprender y resolver los problemas que se presentan, y el tendrá más luz para apoyarnos a nosotros, y así –juntos– podremos mejorar nuestra función evangelizadora en la Arquidiócesis”, concluye.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5771Sun, 12 Oct 2014 00:00:00 GMT
Destina Arquidiócesis capilla para Misas en latín 0 0 1 589 3245 COSAM 27 7 3827 14.0

 

·       Cada vez más jóvenes se interesan por mantener viva esta forma de adorar a Dios.

 

Hace apenas unos días, la Arquidiócesis de México dedicó la Capilla Inmaculada Concepción (Salto del Agua) para que se celebre de forma permanente el rito latino extraordinario o Misa Tridentina, mejor conocida como Misa en latín, con la idea del cardenal Norberto Rivera Carrera de “formar entorno a la misma, una comunidad de vida católica integral basada en este rito”, y donde los fieles puedan recibir los Sacramentos.

La celebración del rito latino extraordinario se llevaba a cabo comúnmente antes del Concilio Vaticano II y, seguramente, habrá fieles de esta Arquidiócesis que recuerden que se caracteriza porque el sacerdote celebra la Misa en latín, viendo hacia el altar –de espaldas a la congregación–, se entonan cantos gregorianos, y las damas se cubren con velo.

Se considera que el rito latino extraordinario es totalmente válido, dado que el Concilio Vaticano II no lo derogó. El encargado de esta capellanía, el P. Kenneth Fryar, refiere que desde el pontificado del Papa Juan Pablo II se ha intensificado el uso de la Misa Tridentina en distintas partes del mundo, aun cuando sea más usual el rito latino ordinario en lenguas nativas: español, francés, alemán u otras.

Más aún, afirma que el Papa Benedicto XVI dio a entender que las parroquias pueden celebrar el rito latino extraordinario en ocasiones, como lo sugiere en su carta apostólica Summorum Pontificum del año 2007. Por ello, las parroquias no requieren ningún permiso especial para celebrar Misas en latín, además de que se ratificó como la lengua oficial de la Iglesia Católica desde el Concilio Vaticano II. La Misa Tridentina fue establecida por el Papa Pío V en el Concilio de Trento (concluido en 1563).

El sacerdote insiste en que no hace falta saber latín para participar, “porque toda Misa entraña el misterio del sacrificio del cuerpo, alma, sangre y divinidad de Jesús. Aunque, para quien quiera seguir la liturgia en latín, con sus respectivas rúbricas, procuraremos facilitarles folletos con el ordinario y, aparte, la Misa dominical; aunque también hay misales”.

El P. Fryar asegura que este rito es especial porque contiene varios momentos de silencio, “que son como un velo con el que se cubre algo sagrado”. El sacerdote fue ordenado en el Seminario de Nuestra Señora de Guadalupe, en Nebraska, en los Estados Unidos –donde únicamente se emplea el rito latino extraordinario–, y que pertenece a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, fundada por el Papa Juan Pablo II hacia 1988.

La firma de este contrato entre la Arquidiócesis y la Fraternidad Sacerdotal San Pedro, contó con el impulso de la organización Una Voce, dedicada a difundir la celebración de Misas Tridentinas en distintas partes del mundo. Cabe la reiteración del P. Fryar, de que “este tipo de Misa de ninguna manera es elitista, sino que es patrimonio de todos los católicos”.

Por las razones antes descritas, hace la invitación a fieles de esta Arquidiócesis a que acudan a esta capilla a participar de esta forma de adorar a Dios.

Es de notar que estas celebraciones han despertado el interés de la juventud, y como menciona el P. Fryar: “muchos jóvenes están conociendo el rito latino extraordinario y lo están amando”, como Ignacio Guillén, quien participa como acólito en Misas Tridentinas, y refiere que “es un privilegio inmerecido poder servir tan cerca del altar”, al tiempo que invitó a más personas, especialmente jóvenes, a que conozcan esta manera de celebrar la Santa Misa.

La Capilla Inmaculada Concepción está ubicada en Eje Central y Arcos de Belén, en el Centro Histórico de la capital. Los horarios de Misa son: lunes, martes y miércoles, a las 12:00 p.m., jueves y sábados a las 7:00 p.m., y los domingos a las 10:00 a.m. (esta última con cantos gregorianos).

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5761Sun, 12 Oct 2014 00:00:00 GMT
Recuerda Card. Rivera 90 años del I Congreso Eucarístico Nacional 0 0 1 281 1546 COSAM 12 3 1824 14.0

 Con un momento de adoración eucarística, donde la Sagrada Forma fue colocada en la Custodia Monumental de la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera y los integrantes del Cabildo Metropolitano recordaron los 90 años del I Congreso Eucarístico Nacional, que tuvo lugar el 5 de octubre de 1924, en tiempos de la persecución religiosa.

Este momento de recogimiento se llevó a cabo al término de la Misa dominical, cuando el Sr. Cardenal y los venerables canónigos se trasladaron al Altar de los Reyes, lugar donde se encuentra la custodia que se bendijo hace 90 años, y a la que el Siervo de Dios Luis María Martínez, entonces arzobispo de México, definió como “el corazón espiritual de nuestra patria”.

Momentos antes, el Card. Rivera pidió a los fieles “dar testimonio de nuestra fe en todos los ambientes, a ejemplo de los mártires mexicanos que ofrecieron sus vida por el Evangelio”, refiriéndose a aquellos años difíciles para la Iglesia en México.

Luego, durante su homilía, habló de la parábola de los viñadores: “el Señor que nos ha elegido, ha puesto todo lo necesario para que demos buenos frutos, y no quiere llegar a nosotros y encontrar puras hojas y nada de higos, y mucho menos quiere encontrar en nosotros uvas agrias o espinas. Por eso nos advierte: ‘Todo sarmiento que no produzca fruto, será podado y si ni así da buen fruto, será cortado y arrojado al fuego’”.

Finalmente, dijo que “nadie tiene la exclusiva del Reino de Dios, de pueblo escogido para siempre. Si no cumplimos con la elección divina se puede cumplir en nosotros la frase de Jesús: ‘Por esta razón les digo a ustedes que les será quitado el Reino de Dios y se le dará a un pueblo que produzca sus frutos’. Esto no es una amenaza, simple y sencillamente es el dinamismo de la historia, es el dinamismo de la elección divina”. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5749Sun, 12 Oct 2014 00:00:00 GMT
Peregrinará la Arquidiócesis de México a Cristo Rey 0 0 1 593 3265 COSAM 27 7 3851 14.0

 

• Todavía hay lugares para que los fieles acudan a orar por Su reino aquí en la Tierra.

 

Aún hay oportunidad de que los fieles aparten su lugar para visitar el Santuario de Cristo Rey, en Guanajuato, como parte de la Peregrinación Anual que organiza la Arquidiócesis de México, y que tiene programada su salida para este próximo 8 de octubre, donde orarán por el bienestar en general de esta patria mexicana, que tanto lo necesita.

El coordinador de esta Peregrinación, el P. José Antonio Ramírez Sánchez, como lo realiza desde hace tres décadas, invita nuevamente a los fieles que deseen visitar este Santuario, que pregunten en su parroquia si van a peregrinar en grupo; o bien, que acudan a la Parroquia Cristo Rey, que está cerca de la estación Metro Portales, para apartar su lugar.

Hay que tener presente que la nación mexicana está consagrada a Cristo Rey, por eso el P. Ramírez espera que cuando estén en aquel Santuario, puedan pedirle al Señor “que ilumine a todos a los pastores, presbíteros, a los que prestamos un servicio en la Iglesia, y que los laicos reconozcan esa misión que vino a cumplir Cristo: establecer el reino de Dios en la Tierra”.

El P. Ramírez Sánchez señala que es importante que más gente conozca esta Peregrinación, dada la situación de que “muchas personas están perdiendo la conciencia de quién es Cristo. Por lo que necesitamos avivar estas acciones en las que participan fieles llenos de fe y confianza en el Señor, y que ayudan a establecer un reino como el señalado en el Prefacio utilizado en la festividad de Jesucristo, Rey del Universo”.

“Esto es justamente lo que necesitamos hacer en nuestra Patria, especialmente ahora que se han presentado tantos problemas, tantas dificultades para vivir cristianamente, lo que debe unirnos más para participar en esta Peregrinación Anual”. Podrán visitar un Santuario Nacional que tiene una trascendencia histórica, al estar ubicado en un lugar que es “cuna de mártires”, y que cada año es visitado por fieles de las diferentes diócesis del país.

Se anticipa que los fieles de esta Arquidiócesis, estarán acompañados por el titular el titular de la IV Vicaría Episcopal, Mons. Antonio Ortega Franco, que acudirá en representación del Arzobispo de México Card. Norberto Rivera Carrera, ahora que toca turno a esta Arquidiócesis de visitar el Santuario en el municipio de Silao.

El P. Ramírez Sánchez considera que esta Peregrinación Anual da impulso a la Misión Permanente que se lleva a cabo en México y América Latina. Para el también canónigo de la Catedral Metropolitana de México, “resulta providencial ser titular de la Parroquia Cristo Rey en Portales, y además coordinar la Peregrinación Anual de la Montaña a Cristo Rey. Queremos aumentar la conciencia del significado de ésta, para que así pueda incrementarse el número de fieles que acudan cada año”.

La peregrinación coordinada por el P. Ramírez saldrá ese día en punto 6:00 a.m. Lo que pagan los fieles prácticamente es el pasaje, que incluye una comida que se les ofrecerá probablemente en una escala del viaje. También podrán contar con un poco de tiempo para pasear un poco, y adquirir algunos recuerdos. Se tiene programado que la Peregrinación concluya ese mismo día alrededor de las 10:30 p.m., pero esto dependerá de la cantidad de vehículos que transiten por las autopistas.

Como esto ya se divulgó en una Circular de la Arquidiócesis, varios párrocos se están organizando con sus fieles para irse por su cuenta, y tal vez visiten el Santuario por uno o dos días. Pero aquellos fieles que no estén coordinados con sus parroquias, pueden acercarse con el P. Ramírez Sánchez para apartar su lugar, y así pueda considerarse la contratación de más autobuses. Pueden acudir personalmente a la Parroquia Cristo Rey, en calle Ajusco 16, Col. Portales, o también solicitar información al teléfono: 5539-0029.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5742Sun, 05 Oct 2014 00:00:00 GMT
“Dios es bueno con todos, creyentes o no”: Card. Rivera 0 0 1 286 1576 COSAM 13 3 1859 14.0


“La parábola de los obreros de la viña recuerda a los creyentes algo de suma importancia: con un corazón envidioso no se puede entender al Dios bueno que anuncia Jesús”.

Con estas palabras, el cardenal Norberto Rivera Carrera abordó el pasado domingo el Evangelio de los trabajadores de la viña, quienes se muestran envidiosos porque otros han sido tratados con generosidad.

Desde la Catedral de México, señaló: “Lo que les enoja es la falta de distinción. La injusticia de que creen ser víctimas no consiste en recibir una paga insuficiente, sino el ver que el amo es bueno con los otros. Es la envidia del justo frente a un Dios cuyo comportamiento y amor es desconcertante, gratuito y escandaloso”.

Añadió que “Jesús ha venido para todos, pero muestra un amor preferencial por los pequeños, los pobres y los pecadores, y quizá por esto se sentían ofendidos los que se creían justos. Nuestro Salvador explica su comportamiento remitiéndose a la misericordia del Padre. Dios viene a decirnos que es un amo que se comporta de forma muy distinta a nuestros criterios legalistas y de justicia. El comportamiento de Jesús, que acoge a los pecadores y marginados, manifiesta que el amor está por encima de todo y que el Reino de los Cielos es una oferta de gracia, es un regalo inmerecido…  y no algo que merecemos por nuestras obras, aunque nos pida esfuerzo, trabajo y compromiso en el trabajo de su viña”, explicó.

Finalmente aseguró que Dios es un “misterio insondable”, pero que muchas veces los creyentes hablamos de Él como si lo hubiéramos visto y conociéramos perfectamente su modo de ver las cosas, de sentir y de actuar.

“Lo peor es que, al encerrarlo en nuestras visiones estrechas y ajustarlo a nuestros esquemas, terminamos casi siempre por empequeñecerlo”, concluyó.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5724Sun, 28 Sep 2014 00:00:00 GMT
Custodia Monumental, tesoro espiritual de la Catedral 0 0 1 656 3613 COSAM 30 8 4261 14.0

 

·      Ha sido el tabernáculo de la Eucaristía en los momentos más importantes de la historia de México.


El próximo 5 de octubre se conmemoran 90 años de la inauguración del Primer Encuentro Eucarístico Nacional, que dejó como recuerdo la Monumental Custodia de la Catedral Metropolitana de México, que se encuentra en el Altar de los Reyes.

De acuerdo con las memorias de aquel Congreso Eucarístico, la custodia, de tipo rectangular, tiene incrustaciones de piedras preciosas y su presupuesto inicial fue de 30 mil pesos, aunque se gastó en ella más del doble. Los costos fueron solventados con generosas colectas de patrocinadores y con la aportación de los propios fieles. La custodia pesa 380 kilos, es de plata y mide más de dos metros de alto.

Según palabras del Siervo de Dios, Mons. Luis María Martínez, quien luego sería Arzobispo de México, esta custodia simboliza el corazón de la patria: “pongamos allí nuestras plegarias y nuestras esperanzas; nuestros sacrificios y lágrimas, y pongamos todo a los pies de Jesús, para que sepa el mundo que Jesús es nuestro Dios y que nosotros somos su pueblo… Jesús ama a nuestra patria y porque la ama, yo estoy cierto de que pensó en ella en el Cenáculo… sobre todo en nuestro Tepeyac”.

Cuando se bendijo esta custodia, justamente hace 90 años, se designaron a ocho padrinos extranjeros y a ocho mexicanos. Los extranjeros fueron: Enrique Bermúdez, enviado extraordinario de Chile; Federico Quintana, de Argentina; el Barón Hemri de Woelmont, de Bélgica; José Gil Delgado, Marques de Berna, de España; Lourival de Guilleret, de Brasil; Luis Felipe Angulo de Colombia; el Barón Giovanni de Giura, de Italia; Arthur Schoenfeld de Estados Unidos, y Mons. Tito Crespi, Secretario de la Delegación Apostólica. En cuanto a los padrinos de bendición nacionales, se seleccionó a uno por cada Provincia Eclesiástica.

Aquel día se entonó Veni Creator y otros himnos; hubo una procesión solemne al interior del templo y durante más de dos horas, la gente formada en triple fila pasó a venerar la Sagrada Forma.

El sermón inaugural del Congreso Eucarístico fue pronunciado en la Catedral, y corrió a cargo del entonces obispo de Anemuria, Luis G. Martínez: “Yo pienso que cuando la humanidad haya recorrido todos los senderos, se haya asomado a todos los abismos y haya sentido la desilusión de todas las cumbres, volverá sus ojos cargados de lágrimas y de esperanza al único que puede calmar su sed, al único que puede llenar sus anhelos, al Maestro que sobre el brocal del pozo de Jacob, brindaba a la Samaritana el agua que refrigera para siempre.”

Otro de los discursos relevantes fue el de san Rafael Guízar y Valencia, obispo de Veracruz, quien dijo: “…no sé dónde hayan gozado más los mártires, si derramando su sangre con Cristo y abrazados a Cristo, en la cruz, o abrazados con Cristo allá en lo alto, en el reino de los cielos. Así es como para los mártires se ha convertido, el mismo martirio de los sufrimientos y de los dolores, en un bien incomparable, en un verdadero cielo… ancho, muy ancho es el camino del infierno, el camino de la perdición, y son muchos los que van por él, y muy angosto es el camino del cielo… por desgracia, repito, se van cumpliendo en todos los tiempos esas palabras de Jesucristo y saben cuál es el secreto: que el hombre no quiere vivir… los pueblos alejados de la Eucaristía, prevengámonos para desastres mayores. Las tinieblas del error seguirán amontonándose sobre nosotros; los vicios continuarán abriendo brechas en las conciencias. Las madres verán a sus hijos prostituidos, ay de los pueblos que no se acerquen a Jesucristo Nuestro Señor en la Sagrada Eucaristía.”

La custodia monumental, creada en 1924, siempre ha estado en la Catedral de México, a excepción del año 2000, durante el Jubileo de la Encarnación, cuando con motivo del Segundo Congreso Eucarístico Nacional, salió por vez primera a la calle en solemne procesión que partió por la calle de 5 de Mayo hasta la explanada de Bellas Artes, donde el cardenal Norberto Rivera impartió la bendición a los fieles.

La custodia monumental es el más grande tesoro espiritual de la Catedral de México, porque ha sido el tabernáculo de la Eucaristía en los momentos más importantes de la historia de este país.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5713Sun, 28 Sep 2014 00:00:00 GMT
“Catedral de México debe ser centro de comunión”: Deán 0 0 1 638 3511 COSAM 29 8 4141 14.0

 

·      “Es importante que las personas que lleguen sientan un ambiente jovial, alegre y de paz para encontrarse con Dios a través de los eventos religiosos y culturales”, consideró el P. Francisco Espinosa.

 

El P. Francisco René Espinosa Estrada es el nuevo Deán de la Catedral Metropolitana de México, es decir, el presidente del Cabildo Metropolitano, en sustitución del P. Manuel Arellano, quien ocupó este cargo por seis años.

Antes de este nombramiento, el P. Francisco Espinosa, con 27 años de experiencia sacerdotal y académica, se desempeñaba como párroco de dos comunidades eclesiales: la iglesia de La Soledad y Regina Coeli, ambas en el Centro Histórico de la ciudad de México.

En los dos templos, el sacerdote dio un importante impulso pastoral y cultural, pues entre otras actividades, en la iglesia de Regina Coeli abrió una importante sección museográfica y puso orden a la biblioteca y a los archivos del templo en beneficio de investigadores e historiadores.

También se desempeñaba como Delegado de Pastoral y Provicario de la IV Vicaría Episcopal “San Miguel Arcángel”, lo que lo hacía muy cercano al Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México, Mons. Antonio Ortega Franco, a quien reconoce como su maestro.

Entrevistado por Desde la fe, el P. Francisco Espinosa dijo que en los próximos días se reunirá con el pleno de los canónigos para hablar de los proyectos globales del propio Cabildo, entre los que figuran la Pastoral Socio-Caritativa y la formación de los laicos.

El sacerdote considera que la Catedral de México debe seguir siendo un centro de unidad entre las ocho vicarías del Arzobispado de México, de los obispos con el Sr. Cardenal Norberto Rivera, del presbiterio y de los laicos, pero además, debe ser un centro de comunión, a través de la cultura, con los visitantes.

Informó que hasta el momento no se ha podido reunir para presentarse con las autoridades federales y de la Ciudad de México, así como otras instituciones como Conaculta y Bellas Artes, pero que contempla estar en diálogo constante con dichas instancias. “La armonía y la comunicación cordial con las instituciones, son básicas”, recordó.

Luego destacó que está contento con sus compañeros del Venerable Cabildo: “El Sr. Cardenal ha sido quien los escoge y me hizo favor de invitarme a trabajar en este proyecto; todos somos muy diversos, pero en cada uno prevalece el espíritu de comunión y cercanía. Todos tenemos el mismo deseo de servir con dedicación a la Iglesia, y creo que cada quien tiene cualidades muy específicas, y con el apoyo de todos ellos podré cumplir bien con esta nueva responsabilidad”.

Es importante –dijo– que “las personas que lleguen a la Catedral Metropolitana sientan un ambiente jovial, un ambiente alegre, un ambiente de paz para encontrarse con Dios a través de los eventos religiosos y culturales; trataré de lograrlo, siempre en comunión con los integrantes del Cabildo y de los mismos laicos y voluntarios que nos apoyan constantemente en la Catedral.

De igual modo, se refirió a los medios de comunicación, a quienes hizo un reconocimiento por su interés y la promoción que frecuentemente realizan de las actividades del Señor Cardenal y las que son propias de la Catedral de México.

Finalmente, se refirió a su trabajo en el templo de Regina Coeli, donde logró realizar 160 eventos culturales en dos años de gestión; hizo un gran esfuerzo para el mantenimiento de los retablos y para que acudieran y participaran en proyectos específicos artistas muy variados, y sobre todo muchos jóvenes. “Esto dio a la parroquia mayor vida, convivencia y alegría”.

También habló de la riqueza patrimonial, arquitectónica y artística del Centro Histórico: “Nuestros edificios son bellísimos e importantes, la historia que acumulan los hace más valiosos aunque están un poco descuidados por falta de presupuesto. Son edificios que debemos rescatar juntos, no sólo para conservar el patrimonio, sino para acrecentar la cultura de nuestro pueblo”.

 

Sugerencia de foto:

P. Francisco René Espinosa con fotomontaje de la Catedral de México.

 

Pie de foto:

El P. Francisco René Espinosa, nuevo Deán de la Catedral de México

 

 

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5639Sun, 03 Aug 2014 00:00:00 GMT
“Durante mi gestión, llegaron más fieles a la Catedral” 0 0 1 725 3992 COSAM 33 9 4708 14.0

Entrevista con el P. Manuel Arellano / Ex Deán de la Catedral de México

 

 

·      El sacerdote dice estar contento por los logros alcanzados al frente del emblemático recinto.

 

El sacerdote Manuel Arellano, integrante del Venerable Cabildo de la Catedral Metropolitana de México desde octubre del 2000, y quien desde hace seis años se ha desempeñado como Deán del templo, dice estar contento por los logros alcanzados durante su administración. Esto, una vez que el Cabildo Metropolitano ha renovado su dirigencia.

En entrevista para Desde la fe, el P. Manuel Arellano recordó algunos de los acontecimientos más relevantes de su gestión; por ejemplo, durante el VI Encuentro Mundial de las Familias tuvo la oportunidad de recibir en la Catedral a varios cardenales y arzobispos, entre ellos, al entonces secretario del Estado Vaticano, Card. Tarcisio Bertone, y al cardenal Ennio Antonelli, presidente del Pontificio Consejo para la Familia.

También mencionó que durante el Bicentenario de  la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución Mexicana, el templo ocupó un lugar históricamente muy importante; y en el 2013, con motivo del Bicentenario de la terminación de la Catedral, se organizaron más de 50 eventos religiosos y culturales conmemorativos.

De igual modo, el sacerdote recibió en la Catedral de México al entonces Rey de España, Juan Carlos de Borbón, y a otras personalidades, presidentes, jefes de Estado y embajadores de varios países.

También habló de las mejoras estructurales al inmueble. Explicó que cuando él se incorporó al Cabildo de la Catedral, el edificio estaba apuntalado con tubos metálicos –a causa de los sismos de 1985– y estos andamios fueron retirados años después, por lo cual le tocó testimoniar el proceso de remodelación del templo.

Al respecto, explica: “Se fue nivelando el piso y se cambió por el actual, de mármol; hubo mucho trabajo y celebrábamos Misas en medio del polvo y del ruido. La Catedral recuperó su belleza y hubo eventos importantes como la restauración de los dos órganos monumentales del siglo XVII”, dijo.

También comentó que el Festival del Centro Histórico asumió la restauración de la pintura Pentecostés, obra de arte que se encuentra frente a la Sala Capitular, y que realizó algunos trabajos de limpieza de la Capilla de San Pedro; además, hubo varios conciertos sinfónicos, de órgano y corales, y el exitoso montaje, durante dos años y medio, de la obra de teatro Voces de Catedral, del P. José de Jesús Aguilar, y también de la Pasión de Cristo, durante la Semana Santa, con actores profesionales”.

Añade que, durante su gestión, se incrementó la vigilancia de la Catedral a través de la Policía Federal, y se fortaleció la relación con las autoridades de la Ciudad de México y del Gobierno Federal.

“Se impulsó la liturgia, el arte, la música, la arquitectura, razón por la que también hubo encuentros cercanos con autoridades de Conaculta, Sitios y Monumentos del INAH, Bellas Artes, y otras instituciones”.

Hubo otros eventos importantes, como la donación que hizo Fundación Azteca de la puerta artística de la Capilla de criptas de los Arzobispos de México; y se llevó al cabo la exhumación de los restos del Siervo de Dios, Mons. Luis María Martínez, quien fue Arzobispo de México, y cuyo proceso de beatificación se lleva a cabo actualmente.

En estos años recientes, la Catedral de México recibió además la visita de reliquias de varios santos importantes, como las de san Juan Bosco, santa Margarita María Alacoque, el Padre Pío, san Antonio de Padua, el beato Juan de Palafox y Mendoza, y las de San Juan Pablo II, además de la Cruz de las Reliquias que contiene un gran número de ellas.

Recordó que en varias ocasiones se abrió la Puerta Santa o Jubilar, con el respectivo otorgamiento de indulgencias para los fieles: “mediante el programa de visitas guiadas, se recibió un considerable número de turistas nacionales y extranjeros”, dijo.

“Con satisfacción, puedo decir que durante mi administración llegaron más fieles a la Catedral de México, a pesar de que hubo muchos problemas: manifestaciones, marchas y plantones sindicales en la plancha del zócalo. También se incrementó la asistencia de sacerdotes durante el Jueves Santo, que es cuando renovamos las promesas de nuestro ministerio”.

El jueves 17 de julio, por la mañana, se llevó a cabo la solemne reunión del Cabildo, con la presencia del cardenal Norberto Rivera Carrera, y el P. Manuel Arellano presentó un informe de la administración, que ahora queda en manos del P. Francisco René Espinosa Estrada.

 

Para foto

Sugerencia

El  Dean sentado en su oficina (Archivo)

 

Pie de foto:

El P. Manuel Arellano se desempeñó durante seis años como Dean de la Catedral de México.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5616Sun, 27 Jul 2014 00:00:00 GMT
Preparan gran fiesta a san Juan Diego 0 0 1 373 2057 COSAM 17 4 2426 14.0

 

• Todos los fieles están invitados a participar en los festejos que presidirá el Card. Rivera Carrera.

 

El jueves 31 de julio se cumplirán 12 años de la canonización del indio Juan Diego Cuauhtlatoatzin, y la Arquidiócesis de México celebrará solemnemente esta fecha en la que el mensajero de la Virgen de Guadalupe fue elevado a los altares por el Papa Juan Pablo II, en el marco de su quinta y última visita a México.

“Un hombre santo venía a canonizar a otro hombre santo; un hombre lleno de Dios venía a colocar en los altares a un hombre que ya estaba en Dios; un hombre movido por el amor venía a canonizar a un hombre que vivía en el amor; un hombre consagrado venía a canonizar al primer laico indígena del continente americano”, fueron las palabras del arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, en su homilía con motivo del décimo aniversario de la canonización de san Juan Diego.

El pueblo de México aún recuerda también las palabras que pronunció aquel 31 de julio del 2002 el ahora santo Juan Pablo II, quien sin importar los problemas de salud que lo afectaban llegó hasta la Basílica de Guadalupe para inscribir en el libro de los santos al “¡Amado Juan Diego, el águila que habla!”, y le pidió: “enséñanos el camino que lleva a la Virgen Morena del Tepeyac, para que Ella nos reciba en lo íntimo de su corazón, pues Ella es la Madre amorosa y compasiva que nos guía hasta el verdadero Dios”.

Este año, los festejos serán encabezados por el cardenal Norberto Rivera y comenzarán a las 10:00 horas con un homenaje en la explanada de la Antigua Capilla de Indios. Posteriormente, a las 12:00 horas, se celebrará la Misa Solemne a los pies de la Virgen de Guadalupe, y como ya es tradición, en este homenaje se espera la participación de los hermanos indígenas con sus arraigadas costumbres, danzas y ofrendas florales.

Además, los fieles que visiten devotamente la ermita del santo indígena –dentro de la Antigua Capilla de Indios– podrán ganar la indulgencia parcial o plenaria, concedida por el Arzobispo de México desde el 2011, siempre y cuando cumplan con las normas de la Iglesia Católica; es decir, excluir todo afecto al pecado, haberse confesado, comulgar y rezar por las intenciones del Papa Francisco.

 

Sugerencia de foto

Archivo: (El cardenal Norberto celebrando la fiesta de San Juan Diego)

 

Pie de foto: El Car. Norberto Rivera preside todos los años el aniversario del santo indígena. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5614Sun, 27 Jul 2014 00:00:00 GMT
Busca Iglesia poner freno al Demonio en el DF 0 0 1 869 4780 COSAM 39 11 5638 14.0

 

·      “Fe católica y demonología”, es el tema del Seminario de Formación Específica que ofrecerá la Coordinación de Exorcistas de la Arquidiócesis de México.

 

Ante la urgente necesidad de prevenir y atender pastoralmente a las personas que viven un insoportable sufrimiento espiritual por las devastadoras consecuencias de la acción del Demonio en sus vidas, la Arquidiócesis de México busca promover el verdadero y correcto sentido del Ministerio del Exorcista, a la luz de las Sagradas Escrituras y del Magisterio de la Iglesia Católica.

El P. Guillermo Barba Mojica, coordinador de Exorcistas de la Arquidiócesis de México, explicó que para cumplir ese objetivo se llevará a cabo el taller “Fe católica y demonología” –que se realizará del 5 al 7 de agosto en el Seminario Conciliar de México (Casa Huipulco)– que busca ayudar a discernir los contenidos y elementos de la oración de sanación y de liberación, y el exorcismo correctamente asistido.

El curso ­–añadió– es parte de la formación de quienes participan en la tarea de erradicar el mal por medio de la correcta evangelización y la atención a los hermanos perturbados que se ven envueltos en ideologías que les impiden creer en la verdad y aumentan las dificultades para sanear su vida.

Destacó que este evento responde a una de las mayores preocupaciones del arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, para organizar el trabajo del Ministerio de Exorcistas, que es la de “evangelizar con la verdad, de manera más cercana, más fraterna, y dotar a nuestros hermanos de los conocimientos mediante una correcta formación, basada en la doctrina de nuestro Señor Jesucristo, para nuestro bien y salvación”.

–El tema del seminario es “Fe católica y la demonología”. ¿Cuál es la importancia de estudiar esto para quienes participan en el Ministerio de Exorcistas?

–Reconocer y dar a conocer las enseñanzas de los Padres de la Iglesia Católica sobre el Demonio, así como los recursos con los que siempre se ha contado para erradicar la manifestación de la maldad que demerita al ser humano y lo empequeñece ante su Creador, especialmente en nuestro tiempo debido al contacto, cada vez más frecuente, de la gente con el mundo de lo oculto. Por otro lado, el extremo sufrimiento humano es el denominador común de todos los aspectos que deben afrontarse con serenidad y seriedad, porque la acción del Demonio infringe un sufrimiento indecible, por infestación, vejación, obsesión o posesión.

–¿Cuáles son los embates del Demonio que más afectan a los files del Distrito Federal?

–La inacción ante el mal que en todo momento atenta contra la imagen y semejanza de Dios en la creatura humana, la despreocupación por atender las necesidades de la vida social para que persista la armonía, el desarrollo de las cualidades y habilidades humanas, y el crecimiento de la fe.

–¿Tiene este Ministerio personas preparadas para atender a los files capitalinos?

–El ministerio ha conformado un equipo interdisciplinario, de profesionistas en diversas áreas del desarrollo humano: sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, con especialidades en el ramo de la atención a quienes padecen diversas aflicciones mentales y físicas, así como en áreas de las ciencias sociales y naturales.

–¿Cuál es la mejor manera de proteger a los capitalinos contra la influencia del mal?

–En la medida de que se acerquen a la evangelización, se aparten de las manifestaciones de la maldad, contribuyan con su propia preparación para conseguir que Dios sea todo de todos. También es urgente mantener una alta prevención y la debida atención pastoral a las personas que viven un insoportable sufrimiento espiritual y cargan con sus devastadoras consecuencias, por lo que tienen necesidad de acogida, de escucha, de acompañamiento, de un auténtico rescate.

–¿Cómo deben actuar los sacerdotes a quienes se les ha encomendado el Ministerio de Exorcismo?

–Esta labor exige del sacerdote, y sobre todo del exorcista (y de la ciencia), una buena dosis de prudencia y de discernimiento para llegar –frente a la manifestación de determinados signos– a una certeza sobre el nexo causa-efecto sin caer en la credulidad, pero tampoco en el racionalismo que descarta a priori una manifestación preternatural.

–¿Cuáles son las principales dificultades que se encuentran al tratar de ayudar a las personas que sufren por la influencia del mal?

–La incredulidad y poca formación sobre la verdad que proviene de la doctrina de nuestro Señor Jesucristo. El desapego a la gracia de Dios, que es lo que impide que el Demonio continúe como león rugiente al asecho de quienes se apartan de la razón de su existencia y deambulan por las creencias equivocadas.

–¿Cómo afecta a las personas el creciente fenómeno del ocultismo y satanismo?

–En el mundo actual despierta un gran interés, lo que a su vez es preocupante por el alto índice de difusión, ya que este fenómeno se ve como una moda pasajera, y por lo tanto, es un virus que se extiende por todos los medios de comunicación, lo que hace fácil caer en manifestaciones fetichistas y creencias equivocadas.

El P. Barba Mojica explicó que el Seminario de Formación está dirigido a sacerdotes y diáconos (con licencia ministerial vigente), religiosos y religiosas (con carta de la congregación), seminaristas, Equipos de Apoyo a Exorcistas, Equipos de Oración Parroquiales y Laicos en general (con carta del párroco con el que trabajan).

Informes: Rectoría del Espíritu Santo. Teléfono: 5219-7756.

 

Sugerencia de foto

Chavos jugando con artefactos satánicos como la ouija o ritos satánicos

 

Pie de foto:

Las prácticas esotéricas tienen una gran difusión en los medios de comunicación.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5613Sun, 27 Jul 2014 00:00:00 GMT
Tiene Catedral Metropolitana nuevo Deán 0 0 1 283 1559 COSAM 12 3 1839 14.0

 

• El P. Francisco René Espinosa Estrada sustituye en el cargo al P. Manuel Arellano.

 

El arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, anunció el pasado domingo que la Catedral Metropolitana ya tiene nuevo Deán. Se trata del canónigo Francisco René Espinosa Estrada, quien después de seis años sustituye en el cargo al P. Manuel Arellano.

El P. Espinosa fue electo Deán en sesión Solemne de Cabildo el pasado 17 de julio, reunión en la que también se eligió como Ecónomo de la Catedral al Cango. Alberto Fernández; como Secretario al Cango. Hugo Valdemar Romero; Chantre (maestro cantor o del coro) al Cango. Ricardo Valenzuela, y como Bibliotecario, al Cango. Julián López Amozurrutia, quedando pendiente la elección del Arcedeán.

El nuevo Deán, quien preside el Cabildo de la Catedral Metropolitana, nació el 20 de diciembre de 1961 en Toluca, Estado de México. Se preparó para el sacerdocio en el Seminario Conciliar de esta ciudad y recibió la ordenación el 7 de marzo de 1987. Estudió Psicología y Licenciatura en Pedagogía de la Educación en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma.

El P. Espinosa ha desempeñado su ministerio sacerdotal como formador y director del Curso Introductorio en el Seminario Conciliar de México; prefecto y director de Preparatoria de los alumnos del Seminario Menor, y profesor de Psicología en el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos.

También se ha desempeñado como párroco en varios templos de la Ciudad de México, siendo el último la Parroquia Natividad de María Santísima “Regina Coeli” en la IV Vicaría, donde también ha ocupado los cargos de Ecónomo, Provicario Episcopal y Delegado de Pastoral.

A nivel de la Curia arquidiocesana, se ha desempeñado como director del Diaconado Permanente, coordinador del Colegio de Consultores, y Secretario Ejecutivo del Senado Presbiteral.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5610Sun, 27 Jul 2014 00:00:00 GMT
“Migrantes son los rostros sufrientes de Cristo”: Card. Parolin

“Para los obispos mexicanos es una alegría poder concelebrar con Usted esta Eucaristía ante la mirada de Santa María de Guadalupe. Sepa que aquí siempre, y en todo México, oramos continuamente por nuestro Papa Francisco. Sea bienvenido, Sr. Cardenal…”

Estas fueron las palabras del cardenal Norberto Rivera Carrera al recibir en la Basílica de Guadalupe al secretario de Estado del Vaticano, Card. Pietro Parolin, quien visitó esta semana nuestro país invitado por el gobierno federal para participar en un coloquio sobre Movilidad Humana y Desarrollo.

Tras la lectura del Evangelio, el cardenal Parolin pronunció su homilía ante el Arzobispo de México, arzobispos, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, así como el pueblo de Dios, reunido en el Tepeyac: “Es para mí motivo de profunda alegría poder celebrar esta Eucaristía en el Santuario de la Virgen de Guadalupe. No podía faltar, en mi visita a este querido país, un momento en que la Madre me permitiese estar, como una sola familia, con todos ustedes en torno a su Hijo. Y sintiéndome parte de este pueblo que se acoge filialmente bajo su celestial amparo, vengo también a rendirle homenaje, como hacen tantos peregrinos, pero sobre todo vengo a pedirle insistentemente lo que Ella siempre nos ofrece, a su Hijo Jesucristo”.

El Secretario de Estado se dirigió a los Obispos: “El compromiso a favor de la unidad y reconciliación que ustedes han asumido para regenerar la convivencia nacional, el diálogo con los diversos agentes sociales, llamados a reencontrarse y colaborar, es la ocasión propicia para la edificación de una sociedad más justa y solidaria, una sociedad basada en cultura del encuentro, en el absoluto respeto a la vida humana, en el favorecimiento infatigable de lo que une a todos, y promueve el recíproco entendimiento”.

Antes de concluir su homilía, el Card. Parolin hizo esta exhortación: “Hoy, animados por el ejemplo de María en Su servicio a los más desamparados, les pido a todos ustedes una intención particular en su oración a nuestra Madre por los migrantes. (…) que son, a menudo, los rostros sufrientes de Cristo en nuestros días, que conmueven el corazón de su Madre”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5599Sun, 20 Jul 2014 00:00:00 GMT
El mundo cambiará si vivimos conforme a la Palabra de Dios

“La Palabra de Dios puede cambiar el corazón del hombre si, como semilla, ésta cae en tierra fértil”, recordó el cardenal Norberto Rivera Carrera durante la Misa dominical en la Catedral Metropolitana de México.

El Sr. Arzobispo dijo que Jesús vino a predicar la instauración del Reino de Dios en la tierra; sin embargo, ante los ojos de algunos, pasa el tiempo y las cosas no cambian; “por eso la Iglesia sigue recibiendo reproches”, dijo, y puso este ejemplo: “¿De qué sirve que el Papa Francisco haya ido a Oriente Medio si sigue la guerra?”

Ante este cuestionamiento, explicó que la Palabra de Dios es como aquella semilla que puede caer en tierra fértil, entre piedras o entre espinas, y en el primer caso, puede producir frutos al cien por ciento. “La ineficacia no está en la Palabra de Dios, sino en el tipo de tierra que la recibe”, dejó en claro.

El Sr. Cardenal señaló que “muchos de nosotros recibimos a Jesús, pero queremos aceptar su Palabra superficialmente”. De allí que los frutos no sean completos, pero… “si aceptamos cambiar de forma de vida, los frutos pueden llegar al cien por ciento, porque la Palabra de Dios siempre es eficaz.”

Finalmente, aseguró que el mundo sería muy distinto si “todos, en un día, viviéramos conforme a las bienaventuranzas: no tendríamos violencia y muchos males que hoy nos aquejan por no seguir la Palabra de Dios.”

Antes de concluir la Misa, el Arzobispo de México pidió guardar un minuto de silencio y orar por la paz en Medio Oriente, uniéndose así a la iniciativa promovida desde el Vaticano.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5595Sun, 20 Jul 2014 00:00:00 GMT
Productiva visita del Card. Parolin a México

Durante tres días, el secretario de Estado del Vaticano, Card. Pietro Parolin, realizó una intensa visita a México con el objetivo de presidir los trabajos del Coloquio México-Santa Sede sobre Migración Internacional y Desarrollo. La presencia del representante del Papa Francisco sirvió además para impulsar y fortalecer las relaciones entre los Estados de México y el Vaticano, además de revisar temas de la agenda bilateral, especialmente el de la emergencia humanitaria de los niños migrantes.

El domingo 13 de julio, por la tarde, el Card. Parolin sostuvo una reunión de trabajo con el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, en la que analizaron los principales temas de la agenda bilateral e internacional. Posteriormente, el Canciller mexicano ofreció una cena en honor del visitante, a la que asistieron autoridades vaticanas, funcionarios federales, legisladores, especialistas en temas bilaterales y los cancilleres de Guatemala, Honduras y El Salvador.

El lunes 14 de julio, el cardenal Parolin y el secretario Meade encabezaron los trabajos del coloquio, en el que se trataron temas como la inclusión social, los derechos humanos y el respeto a la dignidad de los migrantes, así como la contribución de la migración al desarrollo de los países de origen y de destino.

Ese mismo día, el representante del Papa Francisco fue recibido en Palacio Nacional por el presidente Enrique Peña Nieto, quien reconoció a la Santa Sede como un gran aliado para impulsar temas prioritarios de la agenda internacional, contribuyendo a la construcción de un mundo más incluyente y más justo.

El Presidente impuso al Card. Parolin la condecoración del Águila Azteca en grado de Banda. Posteriormente, el mandatario mexicano ofreció una comida en honor del Secretario de Estado del Vaticano, quien estuvo acompañado por el Card. Norberto Rivera Carrera y varios obispos mexicanos.

El presidente Peña Nieto aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje al Papa Francisco: “Sepa que en México se le quiere y se le respeta, y ansía tener la visita de Su Santidad, que México es su casa y esperamos tenerlo en un futuro cercano”.

El lunes 15 de julio, el Card. Pietro Parolin sostuvo una reunión privada con los obispos mexicanos, y celebró también una Misa en la Basílica de Guadalupe junto al arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5578Sun, 20 Jul 2014 00:00:00 GMT
“Por justicia, reconozcamos al migrante”: Card. Parolin

Al participar en el Coloquio México-Santa Sede sobre Migración y Desarrollo, el secretario de Estado del Vaticano, Card. Pietro Parolin, hizo un llamado a unir esfuerzos para construir una sociedad más justa y solidaria, en la que participen la Iglesia, las autoridades y organizaciones civiles, en favor de los derechos de los migrantes, especialmente los niños y adolescentes que se han visto obligados a emigrar.

El Card. Parolin hizo un breve recuento de que, en un pasado más o menos reciente, formó parte de la diplomacia del Vaticano en México, y que ha visto en este país cambios que favorecen la relación de Iglesia-Estado, pero enfatizó que en el tema migratorio: “cada día nos llegan nuevas noticias del ingente número de personas que en el mundo deben salir de su tierra entre situaciones lacerantes de sufrimiento y dolor. Las causas son siempre las mismas: las guerras, el desempleo y la miseria”.

Se refirió al fenómeno migratorio que ocurre en muchas partes del mundo con un dinamismo nunca antes registrado en la historia de la humanidad. Al respecto, señaló: “¿cuánta violencia política, económica y social en nuestro mundo? Intentando llegar a una tierra de promisión en la que sea posible una vida digna, miles de personas deben pasar hambre, humillaciones, vejaciones en su dignidad, a veces hasta torturas y, algunos, morirán solos entre la indiferencia de muchos”.

Por ser un asunto que cobra mayor importancia por los niños migrantes, indicó: “El tema que hoy nos ocupa, el de la “movilidad humana”, se enmarca en este universo de dolor que no puede dejar a nadie indiferente, especialmente a la Iglesia”.

En su mensaje hizo eco de las palabras del Santo Padre sobre la protección a los menores migrantes, y agregó: “les invito al reto de construir una sociedad más justa y solidaria, que reconoce el valor de la movilidad humana”. El Card. Parolin tomó las históricas palabras del Papa Juan Pablo II, pronunciadas en Monterrey: “(…) el criterio puesto en práctica, es el de procurar el máximo rendimiento del trabajador migrante, sin mirar a la persona”.

Al respecto, agregó: “¡Sin mirar a la persona! Esta es la cuestión. Podemos empezar a cambiar hoy el futuro si somos capaces de mirar y servir a las personas concretas, aquellas que conocemos, aquellas que tratamos cada día, si sabemos mirar también el rostro de cada emigrante, aprenderemos a encontrar una razón para afirmar que todos somos hermanos (…) y surgirá el anhelo del cambio”.

Señaló que la Iglesia Católica, especialmente en México, ha desarrollado múltiples iniciativas concretas para acompañar y acoger con hospitalidad a las personas migrantes, al dirigirse a funcionarios del gobierno federal, como el titular de Gobernación, Lic. Miguel Ángel Osorio Chong; el secretario de Relaciones Exteriores, Dr. José Antonio Meade, y la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mercedes del Carmen Guillén.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5576Sun, 20 Jul 2014 00:00:00 GMT
Participó el Card. Rivera en sesiones del Consejo de Economía de la Santa Sede 0 0 1 201 1108 COSAM 9 2 1307 14.0


En días pasados, el cardenal Norberto Rivera Carrera viajó a Roma para asistir a las reuniones del Consejo para la Economía del recién creado Ministerio de Economía del Estado Vaticano.

Como se recordará, el cardenal Rivera es uno de los 15 integrantes de este Consejo, aunque en fechas anteriores también formaba parte de la Comisión Pontificia para la Organización de la Estructura Económica-Administrativa de la Santa Sede, lo que denota la confianza del Papa Francisco en el Arzobispo de México.

Cabe recordar que el Santo Padre otorgó a este Consejo facultades en la toma de decisiones, más allá de ser un órgano de opiniones, consulta y recomendaciones, como lo fue en el pasado.

El Arzobispo de México ha asumido esta responsabilidad al lado de otros siete cardenales y siete laicos especialistas en el tema, quienes durante cinco años elaborarán las directrices que tienen que cumplir la Secretaría para la Economía, y de acuerdo con los estatutos, se tiene que reunir al menos dos veces al año para preparar o analizar informes sobre las actividades económicas de la Santa Sede.

El Consejo y la Secretaría para la Economía son claves para la consolidación de las estructuras de gestión de la Santa Sede, y para mejorar la coordinación y vigilancia de las cuestiones económicas-administrativas.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5559Sun, 13 Jul 2014 00:00:00 GMT
México recibe con los brazos abiertos a la fundación “Ayuda a la Iglesia que Sufre” 0 0 1 259 1430 COSAM 11 3 1686 14.0

 

La fundación pontificia “Ayuda a la Iglesia que Sufre” (AIS), abrirá una oficina en México para ampliar su labor de apoyo a la pastoral de la Iglesia pobre y perseguida en el mundo, informó en conferencia de prensa el señor Javier Menéndez, presidente de la oficina en España de esta organización.

            Momentos antes, el Sr. Javier Menéndez sostuvo en la Catedral de México una entrevista privada con el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien ha mostrado interés para la apertura de esta oficina en nuestro país, como también lo ha hecho la Conferencia del Episcopado Mexicano.

            “Como institución, estamos muy contentos de estar en México, un país muy cariñoso y que ha mostrado hermandad en todo momento. Nosotros ya sentíamos esa deuda histórica de estar aquí, y gracias a Dios y a la solicitud de su gente, ‘Ayuda a la Iglesia que Sufre’ llegó para quedarse”, expresó Javier Menéndez.

            Con esta nueva apertura, AIS tendrá presencia en 18 países, donde desarrolla más de cinco mil proyectos al año, en beneficio de más de 140 naciones.

            Esta organización fue creada por el sacerdote Werenfried Van Straaten en 1947, y contó con la promoción del Papa Pío XII. A la fecha, la Santa Sede le ha concedido el rango de fundación pontificia.

            Sus principales objetivos son informar y fomentar la oración y la caridad por la Iglesia necesitada, para lo cual, es necesario sensibilizar a la sociedad.

            Cabe mencionar que actualmente más de 200 millones de cristianos sufren discriminación y persecución a causa de su fe en más de 40 países. El cristianismo es la religión más perseguida del mundo; tres de cada cuatro personas que sufren la falta de libertad religiosa, son cristianos.

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5515Sun, 06 Jul 2014 00:00:00 GMT
“A Dios rogando y con el mazo dando”: Card. Rivera

“A Dios rogando y con el mazo dando”. Con esta sencilla frase, el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, ejemplificó lo que se debe hacer frente a las situaciones que humanamente parecen ir más allá de nuestras posibilidades. “Orar y trabajar”, dijo.

Explicó que hay miedos cotidianos en la sociedad, entre personas que temen perder sus empleos, quedarse sin lo necesario para vivir, o ante las enfermedades. “Frente a estas inquietudes, el Señor nos dice: ‘No tengan miedo’, y nos invita a confiar en Él, no obstante hay quienes tratan de huir de estos miedos recurriendo al alcohol o a las drogas, o cayendo en actitudes de resignación a las fatalidades”.

El cardenal Rivera Carrera exhortó a los fieles a enfrentar estas realidades con fe, porque el Señor nos enseña a confiar plenamente en Él. Para ello –dijo– hay que entregarse a la Divina Providencia, pero hay que poner todos nuestros esfuerzos, porque el Espíritu Santo nos ha dado dones y capacidades.

A partir de las enseñanzas bíblicas, el cardenal Rivera Carrera dijo que frente a las persecuciones no hay que tener miedo: “miedo de quienes pueden matar el cuerpo, pero no el alma”.

Explicó que “si por el primer Adán entró a la humanidad la muerte y el pecado, el segundo Adán, Cristo, trajo la redención”.

 

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5494Sun, 29 Jun 2014 00:00:00 GMT
“Sean servidores, no dueños de la Iglesia”, pide el Card. Rivera a siete nuevos sacerdotes 

·         “Qué triste sería que por culpa de alguno de ustedes toda una comunidad se aislara, no participara de la vida que va fecundando el Espíritu Santo en esta Iglesia particular”, les dijo.


Al presidir la tarde del sábado 7 de junio, en la Basílica de Guadalupe, la ordenación de siete nuevos sacerdotes para la Arquidiócesis de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los neopresbíteros no sentirse dueños de la Iglesia, sino ser servidores, mediadores entre Dios y los hombres.

El Arzobispo de México lamentó que haya presbíteros que se expresen de forma tan ligera, como si no fueran servidores de una Iglesia donde hay diversidad de carismas: “En el ejercicio de la Pastoral ya habrán oído que algunos (presbíteros) se expresan: ‘Yo soy para todos, pero aquí los de las Comunidades Eclesiales no entran’ o ‘Que no vengan aquí los del Camino’. Otros dicen: ‘A mí que ni se acerquen aquellos que son carismáticos y a los que son de Acción Católica mejor que los sepulten’. Así dicen los que se sienten dueños de la Iglesia”, ejemplificó.

Explicó que la Arquidiócesis de México tiene una gran variedad de carismas, de dones del Espíritu Santo, “muchos de los cuales no comprendemos, no llegamos a entender, pero a los cuales estamos obligados a servir porque no somos dueños de la Iglesia, sino servidores de esa Iglesia instituida por Cristo, guiada por el Espíritu Santo a través de los siglos”.

Recordó que el sacerdote diocesano es aquél que tiene la disponibilidad de hacer cabeza en todos los ministerios, en las más diversas culturas y circunstancias que se le presentan en su Iglesia particular. “¡Y vaya que en esta gran ciudad hay diversidad de culturas y diversidad de situaciones!”, aclaró.

“Qué triste –advirtió el cardenal Rivera a los recién ordenados– sería que por culpa de alguno de ustedes toda una comunidad se aislara, no participara del proyecto misionero, no participara de la vida que va fecundando, por obra y gracia del Espíritu Santo, esta Iglesia particular”.

Dijo que eso suele ocurrir cuando el sacerdote deja de asistir a su decanato, a su vicaría, y pierde los eslabones de comunión con su Iglesia particular. “Por lo tanto, van excomulgando a toda una comunidad si no están en ese proyecto de comunión, y por lo tanto quedan al margen de esa vitalidad que el Espíritu regala a su Iglesia”.

Los nuevos sacerdotes son Erick Contreras Reyes, Daniel Cordero Morales, Luis Fernando Flores Zárate, Carlos Óscar García Velázquez, Julio María López Garrido, Filiberto Cruz Salazar y Jesús Rivera Macías, a quienes el Sr. Arzobispo pidió permanecer en Dios y, al mismo tiempo, estar en el mundo para aprender aquellas cosas que los va a hacer semejante a los demás, pero con capacidad de transformar a los demás. “No para ser como los demás, sino para transformarlos a ser semejantes a Cristo”, recordó.

En este sentido, les dijo que su ministerio les reclama tener un "sistema inmunitario especial para no contagiarse del mundo, para no admitir el pecado en su vida, para no aceptar en sus costumbres los criterios y estilos mundanos. “Para eso se necesita realmente una salud preventiva; que estén prevenidos contra todo aquello que los pueda deteriorar, que pueda nulificar la vitalidad de su ministerio, que pueda deshacer lo que Dios está construyendo en ustedes”.

A la celebración, que se desarrolló a los pies de la Santísima Virgen de Guadalupe, asistieron los ocho Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de México, miembros de la Vida Consagrada, presbíteros, diáconos y miles de fieles laicos, en lo que constituyó una gran fiesta arquidiocesana en la víspera de Pentecostés.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5471Sun, 15 Jun 2014 00:00:00 GMT
Ordena el Cardenal siete nuevos sacerdotesEste sábado el Cardenal Norberto Rivera Carrera ordenó a siete nuevos sacerdotes para la Arquidiócesis de México. Se trata de Erick Contreras Reyes, Daniel Cordero Morales, Luis Fernando Flores Zárate, Carlos Óscar García Velázquez, Julio María López Garrido, Filiberto Cruz Salazar y Jesús Rivera Macías.

La ceremonia solemne se llevó a cabo en la Basílica de Guadalupe, en punto de las 17:00 horas. De acuerdo con el responsable de la Comisión para el Diaconado Transitorio de esta Arquidiócesis, el P. José Abel Tapia Suárez, se trata de un grupo de jóvenes, que “dan una señal de esperanza para la juventud, especialmente en momentos en que ese sector de la población desea tener la certeza de que existe la virtud en el presente que vivimos, y que sí es posible llevar la vida de forma positiva”.

Para el sacerdote, “se trata de siete jóvenes que son una muestra de entrega para con Cristo y Su iglesia, y que ponen el ejemplo de que es posible ser generosos, aun en la actualidad”. Cinco de estos jóvenes realizaron sus estudios de formación en el Seminario Conciliar de México, mientras que otros dos proceden, uno de la diócesis de Chihuahua y otro de la de Veracruz. 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5454Sun, 08 Jun 2014 00:00:00 GMT
Ordenarán más diáconos, ¿sabes en qué te beneficia?El próximo sábado 14 de junio, a las 17:00 hrs., el cardenal Norberto Rivera Carrera ordenará en la Basílica de Guadalupe a nueve diáconos en su caminar hacia el presbiterado y a otros once que ejercerán su ministerio de forma permanente en la Arquidiócesis de México.

Hasta el Concilio Vaticano II, el Orden Sagrado del Diaconado se limitó a aquellos que serían ordenados, después, como presbíteros; en el Concilio se vio la necesidad de reinstaurar el Diaconado como un ministerio que se ejerza en la Iglesia de una forma permanente y que se pudiera dar incluso a hombres casados. Debemos al futuro Beato, el Papa Paulo VI, el poder tener diáconos entre nosotros.

La intención de la Iglesia no es suplir a los sacerdotes en las diócesis en donde haya pocos, sino complementar sacramentalmente el ejercicio del Sacramento del Orden Sagrado en sus tres grados, diáconos, presbíteros y obispos.

En la Arquidiócesis de México el entonces Arzobispo Primado de México, Cardenal Ernesto Corripio Ahumada ordenó el 11 de octubre de 1987 al primer grupo de seis diáconos que ejercerían su ministerio de forma permanente e instituyó la Comisión para el Diaconado Permanente;, el actual arzobispo, cardenal Norberto Rivera Carrera, asumió con entusiasmo el Diaconado como ministerio permanente y ha propiciado que esta iniciativa de la Iglesia Universal tenga una plena realización en la Iglesia a él confiada. En la actualidad se han ordenado ciento ochenta y tres diáconos, a los que habrá que añadir los once que serán ordenados el próximo sábado.

Después de 27 años de vivir esta experiencia, la comunidad cristiana los ha aceptado casi totalmente y ellos desarrollan su ministerio con verdadero amor a esa Iglesia y a Cristo que los llamó a servir.

El diácono no es ordenado para el sacerdocio, sino para el ministerio; poco a poco hemos ido superando la idea de que los diáconos eran solamente suplentes de los presbíteros en las ceremonias que ellos no podían realizar por el exceso de trabajo y se les va dando a los diáconos ministerios propios de su Diaconado. En la actualidad vemos a nuestros diáconos insertados en la pastoral familiar y juvenil, en la atención a enfermos y a ancianos, en los centros de escucha, en la atención a drogadictos y alcohólicos, en todas esas labores que dicta la caridad de la Iglesia. Algunos de nuestros diáconos han recibido el encargo de una rectoría y hasta de una parroquia, bajo el acompañamiento de un presbítero responsable; uno de ellos es el encargado de Fratesa para la atención de sacerdotes enfermos y ancianos; otro dirige la Comisión de Música Sacra y ha implementado la licenciatura en Música en la Universidad Católica Lumen Gentium, otros atienden las economías de las Vicarías o del Seminario y otros tienen a su cargo centros de formación cristiana.

Todo esto lo hacen sin dejar de atender a sus familias, porque la mayoría de ellos son casados, y sin dejar de atender el trabajo civil en donde también dan testimonio de su vocación al servicio.

Nuestra Arquidiócesis siente que los diáconos son necesarios por su ministerio muy especial de la caridad y del servicio y le pide a Dios para que nos envíe más vocaciones de hombres dispuestos a consagrarse a Dios para el resto de sus vidas.

Los requisitos para ingresar al proceso de formación son:

Si son casados, el permiso de su esposa y la aceptación de sus hijos, tener más de once años de casados, ser mayores de 35 años y menores de 56 años, gozar de buena salud física y mental, haber ejercido un apostolado por lo menos durante cinco años, ser recomendado por su párroco, haber terminado la preparatoria o su equivalente, tener un empleo estable con seguridad social y que disponga de tiempo para tomar sus clases y seguir ejerciendo su apostolado.

Invitamos a los que sientan esa especial vocación a que se presenten en la Comisión del Diaconado Permanente, previa cita al teléfono 5208-32 00, ext. 1712.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5440Sun, 08 Jun 2014 00:00:00 GMT
Festejan con alegría al Card. Rivera en su cumpleaños

Se reunió la comunidad de laicos, religiosas, religiosos, presbíteros y obispos auxiliares, en torno al Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera para acompañarlo en la celebración de su onomástico y cumpleaños número 72, donde recibió incontables muestras de aprecio por parte de la Arquidiócesis de México.

La comunidad se congregó en la capilla del Seminario Menor Casa Huipulco para acompañar al Sr. Cardenal Rivera. Fue una ocasión solemne en la que el diácono permanente Antonio Ortega le hizo patente, a nombre esta Arquidiócesis, unas palabras de gratitud: “A los diáconos permanentes nos toca el honor de ser los portavoces de todos los miembros de esta comunidad para hacerle llegar, con mucho respeto y cariño, las felicitaciones por su onomástico y cumpleaños”.

“Nos unimos en oración para darle gracias a nuestro Señor por darnos la oportunidad de compartir juntos un año más con Usted, como nuestro pastor, maestro y guía, en el cual hemos podido compartir a su lado la alegría de poder darle vida al Evangelio en nuestro trabajo cotidiano”.

Al concluir la ceremonia solemne, los fieles expresaron personalmente sus felicitaciones y parabienes, y lo acompañaron a disfrutar de una convivencia donde el Arzobispo de México degustó de los platillos que ofrecieron por su cumpleaños las ocho vicarías episcopales de la Arquidiócesis.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5450Sun, 08 Jun 2014 00:00:00 GMT
Sacerdotes y religiosas, también tienen derecho a pensión del GDFSacerdotes y religiosas, también tienen derecho a pensión del GDF

Zoila Bustillo

Como un derecho de todo ciudadano mayor de 68 años que habita en la capital del país, el cardenal Norberto Rivera Carrera recibió el pasado domingo su tarjeta de Pensión Alimentaria para adultos mayores que otorga el Gobierno del Distrito Federal, y cuyo monto mensual será donado a Fraternidad Sacerdotal (Fratesa).

Al recibir por ley su tarjeta, el Sr. Cardenal busca motivar a la comunidad de sacerdotes, religiosas, diáconos, y demás miembros de esta Iglesia particular, que cubran con el requisito de la edad, para que hagan uso de este  beneficio al cual tienen derecho, por derivar de fondos producto del pago de impuestos que realizan los ciudadanos en la capital del país.

El Arzobispo de México decidió donar este beneficio a Fratesa, A.C., al explicar que se trata de una asociación civil que promueve el bienestar humano y espiritual de los sacerdotes adscritos a la Arquidiócesis de México. Fratesa  tiene entre sus tareas hacer más eficientes algunos los programas de salud, establecer los medios de control y supervisión, así como el apoyo a los presbíteros.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosa Icela Rodríguez Velázquez informó que la pensión alimentaria es un derecho de los adultos mayores de 68 años que viven en la Ciudad de México, por lo que animó a todos los sacerdotes, a las religiosas y religiosos para que  realicen el trámite correspondiente en cualquier centro de salud o ingresando a la página electrónica: www.adultomayor.df.gob.mx  

Una vez cumplido el proceso de inscripción, cada beneficiario puede disponer actualmente de la cantidad de $  1,009.35 de pensión mensual, que se les deposita en una tarjeta electrónica personal e intransferible para ser utilizada en más de cuatro mil establecimientos comerciales autorizados.

Por su parte, la directora del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores, Rocío Bárcena Molina informó que actualmente este programa beneficia a mil 184 sacerdotes, religiosas y religiosos, así como ministros de culto de otras denominaciones religiosas. De estos, 234 son hombres y  950  mujeres, entre ellas tres religiosas que superan los 100 años de edad.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5428Sun, 01 Jun 2014 00:00:00 GMT
Sin el Espíritu Santo no se llegaa a la meta: Card. Rivera Carrera

Sin el Espíritu Santo no se llega a la meta: Card. Rivera Carrera

Zoila Bustillo

El arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, llamó a todos los fieles católicos a prepararse para recibir la venida del Espíritu Santo en el Pentecostés, cuando se cumple la  promesa de Jesús: "Yo le rogaré al Padre y Él les enviará otro Consolador que esté siempre con ustedes, el Espíritu de verdad".

En la homilía pronunciada en el VI domingo de Pascua, en la Catedral Metropolitana, el Card. Rivera Carrera explicó la importancia de aceptar al Espíritu Santo “como el acompañante de nuestras vidas, Él que siempre está para consolarnos”.

Recordó que el Espíritu Santo no es una “fuerza” o una “energía”, es una Persona  que  ha decidido poner su morada entre nosotros por eso “siempre debemos estar abiertos a que nos acompañe, que permanezca con nosotros” y entablar con Él un “intimo y continúo diálogo”, porque solo con la fuerza del Espíritu Santo “podemos realizar muchas cosas, solo con su fuerza somos capaces”.

El Arzobispo de México destacó además que la Iglesia tampoco existiría sin el Espíritu Santo porque también es su fuerza la que congrega, reúne, “nosotros andaríamos dispersos por muy variados caminos sin el Espíritu de Dios que hace que el cuerpo de Cristo tenga una unidad dentro de esa gran diversidad de miembros”.

“Todos-dijo-somos débiles y frágiles, todos tarde o temprano sufrimos alguna enfermedad, alguna decepción, alguna contrariedad, algo que nos hace sufrir, pero sabemos que tenemos dentro de nosotros mismos acompañándoos siempre el Espíritu consolador que Cristo nos envía siempre que se lo pidamos”.

Puso como ejemplo las muchas veces en que por alguna circunstancia las personas deciden cambiar, renovarse, pero que no son capaces de permanecer en ese camino, en esa novedad de vida, porque “si nosotros no invocamos, no aceptamos al Espíritu Santo no podemos llegar a la meta final, sin el Espíritu de Dios en nosotros nos quedaríamos tendidos en el camino”

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5424Sun, 01 Jun 2014 00:00:00 GMT
CARTA A LOS CATEQUISTAS DOMINGO DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR 1º. DE JUNIO DE 2014CARTA A LOS CATEQUISTAS

DOMINGO DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

1º. DE JUNIO DE 2014

 

Estimados Catequistas:

            Como todos los años desde que comencé mi ministerio pastoral como Arzobispo de México, no he dejado de dedicarles unas palabras en este día en que nuestra Arquidiócesis celebra el día del Catequista, recordando que la catequesis es una de las tareas fundamentales del mandato misionero que escuchamos en la proclamación del Evangelio de este día “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a todos los pueblos…, enseñándoles a cumplir todo cuanto yo les he mandado…” (Mt 28, 16-20).

            Creo que en este mandato misionero está la clave de la catequesis, en el sentido de que ésta por excelencia debe formar discípulos, enseñándoles a cumplir y a vivir lo que el Señor nos ha mandado. Esto me hace pensar en la necesidad de seguir renovando nuestra práctica catequística, todavía anclada a lo pre-sacramental, centrada en los niños que se preparan para los sacramentos. En el contexto de la Nueva Evangelización en la que nos ha puesto el Papa Francisco, con la Evangelii Gaudium, debemos seguir caminando, para que desde la Misión Permanente entendamos que la catequesis no se puede reducir a la recepción de los sacramentos, sino que toda ella está llamada a formar para toda la vida.

            En esta línea de renovación, es de llamar la atención que en el documento del Papa, al referirse a la catequesis subraye de ella su carácter kerigmático y mistagógico (Cfr. EG nn. 163-168), ya que, aunque lo propio de la catequesis es la Iniciación Cristiana, ésta no puede ser ajena a las etapas previas y posteriores. En una Nueva Evangelización que exige responder a los nuevos desafíos culturales, la catequesis tiene que ser repensada desde la Inspiración catecumenal y el consecuente proceso evangelizador, es por eso estimulante que el Papa se refiera a la urgencia de recuperar el necesario primer anuncio y la etapa permanente, como parte del proceso catequístico.

            Por eso, aliento e invito a los catequistas de nuestra Arquidiócesis a seguir formándose para responder a los nuevos retos que nos plantea nuestra cultura actual, para considerar la catequesis desde estas perspectivas; ahora que estoy en visita pastoral, me gustaría escuchar, no tanto el número de los que celebraron su Confirmación y su primera Eucaristía, sino cuántos continúan firmes en la perseverancia, integrados a la comunidad de fe correspondiente.

            Conozco que desde la Comisión Arquidiocesana de Catequesis, sumándose al llamado que hice a la Misión Juvenil “al encuentro de las nuevas generaciones”, están promoviendo un programa de catequesis con adolescentes, ahí está el camino para la continuidad, abramos ese espacio, la catequesis no termina con la celebración de los sacramentos sino que continúa atendiendo las otras etapas de la vida. Soy consciente de que esto no solo depende de Ustedes, necesitan del apoyo de nuestros sacerdotes, por eso a través de esta carta los invito también a ellos, primeros catequistas de sus comunidades, a estar abiertos a esta demanda.

            Desde este medio agradezco la presencia del catequeta Álvaro Ginel, sacerdote salesiano, que estuvo compartiendo sus experiencias e intuiciones sobre la catequesis en la XIII Semana Arquidiocesana de Catequesis, esperando que con sus enseñanzas sigamos avanzando en la renovación de nuestra práctica catequística para que siga respondiendo a los retos de la Nueva Evangelización.

            Queridos catequistas, reciban mi reconocimiento por el ministerio tan importante que realizan en esta Iglesia particular y cuenten con mi apoyo sincero para que sigan dando frutos en el crecimiento y maduración de la fe de niños, adolescentes, jóvenes, adultos, adultos mayores y personas con capacidades diferentes. Que el Señor, el buen pastor resucitado recompense todo su servicio.

 

 

 

+ Norberto Cardenal Rivera Carrera

Arzobispo Primado de México

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5411Sun, 01 Jun 2014 00:00:00 GMT
El Card. Norberto Rivera habla de su reunión con el Papa Francisco

El Card. Norberto Rivera habla de su reunión con el Papa Francisco

Carlos Villa Roiz

El cardenal Norberto Rivera Carrera regresó a México, luego de haber cumplido una apretada agenda de trabajo en Roma, que incluyó la asistencia a la ceremonia de canonización de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII, su participación en algunas de las Comisiones Pontificias de las que forma parte y la visita Ad Limina Apostolorum, que realizan los obispos mexicanos.

Durante su homilía, comentó que el Papa Francisco pidió a los obispos mexicanos que se atienda de manera preferencial a los pobres, a los ancianos, a los enfermos y presos, y a todos aquellos que sufren.

Luego, al explicar el Evangelio, dijo que la primitiva comunidad cristiana vive contemplando a su Señor resucitado, pero al ser una comunidad humana, aparecen dificultades, diferencias, crisis y rompimientos, y que para atender estos problemas surgió la figura de los diáconos.

“En este edificio espiritual, Cristo es la piedra angular, piedra escogida y preciosa. Sobre esta base se organiza el trabajo del nuevo pueblo de Dios, compuesto de "piedras vivas", de "sacerdotes, profetas y reyes" que proclaman y realizan la salvación, por eso san Pedro exclama, refiriéndose a todos los bautizados: "Ustedes son estirpe elegida, sacerdocio real, nación consagrada a Dios y pueblo de su propiedad, que proclaman las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable".

Afirmó que esta comunidad fundada por Jesús tiene por destino el Reino de los Cielos: “Para llegar a ese lugar, Jesús es "el camino, la verdad y la vida"; o sea, Él es el medio único para llegar al Padre; Jesús es la revelación del Padre; el único revelador de Dios es Jesús.”

Finalmente, señaló que “el conocimiento del genoma humano y los avances en las ciencias que han hecho posible crecer en el promedio de vida, a algunos nos puede entusiasmar, pero también nos puede asustar, ya que nos damos cuenta de que lo importante no es vivir mucho, sino saber vivir. Se trata de descubrir cuál es la manera más acertada, más humana y más plena de enfrentarse a una existencia que se nos presenta con frecuencia oscura y enigmática”, por eso recordó las palabras de Jesús: "Yo he venido a traer vida, y vida en abundancia".

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5395Sun, 25 May 2014 00:00:00 GMT
Crónica de una Dedicación

Crónica de una Dedicación

P. Guillermo Gutiérrez

La isla de Sicilia es la región más al sur de la República Italiana.Se trata de una tierra rica de historia.Existen testimonios de la presencia humana desde el neolítico. Muchos pueblos se han encontrado ahí y han mezclado sus culturas, hasta dar lugar a la rica experiencia humana, cultural y religiosa que hoy la caracteriza. En muchos aspectos, su gente es similar a la nuestra. Herederos de una presencia colonial española de varios siglos, bajo los Borbón, que concluyó con el “risorgimento italiano” y la unidad de Italia en la segunda mitad del siglo XIX. Es una región con una rica religiosidad popular católica, en el que a diferencia de otras regiones de Italia las iglesias están llenas. Desde el punto de vista socio-económico su desarrollo no está al mismo nivel de la mayor parte del resto de Italia, pero cultural y religiosamente, es quizás la más rica. Muchos grandes escritores, artistas y juristas, tanto del pasado como del tiempo actual, son originarios de Sicilia.

Sicilia vive hoy una gran emergencia humanitaria. Cada día llegan cientos de inmigrantes provenientes de África y del Medio Oriente, que huyen de la pobreza y de las guerras en búsqueda de mayores oportunidades de vida en Europa. Desafiando el mediterráneo y a expensas de traficantes desalmados, llegan exhaustos y al filo de la muerte a las costas de la isla de Lampedusa y de Sicilia, personas de todas las edades: hombres, mujeres embarazadas con niños en brazos, jóvenes y adolescentes. Son recibidos con caridad por parte de los cristianos y también con humanidad por los distintos niveles del gobierno italiano. Pese a ello, muchas veces no se puede hacer más, y en ocasiones se viven tragedias y abusos...de otra parte esta emergencia humanitaria, incumbe a toda Europa y la Unión Europea debería apoyar más para enfrentarla.

Sicilia es frecuentemente testigo de tragedias, como la que ocurrió no hace mucho tiempo cuando en sus costas fueron encontrados más de trece cadáveres de personas que murieron en el intento de atravesar el mediterráneo. Por ello el Papa Francisco quizo ir a Lampedusa para orar y honrar a las numerosas víctimas de estos dramas que se vuelven permanentes, con el riesgo de habituarnos.

En este contexto tan similar al nuestro, en el que también tantas personas, tanto de nuestro país, como de otras naciones del centro y del sur de América, emigran a los Estados Unidos buscando oportunidades de vida digna, que sus países les ha negado a causa de un sistema económico que no hace, sino concentrar las riquezas en pocas manos, empobreciendo cada vez más a millones de personas. En un lugar muy cercano a donde arribaron los trece cadáveres antes mencionados, concretamente en una pequeña población ubicada en la punta más al sur de la isla llamada Donnalucata, el obispo de la Diócesis de Noto, Mons. Antonio Staglianò, quiso que el nuevo templo parroquial de San Jorge, fuera dedicado a Nuestra Señora de Guadalupe, e invitó al Card. Rivera para consagrarlo. El solemne rito tuvo lugar el pasado 8 de mayo.

Hay que decir, que la Patrona del Continente Americano ya había llegado a la Diócesis a finales del siglo XIX, a través de una comunidad de hermanas mercedarias fundadas por una religiosa mexicana. Las religiosas de esta comunidad atendían una escuela al servicio de los más pobres, y, como todo mexicano, trajeron consigo una imagen de la dulce Señora del Tepeyac. Las personas más ancianas recuerdan haber rezado en su infancia frente a esa imagen de nuestra Señora de Guadalupe. Sin embargo, con el tiempo la escuela se cerró, las religiosas mexicanas se fueron y el culto a nuestra Madre de Guadalupe quedó en el olvido.

Con la llegada a la diócesis de Noto de Mons. Staglianó, hace cinco años, el culto a la Virgen de Guadalupe ha tenido nuevamente un verdadero impulso, ya que él le es sumamente devoto. La conoció siendo profesor en la Universidad Gregoriana de Roma a través de algunos alumnos sudamericanos. Su historia y espesor teológico le enamoraron y desde entonces le tomó un gran cariño. En Crotone (Calabria), su diócesis de origen, en la comunidad de Le Castella, donde ejerció de párroco, introdujo el culto a la Morenita del Tepeyac, y cuando lo eligieron obispo, quiso grabarla en su anillo episcopal, cada año procura realizar las ordenaciones de diáconos o presbíteros el 12 de diciembre. Por ello deseaba fuertemente que en Noto hubiera una Iglesia dedicada a Ella. Y la ocasión para ello se presentó con la construcción del nuevo templo parroquial de San Jorge, en Donnalucata, población que vive el drama de flujos humanos tan similares a los de México y América.

Por la tarde del 8 de mayo, el sol brillaba intensamente, resaltando el azul turquesa del mar calmo. Soplaba una suave brisa marina que atenuaba el incipiente calor del casi inicio del verano. El cardenal Rivera, revestido de sotana púrpura, fue recibido a unos diez kilómetros antes de llegar a Donnalucata, por las autoridades policiales y militares y desde ahí el coche en el que viajaba junto con el obispo fue escoltado hasta Donnalucata. A la entrada del pueblo bajo del coche y, como suele hacer siempre, comenzó a saludar y bendecir a la gran cantidad de gente de todas las edades que se congregaron ahí para recibirlo. Durante la larga procesión hasta el templo, la gente agitaba banderitas de Italia, del Vaticano y de México, mientras las campanas de los dos templos, el antiguo y el nuevo, sonaban a fiesta. Los niños del catecismo mostraban orgullosos sus carteles de bienvenida al custodio de la tilma de Juan Diego. Al llegar a la iglesia los fieles, los sacerdotes y las autoridades civiles y militares se reunieron en un gran salón del sotano. El administrador parroquial y el Obispo dirigieron entonces un discurso de bienvenida al Señor Cardenal. Él respondió resaltando la alegría que sentía de comprobar cómo se difunde el culto de nuestra Madre de Guadalupe, un poco por todas partes en el mundo.

Unos minutos más tarde, el Obispo, los sacerdotes y el Cardenal, revestidos solemnemente de las vestiduras litúrgicas, se dirigieron hasta las puertas del templo. Ahí, como pide el rito, don Norberto y el obispo llamaron tres veces a la puerta, que representa a Cristo, Redentor del hombre, y luego empujaron las dos hojas para dar paso a la procesión. Al llegar al altar, que aun estaba desnudo, el cardenal bendijo el agua y asperjó con ella las paredes y el pueblo.

Al terminar las lecturas, pronunció una hermosa homilía en la que, además de explicar el sentido de la consagración del templo, desarrolló las principales notas del acontecimiento guadalupano. Destacó cómo nuestra Madre, no destruyó la cultura precolombina, sino que la llevó a plenitud, aplicando una metodología de evangelización que san Juan Pablo II definió como “perfectamente inculturada”. Insistió en el hecho de que el objetivo central de la aparición de nuestra Señora de Guadalupe, había sido la evangelización, es decir, dar su amor-persona, Jesucristo, a los habitantes de esas nuevas tierras; prefigurando en su gloriosa imagen el mestizaje, el diálogo y la síntesis entre las dos culturas que se enfrentaban. También insistió en que la Señora quería mostrar su predilección por los últimos, sin discriminar a ninguna persona.

En su homilía don Norberto, quiso responder también a una pregunta que podía estar en las mentes de aquellos fieles ¿Por qué traer a Sicilia, donde se venera a la Virgen desde tiempos remotos, una imagen de América aparentemente tan lejana a su cultura? Resaltó que el culto a Santa María de Guadalupe, que es siempre la única Madre de Dios, que ellos ya veneran bajo la advocación de la “Madonna delle milizie”, les ayudaría a continuar su historia de fe, extendiendo sus horizontes, para enfrentar el periodo de diálogo y mestizaje cultural que están viviendo con la llegada de tantos pobres inmigrantes. Así mismo, hizo votos para que Santa María les ayude a encontrar cada vez más profundamente a Jesús, a renovar su impetu misionero y la caridad hacia los últimos, superando los vicios, la tentación de la criminalidad organizada, que es también fuerte en estas tierras, y la búsqueda desenfrenada de poder y placer.

La homilía concluyó con una bella oración a Santa María de Guadalupe, en la que el Cardenal confió a Nuestra Señoraal obispo, a los sacerdotes, a las familias y a los no nacidos, suplicándole que consolara a cuantos sufren en estas tierras. Los fieles aplaudieron largamente. El Obispo interrumpió el aplauso para dar un hermoso anuncio. El sacerdote que hasta ahora fungía como administrador parroquial se convertiría en párroco. En el decreto, el Obispo escribió que era su deseo como pastor de Noto que cuidara con especial atención la difusión del culto a Nuestra Señora de Guadalupe, a través de retiros, meditaciones, cursos, rosarios e imágenes peregrinas en las casas y que, a partir de Ella se viviera una nueva evangelización, vigorosa, comprometida con los últimos, dialogante con todos.

La ceremonia continuó con la letanía de los santos, la unción con el crisma del altar y de las doce cruces en las paredes; la colocación del incienso en el anafre sobre el altar que como una oración sacrificial se eleva desde ahí al Padre. Luego dos diáconos recorrieron con turíbulos incensando las paredes y el pueblo. Un grupo de mujeres de la comunidad secó el crisma y revistió el altar con manteles y lo adornó con flores; finalmente el cardenal encendió las velas sobre el altar y continuó la misa con el Credo.

Al terminar la ceremonia, el nuevo párroco hizo llorar a la asamblea con un hermoso discurso en el que se traslucía un enorme amor a su pueblo, a la Virgen, a la Iglesia, a su Obispo, pero sobre todo a Jesucristo y a su ministerio sacerdotal. Después de la bendición final, la gente entusiasmada y alegre, no dejaba que el Primado de México se retirara, pues muchas familias, personas individuales y grupos, le pedían hacerse fotos, él con gran paciencia satisfizo a las personas por mucho tiempo.

Como ves es verdad lo que dijo el Señor Cardenal en su homilía: “Sicilia y México, al final, no están tan lejos”.

Roma, 11 mayo 2014.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5388Sun, 25 May 2014 00:00:00 GMT
Destacan importancia de contar con una Iglesia unidaIII Visita Pastoral / VIII Vicaría. 1er. Decanato

 

Destacan importancia de contar con una Iglesia unida

 

• “No somos Iglesia si no vivimos en comunión”, les recuerda el Card. Rivera.

 

Zoila Bustillo

“¡Rueguen por nosotros!”, fue la petición que hicieron jóvenes de las delegaciones Tláhuac y Xochimilco al cardenal Norberto Rivera Carrera, al Obispo Auxiliar de México, Mons. Andrés Vargas Peña, a los sacerdotes de la VIII Vicaría y a la comunidad en general, durante la Visita Pastoral que se realizó la tarde del miércoles 9 de abril en el 1er. Decanato de esa zona pastoral.

La sede del encuentro entre el Arzobispo de México, grupos de pastoral, jóvenes y los 14 sacerdotes que atienden las siete parroquias y tres rectorías de dicha circunscripción, fue la Parroquia San Pedro Apóstol, en Tláhuac, una de las iglesias más grandes y antiguas del sureste de la Ciudad de México, construida hace casi 500 años.

Luego de conocer el trabajo que realizan los sacerdotes en la zona, el Card. Rivera Carrera se reunió con representantes de los grupos parroquiales. Escuchó sobre los avances y retos de su caminar evangelizador enmarcado en el Plan Pastoral Vicarial, que abarca tres grandes áreas: Pastoral Profética, Pastoral Litúrgica y Pastoral Socio-Caritativa.

Notablemente interesado, el Sr. Arzobispo conoció sobre la “misión de puerta en puerta” que se realiza de forma permanente en la mayoría del territorio decanal, la sectorización para trabajar de manera más organizada, la catequesis para niños “y no tan niños”, la atención a familias y jóvenes, la promoción de la oración y el rezo del Santo Rosario, entre otras acciones para llevar el rostro de Cristo a todos los rincones.

Uno de los problemas que los grupos parroquiales le plantearon al Card. Rivera, es la falta de unidad entre ellos, por lo que el Arzobispo de México les recordó que la comunión es algo fundamental en la Iglesia, la comunión con Dios y con los hermanos entre sí: “No somos Iglesia si no vivimos en comunión”, les recordó.

También animó a los representantes de las tres rectorías del decanato para que hagan el esfuerzo y den un paso adelante a fin de cumplir los requisitos necesarios para que los templos sean elevados a parroquias.

 

“Rueguen por nosotros”

Los jóvenes del 1er. Decanato de la VIII Vicaría fueron presentados al Sr. Arzobispo por el P. Juan Cadena, responsable de la Pastoral Juvenil de la Vicaría, quien viene trabajando en este proyecto desde hace dos años.

Entre los programas que presentó al cardenal Rivera la coordinadora de la Pastoral Juvenil del decanato, María Vázquez, está la realización de actividades recreativas y de formación, como un taller de coros, celebración de la Pascua Juvenil decanal y la grabación de un disco titulado Redentoris Mater, que incluye diez temas misioneros, y el cual le fue entregado como regalo.

Los jóvenes también manifestaron al Arzobispo de México su alegría por haber descubierto el amor de Dios y por ser parte de la Iglesia, donde encuentran amistad, solidaridad, cariño, respeto, y hermanos que se preocupan unos por otros.

No obstante, también compartieron sus preocupaciones y anhelos, como un joven de la Parroquia Santo Tomás, quien pidió: “Rueguen por nosotros, los jóvenes; recen por nosotros porque estamos en crisis, vemos a muchos que están en las drogas, en la perdición, que no se acercan a Dios”.

Durante la reunión, el Card. Rivera Carrera se dio un espacio para bromear con los chavos y motivarlos a expresarse; les agradeció su trabajo y los invitó a seguir adelante poniendo cada uno su carisma, sus capacidades, al servicio de la Iglesia. “Siempre unidos para dar testimonio y compartir el  amor de Cristo”.

La Visita Pastoral al 1er. Decanato concluyó con la celebración de la Eucaristía. En su homilía, el cardenal Norberto Rivera invitó a los católicos a mantenerse fieles a la Palabra de Dios, porque “Jesús nos ha dicho: ‘si se mantienen fieles a mi Palabra, conocerán la verdad, y la verdad los hará libres’”.

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5359Sun, 11 May 2014 00:00:00 GMT
“La Iglesia necesita de la imaginación y audacia de los jóvenes”III Visita Pastoral / Vicaría III. 4to. Decanato

 

“La Iglesia necesita de la imaginación y audacia de los jóvenes”

 

• El Card. Rivera consideró que estos son factores indispensables para recorrer nuevos caminos en la evangelización.

 

Francisco Luna Macías

En la Visita Pastoral que el Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera realizó el 11 de abril, los fieles le presentaron realidades, dificultades y retos que implica dar a conocer el Evangelio, especialmente entre las nuevas generaciones, al tiempo que el Arzobispo de México celebró el buen ánimo de la juventud del 4to. Decanato de la III Vicaría Episcopal, en compañía de su Obispo Auxiliar Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca.

 

Imaginación y audacia

Paulina Casillas y Dante Isaac Torres, ambos de la Parroquia Cristo Rey; Cecilia Romero y Jonathan Rodríguez, de San Juan Crisóstomo, en la reunión con el Sr. Cardenal Rivera Carrera pidieron turno para expresarle varios puntos de vista, como explicarle que la falta de más  presencia juvenil podría tener origen en que se considera que las agrupaciones en la Iglesia son, más bien, para gente adulta.

El Sr. Arzobispo respondió: “Si eso fuera cierto, qué tristeza, porque la Iglesia los necesita pero no para el futuro sino para hoy, para experimentar la alegría y la audacia de ustedes los jóvenes, para que con su imaginación recorran nuevos caminos en la evangelización que las anteriores generaciones no hemos recorrido, y que propongan nuevas formas de atraer a los alejados”.

Por ello, se congratuló por que la juventud reunida en la Parroquia San Ramón Nonato, le explicara iniciativas como las predicaciones públicas, con las que “esperamos que alguien que vaya pasando los escuche y acepte a Jesucristo, porque ahí podría encontrar la salvación”, indicó el Sr. Cardenal.

 

Predicaciones públicas

El Sr. Cardenal preguntó cómo realizan esta dinámica en las comunidades. La joven Paola le explicó que los jóvenes acuden a un kiosco o plaza pública a predicar la Palabra de Dios y que, como resultado, llegan a reunir a alrededor de 400 personas de todas las edades.

Surgieron otras inquietudes, por ejemplo, muchos se preguntaban si había algunas actividades posteriores a la Primera Comunión. Los mismos jóvenes de la Parroquia San Ramón Nonato respondieron que realizan los llamados Cursos de Escuela de la Fe, con los que continúan su preparación.

El Sr. Cardenal les preguntó también si había ahí jóvenes con la intención de contraer Matrimonio, y cómo se preparaban para ese compromiso sagrado. Por las actividades que realizan, como las predicaciones públicas, les dijo: “Veo que le echan ganas; espero que continúen compartiendo la Palabra para que tengamos esa Iglesia viva, alegre, para que los demás vean el entusiasmo de que tenemos a Cristo presente entre nosotros”.

 

Surgen más vocaciones

Aun cuando son constantes las dificultades para hacer que los jóvenes descubran su vocación al sacerdocio y la vida consagrada, en el 4to. Decanato hay algunos candidatos a inscribirse al curso introductorio del Seminario Menor, como el joven Félix Alfonso, quien ya se encuentra casi a la mitad de la preparación en el Seminario Mayor. También hacia la vida religiosa, donde la joven Montserrat, de la Parroquia San Juan Crisóstomo, se prepara con las Hermanas Dolorosas.

Rogelio Mendoza, de la Parroquia San Felipe de Jesús, hizo una petición a la comunidad reunida con el cardenal Rivera Carrera: “los jóvenes queremos una Iglesia joven, viva, fructífera, por lo que queremos que nos acepten así como somos y con nuestra forma de comunicarnos”. 

 

Promotores de la Iglesia

El Sr. Cardenal quiso conocer las expresiones juveniles y de los agentes laicos. Preguntó si había facilidades para los jóvenes por parte del Centro de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas, y la respuesta es que dan horarios accesibles para que acudan aquellos que cursan los diferentes niveles escolares, y que ellos se vuelven promotores para invitar a más jóvenes a que participen en la Iglesia.

Al darles oportunidad a los fieles de expresarse, el Sr. Cardenal escuchó el funcionamiento de los equipos misioneros parroquiales, donde una señora le explicó: “de inicio, da un poco de nervios salir a compartir el Evangelio, pero poco a poco se vuelve más fácil y la Palabra de Dios nos anima a seguir adelante, y también el ver que más personas se acercan a Cristo”; muestra de ello es la formación de más casas de oración, explicaron al Sr. Arzobispo.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5358Sun, 11 May 2014 00:00:00 GMT
Sesiona Card. Rivera en Consejo de Economía de la Santa SedeSesiona Card. Rivera en Consejo de Economía de la Santa Sede

Por vez primera sesionó en la Santa Sede el nuevo Consejo de Economía, en el que participa, por invitación del Papa Francisco, el Arzobispo de México Sr. Card. Norberto Rivera Carrera, junto con otros siete cardenales de distintas iglesias particulares del mundo y un grupo de expertos laicos.

Este nuevo Consejo de Economía fue establecido por el Santo Padre el pasado 24 de febrero a través de un Motu Proprio, documento que establece “la importancia y responsabilidad de la Iglesia de proteger y gestionar cuidadosamente sus propios bienes, a la luz de la misión evangelizadora, con la atención especial a los más necesitados”.

El Santo Padre aconsejó durante esa primera reunión a los cardenales y a los expertos: “No hay que abandonar este camino (…) la transparencia y la eficiencia… son para esto”. Añadió: “Estos cambios reflejan el deseo de poner en marcha la necesaria reforma de la Curia para servir mejor a la Iglesia y la misión de Pedro. Es un reto importante que requiere lealtad y prudencia”.

El Papa Francisco les dijo además: “El camino no será fácil y necesita coraje y determinación. Una nueva mentalidad de servicio evangélico debe establecerse en las diversas administraciones de la Santa Sede. El Consejo para la Economía juega un papel importante en este proceso de reforma; tiene la tarea de supervisar la gestión económica y vigilar las estructuras y las actividades administrativas y financieras de estas administraciones (…); lleva a cabo sus actividades en estrecha relación con la Secretaría de Economía”.

El Sr. Card. Rivera Carrera se encuentra en Roma para atender asuntos relacionados con las distintas Comisiones de las que forma parte, y participará próximamente de la visita Ad Limina de los Obispos de México, que iniciará este 12 de mayo.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5353Sun, 11 May 2014 00:00:00 GMT
Católicos renuevan en Catedral su fe durante la Semana Santa

Católicos renuevan en Catedral su fe durante la Semana Santa

 

DLF Redacción

 

DOMINGO DE RAMOS

“Proclamemos nuestra fe en Cristo”

La Arquidiócesis de México llamó a los fieles a asumir un auténtico papel protagónico durante la Semana Santa que recién concluyó, al participar en la serie de celebraciones presididas por el Sr. Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera en la Catedral Metropolitana de México, y poner en práctica las enseñanzas adquiridas en la llamada Semana Mayor, que comenzó con el Domingo de Ramos, donde el Sr. Cardenal recordó a los fieles que Jesús sabía que en Jerusalén iba a ser crucificado, sin embargo, “Cristo les sigue proclamando el mensaje del Padre y continúa realizando ante ellos signos de salvación”.

Muchos fieles acudieron al primer templo arquidiocesano para llevar a bendecir sus palmas, donde el Sr. Cardenal los invitó a reflexionar sobre el simbolismo de éstas, que va más allá de un simple recuerdo que se lleva a casa, pues implica reconocer a Jesús como rey: “El mensaje de salvación personal y comunitaria que Cristo nos hace al entrar a su Pasión. Jesús, El Mesías, El Salvador, ha sido enviado a todos y busca a todos: sabe muy bien que en Jerusalén están sus enemigos y va a su encuentro, porque aunque ellos busquen eliminarlo, Jesús no es enemigo de nadie”, explicó.

Más aún, recalcó el Sr. Card. Rivera en su homilía: “A los que considera sus enemigos, Cristo les sigue proclamando el mensaje del Padre y continúa realizando ante ellos signos de salvación”. Ahora bien, les explicó que “la alegría de las palmas lleva consigo la mezcla de la amargura por el desconocimiento y el odio hacia Cristo. Mientras el pueblo sencillo grita: “¡Hosanna!”, porque está convencido de que la esperada salvación está llegando en Jesús, hay quien no alcanza a comprender y reduce a Cristo a un simple profeta que viene de Nazaret”.

En su homilía, distinguió la aparente contradicción entre la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y la Pasión, donde se describen los dolores y la muerte del Salvador, y que puede comprenderse mejor si se entiende el mesianismo de Jesús, y si se precisa en qué consiste la misión que el Padre le encomendó al Salvador.

 

“Su reino no es de este mundo”

Marcó la diferencia entre lo que el Pueblo escogido alimentó por siglos sobre la idea de que el Mesías tenía que ser un representante divino, glorioso, no sólo en lo religioso sino también lo político, social, y aun en el aspecto militar. Pero, “El mesianismo de Jesús es totalmente ajeno a esta concepción, pues su horizonte no es el triunfo personal ni la conquista política y social, y mucho menos el dominio por la fuerza. Su mesianismo va a lo profundo del ser humano, a salvarlo del pecado, a liberarlo de toda clase de esclavitudes, a darle trascendencia llevándolo hasta la vida eterna”.

De ahí que: “Con claridad Jesús ha proclamado que: ‘Su reino no es de este mundo’, para acentuar que sus objetivos son muy distintos a los de los soberanos terrenos. Zacarías lo ha profetizado como ‘Rey humilde y pacífico’, caballero de un borriquillo, profecía que vemos se ha cumplido literalmente el Domingo de Ramos, ya que el triunfo de Cristo es paradójico, pues no se trata de una entrada en la ciudad conquistada gracias a carros de combate, sino a una victoria que va a nacer de la aparente derrota en la Cruz”.

Por ello, hizo un llamado a los fieles: “Proclamemos nuestra fe en Cristo muerto y resucitado. Proclamemos hoy el amor que nos salva y que genera en nosotros amor. Todos los cristianos, siguiendo a Cristo principio de vida, en la alegría y en el sacrificio de nuestra vocación, mediante nuestro amor fiel, podemos convertirnos en testigos del misterio de amor que el Señor ha revelado al mundo con su muerte y resurrección.

 

JUEVES SANTO

“Violencia, pobreza y corrupción, hieren a Cristo”

Transcurrieron los primeros días santos (Lunes, Martes y Miércoles) de la llamada Semana Mayor, donde se llevaron a cabo los rosarios vespertinos en la Catedral Metropolitana de México como preludio a las actividades del Jueves Santo, que marcaron el inicio del Triduo Pascual con la Misa Crismal presidida por el Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, acompañado por sus Obispos Auxiliares, Vicarios Episcopales, los venerables cabildos Metropolitano y de Guadalupe, y presbíteros.

Al acudir a renovar las promesas sacerdotales, el Sr. Cardenal les hizo la petición, al igual que a la Iglesia en su conjunto, a que no permanezcan indolentes ni indiferentes ante el sufrimiento del pueblo, sobre todo en un país que parece no tener esperanzas, crucificado por la pobreza, la violencia y la corrupción, porque son “tres clavos que se hunden al fondo de la carne de Cristo”.

En su homilía, el Card. Rivera Carrera llamó a todo el presbiterio a seguir el modelo del Papa Francisco y de sus antecesores Juan Pablo II y Juan XXIII, quienes serán canonizados este 27 de abril, fiesta de la Divina Misericordia, para vivir su ministerio siempre disponibles, pacientes y misericordiosos, saliendo al encuentro de los alejados, los pobres, los enfermos y los más necesitados.

“No olvidemos, queridos hermanos en el ministerio sacerdotal, que al ser crismados fuimos hechos alter Christus, fuimos ungidos para anuncia la Buena Nueva a los pobres, curar los corazones afligidos, para dar la libertad a los cautivos, consolar a los desolados, cambiar las lágrimas en aceite perfumado de alegría, el abatimiento en cánticos, y para anunciar el año de gracia del Señor”, también les solicitó.

Su ejemplo –dijo–  “es una obligación evangélica” frente al dolor de tantos que han sufrido la pérdida de sus seres amados, la desintegración y separación de sus familias, la pérdida de la paz y la seguridad que no garantiza el Estado”, porque “la Iglesia, si quiere ser fiel a su Señor, no puede permanecer ni indiferente ni indolente ante el sufrimiento de nuestro pueblo, si así lo hiciera, se perdería a sí misma”.

También los exhortó a seguir el ejemplo de Juan XXIII, quien “con su bondad conquistó al mundo, el Pastor que nunca se cansó de buscar e implorar la paz, y que trabajó por las unidad de los cristianos”.

“Y a nuestro muy amado Juan Pablo II, pastor infatigable, devoto ferviente de la Morenita, como le gustaba llamar a la Virgen de Guadalupe, quien el 26 de enero de 1979, en esta misma iglesia Catedral, celebró su primera Misa en tierras mexicanas y acuñó la frase: ‘México siempre fiel’”, continúo.

El Arzobispo de México compartió con el presbiterio y fieles laicos que participaron de la celebración que marca el inicio de Triduo Pascual, su participación en la ceremonia de canonización de los dos Pontífices, “ahí estaré en Roma haciéndolos presentes a todos ustedes, encomendándolos a la intercesión de estos dos grandes y santos pastores”.

Al pueblo de Dios le agradeció por su cercanía y cariño “porque pese a nuestras miserias, siguen viendo en nosotros a Jesús”, y le pidió “no nos dejen solos, no dejen de rezar por nosotros, pidan a diario a Dios que nos haga pastores según su corazón”.

Como ya es tradición, durante la Misa Solemne, también llamada “fiesta sacerdotal”, el Card. Rivera Carrera bendijo los Santos Óleos que se utilizan para los Sacramentos durante todo el año en las diferentes parroquias de la Arquidiócesis de México.

 

Cinco nuevos canónigos para Catedral

El mismo Jueves Santo, en el marco de la Misa Crismal, el Card. Norberto Rivera Carrera presentó oficialmente a cinco nuevos canónigos de la Catedral Metropolitana de México. Se trata de los presbíteros: Hugo Valdemar Romero, José de Jesús Aguilar, Julián López Amozurrutia, Ricardo Valenzuela y Francisco René Espinosa.

A quienes se dirigió: “Es mi deseo que se unan a mi ministerio en el culto sagrado, el gobierno, la administración y la atención pastoral de nuestra Iglesia madre; más que un honor –que lo es–, es un compromiso de servicio a nuestra Iglesia arquidiocesana”, manifestó el Sr. Cardenal.

Seguidamente los cinco nuevos canónigos recibieron su nombramiento y cada uno hizo su profesión de fe, para reiterar su fidelidad a la Iglesia, a su doctrina y, sobre todo, para comprometerse debidamente con el encargo encomendado. Después hicieron el juramento de cumplir con diligencia las tareas que se les encomienda en la Catedral Metropolitana de México, entre ellas, celebrar la Liturgia de las Horas con miras a la santificación del pueblo, la celebración Eucarística y el trabajo pastoral.

Posteriormente, el Card. Rivera Carrera les hizo entrega de los símbolos de su nueva dignidad de canónigo: la muceta que significa la prontitud del servicio ministerial que realizarán en la Santa Iglesia Catedral y una medalla con la imagen de nuestra Señora Asunta a los Cielos (patrona del templo).

Para finalizar, el Arzobispo de México designo a cada uno de los Señores Canónigos su lugar en el Coro Catedralicio. El nombramiento del Sr. Arzobispo se basa en la potestad que le confiere el Código de Derecho Canónico de “conferir las canonjías tan solo a sacerdotes que, destacando por su doctrina e integridad de vida, hayan desempeñado meritoriamente su ministerio”.

 

LA MISA DE LA CENA DEL SEÑOR

“La Iglesia no puede entenderse sin la Eucaristía”

Por la tarde del Jueves Santo, el Sr. Card. Norberto Rivera Carrera presidió la Misa de la Cena del Señor en la Catedral Metropolitana de México, con la que se recuerda la Institución de la Eucaristía, y explicó que la Iglesia no puede entenderse y “no puede edificarse si no es en torno a la Eucaristía, es decir, en torno a Jesucristo vivo, presente en el pan y en el vino”.

En su homilía, el Card. Rivera aclaró que esta celebración no es invención humana ni fruto de la evolución de un rito, sino institución de Cristo, y que para los bautizados debe ser la celebración de su propia Pascua: “paso de la muerte a la vida, paso de las tinieblas a la luz, paso de la esclavitud a la libertad”.

Agregó que, así como Cristo dijo: “Tomen y coman, esto es mi cuerpo que se ofrece en sacrificio por ustedes”; los cristianos debemos decir: tomen mi tiempo, mi amistad, mi atención, mis capacidades, mi alegría, lo pongo a su disposición, para que tengan vida, para que crezcan, para que se desarrollen, para que puedan resucitar”, pues “solo así celebraremos la Eucaristía y lo que esta significa”.

Como es tradición, durante la celebración Eucarística, el Sr. Arzobispo lavó los pies a doce seminaristas como un gesto de amor y servicio al Pueblo de Dios, y al término de la Misa realizó la procesión con el Santísimo Sacramento hasta el Altar de los Reyes.

Cientos de fieles hicieron lo propio una vez que se permitió el acceso al mismo altar en el marco de la tradicional “Visita de las Siete Casas” cuyo recorrido, como ya es costumbre, inicia en la Catedral de México, y continúa en otros templos del Centro Histórico.

 

VIERNES SANTO

“La cruz de Cristo nos libró de la muerte”

Al día siguiente, se realizó la conmemoración del Viernes Santo en la Catedral, celebración definida por el Sr. Card. Norberto Rivera Carrera como un momento litúrgico particularmente intenso y conmovedor en donde se privilegió la contemplación y el silencio ante el misterio. “Escuchemos lo que Cristo nos dice desde lo alto de la cruz: ‘Ustedes que van por la calle, levanten la mirada y vean si hay un dolor tan grande como el mío’”.

Durante esta conmemoración, que es considerada una de las principales celebraciones de la Semana Santa en la Iglesia Católica por ser el día en que se recuerda la Muerte de Jesús de Nazaret, se llevó a cabo la proclamación del relato completo de la Pasión según san Juan, cuya lectura es realizada por varios participantes.

Más tarde, indicó: “San Pablo nos ha dejado un resumen magistral del misterio pascual que contemplamos: ‘Hermanos... yo les he transmitido lo que yo mismo recibí, que Cristo murió por nuestros pecados, que fue sepultado y que resucitó al tercer día según las escrituras, y Cristo Jesús fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación’”.

De acuerdo con lo pronunciado por San Pablo, “podemos percibir claramente dos niveles distintos y complementarios. En primer lugar, anuncia lo que es el acontecimiento, lo que es historia: Cristo ha muerto, Cristo ha resucitado. En segundo lugar, nos descubre el significado del acontecimiento: por nuestros pecados, para nuestra justificación”.

Explicó que: “El misterio pascual que estamos celebrando, antes de ser un misterio, es una realidad histórica. Este Viernes Santo detengámonos un poco a contemplar algunos de los pasajes de la Pasión y dejémonos, como san Francisco, sumergir y hundir en la meditación para impresionarnos por los estigmas del Salvador”.

A continuación, el Sr. Arzobispo de México presentó unas breves reflexiones sobre la agonía en Getsemaní y sobre la flagelación, para tratar de explicar el dolor y el sufrimiento espiritual y corporal de Jesús, y recordó cómo muchos seres humanos han experimentado momentos de angustia, de miedo, de abandono, de desprecio, “todo aquel que haya vivido momentos de oscuridad, en donde se pierde el vacío de la existencia y lo absurdo de todo lo que nos rodea, quizá pueda alcanzar a comprender algo de la angustia de Getsemaní, ya que ahí está Jesús”.

Señaló que aun cuando las penas y sufrimientos espirituales siempre serán más desgarradores y profundos que los dolores físicos, describió que el sufrimiento corporal de Jesús fue aún mayor que recibir los treinta y nueve azotes que marcaba la flagelación reglamentada por los judíos, porque luego vino la coronación de espinas, el cargar la cruz y ser crucificado.

Pero Jesús no quiere nuestra compasión por Él: “No lloren por mí, lloren más bien por ustedes mismas”, les dice Jesús a las mujeres en el camino al Calvario. Sobre esto que dijo el Salvador, el Sr. Cardenal indicó: “¿Por qué debemos llorar por nosotros mismos?, porque si el Señor ‘Ha muerto por nuestros pecados’, y ‘ha resucitado para nuestra justificación’. Así la Pasión y la Muerte de Jesús se convierten en anuncio de salvación para todos los creyentes”.

Por ser una de las conmemoraciones más importantes de la Semana Santa, el Sr. Cardenal elevó plegarias porque: “esta tarde sea para nosotros, tarde de silencio contemplando al crucificado, tarde de oración y de plegaria ante nuestro sumo sacerdote suspendido entre el cielo y la tierra, tarde de adoración y agradecimiento a Jesús que por su cruz nos ha librado de la muerte, tarde de silencio y acompañamiento junto a María que nos dio tal redentor, tarde de esperanza porque nuestra Semana Santa no termina en viernes de sepultura sino en Domingo de Resurrección”. El Sr. Cardenal así como los señores canónigos, presbíteros, seminaristas y fieles, se inclinaron ante la cruz por ser “símbolo de vida y esperanza”.

 

VIGILIA PASCUAL

“Amemos la luz como verdaderos cristianos”

Se realizó la Vigilia Pascual el Sábado Santo por la noche, celebración presidida por el Sr. Card. Norberto Rivera, quien pronunció una homilía donde cuestionó: “¿Estamos dispuestos a vivir la Pascua como espejos de la Luz de Cristo, ser hombres nuevos que tienen rostro de resucitados, y hombres robustos que se alimentan con el Pan de la Eucaristía?”

En esta conmemoración que dio inicio en la noche sabatina en la Catedral Metropolitana de México, el Sr. Cardenal explicó en su homilía que “Cristo Resucitado nos inunda con su Luz y Fuego, ahuyentando la oscuridad de nuestros pecados; se hace Palabra, recordándonos la historia de la salvación; nos invita a lavarnos y purificarnos con el agua que brota de Su Costado, renovando nuestro Bautismo y nuestro compromiso de vivir como hijos de la luz; y, finalmente, nos lleva a la mesa de Eucaristía donde nos hace participar del banque de su vida divina y resucitada en nuestra alma”.

Indicó que el Sábado Santo es la ocasión en que todos los creyentes se unen a la Iglesia junto al sepulcro del Señor para meditar su Pasión y Muerte, pero no se celebra el Santo Sacrificio de la Misa mientras que el altar permanece desnudo. Esto es en razón de que “la liturgia ha querido hacernos sentir, con toda la fuerza, el vacío de la ausencia de Cristo”. Por ello, es el “Día del Gran Silencio”, como señala en su enseñanza el Sr. Cardenal.

La desolación es previa a la Vigilia Pascual, “que  la Vigilia Pascual nos inunda con la densa presencia del Señor resucitado, que emerge con toda Su fuerza divina y luminosa de las honduras de la muerte para arrastrar tras sí a todos los que han de participar de la verdadera vida, que no puede extinguirse, y que desde la tierra se proyecta a la eternidad”.

Es así como “Cristo resucitado es Luz que ilumina los rincones de nuestra historia y de nuestra vida personal, y nos hace pasar de las tinieblas del pecado y de la muerte a la luz de la gracia y de la vida. Iluminados en y con la luz de Cristo Resucitado, Dios nos habla y nos cuenta las maravillas que hizo desde los orígenes del mundo por todos nosotros, para que escuchando nos llenemos de gratitud y confianza”.

Se considera también que es un día en que se renuevan las promesas del Bautismo, porque “nos hace sus hijos, signados con la señal de la cruz y con el óleo perfumado de Dios. Esa fuente bautismal nos recuerda a todos hoy que hemos renunciado a Satanás y a sus engaños y mentiras, y que hemos profesado nuestra fe en Dios. Ya hijos nos invita a la mesa para alimentarnos con el Pan de Vida y de Inmortalidad, para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”.

Habló acerca de que los cristianos lleven la luz a todos lados: “la Resurrección de Cristo nos compromete a ser cristianos que caminemos en la luz, a ser cristianos que amemos la luz, a ser cristianos que nos dejemos iluminar por la luz de Cristo y trasmitamos esa luz a todos los rincones: a nuestra casa, a nuestra oficina, a nuestra facultad. Nos compromete a defender esa luz en nuestra vida con nuestras palabras y nuestro testimonio”.

Invitó a la comunidad a que, como cristianos, “llevemos la Palabra de Dios a nuestro alrededor. Leamos la Palabra de Dios en Familia. Meditémosla en grupos. Llevémosla allá donde nadie llega, mediante el apostolado. Llevemos con orgullo esta vida nueva y libre, marcada con la cruz santificadora y salvadora de Cristo y con el óleo perfumado de Dios que recibimos el día del Bautismo”.

Todo cristiano tiene muchas oportunidades de llevar la luz, porque “¡Cuántos rincones esperan el buen olor de Cristo a quienes debemos llevar con nuestra presencia, con nuestra palabra, con nuestro testimonio honesto y justo!”, concluyó.

 

DOMINGO DE PASCUA

“La humanidad necesita encontrar a Cristo”

Las conmemoraciones del Domingo de Pascua marcaron el final de la Semana Mayor, mediante la ceremonia encabezada por el Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, quien se dirigió nuevamente a la comunidad para invitar a los fieles a hacer la profesión de fe de santo Tomás, “porque la humanidad espera de los cristianos un testimonio renovado de la Resurrección de Cristo; necesita encontrarlo y poder conocerlo como verdadero Dios y verdadero Hombre”.

Esta festividad, también llamado Domingo de Resurrección, está considerada como la más importante del cristianismo donde se conmemora la resurrección de Cristo al tercer día después de la crucifixión, y marca el final de la Semana Santa, pero también el inicio del periodo de 50 días de Tiempo Pascual, que finaliza con la celebración del Domingo de Pentecostés.

Durante la Misa de Pascua celebrada en la Catedral Metropolitana de México, el Sr. Arzobispo afirmó que la resurrección de Cristo “es el fundamento de la fe y la esperanza cristiana”. Recordó al Apóstol Tomás, quien no creyó el testimonio que dieron los otros apóstoles, cuando se les apareció en el Cenáculo. “Ocho días después, Jesús vino por segunda vez al Cenáculo le dijo: ‘Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y ¡no seas incrédulo sino creyente!’ La respuesta del apóstol es una conmovedora profesión de fe: ‘¡Señor mío y Dios mío!”

El Sr. Cardenal invitó a los fieles a renovar la profesión de fe de Tomás, “porque la humanidad espera de los cristianos un testimonio renovado de la Resurrección de Cristo; necesita encontrarlo y poder conocerlo como verdadero Dios y verdadero Hombre. Si en este Apóstol podemos encontrar las dudas y las incertidumbres de muchos cristianos de hoy, los miedos y las desilusiones de innumerables contemporáneos nuestros, con él podemos redescubrir también con renovada convicción la fe en Cristo muerto y resucitado por nosotros.”

El cardenal Rivera señaló que “el Señor resucitado ya no muere más. Él vive en la Iglesia y la guía firmemente hacia el cumplimiento de su designio eterno de salvación”, ya que “cada uno de nosotros puede ser tentado por la incredulidad de Tomás. El dolor, el mal, las injusticias, la muerte, especialmente cuando afectan a los inocentes, la violencia, la crisis. No obstante, justo en estos casos, la incredulidad de Tomás nos resulta útil, porque nos ayuda a purificar toda concepción falsa de Dios y nos lleva a descubrir su rostro auténtico: el rostro de un Dios que, en Cristo, ha cargado con las llagas de la humanidad herida. ¡Cuántas heridas, cuánto dolor en el mundo! No faltan calamidades naturales y tragedias humanas que provocan innumerables víctimas e ingentes daños materiales”, dijo.

Añadió: “A través de las llagas de Cristo resucitado podemos ver con ojos de esperanza estos males que afligen a la humanidad. En efecto, resucitando, el Señor no ha quitado el sufrimiento y el mal del mundo, pero los ha vencido en la raíz con la superabundancia de su gracia. A la prepotencia del Mal ha opuesto la omnipotencia de su Amor. Como vía para la paz y la alegría nos ha dejado el Amor que no teme a la Muerte. Que os améis unos a otros –dijo a los Apóstoles antes de morir– como yo os he amado”.

Finalmente, afirmó que “Cristo resucitado está vivo entre nosotros, Él es la esperanza de un futuro mejor. Mientras decimos con Tomás: “¡Señor mío y Dios mío!”, resuena en nuestro corazón la palabra dulce pero comprometedora del Señor: “El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5309Sun, 27 Apr 2014 00:00:00 GMT
Sacerdocio, una profesión con futuro: Card. Rivera

Sacerdocio, una profesión con futuro: Card. Rivera

 

Francisco Luna Macías

Hay motivos de gratitud al cumplirse el 50 Aniversario de la inauguración del Seminario Menor (Casa Huipulco), que clausuró su año jubilar con una celebración presidida por el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien dedicó su homilía a los estudiantes que se preparan en ese recinto formativo y, en general, a la juventud de esta Arquidiócesis.

En estos tiempos actuales, en que las personas llegan a pensar que los jóvenes que eligen el sacerdocio no tienen ningún futuro, por ser algo “perteneciente al pasado”, el Arzobispo de México dijo a los seminaristas que tomaron la decisión correcta, porque “las comunidades siempre tendrán necesidad de Dios”.

Indicó el reto que tienen dentro de la vocación sacerdotal: “Si las comunidades no perciben a Dios, sentirán un vacío; de ahí que muchos de sus miembros busquen las drogas y el alcohol, sustancias que tanto amenazan a la juventud. El mundo necesita de los sacerdotes hoy, mañana y siempre, de acuerdo con la promesa que Dios hiciera a su pueblo: ‘Les daré pastores’, y sí Dios los ha elegido a ustedes ¡qué bueno!”, se congratuló.

En su mensaje, también dirigido a la juventud de esta Arquidiócesis, explicó “¿qué es lo más importante para un seminarista?Lo más importante es que se haya encontrado con Jesucristo. Quien quiera ser sacerdote debe ser un hombre de Dios, para que transmita el mensaje de Dios entre los hombres, y que aprenda a vivir en contacto con Él a través de la oración constante”.

De ahí la importancia que sean hombres que estén dispuestos a hacer de la Eucaristía el centro de su relación con Dios, “y que vean en Jesucristo el centro de todas sus jornadas, porque el Pan que recibimos es el Señor Sacramentado. Que Él sea siempre el alimento de nuestra vida, y el que modele nuestra vida de acuerdo con el modelo del esplendor divino”.

Explicó el Sr. Cardenal que también hay otros aspectos importantes en la vida del sacerdote, como el hecho de “entender y amar la liturgia de la Iglesia”. Habló del Sacramento de la Reconciliación, y recordó la escena donde el Papa Francisco se hallaba de rodillas frente a un sacerdote para confesarse.

 “Aprecien la piedad popular –les dijo el Arzobispo a los seminaristas– porque sería erróneo excluirla. A través de ella, penetra la fe en el corazón de los hombres y es patrimonio de la Iglesia Universal; si bien debe purificarse, es importante para que nos integremos plenamente como pueblo de Dios, además de ser un instrumento invaluable”.

Hizo mención además de que “para todos es claro que el seminario no es el edificio, el seminario está formado por los seminaristas, sacerdotes formadores y bienhechores, además de los que hicieron este edificio, y todos los que trabajan a favor del seminario”. Estuvo acompañado de sus Obispos Auxiliares, sacerdotes formadores y seminaristas, reunidos para esta ocasión del cierre del año jubilar en la capilla del Seminario Menor.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5291Sun, 20 Apr 2014 00:00:00 GMT
¡Que la alegría de la Pascua llene sus corazones! 

Mensaje de Pascua 2014

 

¡Que la alegría de la Pascua llene sus corazones!

 

Con ocasión de la Pascua de este año 2014, extiendo mi más cordial felicitación, junto con mi Consejo Episcopal, a todos los fieles católicos, en particular quienes son las nuevas generaciones, a los miembros de las demás tradiciones cristianas y tradiciones no cristianas, y a toda persona de buena voluntad de esta Ciudad de México.

Con ustedes deseo recordar la luz del cirio que solemos encender en la celebración de la Vigilia Pascual. Esta luz, que nació de unas brazas en medio de la noche y que comenzó a brillar tímida y solitaria en medio de una gran oscuridad, significa la Resurrección de Cristo. Ésta, aunque muchos pintores e incluso escultores han tratado de representarla, permanece como un misterio luminoso en medio de la tristeza y el dolor de aquella noche en la que se encontraban los discípulos. Las mujeres, que fueron al sepulcro al amanecer, fueron sorprendidas por la ausencia del Señor y la certeza del anuncio de los ángeles: “Él no está aquí, porque ha resucitado…” (Mt. 28,6)

La resurrección del Señor comenzó a brillar débilmente en los corazones, pero se fortaleció y se hizo más clara hasta que Él se les apareció, por citar dos casos: a María en el huerto o se hizo compañero de camino de los discípulos que iban rumbo a Emaús. Su presencia y su palabra eran necesarias para consolidar el gozo pascual en los suyos.

Esta llama solitaria pero invencible se expandió una vez que se dijo por segunda vez dentro de la Vigilia Pascual: “Cristo, luz del mundo” y cada uno de los fieles asistentes encendió su propio cirio tomando el fuego de quien es la Luz del mundo. El corazón de la comunidad reunida se llena de alegría porque Cristo nos otorga la paz, como lo hizo con sus discípulos en el cenáculo, nos libra de la vergüenza de haber fallado y del desánimo ante su afrentosa muerte de Cruz. La llama del Resucitado nos da valor como a los dos discípulos de Emaús, para invitar al desconocido y vencer la desconfianza, muy característica de quienes se sienten decepcionados.  Así mismo, nuestra fe, simbolizada en la propia vela, viene de Cristo resucitado y tiene como finalidad ser eficaz y duradera.

Este es el pregón Pascual que deseamos compartir a toda la humanidad, en particular los que pasan por noches de confusión, desánimo, desconfianza o vergüenza de haber fallado. Esta luz la ponemos delante de todos aquellos que, por los roles que desempeñan, deben conducir a otros, para que sea la luz de Cristo la que les abra horizontes de discernimiento.

Como ya lo dijo nuestro amado Papa Francisco en su exhortación apostólica, El gozo del Evangelio: “no estamos en un tiempo más difícil para vivir y evangelizar, sino en un tiempo diferente”. Esta Pascua de Cristo resucitado 2014, es diferente, única e irrepetible, pero hemos comulgado el mismo cuerpo de Cristo resucitado. Es Él quien nos vivifica y nos impulsa para que salgamos del cenáculo aislado o seguro, y nuestro testimonio sea verídico y adecuado a la necesidad de salvación de las personas y la sociedad actual.

Su servidor y el Consejo Episcopal, en conjunto, quisiéramos que nuestro abrazo de Pascua se extendiera por medio de ustedes mismos a sus amigos, vecinos y conocidos. En particular, nos gustaría que esta alegría contagiara a sus familias, comunidades menores, pequeñas casas de oración, grupos, etc. Las grandes comunidades parroquiales, educativas o sanitarias siempre necesitarán ser alimentadas por las experiencias de encuentro con el resucitado en la intimidad de las pequeñas comunidades que las componen.

Con la certeza de que el Señor seguirá guiándonos en la senda del proceso evangelizador con sentido  misionero, me despido de ustedes y los bendigo de todo corazón.

 

 

 

+ Norberto Card. Rivera Carrera

Arzobispo Primado de México

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5288Sun, 20 Apr 2014 00:00:00 GMT
“Nos bloquean y nos cortan las alas en las parroquias”: jóvenes al Card. Rivera“Nos bloquean y nos cortan las alas en las parroquias”: jóvenes al Card. Rivera

·         Pidió que se involucren más las diferentes Comisiones de Pastoral en el trabajo con la juventud.

Francisco Luna Macías

Cada joven del 5to. Decanato de la I Vicaría Episcopal, recibió personalmente el saludo del Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, quien se dirigió atentamente a la comunidad en general para solicitar que todo fiel católico apoye decididamente el desarrollo de las Vocaciones y de la Pastoral Juvenil. Esto durante la jornada de trabajo de la III Visita Pastoral realizada el 2 de abril, en la Parroquia San Isidro Labrador de la Delegación Azcapotzalco.

El Sr. Cardenal consideró importante escuchar todas las voces, las de todo aquel creyente que tiene algo que decir o que aportar para el desarrollo de los grupos juveniles parroquiales y las Vocaciones. En este Decanato, perteneciente a la I Vicaría Episcopal, de la que es titular Mons. Florencio Armando Colín Cruz, la juventud local coincidió ante el Sr. Cardenal en que hay algo especial en sus parroquias, que se tienen escuchados y atendidos por los sacerdotes de las 11 parroquias y tres rectorías, quienes saben transmitir a cada joven la alegría de vivir el Evangelio.

Federico Velázquez, Vanessa Hernández, Lizbeth de Luna García, Carlos García y Roxana Carolina Martínez, jóvenes que forman parte de las parroquias y rectorías de este Decanato, solicitaron turno para dirigirse al Sr. Cardenal para expresarle la unidad que viven los grupos juveniles en esa zona de Azcapotzalco. Alguno de los jóvenes opinó favorablemente de la labor que se realiza en la Parroquia San Miguel Arcángel, que ahora tiene una mejor presentación del templo con la remodelación del Bautisterio y el Sagrario.

El Sr. Cardenal respondió: “Veo que les gusta la convivencia, y eso es la Iglesia. También les gusta la unidad, y esa es una de las cualidades fundamentales de la Iglesia”, y les preguntó a los jóvenes:“¿Qué cosas no les gustan de su parroquia o aquellas cosas que le cambiarían?” Una joven pidió apoyo de los sacerdotes para que recomienden a un mayor número de laicos inscribirse en los cursos que se imparten en los Centros de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas.

Un joven tomó la palabra: “lo que no me gusta de mi parroquia es que hay gente que bloquea a los jóvenes; como que sienten celos y nos cortan las alas, tal vez por miedo o por temor de que les quitemos el cargo. Voy a las parroquias y siempre pasan a leer los mismos, es tiempo de tomar en cuenta a la juventud”. Alguien más expresó su sentir de que recibió mucha información cuando fue evangelizado y “no sabía cómo digerir todo ese conocimiento”.

En busca de jóvenes discípulos de Jesús

También el Sr. Cardenal dispuso un espacio de tiempo para escuchar a los presbíteros del Decanato, quienes le presentaron las acciones de Pastoral Juvenil y Vocacional de acuerdo con un cronograma de actividades, en el que incluyeron la realización de algunos retiros, las representaciones del Vía Crucis de Semana Santa, y la formación de grupos para evangelizar el entorno, según la explicación que dio el P. Victoriano de Jesús Ibáñez, encargado de Pastoral Juvenil en el Decanato.

Se le planteó al Sr. Cardenal un panorama general sobre las Vocaciones, según explicación del P. Jorge Alberto Limón, coordinador Vocacional, quien refirió que es un tema que se hace presente a los monaguillos y a los jóvenes a través del Rosario, la Hora Santa y la Misa mensual por las vocaciones, como acciones donde se invita a estos sectores a reflexionar sobre la posibilidad de dedicar su vida al sacerdocio o la vida religiosa.

“Ciertamente, los jóvenes citadinos son los que se ven más influenciados por toda clase de ideologías así como por adicciones; creo que lo más importante es que cualquier joven viva su encuentro con Jesucristo. Nosotros no buscamos a alguien que quiera ser algo en la vida, sino que buscamos a los que quieran ser discípulos de Jesús. Podrán entrar al Seminario pero es difícil que perseveren si no han encontrado que el modelo de sus vidas es Jesucristo”, especificó el Sr. Cardenal Rivera Carrera.

Opinó además que es importante que cada parroquia de esta Arquidiócesis cuente con su respectivo Plan Pastoral, al considerar que es adecuado para medir los avances, pero “más importante que el propio Plan Pastoral, es tener un espíritu misionero y evangelizador, porque si se lleva a cabo la planificación pero no cuenta con dicha dimensión espiritual, sería como hacer una labor un tanto acartonada”.

“Arreglen los papeles de las parroquias”

El Sr. cardenal abordó algunos temas de importancia para las parroquias de esta Arquidiócesis, donde solicitó a los presbíteros poner en orden los papeles y documentos oficiales cuanto antes, lo que incluye escrituras notariales, títulos de propiedad, y la regularización de pagos como el predial, al tiempo que les dio la noticia de que muchos trámites ordinarios dejaron de requerir la presentación de la protocolización que se exigía con anterioridad.

Instó además a los párrocos cambiar las cuentas bancarias y ponerlas a nombre de la asociación religiosa que representan, con la finalidad de evitar situaciones penosas, como las investigaciones en que se han visto sometidos algunos presbíteros por parte de autoridades fiscales a causa de que continúan el manejo de fondos bancarios a través de cuentas personales.

Les recordó a los presbíteros diocesanos y de órdenes religiosas, que se inscriban al CCyAS (que recientemente cambio de nombre a OCEA) para prevenir cualquier situación de incapacidad en el futuro o poder recibir una pensión por edad avanzada, al tratarse de un fondo de pensiones creado con las aportaciones de los sacerdotes en edad activa, y que sirve para dar algunos recursos económicos a los sacerdotes adultos mayores quienes reciben trimestralmente una cantidad de dinero; “estoy enterado de que reciben más de ese fondo de pensión, que lo que les está dando la Arquidiócesis de México”, les indicó el Sr. Cardenal.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5282Sun, 20 Apr 2014 00:00:00 GMT
La transformación de la Iglesia “ya no es vana ilusión”: Card. RiveraIII Visita Pastoral / VI Vicaría. 2do. Decanato

 

La transformación de la Iglesia

 “ya no es vana ilusión”: Card. Rivera

 

• Beneplácito del Sr. Cardenal porque la Iglesia comienza a dejar su forma tradicional para asumir un papel misionero.

 

Francisco Luna Macías

La variedad de movimientos, la innovación en las formas y la integración grupal, hacen que se note la fuerza y el compromiso de la juventud del 2do. Decanato, de la VI Vicaría Episcopal, al presentar sus avances y retos durante la III Visita Pastoral del Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, quien se reunió con ellos en la Parroquia Santos de América, en la colonia Villa Panamericana, de la Delegación Coyoacán, el 27 de marzo del presente año.

Las palabras pronunciadas por el Sr. Arzobispo de México durante su homilía, fueron una invitación a evangelizar, primero a través de la escucha atenta, y luego proclamar con la voz la Palabra del Señor, porque “no escuchamos ni proclamamos, cerramos nuestros oídos o nos quedamos sordos”, señaló.

Ante la juventud reunida, el Arzobispo de México puso el ejemplo de aquel muchacho que supo escuchar a tiempo los consejos de su abuelita, quien le dijo: ‘evita hacer cosas indebidas’, y él cambió su vida, y se ahorró muchos tragos amargos en lo personal, y malestares a la sociedad”.

En la ceremonia que presidió en compañía del titular de la VI Vicaría Episcopal Mons. Crispín Ojeda Márquez, llamó a la comunidad a ser misionera: “A veces, nos da pavor salir a anunciar aquello que hemos escuchado, porque esto se dificulta aun en la familia. Pareciera que es novedad la Iglesia misionera, pero es lo que hizo Cristo al llamar a los que Él quiso y luego enviarlos a proclamar, porque la Iglesia de Jesucristo o es misionera, o no es de Él”.

Posteriormente, los grupos juveniles de cada una de las 11 parroquias y seis rectorías que conforman este decanato, mostraron al Sr. Cardenal la manera en que trabajan, con impulso, innovación y buenos resultados. Tienen sus objetivos bien definidos, como en la Parroquia María Reina, donde buscan llevar a los demás jóvenes al encuentro con Jesús Resucitado.

En la Parroquia San José de las Cuevas, se realiza una evangelización de joven a joven, lo mismo que en la Parroquia Cristo Salvador. La Parroquia Santa María de Guadalupe cuenta con un grupo de acólitos que se muestran comprometidos con Cristo, aun cuando se trata de una agrupación juvenil de reciente creación. Todos mostraron ante el Sr. Cardenal una alegría contagiosa en Cristo Jesús, al grado que reflejaban una auténtica comunión entre ellos.

Cada grupo, con los recursos a su alcance, realiza su mejor esfuerzo, como en la Rectoría Jesús Obrero, donde organizan espacios para compartir la Palabra y convivir con la comunidad. También presentaron innovaciones que realizan en la Parroquia la Esperanza de María en la Resurrección del Señor, donde hay agrupación teatral juvenil y el fomento del espacios para el sano esparcimiento, así como la respuesta juvenil a “Encuentro con México”, en ayuda a las comunidades más necesitadas en otros estados del país, entre otros movimientos y carismas de los sectores juveniles.

Durante la reunión que sostuvo previamente el Sr. Cardenal con los presbíteros del 2do. Decanato, le fue presentado el Plan Pastoral para el trienio 2014-2016, donde se busca fortalecer el proceso evangelizador, así como consolidar y vincular los Consejos Pastorales, especialmente para la promoción vocacional y la atención de los sectores juveniles, así como atender simultáneamente la Catequesis infantil, de Adultos y la Liturgia.

En esa reunión, les manifestó: “Me anima ver que en este 2do. Decanato se han comprometido a transformar la Iglesia en misionera, porque hubo un tiempo en que esto sonaba como vana ilusión. Pero después de Aparecida, y con la llegada de un Papa latinoamericano, las dudas se disiparon, y nuestro ministerio debe tener sentido en este contexto. Veo que tienen un planteamiento bien hecho”.

Cuando le preguntaron: “¿Qué más podemos hacer para ayudar a la Arquidiócesis?” El Sr. Cardenal respondió: “El camino es concreto, tenemos ocho Vicarías donde el Sr. Obispo hace presente al Arzobispo. Me siento apoyado, fortalecido, cuando veo a cada sacerdote comprometido y que organiza a la comunidad. Cuando alguno quiere hablar personalmente conmigo, siempre es atendido, ya sea en la Curia, en eventos diocesanos, y aunque no puedo estar en todas partes, siempre que puedo, los escucho y hago oración por cada uno de ustedes”.

Expresaron además al Sr. Card. Rivera la necesidad de crear más Centros de Formación para la Misión Permanente en la zona, para que se sumen a la labor que realizan la Parroquias María Reina, Santos de América y Santa María de los Apóstoles, lugares donde se difunde el Acontecimiento Guadalupano, la expansión del Reino de Dios y la Exhortación Apostólica del Papa Francisco Evangelii Gaudium, respectivamente.

Le plantearon los siete retos para este trienio en el Decanato: 1. Que las parroquias sean misioneras. 2. Que los Consejos de Pastoral estén dispuestos a cambiar el enfoque de las parroquias para hacerlas misioneras. 3. Motivar el compromiso con la Caridad. 4. Fomentar la vinculación entre las áreas de Pastoral. 5. Transformar aquellas cosas que bloquean el avance parroquial. 6. Reconstruir la comunidad eclesial. 7. Poner ejemplo de unidad, como una manera de fortalecer la confianza de los fieles.

Reconocieron a los laicos como los verdaderos protagonistas de la vida de la Iglesia, por lo que se empeñarán más en la formación de agentes enfocados en que sean discípulos-misioneros, como lo plantean las orientaciones de la Arquidiócesis. El 2do. Decanato está en una zona muy importante para la formación de los católicos, porque ahí se ubica el Seminario Conciliar de México, el Seminario Hispano de Santa María de Guadalupe, 42 congregaciones religiosas femeninas y 10 masculinas, así como 12 colegios católicos, además de ser un lugar con amplia actividad industrial y comercial.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5236Sun, 06 Apr 2014 00:00:00 GMT
Pide el Card. Rivera dejar de “hablar como pericos” y actuarIII Visita Pastoral / VI Vicaría 5to. Decanato

 

Pide el Card. Rivera dejar de “hablar como pericos” y actuar

 

·         “Hay mucho por hacer para dar de comer a los hambrientos, celebrar los sagrados misterios, organizar las obras de amor”, recordó.

 

Francisco Luna Macías

Entre las distintas realidades de la Ciudad de México, hay algunos lugares donde resulta difícil llevar el Evangelio, y que permanezca, al prevalecer un marcado contexto de dificultades, como lo hicieron notar los sectores juveniles del 5to. Decanato de la VI Vicaría Episcopal reunidos en un salón de usos múltiples de la colonia Presidentes, ante el Sr. Arzobispo de México durante la Visita Pastoral realizada el 28 de marzo.

Una vez que recibió el informe del estado del Decanato por parte de los presbíteros y laicos, el Sr. Cardenal motivó a la juventud local a sincerarse sobre la manera en que ellos miran el ambiente que los rodea en cuanto a las dificultades sociales, pero también, “como soñadores que son”, le plantearan cómo quisieran que fuera su parroquia dentro de una década, pero aún más, “¿qué están haciendo para lograrlo?”

En voz de algunos jóvenes como Martín de la Cruz, Wblester Maldonado, Margarita Guillermo y Roberto Bonilla, entre varios más, manifestaron al Sr. Cardenal algunas situaciones como la deserción que hay en ciertos grupos juveniles, y la falta de apoyo de las demás Comisiones Pastorales hacia la Pastoral Juvenil. Se refirieron a una juventud en crisis, debido en parte a la indiferencia que sienten hacia todo, de ahí que no les extraña que muchos “fabriquen sus propios ídolos por la ausencia de Dios en sus vidas”.

Hubo puntos de vista adversos hacia el papel de algunos adultos al interior de la Iglesia, cuando estos se convierten en “controladores de la fe”, por la serie de restricciones que les imponen. Consideraron además que a esas colonias del Poniente de la Ciudad la información que deben saber para estar mejor orientados acerca de sexualidad, adicciones, prevención ante las drogas, “simplemente, no llega”.

Preocupan los sectores juveniles a habitantes de la zona, como lo manifestó Felipe Cabrera, coordinador de la agrupación juvenil Tikvá (Esperanza) al leerle una carta al Sr. Cardenal donde manifestó que entre las dificultades que hay para atender a jóvenes y vocaciones está “la división entre las distintas agrupaciones de la Iglesia”.

 

Hacia el mañana

Jéssica, de la Parroquia San Juan de los Lagos, comenzó con las propuestas y dijo que “hace falta realizar más retiros espirituales, así como tener un mejor testimonio para compartir de joven a joven, y quitarles a muchos la idea de que en la Iglesia solo ocurren cosas aburridas”, a lo que el Sr. Cardenal añadió: “Se necesitan multiplicar oportunidades para que el joven se encuentre con Cristo; anuncien el Kerigma, para que la persona descubra que Cristo está presente, y así crear un ambiente donde el joven se motive”.

Erick, de la Parroquia Santa María Nonoalco señaló que “estamos animados para salir al encuentro de los jóvenes, pero suele ocurrir que las propias familias los desaniman cuando les dicen: ‘acuérdate que eso de la Iglesia son compromisos, así que tú sabrás…’” Otro muchacho planteó que en el futuro de la Iglesia, tal vez esté la posibilidad de acercarse a más jóvenes que cayeron en alguna adicción y mostrarles el camino de la caridad.

En este sentido y sobre los lugares de la capital del país donde se ha extendido el uso de drogas entre los jóvenes, el Sr. Cardenal previno: “cuando hay uso de estas sustancias se propicia el crimen aun en casa. Empiezan a robar cerca de sus propios domicilios, y meten en problemas a los hermanos, a los papás, al vecindario entero; esto es porque al joven le falta amor a sí mismo, y destruye a sus seres queridos que viven en tensión. El Señor pide que nos amemos a nosotros mismos.”

Javier, de la Parroquia Santa Catalina, indicó que puede hacerse una Iglesia más alegre y participativa “al realizar torneos de fútbol, grafiti (desde luego que con permiso de la autoridad civil y en espacios adecuados), irse de misión a la sierra. El trabajo con jóvenes no es sencillo, lo cierto es que sí hay caminos”.

También el P. Néstor Rosas Ibarra presentó ante el Sr. Cardenal algunos avances en cuanto a la Pastoral Vocacional, donde Omar Carrillo, Jonathan Montes de Oca, José Alberto Ordóñez, Ricardo Espinoza, Julio César Quijano, Guillermo Marcario de la Cruz, están en proceso hacia el sacerdocio o la vida religiosa, algunos en el curso introductorio, otros en algún nivel de Teología o Filosofía en el Seminario Conciliar de México o en una orden religiosa.

Mientras que los estudiantes del Seminario, Jonathan Isaac Cruz y Humberto Rodríguez, realizan un apostolado por el Decanato, al motivar y orientar a la juventud de la localidad sobre cómo es la vida del sacerdocio o en las órdenes religiosas. Por el hecho de que se han visto favorecidos con buenos resultados, “pedimos al Señor seguir trabajando en su viña”, expresó el P. Néstor Rosas Ibarra.

Durante su homilía, el Sr. Arzobispo pidió a los presentes: “organícense para mostrar el amor de Dios a los alejados, porque las acciones pastorales se concretan no solo con dichos, sino con hechos. Palabra y obra, y no solo hablar mucho como pericos, porque hay mucho por hacer para dar de comer a los hambrientos, celebrar los sagrados misterios, organizar las obras de amor. Así amamos al Señor con toda nuestra fuerza y al prójimo como a nosotros mismos”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5235Sun, 06 Apr 2014 00:00:00 GMT
Pide el Card. Rivera no escuchar a las “aves de mal agüero”Pide el Card. Rivera no escuchar a las “aves de mal agüero”

 

DLF Redacción

Al celebrar el tercer domingo de Cuaresma en la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera advirtió que ante los problemas que viven todos los sectores del país, no faltan las personas que quieren arrancar la confianza y la esperanza de los mexicanos que, no obstante, deben ver en estas dificultades una gran oportunidad de crecimiento.

            Y es que –dijo–salta a la vista el desencanto, la desesperanza y hasta la angustia que crece en los diferentes sectores. “La impotencia que sentimos ante la corrupción, ante el crimen organizado y ante la violencia en nuestras calles. Y lo que es peor, ante estas realidades, aparecen los profetas de desgracias y las aves de mal agüero que quisieran arrancarnos el valor fundamental de la confianza y de la esperanza.

Sin embargo, explicó que hay otra manera de leer estas realidades: “estamos viviendo un momento privilegiado porque hemos perdido la seguridad que habíamos puesto en las ideologías y organizaciones materialistas.”

El Arzobispo de México consideró que “estamos viviendo momentos cargados de posibilidades y de futuro porque pueden ser puntos de arranque para ver con mayor claridad que tenemos que organizarnos en torno a la dignidad del ser humano, en torno a valores que nos dignifiquen y nos hagan crecer, tenemos que organizarnos como hermanos que saben compartir y confiar y no como adversarios que en todo ven campo de batalla”.

Concluyó: “es momento para experimentar la verdad de aquellas palabras de Jesús: “El que beba de ésta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed”.

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5205Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
Reconocen “ignorancia” e “inconsciencia” de los futuros esposos en el Matrimonio 

Reconocen “ignorancia” e “inconsciencia”

de los futuros esposos en el Matrimonio

 

• La Arquidiócesis de México pide a los sacerdotes asumir una atención seria con los novios para evitar la desilusión en la vida conyugal.

 

Zoila Bustillo

Ante la disminución de parejas que desean celebrar el Sacramento del Matrimonio, la Arquidiócesis de México plantea la urgente necesidad de ofrecer a los futuros esposos una tención “esmerada y personal”, para que se sientan acogidos por sus pastores y por toda la comunidad cristiana que tiene la disposición de acompañarlos y ayudarles a enfrentar el desafío de unir sus vidas  para formar una nueva familia.

El Directorio Pastoral Arquidiocesano para el Sacramento del Matrimonio, presentado recientemente por el cardenal Norberto Rivera Carrera, plantea en el apartado de la Pastoral Inmediata o de la Celebración del Matrimonio, la importancia de trabajar para evitar la ignorancia e inconsciencia de las parejas que solicitan casarse por la Iglesia.

Entre los factores que afectan la disposición de los novios para prepararse a recibir el Sacramento del Matrimonio, el documento destaca el contexto que los rodea: sus padres, un embarazo, organización del festejo, llegan sin darle importancia a la motivación de fe, con temor, a la defensiva, piensan que sus circunstancias no hacen necesaria la preparación porque ya viven juntos o ya tienen hijos.

Es por ello que se insiste en la atención personalizada de los párrocos a los novios que se preparan para el Matrimonio, ya que sigue vigente la reflexión del II Sínodo Diocesano, que señala que “el primer acercamiento de los novios a las parroquias suele ser desilusionante”.

Se refiere también de las serias deficiencias en la atención de las parejas cuando acuden a informarse acerca de la celebración del Matrimonio o para realizar trámites previos, y se encuentran con información inadecuada, aspectos burocráticos y  preocupaciones económicas.

“Hay que tomar la decisión de romper con el sentido burocrático de ‘informar los requisitos para el Matrimonio’, para descubrir la oportunidad de encontrarse con los novios que están frente al gran y hermoso desafío de unir sus vidas e iniciar la formación de un nuevo hogar”, pide el Directorio Pastoral.

Explica que entre mejor atención se brinde a la pareja, mayor disposición tendrán para realizar una preparación suficiente, y que “la disposición de acogida puede ser la diferencia entre poder acompañar a la pareja o que se viva este momento como una ocasión pastoral fallida”.

Recuerda que desde el II Sínodo se pidió a los párrocos y vicarios parroquiales cuidar que en sus oficinas se dé “una atención esmerada y una información precisa, verdaderamente pastoral, a quienes acuden a tratar asuntos referentes al Matrimonio”.

Respecto a los encuentros de novios en vista al Matrimonio, explica el documento que “resulta urgente” enriquecer su pedagogía y contenidos, que se unifiquen criterios entre los diferentes equipos y, cuidar especialmente los contextos culturales de las parejas, así como el contenido evangelizador que se comunica para que esta experiencia no sea un mero “requisito” para presentar un comprobante.

 

Directrices

Además de los puntos señalados, las Directrices Pastorales y Litúrgicas del documento  recomiendan desarrollar en los agentes que intervienen en este momento, la conciencia de que el primer encuentro es decisivo, y proponer un itinerario de preparación adecuado a la situación de los contrayentes, que los haga descubrir, nutrir y madurar en la fe.

Destaca la importancia de insistir en que los cristianos que se preparan para el Matrimonio completen los sacramentos de la iniciación cristiana.

Para la celebración del rito del Matrimonio y la Eucaristía se pide a los sacerdotes tomar en cuenta la participación activa y consciente de los novios y de la asamblea, seleccionar y preparar las lecturas de acuerdo y centrar la homilía a partir de los textos de la Palabra de Dios que iluminarán las consecuencias del Sacramento en la vida de los esposos, de la comunidad eclesial y social.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5204Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
Jóvenes, orgullosos de ser católicosIII Visita Pastoral / III Vicaría, 7mo. Decanato

 

Jóvenes, orgullosos de ser católicos

 

·         No involucrarse en el mundo de las drogas y declararse orgullosamente católicos, son algunas de ellas.

 

Zoila Bustillo

Promover y llevar a la práctica el amor, la armonía, la paz y el respeto, así como ser congruentes con su fe cristiana en su conducta, servicio y participación social, son algunos de los ofrecimientos que los jóvenes del séptimo decanato de la III Vicaría Episcopal ofrecen por su Iglesia.

            A este “ramillete de buenas acciones” se suma el hecho de no involucrarse en el mundo de las drogas; poner atención y cantar con entusiasmo en la Santa Misa; rezar, obedecer, sembrar la semilla para que todos conozcan el rostro de Cristo vivo, pero sobre todo, decir con orgullo “soy católico”.

Lo anterior, fue expuesto al Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, en el marco de su III Vista Pastoral, cuando el pasado 22 de marzo visitó la sede ese decanato ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, en el extremo norte del Distrito Federal, donde  viven cerca de 81 mil personas, más del 80 por ciento católicas.

La comunidad de las nueve parroquias, una rectoría y una capilla que componen el 7mo. Decanato de la III Vicaría “San Felipe de Jesús”, se congregaron en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima para darle la bienvenida a su Pastor.

El Card. Rivera Carrera pidió a los jóvenes acercarse a él y los invitó a responder “sinceramente” dos preguntas: “¿Qué le piden a su Iglesia? y ¿Qué le ofrecen a su Iglesia?”.

Con micrófono en mano, el Sr. Arzobispo fue animando a los jóvenes a manifestarse. “Yo le pido a la Iglesia amor para los jóvenes, los pobres, los enfermos y que los sacerdotes sean más cercanos”, expresó Ricardo. Le siguió Citlalli: “Necesitamos apoyo y reconocimiento de los sacerdotes, confianza en nuestro carismas y en las habilidades que hemos adquirido, porque ser jóvenes no significa que no tengamos un compromiso”.

Rodolfo, por su parte, expresó que “la Iglesia nos ofrece mucho más de lo que le podemos pedir: a Dios, su amor, su orientación; la Iglesia nos ofrece trabajar en conjunto, ponernos de acuerdo con los sacerdotes para hacer algo grande, sí se puede”.

Ante estas manifestaciones, el Sr. Cardenal recordó a los jóvenes que lo más importante que la Iglesia les puede mostrar –y que ellos siempre deben exigir– es a Jesucristo vivo, para que se encuentren con Él, “porque entonces ustedes van a encontrar el verdadero sentido de sus vidas”.

Frente a la segunda interrogante: “¿Qué le ofrecen a la Iglesia?”, los jóvenes se comprometieron a poner sus dones al servicio de la comunidad, trabajar al cien por ciento, compartir amor para vivir en paz con Dios, hablar con su conducta y forma de ser, dar a conocer a Jesucristo vivo, cantar con entusiasmo los Salmos, hacer oración, formarse para crecer en la fe, entre otras cosas.

El Card. Rivera Carrera agradeció los ofrecimientos y pidió a los jóvenes trabajar unidos, dando muestras de amor, y alegres para mostrar el rostro nuevo de Cristo y de su Iglesia. “Una Iglesia joven, bonita, alegre, que sabe amar a los pobres. La Iglesia los necesita en este momento, ustedes son importantes ahora”, reiteró.

 

Tres tareas

Al dirigirse a toda la comunidad, el Sr. Arzobispo pidió apoyar el trabajo de la Pastoral Vocacional “porque hay padres que se están haciendo viejitos y necesitan pensar en quién va a venir  a aquí”, y también a integrar a las nuevas generaciones porque si no “la Iglesia no tiene futuro”.

Además, insistió en que la tarea de la Iglesia se basa en tres aspectos principales: qué la comunidad se encuentre con Cristo vivo, anunciar continuamente la Buena Nueva y dar dignos concretos del amos de Dios.

“Una comunidad no hace su tarea si sólo celebra los Sacramentos, tiene organizado el Catecismo o la formación de laicos, también debe organizarse para la caridad, para que los más pobres no sólo oigan palabras bonitas, pues la gente necesita ver signos del amor de Dios, por eso en las parroquias no puede faltar este elemento”.

Al concluir, el obispo auxiliar de la III Vicaría, Mons. Adolfo Miguel Castaño, agradeció la presencia y las palabras del Sr. Cardenal, “que nos alientan y nos animan”.

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5200Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
Busquen vocaciones, es mejor prevenir que lamentarIII Visita Pastoral / Basílica de Guadalupe

 

Busquen vocaciones, es mejor prevenir que lamentar

 

• “Aquí llegan muchos jóvenes que no van con frecuencia a sus parroquias, vienen sin sus párrocos o como parte de alguna peregrinación, pero llegan aquí”, les recordó.

 

Francisco Luna Macías

Son tantos los jóvenes que acuden devotamente al santuario guadalupano, que el Sr. Card. Norberto Rivera Carrera considera que es oportuno aprovechar el enorme potencial de este centro religioso para lanzar desde ahí el llamado “Ven y sígueme”, a la manera del Señor, y así despertar más vocaciones.

El Sr. Cardenal Rivera llevó a cabo el pasado 20 de marzo una intensa jornada de trabajo en la que sostuvo diversas reuniones con los miembros del Cabildo de Guadalupe, encargados de templos en el conglomerado religioso, presbíteros, comisiones pastorales y laicos, quienes con su labor cotidiana contribuyen al andar de esta Arquidiócesis, cuyo diagnóstico general será presentado en la próxima visita Ad Limina ante el Santo Padre.

En la reunión general celebrada en un auditorio del santuario, el Sr. Cardenal Rivera Carrera destacó algunas impresiones e hizo sugerencias para despertar el ingenio de los presentes, al decirles: “aprovechen que vienen muchos jóvenes a la Basílica, tienen que inventar algo para que ellos se lleven el Mensaje. Porque suele suceder que ellos no van con frecuencia a las parroquias de sus domicilios, vienen sin sus párrocos o como parte de alguna peregrinación, pero llegan aquí”.

Les indicó: “ustedes también tienen el reto de despertar en los jóvenes la inquietud vocacional. Jesús llamó a los que Él quiso: ‘Ven y sígueme’; pero ocurre que luego dejamos de lanzar la voz de ‘Ven, el Señor te llama’. Retomen la conciencia misionera, porque los jóvenes dan vitalidad a la Iglesia. Desde que pusimos énfasis en la Misión Juvenil en la Arquidiócesis, nuestra Iglesia muestra un rostro joven. Hay que dejarles el anuncio del Evangelio para que ellos lo retransmitan en sus propios ambientes”.

Escuchó atento las exposiciones de los encargados de los diferentes templos que componen el Conjunto Guadalupano, así como los de las distintas comisiones Pastorales, como: Evangelización en Camino (para peregrinos), Teatro Góspel, Escuela de Pastoral, Jóvenes, Archicofradía de Guadalupe, Grupo Guadalupano (para personas en situación de calle), Formación y Estudio, Pastoral Indígena, Catequesis, Liturgia, Pastoral Penitenciaria, entre otras más.

 

Buscar vocaciones

Les respondió: “Agradezco a ustedes este enorme trabajo, por lo que realizan por los distintos grupos, ya que lo hacen por los demás y no para sí mismos. Veo una acción heroica de parte de ustedes, pero tienen que trabajar de tal manera que eviten duplicidad de funciones. Les recomiendo que mejoren el diálogo entre los distintos grupos que realizan lo mismo; se requiere optimizar la Pastoral de Conjunto, de Comunión, en la Arquidiócesis de México”, afirmó el Sr. Arzobispo.

Insistió en que debe desarrollarse aún más la Pastoral Vocacional en el santuario mariano, porque hizo un comparativo entre los sacerdotes que hay en Basílica y los que están actualmente en formación: “Recuerden que deben encontrar a aquellos que van a servir aquí en un futuro cercano. No queremos que ocurra como en algunos templos, donde las órdenes religiosas que los atendieron durante cuatro siglos, ahora los entreguen a la Arquidiócesis al no poder continuar”.

“Me interesa el Seminario, pero también que la Vida Consagrada encuentre vocaciones en hombres y mujeres, porque van dejando el campo educativo, lo mismo que los hospitales; hay que recordar que de ahí surgieron los primeros misioneros, los primeros evangelizadores. Se trata de que la Iglesia produzca misioneros más allá de nuestras fronteras. Iglesia que deja de ser misionera deja de ser Iglesia de Jesucristo”, advirtió.

Se refirió a que la Iglesia en Latinoamérica aún está a tiempo de impedir la dramática situación que ya se vive en Europa y Medio Oriente, por lo que llamó a estar prevenidos: “nosotros somos muy favorecidos, y damos gracias a Dios porque tenemos más sacerdotes, pero esto se puede acabar de un día para otro. En el tiempo en que fui estudiante en Europa, se vivía una situación distinta; ahora, todo se ve desierto porque allá viven en una indiferencia espantosa, como también ocurre en los Estados Unidos y Canadá. Mejor prevenir que lamentar, hay que hacer algo porque después será dificilísimo…”.

Hizo ver a los presentes que toda celebración es momento oportuno para evangelizar, “lo mismo que en la Catequesis infantil, en las pláticas prematrimoniales, o en el funeral de la abuelita, porque los obispos de países como Italia y Francia se quejan de que ellos no tienen esa posibilidad debido a que las personas dejaron de ir a las Iglesias y, por consecuencia, no hay bautismos ni casamientos. Aún tenemos muchas oportunidades de transmitir la Buena Noticia a los demás”.

Por la noche, el Sr. Card. Rivera Carrera encabezó la oración ante la Santísima Virgen de Guadalupe, donde pidió porque todos aquellos que le prestan servicio en su casita brinden la mejor atención a los peregrinos, “para que tengan un encuentro entrañable con nuestra Señora de Guadalupe y Ella los conduzca a su Hijo, porque nos vino a mostrar el fruto de su vientre: Cristo Jesús”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5199Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
Agradan a jóvenes las “homilías que salen del corazón”III Visita Pastoral / III Vicaría. 2do. Decanato

 

Agradan a jóvenes las “homilías que salen del corazón”

 

• “También es bueno saber que les gusta la oración y la adoración al Santísimo Sacramento”. Card. Rivera.

 

Francisco Luna Macías

La comunidad del 2do. Decanato de la III Vicaría Episcopal se reunió para escuchar el sentir de la juventud local, junto al arzobispo de México, Card. Norberto Rivera Carrera, quien pidió a la feligresía escucharlos con atención para evitar situaciones que pudieran alejarlos de las parroquias y –dado el caso– realizar oportunamente las correcciones, ya que “ellos están aquí porque quieren espacio dentro de la Iglesia”.

El Sr. Card. Rivera Carrera acudió a su cita, el pasado 26 de marzo, con la juventud en el Santuario María Inmaculada de la Salud, de la colonia Ampliación Michoacana, donde le externaron diferentes puntos de vista acerca de aspectos que les agradan y desagradan de sus respectivas parroquias. Les dijo: “Escucho que les gustan las homilías que actualmente dan los sacerdotes y que –como ustedes manifiestan– ‘les salen del corazón’ y, con ello, entienden mejor”.

Consideró que “también es bueno saber que en las parroquias del decanato ha mejorado el sonido, y que les gusta la oración, la Adoración al Santísimo Sacramento, y que las Misas son más alegres y participativas con las alabanzas que entonan ustedes, los jóvenes”. No obstante, varios de ellos le manifestaron que estuvieron “a punto de tirar la toalla”, porque luego quieren realizar otras actividades menos comprometidas y dejar a un lado las de la Iglesia.

El Sr. Cardenal escuchó sus razones, pero les respondió: “Dios nos dio la libertad, y para que una persona crezca en la libertad tiene que asumir responsabilidades”. Les hizo notar que cuando se les pide que participen con las actividades de la Iglesia, ellos son los que resultan directamente beneficiados, y con esas actividades logran un verdadero crecimiento y que, a final de cuentas, es por el bien de ellos mismos.

Les recordó acerca de aquellos jóvenes estadounidenses a quienes sus papás les dan la completa libertad para que viajen a México, “porque aquí nadie les dice nada, son los llamados springbreakers, beben alcohol y se deschongan; pero luego, ahí están las consecuencias, los accidentes, las muertes prematuras o las chicas que se descubren con un embarazo no deseado apenas regresan a su país, todo porque nadie les dijo a tiempo que asumieran su responsabilidad”.

También hizo una importante reflexión sobre el significado del apoyo, que si bien los jóvenes solicitan más ayuda por parte de sus presbíteros, les hizo ver que también pueden experimentar la reciprocidad, y preguntarse cómo colaborar, porque las comunidades de esta Arquidiócesis también requieren de la participación juvenil.

Este encuentro del Sr. Cardenal con la comunidad, fue ocasión para que le presentaran algunos avances aun con las dificultades que representa el trabajo con la juventud, labor que inicia desde la infancia. Muestra de lo anterior, son los aproximadamente 700 niños que están actualmente en proceso de Catequesis en las parroquias del 2do. Decanato. El titular de esta Vicaría, Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca, solicitó a los presbíteros consolidar en el menor tiempo posible el funcionamiento de los equipos vocacionales.

Algunas parroquias del decanato se mostraron particularmente activas en las cuestiones vocacionales y juveniles. Leticia Rodríguez, coordinadora del grupo juvenil Alfa-Omega en la Parroquia Cristo Rey, detalló ante el Sr. Cardenal el trabajo realizado bajo la supervisión del P. Julián Álvarez, que dio como resultado que ya cuenten con salón propio.

Agregó que esta agrupación juvenil cuenta con alrededor de 20 integrantes, con edades de 15 años en adelante, quienes participan de diversas actividades, como el coro y la Misa dominical de las 18:00 horas; además, realizan tres retiros al año, apoyan el retiro de los adultos, realizan un periódico mural, editan la publicación de corte juvenil Hosanna, organizan su propia Hora Santa, participan en el comedor Cristo Rey de ayuda a personas en situación de calle.

Puso de manifiesto otras actividades, como el organizarse para participar en la logística durante el Día del Joven Creyente; también realizan algunas actividades recreativas.

Como se espera la presencia de jóvenes de otros estados del país y del extranjero, como parte de la Comunidad Taizé, durante esta reunión del 2do. Decanato con el Sr. Cardenal se extendió un llamado a los fieles para que brinden alojamiento para 120 participantes de la Peregrinación de Confianza, a realizarse entre el 1 y el 4 de mayo próximo, y anotarse oportunamente con los párrocos encargados.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5198Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
Muchachos, ¿qué esperan para evangelizar?: Card. RiveraIII Visita Pastoral / Vicaría III, 1er. Decanato

 

Muchachos, ¿qué esperan para evangelizar?: Card. Rivera

 

• “Háganlo en las escuelas, centros deportivos, cafeterías, la Iglesia es más que un templo”, les recordó.

 

Francisco Luna Macías

Hay muchas inquietudes, anhelos y esperanzas que los sectores juveniles de la Iglesia plantean al Sr. Card. Norberto Rivera Carrera en esta III Visita Pastoral por la Arquidiócesis de México. Una respuesta a sus inquietudes, es que ellos mismos –los adolescentes y jóvenes– pueden hacer mucho por llevar el Evangelio a los ambientes en que se desarrollan, como explicó a la comunidad reunida el pasado 25 de marzo en la Parroquia Purísima Concepción, en el 1er. Decanato de la III Vicaría Episcopal.

Los presbíteros y laicos de ese decanato le presentaron al Sr. Cardenal el funcionamiento del mismo, pero él manifestó mucho interés por escuchar de viva voz a los jóvenes, por lo que –al concluir las exposiciones–, los llamó para que subieran al altar de la parroquia, situada en la colonia Juan González Romero, de la delegación Gustavo A. Madero, y aquellos que tomaron el micrófono para expresarle sus inquietudes, recibieron respuesta por parte del Arzobispo de México.

Ellos le manifestaron sus anhelos de atraer a más jóvenes a Cristo Jesús y compartirles su gozo personal de haberse encontrado con Él, por lo que el Sr. Cardenal les respondió que tendrán más posibilidades de éxito si siguen las pautas definidas por la Arquidiócesis en lo que respecta a los temas de Juventud y Vocaciones, y compartir con la juventud en general los tres caminos del programa Conexión, de acuerdo con lo siguiente:

Primero, presentar a Cristo Jesús a más jóvenes puede darse a través de la belleza, al compartir con compañeros y amigos el gusto por la música, el arte, la pintura o cualquier expresión artística. Segundo, el servicio social puede ser una manera de enseñar a otros a vivir la experiencia espiritual que cambiará sus vidas. Puso como ejemplo a un par jóvenes quienes, motivados en la ayuda a los enfermos, se consagraron a Dios.

En un mundo rodeado de tantos ambientes que necesitan ser alumbrados con la luz del Evangelio, el Sr. Cardenal explicó que hay un sinnúmero de oportunidades de visitar barrios pobres o acercarse a los chicos de la calle. Tercero, servir en la liturgia, porque consideró que es otra forma importante de participar y servir en la Iglesia.

 

“Exploren su creatividad”

A los jóvenes que consideran que carecen de espacios para reunirse, el Arzobispo de México les pidió ser conscientes que la Iglesia es más que el edificio parroquial porque, si aún no se dispone de espacios funcionales para ofrecerles, ellos están en la posibilidad de reunirse con compañeros y amigos para practicar deportes, ensambles musicales y convivir sanamente, utilizando los espacios disponibles en sus propias comunidades, porque “lo más importante es que más jóvenes vivan su encuentro con Cristo”.

Explicó una expresión de fe juvenil que no requiere de espacios físicos específicos: se trata de la Peregrinación de Confianza de la Comunidad Taizé, donde la juventud de varias partes del país se reunirá en la Arquidiócesis de México del 1 al 4 de mayo próximo, para vivir una experiencia espiritual y de fraternidad a través del encuentro con Cristo y, posteriormente, “reintegrarse a sus propios espacios de procedencia, tanto para ser mejores cristianos como mejores jóvenes”, les manifestó el Sr. Arzobispo.

Las escuelas son lugares donde se reúnen muchos jóvenes y, desde luego, lugares donde se puede hablar de Cristo, porque “nadie puede impedirles hablar de Él cuando hay total libertad para hablar sobre Marx o de Cicerón, aunque tampoco se trata de rezar el Rosario en esos espacios ni celebrar Misa. Pueden hablar de Jesús en las canchas deportivas o en las cafeterías. En esos lugares, podemos anunciar a otros jóvenes que Jesús está vivo y resucitado, y está entre nosotros”.

 

“Evangelicen también en casa”

Otros jóvenes que dedican tiempo a las actividades de la Iglesia coincidieron en expresarle que pareciera que no gozan del apoyo y la confianza de sus propios papás y familiares, por lo que el Sr. Cardenal Rivera Carrera les sugirió: “Evangelicen en sus casas, porque, ciertamente, hay una preocupación de los papás porque sus hijos no anden desbalagados. Platiquen ustedes con sus papás y familiares; pónganse de acuerdo, y vengan juntos a la Iglesia para que también ellos conozcan de cerca lo que ustedes hacen en torno a Cristo, porque las parroquias son casa de todos”.

El Sr. Cardenal les extendió una invitación a reflexionar, porque los jóvenes de hoy cuenta con ganas y energía para realizar cosas provechosas, pero es necesario que se cuestionen: ‘¿Yo qué le puedo dar a mi Iglesia para que sea activa, alegre, y donde el amor se vea? ¿Qué me pide el Señor para contribuir con mi Iglesia?’ Porque “se necesita la vitalidad de ustedes. Animen a los sacerdotes a seguir adelante, porque es cuando más jóvenes se encuentran con Cristo; también motiven a aquellos jóvenes que anhelan ser sacerdotes”, solicitó.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5197Sun, 30 Mar 2014 00:00:00 GMT
“Con el Cardenal, todos estamos”: jóvenes del AjuscoIII Visita Pastoral / VI Vicaría. 6to Decanato

 

“Con el Cardenal, todos estamos”: jóvenes del Ajusco

 

·         El Arzobispo de México testimonió la difícil situación que atraviesan los pobladores del llamado “Ajusco medio”

 

Zoila Bustillo

En medio de fuertes problemas sociales como la desintegración familiar, alcoholismo, drogadicción, secuestros, violaciones, robos y asesinatos, sacerdotes y fieles laicos de la Iglesia presente en la zona conocida como el “Ajusco medio”, no se detienen y caminan a paso firme para dar a conocer el Evangelio a aquellos que viven en medio de la pobreza espiritual y material.

La difícil situación que atraviesan los 151 mil pobladores de esa zona territorial fue conocida por el arzobispo de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera, la tarde del martes 18 de marzo durante la Visita Pastoral que realizó al 6to. Decanato de la VI Vicaría Episcopal, que tuvo como sede la Parroquia Jesús Sacerdote.

El clero y fieles laicos de las siete parroquias de este decanato, especialmente los jóvenes, compartieron con el Sr. Cardenal estas problemáticas que se agudizan por la falta de vigilancia policial, ante lo que la población comienza a organizarse en grupos de autodefensa.

Los altos índices delictivos, la extrema pobreza en algunas áreas y la falta de oportunidades para los jóvenes-por lo que muchos toman el camino equivocado de unirse a pandillas-, son otras de las situaciones que conoció el Arzobispo de México.

Sin embargo, la Iglesia no está cruzada de brazos y enfrenta este reto buscando diferentes caminos a través de una Pastoral Misionera de encarnación, saliendo de los templos para ir en busca de los alejados.

Para lograr ese objetivo, el 6to. Decanato trabaja unido y de manera coordinada; cuenta con un Consejo Pastoral Decanal integrado por laicos y sacerdotes, y en la mayoría de las parroquias se lleva a cabo un proceso de catequesis infantil organizada, Pastoral Juvenil, Familiar y Socio-Caritativa, así como un Centro de Formación de Agentes Laicos.

A nivel parroquial y decanal se realizan visiteos constantes en todo el territorio, incluyendo las zonas más riesgosas, para tocar de puerta en puerta y anunciar el Kerigma, detectar las realidades en los hogares y darles seguimiento a los problemas desde cada una de las diferentes áreas de pastoral.

Un ejemplo de ello es el trabajo que se realiza desde la Pastoral Socio-Caritativa para alertar a los padres de familia sobre los riesgos que corren sus hijos, e invitarlos a que no los dejen solos. También se mostró al Card. Rivera Carrera el proyecto que se lleva a cabo desde la Parroquia Santo Cristo del Pedregal, que ha fundado una escuela de primaria, secundaria y preparatoria para personas marginadas, con maestros de la Universidad Intercontinental, y tiene un dispensario con médico, dentista y seis psicólogos y pedagogos.

Por su parte, los responsables de la Pastoral Familiar manifestaron que desde la Misión Permanente buscan detectar los problemas y las necesidades de las familias: las parejas que no tiene el Sacramento del Matrimonio, falta de sacramentos de iniciación cristiana de los hijos, la atención a los divorciados vueltos a casar, y para ayudar a las familias se está implementado el proyecto de Escuela para Padres en todas las parroquias del decanato.

 

Jóvenes organizados

Algo con lo que el Card. Rivera Carrera se mostró muy complacido es con el trabajo organizado en cada parroquia y a nivel decanato de la Pastoral Juvenil. Los jóvenes le compartieron su dolor por los problemas sociales que los limitan, pero también su entusiasmo por mostrar el rostro joven de Cristo.

Los representantes de cada parroquia compartieron sus proyectos para atraer a sus compañeros de generación: visiteos intensivos de casa en casa, retiros espirituales, formación permanente, coros, formación de pequeñas comunidades, actividades deportivas, recreativas y artísticas, y hasta un café cantante donde pueden expresarse cantando, bailando y haciendo obras de teatro.

Beto Cruz, responsable de la Pastoral Juvenil del decanato, le pidió al Sr. Cardenal que les planteara algunos retos, a lo que él respondió que cada reto responde al ambiente en el que se está viviendo, pero los invitó a trabajar en Cristo para fortalecer a sus familias, a vencer las dificultades y crecer en la vida pensando en las cualidades que el Señor les ha dado, a servir donde Dios los ponga y a no dejar que en su vida triunfe el mal sobre el bien, para que puedan ser personas íntegras.

Al finalizar las reuniones con los sacerdotes y grupos laicales, el Card. Rivera Carrera celebró la Misa, y en su homilía manifestóa los fieles su satisfacción por ver tanta gente preparada para comunicar el Evangelio, y les dio dos consejos para seguir siendo una comunidad viva: “denle su lugar a los jóvenes y sean misioneros”.

El padre decano Carlos Rodríguez Cárdenas agradeció la presencia del Sr. Arzobispo, y le dijo: “nos deja con el corazón vivo y palpitante para asumir los retos de la Misión Permanente”, mientras los jóvenes gritaban porras a su Pastor para despedirlo, y le ratificaban: “con el Cardenal, todos estamos”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5175Sun, 23 Mar 2014 00:00:00 GMT
“¡Quiero ser sacerdote!”: Adrián, Sergio, José Manuel…III Visita Pastoral / VI Vicaría. 4to. Decanato

 

“¡Quiero ser sacerdote!”: Adrián, Sergio, José Manuel…

 

·         Inteligencia y sensibilidad en las interrogantes dirigidas al Sr. Arzobispo.

 

Francisco Luna Macías

La juventud del 4to. Decanato de la VI Vicaría Episcopal tuvo la oportunidad de subir al altar, colocado al aire libre, de la Parroquia San Jerónimo Lídice para plantear preguntas llenas de sentido al Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera, quien se tomó el tiempo de responder a esas inquietudes que le plantearon los niños, adolescentes y jóvenes, en el encuentro que sostuvieron el pasado 14 de marzo.

Le plantearon cuestiones que tienen que ver con su futuro, y sobre cómo es la vida sacerdotal y religiosa. El Sr. Arzobispo de México les repitió aquella pregunta que en su infancia escuchó en su natal Durango: “¿Quién quiere ser sacerdote?” Varios adolescentes y jóvenes, sin dudarlo un instante, levantaron la mano porque hay un anhelo, una inquietud profunda de invertir sus vidas en el servicio de Dios.

Varios jóvenes de las diferentes parroquias de este decanato tomaron la palabra para expresarle lo que les gusta de la Iglesia, como: “esa apertura que aquí vivimos”; “las alabanzas, y los coros”; “que el sacerdote nos apoya”, dijo alguien más. También, algunos se ofrecieron voluntariamente para acudir a evangelizar a lugares que son de difícil acceso, como la joven Silvia de la Parroquia San Bernabé, quien manifestó: “tenemos ganas de salir al encuentro de otros jóvenes”.

El Sr. Cardenal respondió: “Me alienta saber que hay tantas cosas que les gustan de la Iglesia y que sienten que hay apoyo de sus presbíteros, del Sr. Obispo Auxiliar Crispín Ojeda y de un servidor”. Recordó aquel tiempo cuando fue Obispo de Tehuacán, cuando inició la Pastoral Juvenil en esa localidad y fue pionero en la promoción de la Misa para jóvenes, donde les permitió que interpretaran alabanzas con instrumentos modernos. Dijo que el tiempo le dio la razón, ya que, ahora esto es algo muy común.

El joven Alan le preguntó cuál fue el momento en que dijo: “el servicio en la Iglesia es para mí”. El Sr. Cardenal respondió que fue desde pequeño, cuando él y sus compañeritos se acercaban al cura: “A mí, me llamaba la atención que él viajaba a caballo a servir a la gente; ahí comencé a darme cuenta que tendría sentido si entregaba mi vida para servir a los demás”.

Continuó compartiendo de su vida a la juventud: “Más adelante, otro cura llegó a mi pueblo con nuevas ideas, y nos dio oportunidad para continuar estudiando; después del Servicio Militar entré al Seminario, y me respondí de modo consciente: ‘yo quiero ser sacerdote’, y me mandaron al mejor lugar del mundo”.

Describió que un tiempo consideró ser medico para servir a la gente, pero “al ser sacerdote, puedo ayudar más plenamente. También hubo un tiempo en que quise otras cosas, pero el Señor me llamaba”. Preguntó a la juvenil concurrencia: “¿quién quiere ser sacerdote?” Levantaron la mano Adrián, de la Parroquia Divina Gracia, y Sergio, de la del Oratorio; también José Manuel, de la María Magdalena, entre varios que dijeron al unísono: “¡Yo quiero ser sacerdote!”

Tales gestos juveniles conmovieron al Sr. Cardenal, quien puso de relieve su especial interés en el bienestar de la juventud y de las vocaciones en esta Arquidiócesis, y la manera en que el trabajo con los jóvenes ha definido el rumbo de su ministerio. “Me marcó mucho el trabajo en las Jornadas de Vida Cristiana, donde pude percibir que lo que hacía el Señor iba más allá de lo que se estaba haciendo ahí. Cuando los jóvenes encontraban a Cristo, sus vidas tomaban un rumbo distinto”.

La joven Inés, también de San Bernabé, le preguntó: “¿Qué le diría a los jóvenes que no tienen fe o la pierden?” Respondió: “En mi trabajo en la pastoral juvenil, me he encontrado con jóvenes que no creen, y aun llegan a ser agresivos con Cristo y la Iglesia. Si un joven es así, es porque trae una inquietud. Ellos traen dentro de sí un juego y no pueden con él. Yo les diría: ‘sigue buscando, no te canses de buscar’”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5174Sun, 23 Mar 2014 00:00:00 GMT
Laicos preguntan; el Sr. Cardenal, respondeIII Visita Pastoral / VI Vicaría. 1er. Decanato

Laicos preguntan; el Sr. Cardenal, responde

 

• Integrantes del 1er. Decanato de la VI Vicaría plantearon inquietudes al Sr. Cardenal.

 

Francisco Luna Macías

El pasado 13 de marzo, laicos del 1er. Decanato de la VI Vicaría Episcopal presentaron los esfuerzos que realizan cotidianamente para difundir el Evangelio de Salvación -en una zona donde hay ciertas dificultades para transitar de una pastoral tradicional a una pastoral misionera- ante el Sr. Card. Norberto Rivera Carrera, quien realizó su Visita Pastoral en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de la colonia Copilco El Bajo, en la Delegación Coyoacán.

 

¿Cómo mostrar a Jesús al recién llegado?

Reunidos con el Sr. Arzobispo de México en un salón contiguo a esta parroquia, los laicos presentaron algunos planes y también le plantearon algunas inquietudes, como la del Sr. Miguel Bustos, quien preguntó: “Sr. Cardenal: ¿Cómo hacer que la sal vuelva a tener sabor y dar a entender a los demás que el Señor me ama, que transforma mi vida y me hace sonreír aun en esta vorágine de malas noticias?”

El Sr. Cardenal respondió: “Viéndolo a los ojos, como en la parábola del joven rico, donde Jesús lo amó. Ese es el camino de la evangelización, porque podemos contar con muchos materiales, organización y esquemas, pero las nuevas generaciones, los alejados y los pobres son prioridad. Podemos llenarles el estómago, pero si queremos evangelizarlos es mirándolos a los ojos y hacerlos sentir que son amados”.

 

“Evangelicen el nuevo continente: internet”

El Sr. Cardenal manifestó que en una reunión de la Comisión para América Latina en la Santa Sede, abordaron recientemente la existencia de un nuevo continente para evangelizar: internet, que podría ser un medio para atraer a más gente a la Iglesia, para decirles a todos: “vengan a conocer esto que es diferente (la Iglesia Católica) y también como medio para integrar a las familias, ya que es importante conocer estas novedosas formas de comunicarse para también ir en busca de los sectores juveniles”.

 

Al encuentro de jóvenes y alejados

El 1er. Decanato se encuentra rodeado de escuelas católicas de varios niveles, pero un fiel se preguntaba qué hacer para atraer a los de escuelas públicas cercanas a la parroquia a la parroquia. El cardenal Rivera respondió: “Esto es muy importante: hay que ir a donde está la gente, anunciarles la Buena Nueva, porque hay que formar seguidores de Cristo y misioneros. En los colegios católicos no es problema, pero sí en los colegios públicos, donde algunos maestros que profesen el catolicismo muestren al alumnado, con su ejemplo, cómo es la formación cristiana. Hay que atraer a los docentes, porque las parroquias también necesitan de buenos lectores. No hay que esperar, hay que salir y ofrecer las parroquias. Si sabemos que no están evangelizados, ahí hay que ir”.

 

“También enseñamos la Palabra”

Ciertamente, en esa zona hay personas capacitadas para enseñar la Palabra de Dios, lo que falta son alumnos motivados para aprender y formarse en la fe, como lo expuso ante el Sr. Cardenal la Sra. Olivia Ariza, quien cuenta con conocimientos para transmitir las Sagradas Escrituras precisamente en el lugar de reunión: el Centro Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús, donde hay diplomados en Teología bíblica, entre otras enseñanzas, para los interesados.

 

Cantar, acerca a los jóvenes

Varias personas participaron a la comunidad reunida de sus experiencias, como el joven Sergio Gasca, de la Parroquia Guadalupe Inn, quien realiza composiciones musicales para Dios, y dijo al Sr. Cardenal: “El canto acerca a los jóvenes; es que hay que ver que son difíciles de convencer y no quieren acercarse a la Iglesia. Compongo canciones para Dios. Hacen falta canciones que hablen del arrepentimiento, que digan ‘pongo en tus manos mi vida, y guíame Señor’, porque hay necesidad de mostrarle a la juventud que Él nos ama. Las composiciones son un atractivo para la feligresía”, propuso.

 

Sacerdotes en jeans y tenis

Los fieles de este decanato notan cada vez más apertura, ven ahora a los sacerdotes enfundados en jeans, playera y tenis para acompañar a los jóvenes a alguna función de cine que les deje algún mensaje, como lo describió el P. Guillermo Anaya ante el Sr. Arzobispo de México, quien miró con beneplácito algunas iniciativas para el sector juvenil, como las presentadas por Mons. Salvador Martínez Ávila, quien además de ser Vicario General de Agentes Ordenados de la Curia, es párroco de Tlacopac, así como la idea de llevar más jóvenes a la Peregrinación de Confianza Taizé a principios de mayo próximo, como lo explicó Susana Salazar, coordinadora de la Juventud de la zona.

 

“Sí se puede”: Mons. Ojeda Márquez

Mons. Crispín Ojeda resumió la situación a partir de que llegó a la titularidad de la VI Vicaría, cuando notaba ciertas reticencias al cambio. Compartió una experiencia ocurrida al P. Benjamín Bravo, párroco en San Sebastián Mártir Chimalistac, quien primero visitó un conjunto de 30 condominios donde nadie quería saber nada de la Iglesia ni de los sacerdotes pero, poco a poco, las cosas cambiaron radicalmente. “Esta es una muestra para quienes piensan que no se puede; hay caminos para transitar de la pastoral de conservación a una pastoral misionera”, al tiempo que llamó a los presbíteros a integrar al trabajo a los diáconos permanentes.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5173Sun, 23 Mar 2014 00:00:00 GMT
Todos vivimos la experiencia del Tabor: Card. RiveraTodos vivimos la experiencia del Tabor: Card. Rivera

 

Carlos Villa Roiz

La experiencia de paz que tuvieron tres apóstoles durante la Transfiguración de Jesús en el monte Tabor, “tarde o temprano, todos de alguna manera la tenemos. Hay momentos en que, sin saber por qué, experimentamos una gran paz, vemos con claridad el sentido de la vida, nos sentimos felices y contentos de lo que hemos logrado, y las dificultades y problemas nos parecen irrelevantes”.

Esto fue señalado en la Catedral de México por el cardenal Norberto Rivera Carrera, durante el segundo domingo de Cuaresma, tras explicar que en esos momentos de paz, “la vida nos parece bella y exclamamos también nosotros: ‘¡Qué bueno sería quedarnos aquí!’, sin embargo –dijo– de repente comienzan a llegar a nuestra vida las enfermedades, las contradicciones, los fracasos, las traiciones, los accidentes y hasta la muerte de los seres más queridos. Esta experiencia llega a todo ser humano, creyente o no creyente, bueno o malo, sabio o ignorante; la única diferencia que existe es la actitud que se tiene ante los acontecimientos.”

“El discípulo baja con Jesús del Tabor, es guiado por la fe en la voz de Dios Padre que ha dicho: ‘Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; escúchenlo’. El que no tiene fe se queda en la oscuridad después del Tabor, no sabe cómo explicarse los acontecimientos, no los puede ver a la luz de la Resurrección”, señaló.

Para finalizar, el cardenal Rivera explicó que “hoy se oyen muchas voces, se hacen muchas invitaciones, se presentan muchos proyectos, y qué bueno que oigamos a todos aquellos que tienen algo que enseñarnos para nuestro progreso humano… pero por encima de todos, escuchemos a Jesús, el Maestro infalible, la Luz de las gentes, el Camino que nos conduce a la vida. Solo Él tiene palabras de vida eterna. Hagamos un silencio en nuestra vida y escuchemos su voz que nos invita a proclamar la Palabra que salva, su proyecto de vida, la Buena Nueva que puede cambiar nuestro mundo.”

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5171Sun, 23 Mar 2014 00:00:00 GMT
Pide el Card. Rivera ser conscientes de nuestros pecadosPide el Card. Rivera ser conscientes de nuestros pecados

 

Carlos Villa Roiz

“Si no tomamos conciencia de la realidad del pecado en nuestra historia y en nuestro mundo, si no descubrimos la trascendencia y la profundidad del pecado, no entenderemos nada del dolor, de la pasión, de la muerte de Cristo”.

Al celebrar el primer domingo de Cuaresma, el cardenal Norberto Rivera Carrera dijo que precisamente “la muerte y la resurrección de nuestro Salvador es la respuesta de Dios al pecado del hombre”, que en su realidad más profunda es querer matar a Dios, es negarle a Dios el lugar que le corresponde, es ponerse a sí mismo en el lugar de Dios.

“Esta es la gran tentación, de ayer y de hoy: ‘serán como Dios’, susurró la serpiente.  Querer ser como Dios, sin nada ni nadie a quien obedecer, ser centro de todo y de todos para no servir a nadie y servirse de todo y de todos”, afirmó.

Luego aseguró que no es fácil explicar al hombre de hoy qué es el pecado, pues éste está habituado a contemplarlo en todas sus formas como parte del éxito y del triunfo. “Es muy difícil encontrar a un héroe de la pantalla que no salpique de sangre a todos los espectadores; parece casi imposible mantener la trama de una telenovela si no se alimenta de engaños, traiciones y adulterios; pareciera que no se puede ser triunfador o moderno si no se es adicto a alguna “marranilla” de moda o si no se tiene alguna desviación que lo haga aparecer muy liberado”.

Aseguró que los grandes defraudadores y los secuestradores son presentados de tal forma que “se antoja pedirles un autógrafo”, y luego la sociedad se escandaliza si los niños portan armas de fuego y comienzan a asesinar en las escuelas; se rasgan las vestiduras cuando los jóvenes buscan por todos los medios las fiestas en donde se facilitan las drogas. Y es que –advirtió– “si sembramos vientos, cosecharemos tempestades”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5156Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
Card. Rivera en diálogo franco y abierto con los jóvenesIII Visita Pastoral / VII Vicaría. 6to. Decanato

 

Card. Rivera en diálogo franco y abierto con los jóvenes

 

·         “Todos somos la Iglesia, y la Iglesia es comunión, convivencia, estar unidos”, recordó el Arzobispo de México a los jóvenes de Iztapalapa.

 

Francisco Luna Macías

Para el 6to. Decanato de la VII Vicaría Episcopal, el jueves 6 de marzo fue una jornada intensa al mostrarle al Sr. Cardenal Rivera Carrera sus avances pastorales. Se realizó al inicio una reunión, donde los integrantes de dicha circunscripción presentaron sus respectivos informes de actividades.

Mons. Antonio Lerma Nolasco, titular de la VII Vicaría Episcopal, informó al Sr. Cardenal que todas las parroquias del decanato cuentan con una agrupación juvenil, así como un seguimiento de las vocaciones desde que los niños son monaguillos hasta que llegan a jóvenes y deciden seguir su preparación para el sacerdocio, o que actualmente se encuentran inscritos en alguno de los seminarios de esta Arquidiócesis.

Se revisaron varios aspectos del decanato como el estado de salud de los sacerdotes que atienden a la comunidad, como el estado de la economía, así como una evaluación de los planes pastorales que desarrolla cada parroquia. El Sr. Cardenal respondía a cada informe con una oportuna observación, especialmente cuando le presentaban novedosos proyectos en un salón de la Parroquia Santa María de Guadalupe, sede decanal.

El Sr. Cardenal aprovechó la ocasión para extender una felicitación a los sacerdotes del Decanto, especialmente por su dedicación para incrementar el número de vocaciones hacia el sacerdocio o la vida religiosa, así como en la atención de los sectores juveniles.

“Es mi deseo felicitar a todos, a Mons. Lerma Nolasco, a los presbíteros y laicos de este decanato, porque los veo comprometidos con sus tareas pastorales. A veces, quisiéramos lograr mejores resultados, pero los ambientes y las circunstancias no siempre lo permiten. El Señor nos llama siempre a realizar nuestro mejor esfuerzo: “Vayan, den fruto, y que el fruto permanezca”.

Añadió: “Es importante preparar el campo al Señor para que Él siga en medio de nosotros. Recuerden que a Jesús no le faltaron dificultades. Desde que entramos a dar un servicio, nosotros sabíamos que íbamos a contracorriente. Ánimo y gracias por su trabajo”.

Un poco más tarde, el Sr. Arzobispo de México se dirigió al templo donde le esperaban niños, jóvenes y adultos que acudieron a recibirlo después de cubrir su jornada laboral, señoras amas de casa, personas adultas mayores, que bajo la dirección de sus párrocos se organizaron para esta Visita Pastoral.

Vítores, aplausos y porras le prodigaron al Sr. Cardenal Rivera Carrera, quien pasó a ocupar una mesa en compañía de Mons. Lerma Nolasco. Los representantes designados por cada parroquia procedieron a dar un breve informe de lo que ahí se realiza para atender a los enfermos, la manera en que salen en búsqueda de los jóvenes y los alejados, así como enseñanza e instrucción; en fin, una serie de actividades que se realizan de las que forman parte sustancial personas de todas las edades.

Luego siguió un informe de los laicos, quienes establecieron contacto con la autoridad civil a favor de mejorar la seguridad en esa zona de Iztapalapa –donde aún hay elevados niveles de violencia intrafamiliar, delincuencia, drogadicción y prostitución–, a través de una iniciativa del gobierno delegacional para la instalación de alarmas vecinales en caso de siniestro o actos vandálicos.

El diálogo con jóvenes

Para el Sr. Cardenal Rivera Carrera son sumamente importantes los jóvenes en el futuro de la Iglesia Católica, por lo que dialogó con ellos para responder a algunas inquietudes que le plantearon. Les explicó a detalle tres grandes acciones que se realizan en la Iglesia: la Eucaristía, el Kerigma y la Caridad.

En ese diálogo franco y abierto con los jóvenes, el Sr. Cardenal les interrogó sobre aquellos aspectos que les gustan o les disgustan de la Iglesia, y procedió a responder a sus comentarios. Una chica alabó la apertura y tener cerca al Sr. Cardenal: “No estamos solos, aquí está nuestro Pastor”, a lo que respondió: “Sí, porque nuestra función es compartir las alegrías y tristezas del pueblo de Dios; por eso, los sacerdotes estamos cerca de ustedes”.

Le agradecieron el hecho de que cada vez haya más actividades para los jóvenes en las parroquias. Una joven le dijo: “Ahora, estamos en compañía de más jóvenes, organizamos cineclubes”. A lo que el Cardenal Rivera respondió: “Eso que mencionas es muy importante, es que nosotros (todos) somos la Iglesia, y la Iglesia es comunión, convivencia, estar unidos”.

Un joven tomó la palabra para dirigirse al Sr. Arzobispo, y decirle: “Lo que no me gusta es que piensen que esta Iglesia es aburrida o anticuada”. Por lo que le respondió: “Hay algunas Iglesias que son aburridas, donde no se le oye al sacerdote o donde no hay quien lea bien las Lecturas. Se necesita la participación de todos porque, si no la alegramos, se vuelve aburrida”.

Así respondió a las inquietudes que le plantearon los sectores juveniles. Más tarde, el Sr. Cardenal encabezó la celebración Eucarística. Al concluir, la comunidad en pleno disfrutó de unos momentos especiales en compañía del Sr. Arzobispo de México durante una fiesta popular.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5153Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
“Que toda parroquia busque a sus futuros sacerdotes”III Visita Pastoral / VII Vicaría Episcopal. 1er. Decanato

 

“Que toda parroquia busque a sus futuros sacerdotes”

 

·         Asegura el Sr. Cardenal que sería muy bueno tener un sacerdote de cada parroquia.

 

Francisco Luna Macías

El viernes 7 de marzo el Card. Norberto Rivera Carrera visitó el 1er. Decanato de la VII Vicaría Episcopal, donde en un primer momento hubo una reunión con los sacerdotes del mismo. El padre decano Alberto Lozano presentó a cada uno de ellos, un “equipo” variado y multidisciplinario que, en sus palabras, “sabe seguir a Cristo en la fe, pero no podemos hacerlo solos; por ello, nos alegra su visita, su presencia”.

Los sacerdotes y diáconos permanentes presentes en esta reunión, realizada en un salón de la Parroquia Nuestra Señora de la Encarnación, estuvieron acompañados del Obispo Auxiliar de la VII Vicaría Episcopal, Mons. Jesús Antonio Lerma Nolasco, y tuvieron oportunidad de exponer algunos proyectos e inquietudes al Sr. Cardenal, así como informarle sobre la situación del Decanato compuesto por 13 parroquias y dos rectorías.

El Sr. Arzobispo les hizo algunas recomendaciones sobre el cuidado de la economía de las parroquias en el sentido de que se rodeen “de personas de mucha confianza, con experiencia en el manejo de los asuntos económicos pero que tengan sentido de la Iglesia”.

Abordaron temas como la labor que realiza el Decanato en favor de las vocaciones –que es uno de los temas fundamentales de esta III Visita Pastoral–, donde le plantearon al titular de esta Arquidiócesis algunos proyectos sumamente interesantes para promover el encuentro de los padres con sus hijos a través de las prácticas deportivas, y plantearles el tema vocacional.

A manera de respuesta, el cardenal Rivera Carrera aconsejó a los párrocos mantener el nivel de promoción vocacional y no esperar a que lleguen los subsidios y acciones por parte de la Arquidiócesis. Cada presbítero le informó sobre aquellos jóvenes a los que se les brinda acompañamiento mediante la Pastoral Juvenil, los grupos parroquiales, el grupo Arco Iris o el Movimiento de Jornadas Juveniles de Vida Cristiana.

Un tema que abordaron en esta reunió fue el surgimiento de un grupo de muchachos homosexuales y lesbianas (incluso algunos ya casados), pero que anhelan seguir a Jesucristo. El Sr. Arzobispo indicó al respecto: “Se trata de un tema delicado, aunque el criterio de la Iglesia es claro: por ser humanos, tienen derechos, por lo que no solo esperan respeto sino también nuestra colaboración para que ejerzan sus derechos humanos”.

Al concluir esta reunión, el Sr. Arzobispo acudió a un salón de usos múltiples donde se reunió con la comunidad. Al escuchar el nombre de cada templo, los fieles representantes se pusieron de pie para presentarse ante el cardenal Rivera.

Los laicos le informaron de sus avances en su propia formación, al igual que la ayuda a las personas que lo necesitan, ya que recordaron que este Decanato se caracteriza por atender diferentes pastorales, como: visitas a enfermos en los hospitales, ayuda a los migrantes, promoción de vocaciones, formación de grupos juveniles, estudios bíblicos, entre otros.

 

Jóvenes dispuestos a misionar

Cuando llamaron a los adolescentes y jóvenes, estos se reunieron entorno al Sr. Arzobispo. Fueron bastantes los que tomaron el micrófono para manifestarle inquietudes propias de la juventud, y expresaron que les motiva la unidad con sus compañeros.

Son jóvenes que se mostraron dispuestos a salir a alguna misión, ya sea a algún estado del país, o también a las misiones urbanas que planteó el Sr. Arzobispo durante la reunión previa, por lo que pidieron más actividades “donde nos podamos desarrollar y hacer lío”, como ha dicho el Papa Francisco.

Uno a uno, los muchachos le plantearon sus inquietudes. Un joven que anhela servir a Dios a través del sacerdocio tomó el micrófono para solicitarle un abrazo al Sr. Cardenal, quien le extendió los brazos. Ante tales muestras de afecto de la juventud local, el Arzobispo de México afirmó: “Me hace muy feliz ese sentir que expresan los jóvenes que vienen a la Iglesia y la miran como algo que les pertenece”.

Motivó a esta comunidad a que siga alentando y orando por las vocaciones: “Qué bueno sería tener un sacerdote de cada parroquia. Nosotros (como sacerdotes) vamos pasando, y tenemos que ver quién va a ser sacerdote de nuestra Iglesia, para ser en un futuro cabeza de la comunidad”.

Agregó: “Me doy cuenta que les entristece separarse de sus compañeros, pero esa es la naturaleza de los grupos juveniles, tienen que separarse por motivos de estudio, trabajo o cambio de domicilio. Me gusta escuchar que se apapachan y se quieran entre ustedes, pero también deben salir a buscar a los pobres y enfermos, porque la Iglesia es misionera y su función primordial es mostrar a Cristo, anunciar a Cristo”.

Les recordó que los domingos se reúne con agrupaciones juveniles en la Catedral Metropolitana, y los invitó a que acudan a la Misa del mediodía. En un ambiente de alegría, los fieles pasaron al templo para participar de la celebración litúrgica encabezada por el Sr. Cardenal.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5152Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
Tenemos que renovar la Iglesia: Card. Rivera CarreraIII Visita Pastoral / VII Vicaría. 5to. Decanato

 

Tenemos que renovar la Iglesia: Card. Rivera Carrera

 

• El Arzobispo de México llamó a los fieles a emprender nuevos caminos para anunciar el Evangelio.

 

Zoila Bustillo

“¡Viva nuestro Pastor!”, gritaban los files del quinto decanato de la VII Vicaría “San Pablo Apóstol” al paso del cardenal Norberto Rivera Carrera, quien el pasado 12 de marzo llegó a la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en el marco de su III Visita Pastoral como Arzobispo de México, y en la cual pondrá especial interés en los jóvenes y las vocaciones.

Con esta jornada, el Sr. Cardenal cerró la primera etapa de su recorrido pastoral por la VII Vicaría, luego de conocer el trabajo evangelizador que se realiza en cuatro de los nueve decanatos que agrupan las 101 parroquias y rectorías de esta zona territorial, la más extensa de la Arquidiócesis de México.

“Ha sido muy gratificante la cercanía de nuestro Pastor, tanto para los sacerdotes como para la gente; es un encuentro que vine a impulsar la misión que estamos realizando”, expresó el Obispo Auxiliar de la VII Vicaría, Mons. Antonio Lerma Nolasco, al hacer un balance de esta etapa de la Visita Pastoral.

El quinto decanato lleva por nombre “San Judas Tadeo” y está conformado por siete parroquias y una rectoría, que son atendidas por ocho sacerdotes, un diácono permanente y otro transitorio.

La reunión comenzó con un encuentro del cardenal Rivera Carrera y los sacerdotes: “Le abrimos nuestros corazones en esta oportunidad de su cercanía, cuenta con nuestro cariño y obediencia; esperamos que su visita sea luz y que su palabra nos aliente y nos fortalezca”, le dijo el padre decano Lázaro Durán, al darle la bienvenida.

Ya instalada la reunión, Mons. Lerma Nolasco rindió un informe al Sr. Cardenal sobre la situación de salud y económica de los sacerdotes del quinto decanato, así como del estado físico y financiero de los templos, pero sobre todo de la labor evangelizadora que se lleva a cabo, especialmente en lo que se refiere a jóvenes y vocaciones.

Las noticias sobre el fruto del trabajo en estos últimos tópicos, fueron alentadoras. La mayoría de las parroquias cuentan con grupos juveniles como Alfa y Omega, Lithos Misioneros, monaguillos y los coros, que se esfuerzan por sumar más jóvenes a la Iglesia.

En materia de vocaciones se informó al Sr. Cardenal sobre el acompañamiento que se está dando a once aspirantes al sacerdocio, incluyendo un adulto de 43 años.

 

Laicos dicen presente

En un segundo momento, el Arzobispo de México se encontró con los miembros de los diferentes grupos de laicos que apoyan la evangelización en las parroquias Divina Providencia, Jesús Nazareno, Nuestra Señora de Lourdes, Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, Sagrado Corazón de Jesús, San Juan Bautista, Transfiguración del Señor y la recorría Santa María Reyna.

De ellos escuchó los avances en la Misión Permanente, sus problemas y tropiezos, los animó a seguir adelante para llevar la Palabra Dios a todos los alejados, atraer a las nuevas generaciones a la Iglesia y promover las vocaciones.

Un momento especial tuvieron los grupos juveniles quienes comunicaron al Card. Rivera Carrera los detalles de su trabajo. Destacaron la Pascua Juvenil que se vivirá en todo el decanato, del 13 al 20 de abril, durante la cual los jóvenes participarán en pláticas espirituales, sociales, talleres y actividades deportivas.

También los preparativos para replicar experiencias como las que se viven en las Comunidad Ecuménica de Taizé y la Jornada Mundial de la Juventud.

Los jóvenes le informaron además sobre su labor social, especialmente el voluntariado que realizan en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón de Iztapalapa, que es atendido espiritualmente por los padres del quinto decanato.

Representantes de este centro de rehabilitación entregaron un reconocimiento al Card. Rivera Carrera como agradecimiento al apoyo recibido, gracias al cual, en dos años, 57 niños con capacidades diferentes han recibido la Primera Comunión, 15 la Confirmación, 14 el Bautismo y 23 más están en el Catecismo.

La jornada concluyó con la celebración de la Santa Misa. Durante su homilía, el Arzobispo de México agradeció el trabajo de los presbíteros y los fieles en esa parte de la delegación Iztapalapa. A los laicos les recordó que el Obispo y los sacerdotes son la cabeza de Cristo, pero que ellos forman el cuerpo, y que tienen la responsabilidad de hacer su Iglesia crezca y se renueve.

Destacó además la importancia de la conversión pastoral de la Iglesia, que necesita estar siempre en continua renovación, no quedarse encerrada en la sacristía, “como muchos quisieran”. “La Iglesia tiene que salir a anunciar con imaginación el Evangelio a los alejados y a las nuevas generaciones, para que el Evangelio resuene con nuevos contenidos, con nuevas formas de vivir la vida cristiana, que lleve una voz de esperanzan a todas aquellas gentes que muchas veces no le encuentran sentido a su vida”, concluyó.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5151Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
Relación de esposos repercute en la conciencia de los hijos sobre el matrimonio y la familiaRelación de esposos repercute en la conciencia

de los hijos sobre el matrimonio y la familia

 

• La forma en que viven su matrimonio el papá y la mamá, es una experiencia que dejará huella en los niños, advierte el Directorio Pastoral Para el Matrimonio.

 

Zoila Bustillo

Los cambios culturales que afronta la sociedad actual afectan la configuración tradicional de la familia, dando lugar a la formación de familias menos sólidas con tendencias a no casarse, a postergar el matrimonio y a tener pocos hijos, además de que aumentan las separaciones y divorcios, de los que emergen “nuevas formas”  de relación.

Ante esta “fuerte crisis” que enfrenta el matrimonio y la familia, la Iglesia tiene la responsabilidad de dar testimonio de que estas dos instituciones constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad y de ofrecer ayuda y acompañamiento a las mismas en todas sus etapas y situaciones.

Para responder a este desafío, el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó en septiembre del 2013 el Directorio Pastoral Arquidiocesano para el Sacramento del Matrimonio, que abarca cuatro grandes áreas de acción.

En la primera parte se establecen las directrices para orientar a los padres de familia,  sacerdotes y agentes de pastoral en la formación de los niños y adolescentes, ya que la convivencia y educación en estas etapas será decisiva en la vida de las personas que más tarde se unirán en matrimonio.

 

En la infancia

“El ambiente familiar, en particular, la forma en que viven su matrimonio el papá y la mamá, es una experiencia que dejará huella, que tendrá repercusiones en la conciencia de los hijos y en su valoración futura del matrimonio y la familia”, advierte el documento.

En ese sentido, destaca la importancia de que sean los papás quienes atiendan la educación sexual desde los primeros años de los hijos, “con los principios que nacen de la fe en Cristo, es decir, valorando el amor como don de sí”.

Otra de las prioridades que establece el Directorio Pastoral Arquidiocesano para el Sacramento del Matrimonio es la atención de las familias que se acercan a la parroquia para la iniciación cristiana de los hijos.

“Es responsabilidad de la comunidad eclesial cuidar que la comunicación de la gracia de Cristo se realice cimentando y enriqueciendo todas las dimensiones de la persona humana, es decir, integralmente”, señala.

Recuerda a los sacerdotes que el Sacramento del Bautismo es un momento privilegiado para  conocer y acompañar al bautizado en su entorno familiar y social, por lo que recomienda tomar en cuenta los señalamientos del Directorio Pastoral para los Sacramentos de la Iniciación Cristiana.

 

La adolescencia

Al referirse a la adolescencia y la juventud, el documento advierte que si en esta etapa de la vida no se recibe un apoyo consciente para desarrollar la personalidad, “la inmadurez resultante suele provocar indefinición, ausencia de proyecto de vida y de convicciones que lo sostengan”. Agrega que esta situación hace que los adolescentes y jóvenes sean muy frágiles ante el influjo de su entorno social, que frecuentemente induce en ellos criterios ajenos a la dignidad de su persona y a la fe.

Es por ello que “el acompañamiento pastoral deberá ayudar a los adolescentes y jóvenes a adquirir capacidad crítica ante el ambiente, y saber discernir con valentía los valores que la fe nos propone y que son menospreciados en el mundo de hoy”, indica.

Reconoce que existen algunos vacíos en el acompañamiento de los adolescentes, por lo que invita a los catequistas y animadores de Pastoral Juvenil y Vocacional a “interesarse a fondo” en esta tarea que deben encabezar los sacerdotes.

El directorio precisa que es necesario inventar modalidades de formación para dar continuidad a las etapas de iniciación cristiana de los adolescentes en el período anterior al noviazgo formal. “En las parroquias se debe tomar la iniciativa para brindar a las familias un espacio donde se comunique que el amor responsable es sano y realiza; donde se abra una vía de humanización”.

Recomienda escuelas para padres como un modelo que puede adaptarse a las distintas realidades sociales de la Ciudad de México, porque “todo lo que signifique apoyar a los padres de familia en su labor educativa de sus hijos será de suma importancia, pues ellos son los agentes reales de esta etapa remota, que es una siembra de la cual dependerá el futuro”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5149Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
Cardenal Norberto Rivera, al Consejo de Economía del Papa Cardenal Norberto Rivera, al Consejo de Economía del Papa

 

DLF Redacción

La Arquidiócesis de México felicitó al Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera por su nombramiento como integrante de los 15 miembros del Consejo para la Economía del recién creado Ministerio de Economía del Estado Vaticano.

El cardenal Rivera ya era integrante de la Comisión Pontificia para la Organización de la Estructura Económica-Administrativa de la Santa Sede, la cual ahora es sustituida por el Consejo para la Economía, que deja de ser una institución meramente consultiva para tener ahora facultades en la toma de decisiones, nuevo rol que estará detallado en los estatutos.

El Arzobispo de México ahora asume esta nueva responsabilidad al lado de otros siete cardenales más y siete laicos especialistas en el tema, quienes durante cinco años elaborarán las directrices que tiene que cumplir la recién creada Secretaria para la Economía, y se reunirá al menos dos veces al año para preparar o analizar informes sobre las actividades económicas de la Santa Sede.

El Coordinador de los 15 miembros de este Consejo, designado por el Papa Francisco, es el arzobispo de Munich y Frisinga, el Cardenal Reinhard Marx. Los otros cardenales son el arzobispo de Lima, Perú, Juan Luis Cipriani; el arzobispo de Galveston-Houston, (Estados Unidos) Daniel Di Nardo; el arzobispo de Durban (Sudáfrica), Wilfrid Fox Napier; el arzobispo de Burdeos (Francia), Jean-Pierre Ricard; el arzobispo de Hong Kong, John Tong Hon y el vicario general del Papa en Roma, AgostinoVallini.

Por su parte, los siete laicos que se integran al Consejo son el español Enrique Llano Cueto; el francés Jean-Baptiste de Franssu, el canadiense John Kyle, el alemán Jochen Messemer, el italiano Francesco Vermiglioy George Yeo, de Singapur.

El Consejo para la Economía determinará las políticas y las directivas, y la Secretaría para la Economía las pondrá en marcha. Su primera reunión de trabajo será en mayo próximo.

La creación del Consejo y la Secretaría para la Economía serán clave hacia la consolidación de las actuales estructuras de gestión de la Santa Sede y para mejorar la coordinación y vigilancia de las cuestiones económicas-administrativas.

De acuerdo con el Motu Proprio del Papa Francisco con el que creó estos organismos, la Iglesia además de “tutelar y gestionar con atención sus propios bienes” también tiene que utilizar sus recursos con “particular premura hacia los más necesitados”.

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5143Sun, 16 Mar 2014 00:00:00 GMT
“Reconciliémonos con Dios en esta Cuaresma”: Card. Rivera “Reconciliémonos con Dios en esta Cuaresma”: Card. Rivera

 

• El Arzobispo de México impuso la ceniza a los fieles en la Catedral de México al inicio de este tiempo penitencial.

 

Francisco Luna Macías

Los fieles comenzaron a congregarse en la Catedral Metropolitana para participar de esta ceremonia, a partir de la cual debe procurarse “una verdadera conversión en la Cuaresma”, como la señaló el Card. Norberto Rivera Carrera.

Al inicio de la ceremonia, el Sr. Arzobispo elevó una plegaria en favor de los fieles: “Que la gracia de Jesucristo, que nos llama a la conversión, esté con ustedes”, al tiempo que pidió que los creyentes salgan fortalecidos por el ayuno y el auxilio de la penitencia, “para que vivan una conversión auténtica, con la mirada hacia Dios, porque a nosotros nos corresponde realizar la paz, la alegría y el amor”.

En la Arquidiócesis de México dio inicio la Cuaresma con la imposición de ceniza por parte del Sr. Card. Norberto Rivera Carrera a los fieles que acudieron a la Catedral Metropolitana, un tiempo en el que los creyentes están llamados “no solo a realizar actos exteriores, sino a convertirse de corazón y reconciliarse con Dios”, como mencionó el Cardenal.

Más tarde, durante su homilía, reflexionó en torno a una lectura del Antiguo Testamento: “Y para el profeta (Joel) no solamente es cuestión de cambiar de actitudes, de obras. La conversión lleva un elemento mucho más importante: regresar a Dios, abrirle el corazón a Dios, aceptar a Dios en la propia vida. Ese es el camino de la verdadera penitencia”.

Habló de los actos que mortifican al cuerpo, que son importantes, aunque aclaró que la Cuaresma es más que eso. “No basta la mortificación, no basta tampoco, simplemente, cambiar de obras, como si nosotros creyéramos en una salvación que se obtiene por las obras, una justificación que se alcanza por méritos propios, no basta cambiar de moral. Es necesario algo más profundo: sentirse creatura, perteneciente a Dios, abrirle el corazón a Dios, ponerse totalmente en sus manos, hacer su voluntad”.

Y luego, acerca del Evangelio, explicó que aun cuando Jesucristo se retiró a la oración e hizo ayunos no puso en lo anterior la conversión y la penitencia, sino que vino a predicar y anunciar una nueva moral, aunque aclaró que lo antes mencionado tampoco resulta suficiente: “Jesucristo viene a anunciarnos la gran novedad: ‘Sacrificios y holocaustos no te gradaron, pero me diste un cuerpo mortal, y aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad’”.

“La verdadera conversión no es solamente dejar el mal sino el ponerse en el campo de Dios, en la pertenencia de Dios, en el dominio de Dios. Esa es la verdadera penitencia a la que estamos llamados”. El mensaje de su homilía se centra en el deseo de que “Ojalá y que nosotros en este tiempo multipliquemos nuestros actos de caridad, de justicia, de piedad, de austeridad”.

Pero, más aún, consideró que “toda la Cuaresma tiene sentido cuando se encamina a la celebración de la Pascua, a celebrar la muerte y resurrección del Señor. No como un acontecimiento del pasado, sino como algo que estamos viviendo en nuestra propia vida para que Cristo crezca en nosotros… para que se haga realidad en nosotros esa muerte y esa vida nueva que Jesucristo nos trajo con su misterio”.

El Sr. Cardenal procedió a bendecir la ceniza: “Pidamos a Dios que bendiga con su gracia esta ceniza, que en señal de penitencia vamos a imponer sobre nuestras cabezas”. Primeramente, el Sr. Deán de Catedral Manuel Arellano impuso la ceniza al Sr. Arzobispo, luego él la impuso al Sr. Deán, a los miembros del Cabildo Metropolitano y sacerdotes que lo acompañaron en esta ceremonia. Posteriormente, colocó la ceniza sobre la cabeza de los fieles formados en el pasillo central, donde repetía las palabras: “Arrepiéntete y cree en el Evangelio… Acuérdate que eres polvo y al polvo haz de volver…”, previo a la conclusión de la ceremonia.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5125Sun, 09 Mar 2014 00:00:00 GMT
Inicia el Arzobispo de México su tercera Visita PastoralIII Visita Pastoral / VII Vicaría Episcopal

 

Inicia el Arzobispo de México su tercera Visita Pastoral

 

• El cardenal Rivera Carrera recorrerá todo el territorio de la Arquidiócesis de México poniendo especial interés en los jóvenes y vocaciones.

 

Zoila Bustillo

El cardenal Norberto Rivera Carrera inició el pasado martes su tercera Visita Pastoral, durante la cual recorrerá las ocho Vicarías Episcopales en que se divide el territorio de la Arquidiócesis de México, donde el 82 por ciento de la población es católica, con más de siete millones de fieles.

Este será su tercer recorrido pastoral, desde 1995 cuando fue nombrado como el 34 sucesor de sucesor de Fray Juan de Zumárraga y el cuarto Arzobispo Primado de México, y tiene como objetivo conocer de primera mano el caminar de la evangelización en cada uno de los templos, poniendo especial énfasis en el trabajo que se realiza para incrementar las vocaciones y la presencia de los jóvenes en la Iglesia.

La Visita Pastoral inició en el cuarto decanato de la VII Vicaría “San Pablo Apóstol”, que está integrado por seis parroquias y tres rectorías, las cuales son atendidas por nueve sacerdotes y tres diáconos permanentes.

El Arzobispo de México llegó a la Parroquia San Andrés Apóstol, en el pueblo de San Andrés Tomatlán, donde en un primer momento se reunió con el Obispo Auxiliar de la VII Vicaría, Mons. Antonio Lerma Nolasco, los responsables de la Pastoral Juvenil y Vocacional de esa zona, así como los presbíteros del cuarto decanato.

Fue recibido por el padre decano Jairo Román del Real, quien manifestó la alegría por la presencia de “nuestro pastor y guía”. Posteriormente, el Sr. Cardenal escuchó un informe de la actividad evangelizadora que se realiza en esa porción de la delegación Tláhuac, poniendo especial interés en los jóvenes y las vocaciones.

Ante el planteamiento de los sacerdotes sobre la dificultad que representa atraer a las nuevas generaciones, el cardenal Rivera Carrera los animó para que a pesar de las dificultades trabajen fuertemente a fin de que la opción preferencial por los jóvenes sea algo más efectivo y concreto.

“Sé que es un trabajo a veces ingrato, no muy redituable, pero fundamental para el futuro de la Iglesia; necesitamos a los jóvenes para que la Iglesia tenga un nuevo rostro”, les dijo.

Posteriormente, fue recibido con un fuerte aplauso por los miembros de los grupos de pastoral que ya lo aguardaban al interior del templo. Uno a uno, los movimientos laicales fueron presentando al Sr. Arzobispo un informe de sus actividades dentro y fuera de las parroquias.

Un momento especial fue la participación de un numeroso grupos de jóvenes que dijeron “presente” al llamado de su Pastor, quien se tomó el tiempo necesario para saludarlos de manera personal y escuchar sus propuestas e inquietudes.

Aprovechó para pedir a todos los grupos de pastoral, incluyendo a las mayordomías, que hagan sentir a los jóvenes que son miembros de la Iglesia, “porque los necesitamos, ellos pueden anunciar el Evangelio con nuevas formas y nuevos métodos, el Evangelio no tiene futuro sin ellos, la Iglesia no tiene futuro sin su presencia”.

“Necesitamos –agregó– que los jóvenes vengan y se encuentren con Jesucristo, que se enamoren de Él, porque es el único que le puede dar sentido a su existencia, que puede cambiar sus vidas”.

Para finalizar la jornada, ya entrada la noche, el cardenal Rivera Carrera celebró la Santa Misa para un gran número de fieles que abarrotaron el templo. Su homilía también estuvo dedicada a la opción preferencial por los jóvenes y las vocaciones.

“Estamos viviendo cambios profundos, muchos salen lastimados, muchos salen heridos, pero tenemos que vivir con la esperanza de un mundo nuevo, un mundo mejor al que hemos recibido, por eso necesitamos a los jóvenes, para que renueven nuestra sociedad con valores muy distintos, que realmente tengan sustento en una nueva cultura”, manifestó.

Hizo hincapié en la necesidad de contar con una Pastoral Juvenil organizada, de conjunto, donde todos trabajen por el mismo objetivo para no dar “palos de ciego”, pero sobre todo, que sea una Pastoral Juvenil al estilo de Jesús, teniendo siempre presente que  Él “mirándolo a los ojos, lo amo”.

“Lo más importante es que el joven en nuestra Iglesia se sienta amado, se sienta querido, valorados, bien recibido, que les hagamos sentir a esos muchachos que la Iglesia Católica es su casa, que sientan que los estamos esperando como al hijo pródigo, sin reproches, sin juzgarlos, con el grande amor del Padre”.

Al finalizar agradeció el emotivo recibimiento de los feligreses y rompió con las medidas de seguridad para saludar y bendecir a la multitud que no dejaba de brindarle muestras de cariño. Para despedir a su Pastor, el pueblo de San Andrés Tomatlán iluminó el cielo con fuegos artificiales.

 

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5113Sun, 09 Mar 2014 00:00:00 GMT
Las familias están llamadas a ser felices: Card. Rivera 

Las familias están llamadas a ser felices: Card. Rivera

Carlos Villa Roiz

Al celebrar el Día de la Familia en la Catedral de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera lamentó que algunas familias sean sólo una “máscara” de esa institución, “que por fuera se presentan sonrientes y por dentro viven una tremenda tragedia”.

“Cuántas familias –precisó el Sr. Arzobispo– son sólo una fachada que se presenta a la sociedad como si fueran felices o fueran perfectas y no son sino una máscara. O cuántas familias parecen tener un rostro de tristeza pero tienen debajo un corazón inmenso, generoso”.

Explicó que “cada familia tiene un modo de ser diferente, pero todas están llamadas a una misma vocación: la de ser felices, la de dar realización a cada uno de sus miembros, la de conducir, en términos cristianos, a la santidad a los que la forman”.

Hizo alusión al Papa Francisco, quien hace unos días señaló que la familia es el lugar donde el ser humano encuentra su realización, donde cada uno va aprendiendo a ser feliz: la familia es el lugar donde se unen en un corazón las diversas generaciones”.

También se refirió al egoísmo que muchas veces acaba con la familia: “un egoísmo que en la cultura moderna se ha puesto la máscara del consumir por consumir, o de la mentalidad materialista que da más importancia al tener de las personas que al ser personas, o el utilitarismo que sólo considera a los demás en la medida en que me sirven para algo.”

“Frente a estas situaciones –concluyó– la familia no está sola, pues Jesús viene a su encuentro para que las diferentes generaciones se encuentren y se unan. Él es la fuente inagotable de ese amor que vence todo egoísmo, toda soledad, toda tristeza”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5109Sun, 09 Mar 2014 00:00:00 GMT
Hallan elementos para canonizar a jesuitas de Durango• Aporta nuevos datos el libro de la autoría del investigador Víctor Campa.

 

El nuevo libro Los Jesuitas: Misión, Educación y Ciencia. La Compañía de Jesús en Durango, de la autoría del investigador Víctor Campa Mendoza, es una espléndida recopilación de la historia de la Compañía de Jesús, fundada por san Ignacio de Loyola, su influencia alrededor del mundo y en México, particularmente en una región que hoy es parte del estado de Durango.

Entre muchas contribuciones, el libro aporta elementos que confirman la santidad de aquellos que “dieron su vida hasta el martirio”, como fueron los jesuitas de Tepehuanes, en las misiones de Durango. Evidencias con las que será posible continuar los procesos de beatificación y canonización de estos mártires que difundieron el Evangelio en esas tierras, y que fueron sacrificados hacia 1616, como indica el texto a partir de la página 222:

“El padre Héctor Alejandro Frías Ramírez, entonces Vicario Episcopal de Laicos, y párroco de San Pedro y San Pablo, contaba que desde fines del s. XIX existió una iniciativa de beatificación de los mártires de 1616, comenzada por los mismos jesuitas, pero detenida desde entonces”.

Y añade: “Hoy muchas dudas ya se pueden aclarar acerca de la localización de los restos de estos mártires jesuitas que estaban enterrados en una antigua iglesia que se derrumbó… Hallaron intactas las imágenes de Cristo, la del Padre san Ignacio y la de la Virgen María; desenterraron, asimismo, los cuerpos de los mártires de Tepehuanes…”

El volumen contiene una sección donde se manifiesta la presencia de los Jesuitas en la Nueva España con sus conventos, colegios, iglesias que edificaron en el territorio nacional, como el Colegio de San Ildefonso y la Iglesia de la Profesa (en la Ciudad de México), también la Iglesia de la Compañía de Jesús (en Michoacán), por mencionar algunas.

El investigador hizo una dedicatoria especial de este libro al Santo Padre Francisco, el primer Papa jesuita de la historia y primer pontífice proveniente del nuevo continente. El mismo autor hizo llegar uno de los primeros ejemplares de este libro conmemorativo del 450 aniversario de la fundación de la capital duranguense (en 2014), al Sr. Card. Norberto Rivera Carrera, quien es originario de ese estado del país.

En el prólogo se señala: “el presente trabajo tiene como finalidad hacer justicia al mérito como reconocimiento a los primeros educadores científicos religiosos en el mundo, a los jesuitas, en: Europa, Asia, África, la Nueva España y la Nueva Vizcaya, que con sacrificios y ejemplos supra humanos de dedicación, entrega… su obra contribuyó a consolidar la estructura social del mundo, en especial del México colonial y actual…”

Se trata de una edición ilustrada, que amplía de una forma por demás informada la historia de los jesuitas, que: “ha sido y es una historia difícil... misioneros y educadores, viajeros y descubridores, cartógrafos y geógrafos, hombres de teología, ciencia y espiritualidad, los jesuitas han sido… una de las órdenes más importantes, controvertidas y respetadas de la cristiandad”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5090Sun, 02 Mar 2014 00:00:00 GMT
Todos los sacerdotes del DF podrán perdonar el pecado del aborto en Cuaresma• Como cada año, el Card. Rivera Carrera les otorga esta facultad que de ordinario la tienen sólo algunos sacerdotes.

 

Con la finalidad de facilitar la experiencia de la conversión y la gracia de la reconciliación durante el tiempo de Cuaresma, que inicia este 5 de marzo, Miércoles de Ceniza, el cardenal Norberto Rivera Carrera ha delegado a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis de México las facultades extraordinarias de otorgar la penitencia por el pecado del aborto que, según el canon 1398, merece la excomunión.

En tiempo ordinario, esta potestad de absolver pecados reservados la tienen únicamente los sacerdotes penitenciarios de la Basílica de Guadalupe y la Catedral Metropolitana, así como los ministros delgados por los Vicarios Episcopales en cada una de las ocho Vicarías y aquellos que ocupan el cargo de decanos.

La disposición del Arzobispo de México se da a conocer en una circular enviada a todo el presbiterio, miembros de Vida Consagra y fieles laicos de la Arquidiócesis de México, para indicar algunas normas que ayuden a vivir “fructuosamente” el momento especial de gracia que significa la Cuaresma.

En sus recomendaciones, el Card. Rivera Carrera pide también tener presente que “nuestras privaciones voluntarias pueden ayudar a aliviar las necesidades de los desvalidos, pues de este modo viviremos la actitud fundamental de la caridad cristiana, compartiendo algo de lo que tenemos”.

Recuerda además que el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo se debe observar juntamente el ayuno y la abstinencia, mientras que los demás viernes de Cuaresma sólo se obliga a la abstinencia, aunque ésta puede ser conmutada por una especial obra de caridad, de piedad u otro significativo sacrificio voluntario.

Aclara que el ayuno es obligatorio para los fieles que hayan cumplido 18 años y hasta los 59, y la abstinencia desde los 14 años en adelante, sin límite de edad.

Sobre la imposición de la ceniza, signo del inicio del caminar cuaresmal, el Card. Rivera pide a los presbíteros que se realice dentro de la celebración Eucarística o bien en celebraciones de la Palabra que, aun y cuando sean breves por la gran afluencia de fieles, les  permita  captar el sentido auténtico de este signo.

Explica que para “la imposición de la ceniza no se debe usar corchos o instrumentos semejantes, pues esto no es compatible con el significado y naturaleza de un sacramental”.

En sus encomiendas para vivir la Cuaresma, el Arzobispo  de México también invita a todos los  sacerdotes a que “nos empeñemos en dar las pláticas cuaresmales (reflexiones o ejercicios cuaresmales), para ayudar a nuestros fieles a vivir fructuosamente este tiempo de conversión”.

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5080Sun, 02 Mar 2014 00:00:00 GMT
Sacerdotes de la Arquidiócesis a retiro cuaresmalSacerdotes de la Arquidiócesis a retiro cuaresmal

 

• La santidad de Juan Pablo II y Juan XXIII será el tema central de este tradicional retiro sacerdotal.

 

Zoila Bustillo

Como parte de la formación permanente, los sacerdotes de la Arquidiócesis participarán el próximo 3 de marzo en el Retiro Espiritual de Cuaresma, en el que reflexionarán sobre la vida y enseñanzas de los próximos santos Juan XXIII y Juan Pablo II.

Este encuentro, de carácter espiritual y eclesial, se realiza todos los años el lunes anterior al Miércoles de Ceniza, cuando da inicio la Cuaresma, y reúne a todos los sacerdotes de la Iglesia capitalina encabezados por el cardenal Norberto Rivera Carrera.

En esta ocasión, los sacerdotes reflexionarán sobre dos temas: La bondad del discipulado a ejemplo del Maestro y la vida del Beato Juan XXIII y La enseñanza de Jesús, imperativo para el discipulado y la vida de Juan Pablo II.

“Después del Año de la fe convocado por el Papa Emérito Benedicto XVI y llevado a feliz término por el Papa Francisco, Dios nos regala ahora la proclamación pública de la santidad de Juan XXIII y de Juan pablo II, Papas muy amados, recordados y añorados por la Iglesia”, señala la invitación al Retiro.

Este encuentro anual “quiere ser una ayuda más para perseverar en ese camino que hemos emprendido obedientes al llamado divino: con humildad aceptemos este esfuerzo de nuestra Iglesia Arquidiocesana, preocupada por nuestro bienestar espiritual”, añade.

Como todos los años, el Retiro Espiritual de Cuaresma se realizará en el Seminario Conciliar (Casa Huipulco) y al finalizar la etapa de las reflexiones, los sacerdotes tendrán la oportunidad de intercambiar opiniones y compartir los alimentos.

 

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5073Sun, 23 Feb 2014 00:00:00 GMT
“New Age, propaganda envolvente”, asegura especialista“New Age, propaganda envolvente”, asegura especialista

 

“Las ideas del New Age, a veces se abren camino en la predicación, la catequesis, los congresos y los retiros, y así llegan a influir incluso en los católicos practicantes que tal vez no son conscientes de la incompatibilidad de esas ideas con la fe de la Iglesia”.

 

Beato Juan Pablo II

 

Miriam Apolinar

Ante la preocupación por el incremento de las prácticas y enseñanzas de corrientes filosóficas provenientes del Oriente y de otras culturas antiguas que prometen optimismo desbordante, beneficios positivos e inmediatos, así como una libre espiritualidad sin Dios, nació el Centro de Investigación sobre la Nueva Era (CISNE), organización laical católica que orienta sobre los peligros que afectan la fe cristiana ante el movimiento denominado “New Age” (Nueva era).

Sanación, buena vibra, relajación, meditación, paz, armonía y otras muchas promesas, es la oferta que promueve el New Age, un fenómeno que desde hace 15 años ha sido estudiado por un grupo de laicos y religiosos encabezados por el especialista Jaime Duarte Martínez.

“Este tema es controversial y polémico, pero necesario de difundir, sobre todo para desenmascarar a aquellos que lucran con estas prácticas engañosas, prometiéndole a la gente abundancia y sanidad; como hijos de Dios y bautizados, no podemos callar la verdad que es dar a conocer el Evangelio y a Jesucristo”, explicó Jaime Duarte Martínez, director del CISNE.

Fundado en el 2012, este centro ha realizado varias investigaciones con la finalidad de alertar a la comunidad católica sobre las consecuencias de llevar a la práctica la extensa lista de terapias y acciones que promueve este movimiento sociocultural.

“Usan principios psicológicos y lenguaje espiritual para engañar a la gente, por eso, como católicos, debemos defender activamente nuestra fe y estamos obligados a la formación continua para entender por qué el New Age es atractivo a los hombres de nuestro tiempo, sobre todo, con aquellos fieles que por falta de formación están involucrados en el tema” , destacó Duarte Martínez.

El Papa Juan Pablo II advirtió desde 1993 que este fenómeno “influenciaría incluso en los católicos practicantes que tal vez no son conscientes de la incompatibilidad de estas ideas con la fe de la Iglesia”.

Ante este gran peligro para la fe y el “boom” en el número de terapistas, astrólogos, adivinos, psíquicos, videntes y curanderos durante la última década, el Centro de Investigación promueve cursos y talleres de capacitación para laicos y religiosos a fin de que conozcan sobre este riesgoso engaño para la fe cristiana.

“Basados en la Instrucción Pastoral sobre el New Age escrito por el cardenal Norberto Rivera Carrera en el año 1996, los miembros del CISNE atendemos su llamado de difundir información o proponer contenidos que sirvan para la orientación y criterio de juicio frente a la confusión que provoca el New Age, por lo que este es un reto que involucra a toda la Iglesia”, comentó.

            Como Iglesia –agregó– debemos alentar al hombre contemporáneo, sediento de una vida espiritual y perseguido por el materialismo: “¡No temas!, el Evangelio no está en contra de ti, sino a tu favor, ¡confía en Jesús! en Él encontrarás la esperanza sólida y duradera a la que aspiras, como decía Santa Teresa de Jesús: ‘Quien a Dios tiene  nada le falta, sólo Dios basta’”.

 

Para mayores informes visita: www2.cisne.org.mx

 

 

]]>
http://www.desdelafe.mx/apps/article/templates/?z=30&a=5069Sun, 23 Feb 2014 00:00:00 GMT
Llama el Card. Rivera a atender a las familiasLlama el Card. Rivera a atender a las familias

 

·         “Las iniciativas a favor de esta institución no deben quedarse sólo en el papel”, demanda el Arzobispo de México.

 

Zoila Bustillo

En sus Orientaciones Pastorales 2014, el cardenal Norberto Rivera Carrera llama a poner nuevamente a la familia en el primer plano de las preocupaciones de la Arquidiócesis de México para renovar y fortalecer las acciones evangelizadoras a favor de esta realidad vital para la Iglesia y para la sociedad.